jueves, 17 de abril de 2014

Napoleón en Chamartín, de Benito Pérez Galdós (Reseña de Loquemeahorro)

Madrid, diciembre de 1808, Napoleón Bonaparte en persona, al frente de un ejército de más de trescientos mil hombres, se acerca a la capital dispuesto a que su hermano José vuelva al trono de España. 

Le ha obligado a esto La Descomunal batalla de los invencibles gabachos contra los ratones del Retiro, que llevó al Asalto terrible que dieron los ratones a la galleta de los franceses y terminó con La vergonzosa fuga del tío Copas.

Y mientras ¿Madrid está preparada? La triste respuesta es que no: faltan armas, munición, infraestructuras y soldados; y lo que es más triste, una lucha interna por el poder de los que están al frente de la ciudad hace imposible la organización de una buena defensa.

Los voluntarios no faltan, y que conste que nada les falta si no es fusiles, aunque tranquilos porque llevan todos unos palitroques grandes que les caen a las mil maravillas.

Lo único que sobra en las calles es patriotismo y sospechas, porque ahora cualquiera puede ser acusado (con pruebas o sin ellas) de espía de los franceses, en cuanto "el río suena". Porque como dicen muchos (antes y ahora) A mí no me consta, pero al son que me tocan, bailo. Y si el son que tocan es el linchamiento, pues se lincha y punto.


En medio de esta locura, a nadie le importa que un chico cualquiera, un adolescente huérfano y sin dinero, pierda las esperanzas de conseguir reunirse con su novia, después de que se haya descubierto que era la hija natural de una familia de la más alta nobleza.

A nadie menos a los lectores de esta primera serie de Los Episodios Nacionales que seguimos, libro a libro, tanto la Historia "con mayúsculas" de España como la de Gabriel e Inés, y la de los muchos personajes inolvidables con los que nos reencontramos: la intrigante Amaranta, el seductor Mañara, el calavera de Don Diego, o a los que vamos conociendo, como la bella y temperamental "La Zaína", el juicioso padre Castillo, y Don Roque, el vecino libertario del protagonista, que lee todos esos periódicos y panfletos en los que se habla de un nuevo concepto: el democratismo.

Palabra que luego desapareció para presentarse de nuevo al cabo de medio siglo, aunque reformada en su forma y tal vez en su significación.

Extraño ambiente el del Madrid expectante, entre el miedo y el entusiasmo, entre la formación militar acelerada y las nuevas ideas, como la francmasonería. Claro que junto a debates serios habían surgido logias más dudosas. Así algunos iban de noche a una reunión de masonería incipiente del género tonto y a otra del género cómico fúnebre, en el que el "fúnebre" lo ponía un esqueleto. 

Y así se nos presenta la vida nocturna del "señorito andaluz" Don Diego de Rumblar, que al llegar a Madrid, luego que esparcía su ánimo en aquello del esqueleto, iba en busca de entretenimientos más agradables.

Y en esos entretenimientos más agradables conoce a la Zaína, una de tantas mujeres que en aquellas noches acogían a diversos hombres en sus casas, a las que iban tanto atraídos por estas bellezas de barrio como para beber y organizar timbas. 

Hasta en casa de alguna se decía que iban hasta reyes, aunque Gabriel nos asegura que vio a altos nobles, no digo lo mismo de príncipes y reyes, pues de estos no recuerdo más que los de copas, bastos, oros y espadas.

Casi más extraña es la mezcla de panfletos, poemas y libros que se presentan en esos días, en los que se mezclan escritos serios, con libelos de títulos tan hilarantes como "Deprecación de Lucifer (...) asusta el ver entrar tantos malvados franceses en el infierno" y "Napoleón rabiando, casi-comedia".

Otros se ven capacitados para leer el futuro, como el que firma la "Carta de un filósofo lugareño que sabe en qué vendrán a parar estas misas".

Pero llega un momento en que poco importan las logias, los panfletos y las diversiones nocturnas, lo importante es que llega Napoleón, y aunque el ánimo entre los voluntarios que lo esperan no decae, y hasta esperan que si hacen una incursión hasta el cercano pueblo de Fuencarral, podrán echarle mano para llevarle a Madrid sobre un asno foncarralero.

