jueves, 26 de mayo de 2016

Jane Eyre, de Charlotte Brontë

En casa de los Reed todos maltratan y odian a la pequeña Jane Eyre, una niña huérfana a la que su tío prometió proteger y criar como hija propia. Vejada, acosada sin descanso, Jane estalla en rebeldía ante el injusto trato que recibe de su tía y sus primos, precipitando su ingreso en el internado de Lowood, un lugar terrorífico e insano en donde su deleznable director condena a las niñas al borde de la inanición y a la enfermedad por culpa de su tacañería. Aunque Jane encontrará en Lowood espíritus afines y personas cariñosas, justas y de elevados principios (como la señorita Temple), y aprenderá lo que es la amistad y sentirse querida por vez primera, su espíritu combativo y rebelde no hallará descanso. Ya de adulta, convertida en profesora de Lowood, sigue sintiendo la inquietud y el deseo de explorar más allá de sus muros, de encontrar su propio camino, de no conformarse con su destino. Y así va a parar a la misteriosa mansión de Thornfield, con las encantadoras Adele y señora Fairfax, con la inquietante señora Poole, con su tercer piso encantado y con el terrorífico y desconcertante humor del intimidante señor Rochester.

"—No hay nada que me ponga más triste que una niña mala —me dijo—. ¿Sabes dónde van a parar las niñas malas cuando mueren?
—Al infierno —fue mi inmediata y ortodoxa respuesta.
(...)
—¿Y qué debes hacer para evitarlo?
Me lo pensé un momento, la respuesta que se me ocurrió era un pelín discutible.
—Conservar la salud y no morirme."


Poco se puede comentar sobre Jane Eyre y Charlotte Brontë que no se haya dicho ya cien veces antes. Un clásico de la literatura británica, que mi edición (labutxaca, 2010) enmarca dentro de la novela gótica, pero que otros críticos señalan como romántica y precursora del feminismo. Sin duda es este último punto, el despunte feminista de su singular protagonista, el que hizo tan popular y polémica Jane Eyre en 1847, año de su publicación.

"En general se supone que las mujeres son muy quietas: pero las mujeres tienen los mismos sentimientos que los hombres: les hace tanta falta ejercitar las facultades y tener un campo para el esfuerzo como a sus hermanos; las restricciones muy rígidas y el estancamiento absoluto les hace sufrir tanto como a los hombres y sus privilegiados compañeros de especie son muy egoístas cuando afirman que las mujeres deben limitarse a hacer pasteles, tejer, tocar el piano y bordar bolsitas. Es mezquino criticarlas o mofarse si desean hacer más cosas o aprender más cosas que las que la tradición ha considerado necesarias para su sexo."

Jane Eyre tiene características de novela gótica (como el terror en Lowood o el misterio del tercer piso de Thornfield), pero también tintes romanticistas y apasionados, y tampoco está falta de una inteligente crítica social (las condiciones de los orfanatos y las escuelas internas de la época, o el encorsetamiento de las mujeres jóvenes sin dinero). Pero Jane Eyre es sobre todo su protagonista: indomable, valiente, honorable, inasequible al desaliento o a las dificultades, rebelde ante la injusticia, inconformista siempre con el destino que la sociedad le tiene reservado a las jóvenes solteras sin fortuna. Jane es un personaje único en la literatura, por su feminismo antes de que existiese el feminismo, pero también por su fuerza arrolladora y su inquietud constante.

He disfrutado mucho volviendo a leer Jane Eyre, esta vez en la buena compañía de mis compañeras de Somos Alianza, y ha sido estupendo volverme a encontrar con la singular Jane, con el señor Rochester y con el odioso Saint John. Sin embargo, me han desagradado los tintes profundamente religiosos que adquiere la novela hacia el final (me decía Teresa que no olvidase que Charlotte Brontë era hija de un sacerdote) cuando en su principio (tampoco la historia ni el carácter de su protagonista) no lo era más que por los convencionalismos de la época. Este apunte al margen, unido a alguna coincidencia molesta, no es ninguna excusa para recomendar a los lectores que se acerquen sin miedo a este clásico inglés. Aunque mi favorita sigue siendo Emily, y su apasionada Cumbres borrascosas, es necesario conocer al personaje más singular de Charlotte, su increíble Jane Eyre.

Lector, no importa lo mucho que hayas leído respecto a esta novela, te mantendrá en vilo hasta el final.

Nota: ¿Me preguntáis porque me gusta más Cumbres borrascosas que Jane Eyre? Si resumo mucho mis argumentos puedo explicarlo así: Jane Eyre dice "Creo que le amaré mientras respire"; Heathcliff sabe que amará a Katherine incluso después de que deje de respirar, por toda la Eternidad. 