O quién sabe si no lo sorprenderán intentando pasar desapercibido disfrazado con el traje de un payo (pueblerino) huevero.

¿Lo conseguirán? ¿O serán arrasados, porque al fin y al cabo Napoleón ha hecho siempre la guerra de mala fe

Desde luego, qué hombre este Napoleón, mira que hacer la guerra de mala fe...

Si después de tanto texto en cursiva, copiado tal cual de este quinto Episodio Nacional, y de los títulos (al parecer reales) de los patrióticos papeles que circulaban en aquel entonces por el país, no os he convencido de que es un libro lleno de sentido del humor y de inteligencia, os diré que también tiene momentos sumamente emotivos, y que contiene una de las declaraciones de amor más tiernas que he leído jamás, uno de los actos heroicos más inolvidables y uno de los finales más emocionantes que os podáis encontrar.

Y para acabar solo dos cosas: una que José Bonaparte era abstemio, como se explica en este libro, y otra que tenéis que conocer al Gran Capitán porque...

¡¡El Gran Capitán no se rinde!!

martes, 15 de abril de 2014

¿Te vienes a jugar con Sinerrata? BookTag Especial 23 de Abril

La semana que viene llega Sant Jordi/San Jorge, ¿te suena? Sí, sí, ese caballero valiente que salvó a la princesa de las garras de un malvado dragón. Sí, sí, ese dragón de cuya sangre derramada surgieron hermosas rosas rojas. Sí, sí, esas rosas rojas que simbolizan a los amantes. Y por eso el 23 de abril es el día de los enamorados...

Y de los libros, por supuesto.

Y de los enamorados y los libros.

Y de los enamorados de los libros.

Por eso Sinerrata nos propone un BookTag muy especial que, además, si lo sigues desde Serendipia, tiene sorpresa.


A todos nos encanta este 23 de abril, aunque hoy en día, con los dragones en peligro de extinción, todos seríamos más amables con la criatura, ¿verdad? Porque salvar a la princesa mola pero leerle un cuento al dragón mola mucho más.

Ahí va mi BookTag

1. Un libro para el dragón, por motivos obvios...




2. Un libro para la princesa, ojito derecho de su papi...



3. Para el caballero, porque ¿qué otro caballero compite con Mr. Darcy?




4. Para la rosa, porque todo ha sido siempre por ella...




¿Te vienes a jugar con Sinerrata? Apúntate aquí con un comentario (obligatorio), juega tu BookTag en las redes sociales (blogs, twitter, FB, ...) y tendrás una sorpresa casi tan especial como este 23 de abril. No te olvides de dejarme el enlace correspondiente en esta misma entrada y hacer mención de Sinerrata o utilizar el banner de la editorial del principio de esta entrada. 

Dragones, princesas, caballeros, rosas... ¡¡Feliz BookTag!!

P.D.: Sinerrata nos deja un enlace encantador AQUÍ por si queremos curiosear más en la Leyenda de Sant Jordi.

lunes, 14 de abril de 2014

La escritura necesaria de Rubén Angulo Alba

César se traslada a Logroño junto a sus dos pequeños hijos, Natalia y Rubén. Viudo reciente, lastrado por el dolor de los recuerdos que le acompañan, alquila una vieja casa en la ciudad y se dispone a escribir una historia de vinos, por encargo del editor. Inesperadamente bloqueado por vez primera en las tareas de la escritura, César no es ajeno a las peculiariedades de una casa que parece tener vida propia, poblada por presencias intangibles de las personas que una vez la habitaron. Obsesionado por extraños sueños, el escritor explora las viejas habitaciones y encuentra una caja llena de fotografías y cartas que se desvelan como las piezas de un puzle imposible, escalofriante. Mientras la visita de sus padres saca a flote algunos remordimientos del pasado y una atractiva mujer se enreda entre sus sábanas, César irá tirando del hilo de los recuerdos de la vieja casa a la vez que teje el principio de una nueva vida totalmente inesperada.

"Caía deslumbrante el sol del atardecer y reverberaba en las aguas del río un duplicado del puente del piedra. Al otro lado la ciudad reposaba en calma."


Se confiesa Ruben Angulo "de pueblo, muy cerca de Logroño" y siempre dispuesto a dejarse querer por algunos arcaísmos. Quizás sea precisamente por eso que su prosa (sobre todo en el uso de preposiciones y adverbios) se hace al principio algo ajena al lector desprevenido, acostumbrado quizás a un castellano más aséptico que el suyo. Y, sin embargo, superada la extrañeza inicial, es ese deje de otros tiempos en una geografía tan peculiar el que dota de una potente personalidad la escritura de este autor.

La escritura necesaria es la historia de un escritor con problemas para escribir por encargo, la de un padre con mayúsculas enamorado de su esposa ausente pero aún así totalmente presente para sus hijos, la de un curioso cómplice del destino que le tiene preparado una casa, la de un pobre hombre que anda algo perdido desde hace un tiempo. Rubén Angulo toma las riendas de la trama con firmeza y lleva a cabo su historia con los principales puntales de un protagonista con un sólido recorrido dramático y unos personajes que bailan acompasados a su alrededor (la casa y sus misterios, los padres de César, Natalia y Rubén, Virginia...).

Concisa, a veces hiriente, la escritura del autor se desvela paciente mientras acompaña la confusión vital de su protagonista. Pero es cuando describe paisajes (esa hermosa ciudad de piedra que es Logroño, esos campos de viñedos en época de cosecha, los restos megalíticos, los atardeceres, las mañanas del río...) cuando la prosa de Rubén Angulo brilla con luz propia. Y son esos pasajes descriptivos del entorno, así como las reflexiones sobre la literatura, el arte de escribir y las pesquisas en libros de terror del protagonista, las páginas que, personalmente, más he disfrutado. Quizás es porque me gusta más el cariz que toma la prosa del autor (la elección de palabras, el matiz de los adjetivos) cuando pierde complejo y se vuelve más intimista. Y eso que las escenas más potentes -sexo, terror, violencia- están muy bien resueltas.

Lector, el notable debut en un thriller de trazos intimistas de un autor que habrá que seguir de cerca.

También te gustará: Lágrimas sobre Gibraltar; Llums a la costa; Nocturn de Portbou

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La escritura necesaria

jueves, 10 de abril de 2014

Ha vuelto de Timur Vermes

En el Berlín de 2011, Adolf Hitler aparece en medio de un descampado con un fuerte dolor de cabeza y un insistente olor a gasolina proveniente de su uniforme. Algo desorientado, encuentra asilo provisional en el chiringuito de prensa de un generoso kioskero, que le acoge convencido de que se trata de un actor cómico caracterizado de Hitler. Lejos de obsesionarse por las causas de su regreso, el Führer se apresura a ponerse al día, estudiar qué ha pasado en el mundo desde 1945 y ponerse manos a la obra para hacerse de nuevo con la jefatura de la cancillería actual porque lo que está claro es que se le ha dado otra valiosa oportunidad para llevar a Alemania al lugar que le corresponde en la Historia. Confundido con un excelente imitador de Hitler, imbuido día y noche en el Method Acting (según los de la productora), una conocida cadena de televisión alemana le da una oportunidad en un espacio de parodia política e, inesperadamente para todos excepto para él (que bien conoce sus dotes comunicadoras y de liderazgo), irrumpe en la escena alemana por todo lo alto.

"Y al cabo de poco tiempo comprobé que, de una manera u otra, siempre iba a parar a la misma dirección: una obra de consulta perfectamente germánica llamada Wikipedia, fácil de reconocer como un neologismo formado con "enciclopedia" y la vieja sangre germánica de los exploradores vikingos."


Actualmente se considera que el total de muertes (directas o indirectas) de la II Guerra Mundial está entre los 55 y los 70 millones de personas en todo el mundo. Y eso no resulta precisamente gracioso.