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Jane Eyre (para Kindle)
Jane Eyre (en papel)

viernes, 20 de mayo de 2016

La increíble boda de Gilbert y Moira, de Joe Keenan

A Philip Cavanaugh, un escritor neoyorkino que vive de hacer recados y componer ingeniosos musicales junto a su amiga Claire, se queda pasmado cuando su colega Gilbert le pide que se convierta en su padrino de boda. Lo raro no es que Philip haya sido elegido padrino —eso podría deberse a su larga e íntima amistad— sino que Gilbert vaya a casarse con Moira teniendo en cuenta que Gilbert es gay y que, pese a la densidad de población de Nueva York, es complicado encontrar en la ciudad a alguien más odioso que Moira Finch. Cuando el feliz prometido le explica a Philip los motivos de su futura boda, el pobre se siente totalmente horrorizado por el alcance del desastre; horror que quedará tan solo en rídicula anécdota cuando, en la fiesta de compromiso de los padres de Gilbert, la buena de Claire les abra los ojos al respecto: la familia del novio está compuesta por tres de las más poderosas ramas de la Mafia italiana en la ciudad.

"El destino y solo el destino puede colocar la piel de plátano en su camino, pero es Gilbert quien siempre se asegurará de llevar, en el momento de su encuentro, una bandeja cargada de cristal de Baccarat que, para impresionar a una cita, ha cogido prestado sin permiso o conocimiento de su dueño, y que esperaba devolver en secreto."


Cuenta Editorial Dos Bigotes que cuando los creadores de Cheers leyeron La increíble boda de Gilbert y Moira le pidieron a Joe Keenan que fuese el guionista de una nueva sitcom y que de esa colaboración nació Frasier. Si el lector se acerca a los diálogos de esta novela entenderá de qué le está hablando esta pequeña y simpatiquísima editorial. 

La increíble boda de Gilbert y Moira es una comedia de enredo ambientada en los años ochenta del Nueva York más excéntrico. Pueblan sus páginas un par de amigos sin blanca y mucha imaginación para buscarse la vida, una mentirosa compulsiva con mala suerte para los negocios, una perspicaz compositora, una condesa inesperada, algunos enemigos con ansias de venganza y un montón de mafiosos preocupados por sus intereses de sucesión a un capo viejísimo y la posible orientación sexual del novio de la familia. En conjunto todos los ingredientes necesarios para mantener la intriga y la sonrisa del lector en un "más difícil todavía" con cada vuelta de tuerca a una situación de por sí disparatada: la boda de Gilbert y Moira.

Decía Howard Hawks que el secreto de cualquier buena comedia que se precie es el ritmo, y Keenan lo mantiene de forma admirable durante toda la novela. La historia empieza planteando una cuestión imposible, prometedora de grandes desastres, continúa como un tren a toda velocidad destinado a descarrilarse de un momento a otro y termina con una enorme traca final de fuegos artificiales. Es decir, el lector tiene diversión asegurada desde la primera hasta la última página. Los puntos fuertes: el ingenio incansable de Joe Keenan, su sentido del humor, la imaginación con la que maneja las situaciones hasta llevarlas al límite del esperpento, su buen tiento a la hora de escapar de tópicos y unos diálogos fabulosos.

Lector, puede que esta novela no vaya a tener una gran trascendencia literaria pero será una de las mejores comedias que vas a leer este año.

También te gustará: Luna de verano; El tiro por la culata

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La increíble boda de Gilbert y Moira

jueves, 19 de mayo de 2016

Ganadoras "Leyenda de la Tierra Límite. Las Tierras Oscuras"

Y las ganadoras de los dos ejemplares en papel de Leyendas de la Tierra Límite. Las Tierras Oscuras, de Ana González Duque son...

¡Enhorabuena!

Ganadora2
Lidia Casado
Ganadora1
M. Mercè


Pasadme por favor vuestros datos postales al correo de serendipia.monica@gmail.com o en un MD de Twitter para que la autora os pueda hacer llegar los ejemplares.

La lista de la lectura conjunta queda así:

Nube Cleyra
JAP Vidal
Lidia Casado
M. Mercè
Mónica Serendipia

Para estar seguros de que todos tenemos nuestros ejemplares, empezaremos a leer juntos el lunes 30 de mayo, ¿os parece bien? Comentaremos como nos apetezca en las redes sociales, evitaremos spoilers y utilizaremos el hashtag #LasTierrasOscuras para Twitter. 

En la misma entrada en la que publique mi reseña, tras terminar nuestra lectura conjunta, iré enlazando las vuestras (aunque no son obligatorias para participar, sí que se agradecen).

Gracias a todos por participar.

lunes, 16 de mayo de 2016

Participantes del Sorteo "Leyendas de la Tierra Límite. Las Tierras Oscuras"

Os dejo la lista de participantes en el sorteo de dos ejemplares en papel de Leyendas de la Tierra Límite. Las Tierras Oscuras, de Ana González Duque.

Recordad que durante todo el día de hoy (lunes, 16 de mayo) y hasta las 12 de la noche podéis apuntaros todavía.

Revisad que esté todo correcto, por favor.

El jueves, 19 de mayo, haré el sorteo por random.org y publicaré entrada con los dos ganadores.