Por eso, tuve mis dudas en abrir una novela de humor sobre Adolf Hitler. Hasta que recordé a Charles Chaplin y El gran dictador ¿Es factible que una historia de ficción sobre el retorno de Hitler a la Alemania actual pueda ser divertida? Pues lo cierto es que sí. Sorprendentemente, Timur Vermes consigue hacer sonreír al lector con una crítica política demoledora desde el respeto más profundo por todas las víctimas del nazismo y la II Guerra Mundial. Y es que el quid de la cuestión es interpretar la realidad actual geopolítica desde el punto de vista de un personaje histórico que mantiene intacto su programa y sus discursos pese a la brutal descontextualización que ha supuesto su resurrección 66 años después de su muerte. En este sentido, y siendo totalmente honesta, creo que Ha vuelto es más una crítica sin concesiones sobre la corrupción y la desorientación de los políticos alemanes (y europeos) en la actualidad que una novela de humor sobre Hitler.

"Hoy la socialdemocracia estaba dirigida por un impertinente flan bamboleante y por una insípida gallina cebona. Quien buscaba sus esperanzas más a la izquierda se veía incluso completamente traicionado. Allí no había ni uno que supiera cómo se rompía una jarra de cerveza sobre la cabeza del adversario político; el jefe de aquella pocilga tenía además más miedo por el barniz de su coche deportivo que por los problemas de sus partidarios."

Vermes se apoya en una extraordinaria recreación de la figura de Adolf Hitler, no solo a través de una minuciosa documentación histórica, sino también a partir de una reconstrucción muy plausible de sus discursos y su manera de hablar. Porque, precisamente, uno de los grandes aciertos de Ha vuelto es que el narrador protagonista es el mismo Adolf Hitler, pero no un Hitler distorsionado o caricaturizado para que resulte cómico, sino un Hitler correctamente recreado históricamente. El autor evita cualquier cliché y hace gala de un peculiar humor negro que ha tenido una dura acogida en Alemania. Porque la gracia de esta novela es la complicidad de un lector que sabe quién es el protagonista (de hecho es el único que lo sabe porque el resto de personajes creen que se trata de un imitador) y que siempre está hablando en serio. Y entre sonrisa y sonrisa, Timur Vermes hace un análisis crítico de la posguerra, la división del muro y su posterior caída, la política alemana en las últimas décadas y la realidad de los partidos políticos y sus líderes en la actualidad germánica. Sin duda, la guinda del pastel la ponen la visita de Hitler a la sede de unos patéticos neonazis y sus simpatía sin ambages por el partido de Los Verdes, los únicos que, según sus palabras, sí que se preocupan por el futuro de la tierra alemana. 

Lector, una novela de humor que aporta mucho más además de las divertidas anécdotas de la confusión de la identidad de su protagonista. Una mirada crítica y escandalosa (Vermes a veces escora peligrosamente), pero no por ello carente de sentido, a la historia, a la política y a la actualidad alemanas.

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en los siguientes enlaces:
Ha vuelto (para kindle)
Ha vuelto (en papel)

lunes, 7 de abril de 2014

Planes de boda de Ana González Duque

"Todas las novelas románticas terminan cuando el chico y la chica deciden casarse." La doctora Jomeini empieza a entender bien por qué; no resulta nada romántico cuando su futura suegra, La Castafiore, decide planear ella misma los detalles de su boda. Es el segundo año de residencia de la doctora Jomeini y su relación con ElRey va viento en popa pese a las dificultades de organizar la boda y mantener a raya a familia y amigos. El trabajo en el hospital a veces complica un poco las cosas, las guardias son agotadoras, algunos pacientes peculiares y los compañeros aún son capaces de sorprenderla, ¿verdad Jomeini? Y es que esta chica siempre se las ingenia para meterse en algún que otro lío.


"Una amiga mía dice que hay dos clases de personas en este mundo: las que le ponen aceite a la tostada y las que se equivocan y le ponen vinagre. Yo soy de las segundas. No hay día que no meta la pata. A veces, meto las dos."

Puede que la protagonista de esta historia, una médico residente anestesista de segundo año, sea algo patosa, como ella misma se confiesa, pero lo cierto es que destila encanto y naturalidad por todos sus poros. Y es que el gran acierto de los personajes de Ana González Duque es su espontaneidad, su falta de artificio. Unos personajes con los que el lector simpatizará en seguida precisamente por ese motivo. No en vano, la autora advierte al principio de su libro que todos ellos son ficticios; es que a veces cuesta de creer.

Planes de boda es una divertidísima comedia sobre los avatares de una doctora Jomeini (a la que los lectores ya conocieron en la anterior novela de la autora, El blog de la doctora Jomeini) algo estresada por su inminente boda con ElRey. Narrada de nuevo en primera persona, con la proximidad de un diario blogger, la protagonista alterna anécdotas sobre su vida cotidiana en el hospital con los mencionados planes de boda (su día a día con ElRey, dudas incluidas) y las reacciones de su entorno. El hilo argumental de la organización del enlace estructura una historia con mucho ritmo precisamente gracias esa acertada decisión de Ana González Duque de ir alternando anécdotas y situaciones. Y ese, junto a su buen pulso de escritora sin complejos, es otro de los puntos fuertes de la autora: la gracia que tiene para contar anécdotas.

El resultado es una comedia fresca y muy entretenida que se lee casi de un tirón y que se agradece muchísimo para desconectar un ratito del mundo cruel y ruidoso que nos rodea. Pese a que es recomendable leerla después de El blog de la doctora Jomeini, lo cierto es que Planes de boda puede leerse de manera independiente a la primera novela de la autora.

Las ilustraciones y el diseño de Estrellas de lana aportan un toque original y muy elegante al libro.

Lector, incluso saliente de guardia la doctora Jomeini te pondrá la sonrisa en los labios. No te la pierdas!

También te gustará: Qué vida éstaDoctor en Irlanda; Vacaciones con papá

El blog de la autora: La doctora Jomeini

Os recomiendo mucho que paséis a leer alguna de sus entradas porque Ana, además de un estupendo sentido del humor, tiene una manera de escribir que emociona, que embarga, que toca la piel. Personalmente, agradezco mucho su inmediatez a la hora de contar, me parece muy auténtica. Cuando un escritor nos hace sonreír/reír pensad que el humor es uno de los géneros más difíciles de la literatura. 

Si quieres hacerte con ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:

jueves, 3 de abril de 2014

Las señoritas de escasos medios de Muriel Spark

"Hace un tiempo, en 1945, toda la buena gente era pobre, salvo contadas excepciones."

La Segunda Guerra Mundial acaba de terminar. En un Londres todavía lleno de escombros, con cartilla de racionamiento y las heridas todavía abiertas, sigue en pie un pequeño club residencial para mujeres solteras de escasos recursos económicos pero buenas expectativas profesionales o matrimoniales: el club May of Teck, incólume a las bombas. El club ofrece protección y un lugar donde vivir, por un módico precio, a esas señoritas que están lejos de sus familias, porque trabajan en Londres, o porque están solas en el mundo. En sus pasillos y habitaciones conviven chicas tan dispares como la hermosa y esbelta Selina Redwood, capaz de salir por la ventana para pasar la noche en el tejado con un caballero, la inteligencia clarividente de la casi perfecta Joanna Childe, o la ansiedad y originalidad de Jane Wright, una aspirante a editora que ensaya las más peregrinas cartas mientras cuenta calorías. Todas ellas tienen en común su juventud y la promesa de una vida que no puede ir sino a mejor ahora que la guerra ha terminado y el país cuenta con ellas para su recuperación. 

"Como ellas mismas sabían en mayor o menor grado, por aquel entonces había pocas personas más encantadoras, ingeniosas, conmovedoramente bellas y, en ciertos casos, salvajes, que las señoritas de escasos medios."


Muriel Spark (Edimburgo 1918, Florencia 2006), de padre judío y madre presbiteriana, publicó Las señoritas de escasos medios en 1963 y está considerada como una de las mejores escritoras británicas de la posguerra. De prosa precisa y humor punzante, Las señoritas de escasos medios es una tragicomedia sobre la conmovedora fragilidad, pero también de la rotunda independencia y libertad, de unas mujeres jóvenes en un Londres que celebra el fin de la peor guerra que ha conocido en medio de la escasez y las ruinas. Un mundo que Muriel Spark conoció en primera persona puesto que ella misma trabajó por esa época en las oficinas del MI6 (el servicio secreto de inteligencia británico).

Divertida pero también espantosa, alocada y a la vez trágica, Las señoritas de escasos medios debe entenderse precisamente en ese contexto de celebración y penurias del Londres de 1945. Y aunque el lector nunca cae en la trampa de considerar la, aparentemente, ligera y desenfadada prosa de Muriel Sparks como inocente, lo cierto es que la autora consigue sorprenderle en ocasiones con la dureza de algunos de sus diálogos, la crueldad escondida tras la fina ironía de un comentario o la tragedia (anunciada) que sobreviene a las chicas de la historia. La prosa realista de Muriel Spark no es amable, pese a las apariencias, ni evocadora. Su sentido del humor es a veces algo escabroso, y aún así, su narración, aunque calculada, nunca resulta fría. 

Lector, déjate seducir por las voces de sirena de estas señoritas de escasos medios y descubre la inteligente prosa de una de las autoras más interesantes del siglo XX.

lunes, 31 de marzo de 2014

La nariz de Edward Trencom de Giles Milton

A principios de 1969, Edward Trencom se siente un hombre razonablemente feliz y satisfecho. Gracias a su portentosa nariz, preciada herencia de familia, -larga, aguileña y provista de un característico abultamiento redondeado sobre el puente- ha llevado el negocio de sus antepasados a la fama mundial: la más célebre formagerie de Inglaterra. Trencom no solo es capaz de identificar el tipo y la procedencia de cualquier queso de su tienda, sino que además puede decir sin apenas error de cálculo cuándo y dónde fue ordeñada la vaca de cuya leche está hecho el manjar. La tienda original de los Trencom se quemó en el incendio de Londres de 1666, pero desde entonces, y gracias a la buena previsión de los varones narigudos de la familia que han ido heredando el negocio, la formagerie se conserva como proveedora de la casa real desde el siglo XVIII. Edward, felizmente casado con su querida Elizabeth e instalado en su olorosa rutina, cree que la vida no puede depararle más. Hasta que una mañana, un misterioso olor en sus almacenes le lleva hasta una caja de documentos antiguos y la sospecha de que una espantosa maldición pesa desde hace siglos sobre todos los herederos Trencom de prodigiosa nariz. 

"-Cuando todos los demás están perdiendo la cabeza, es cuando más falta hace que una conserve la suya.
Elizabeth, que por entonces tenía diez años poco más o menos, le había preguntado cómo se conservaba la cabeza, una pregunta muy pertinente teniendo en cuenta que había estado leyendo un libro sobre María Antonieta."

Giles Milton es un escritor y periodista inglés más conocido por sus estupendas guías de viaje, investigaciones y ensayos como Nathaniel's Nutmeg (el hombre que tuvo el coraje de cambiar la historia). La novela La nariz de Edward Trencom (una novela de historia, intriga oscura y queso) es su primera obra de ficción en la que se barajan géneros como la intriga, la novela negra de ambientación histórica y el fino humor británico al estilo de la vieja escuela de P.G. Woodehouse, Stella Gibbons o Arnold Bennett.

Con una prosa magnífica y un ritmo narrativo sostenido, Milton consigue atrapar al lector desde el principio en una historia excéntrica y sorprendente sobre el heredero de una nariz prodigiosa en lo que se refiere a todos los quesos del mundo. Roquefort, brie, tulumotiri, cheddar, emmental, tynwood, gilden, stilton, charworth, bridgeworth... Un sinfín de quesos desfilan por entre las páginas de las aventuras y desventuras de los Trencom y su formagerie a lo largo de la Historia, dotando de su propio aroma y exquisitez las inquietudes de Edward. Divertida, distinta, bien tramada y mejor narrada, La nariz de Edward Trencom es una novela distinta, elegante y extravagante que hará las delicias de los lectores más curiosos, aquellos que siempre buscan lejos de las estanterías de best sellers o novedades. Destaca la antología en el tiempo de los antepasados del actual Trencom, sus rocambolescas muertes y sus peripecias para salvar sus quesos, así como el relato exquisito y divertidísimo del noviazgo y posterior matrimonio de Edward y Elizabeth, una pequeña joya dentro de esta historia que brilla por su originalidad y su fantástico e inteligente humor.

Lector, déjate sorprender por una historia distinta de excéntrico humor británico.

También te gustará: Enterrado en vida; Mr. Rosenblum sueña en inglés; El libro de la señorita Buncle

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
La nariz de Edward Trencom (para kindle)
La nariz de Edward Trencom (en papel)