Y recordad que si queréis tener más posibilidades, Ana sortea dos ejemplares más (uno de ellos es para sorteo internacional) en su canal de Youtube: AQUÍ

M. Mercè - 12 puntos (1-12)
Yolanda Tovar - 8 puntos (13-20)
Carmen Calatrava - 10 puntos (21-30)
Ángela Leon - 14 puntos (31-44)
Lidia Casado - 12 puntos (45-56)
Kyrylys DeMerinita - 14 puntos (57-70)
Espe - 12 puntos (71-82)

Para la lectura conjunta:

Nube Cleyra
JAP Vidal

Notas:

Caminante, no te apunto al sorteo porque en caso de salir ganadora es requisito participar en la lectura conjunta. Sabiendo esto, si me dices que participas te añado a la lista sin problemas.

Ángela, te doy dos puntos más por la entrada en el blog.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Tres reinas crueles, de Isaac Belmar

Gabriel ha perdido su vida en una partida de cartas por culpa de tres reinas crueles. Quizás porque ya no le queda nada, quizás porque desea la aventura de los viejos tiempos —aquellos en los que el camino estaba lleno de poetas y compañeros de viaje—, rescata sus antiguos mapas y emprende rumbo al norte con un misterioso destino. Como los hombres buenos, que tienen las manos heridas por haber hecho cosas buenas y terribles, Gabriel marca en sus mapas el encuentro con monstruos, el final de la niebla, el oasis en donde se pierde todo deseo, el abismo irresistible de una musa indomable, la persecución de un hombre borroso, la traición de un amigo o el asilo de una madre. Pero el destino de un hombre sin vida sigue siendo inédito, allá en el norte, entre la niebla. 

"La locura siempre está buscando a alguien. Cuando Gabriel atravesaba caminos solitarios, el único allí era él, así que no había otro al que la locura pudiera elegir. Hablaba en voz alta, pensaba cosas extrañas y llegaba a conclusiones peores. Cuando pasaba por ciudades, la insania encontraba a otros a los que tocar y los locos parecían los demás, así que pronto le entraban ganas de salir de allí."


Tres reinas crueles comienza con un planteamiento genuinamente romántico: un hombre que deja atrás su propia vida para andar el camino, rumbo al norte. Pero, como señala uno de los personajes, "ahora solo hay destinos, el camino entre ellos ha dejado de importar". Y pese al desengaño, pese a Kerouac —o por su culpa—, Gabriel se empeña en hacer el camino aunque precise de sus propios mapas para recuperar parte de la esencia de antaño, aunque sepa que está condenado a la soledad más absoluta si quiere seguir hasta su destino en el norte. Una historia sobre la vida y la muerte pero, por encima de todo, sobre cómo se vive y se muere. 

Me ha gustado especialmente ese romanticismo de Isaac Belmar, que arranca con fuerza y sigue presente a lo largo de toda la historia, a veces en forma de paisaje, de climatología, de musa terrible, de ancestros perseguidos o de anhelo atormentador. También me ha gustado esa gramática sorprendente en las construcciones, ese léxico sencillo y contundente para plantear cuestiones complicadas (como Kafka), esos tiempos verbales cambiantes porque las frases de Belmar se pasean por lo que ha sido, lo que será, lo que es y lo que quizás podría haber sido; y todo aderezado con unas pizcas fantásticas de humor (a menudo negro) como cuando el protagonista lo ha perdido todo, incluso la vida, y aún así se empeña en seguir reciclando. 

No voy a hablar de los personajes ni de quién persigue al protagonista porque debe ser el lector quien los vaya descubriendo, página a página, puesto que el descubrimiento y el misterio son parte importante de Tres reinas crueles. En este sentido os confieso que estuve toda la historia elaborando teorías sobre quién era Gabriel y... no acerté, no soy buena detective.

Lector, para explorar caminos diferentes. No importa si no llevas brújula, Isaac Belmar ofrece una fabulosa derrota.

Blog del autor: Hoja en blanco

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Tres reinas crueles

jueves, 5 de mayo de 2016

Sorteo y lectura conjunta: Leyendas de la Tierra Límite. Las Tierras Oscuras, de Ana González Duque

Éramos muchos lectores los que estábamos esperando a que Ana González Duque publicase la segunda novela de la saga de Leyendas de la Tierra Límite porque nos lo habíamos pasado en grande con la primera entrega y queríamos más. Y porque... bueno, en mi caso, reconozco que porque vi la portada de los dragones y ya no tenía espera.

¡Pues ya está aquí! Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Oscuras.

Termina la historia. Conoce la Leyenda.


Para celebrarlo como se merece, voy a sortear dos ejemplares en papel del libro por cortesía de la autora, y os invito a compartir aventuras con una lectura conjunta que empezará el 23 de mayo ¿Acompañamos a Ana a las Tierras Oscuras?

Para participar en el sorteo:

Obligatorio: ser seguidor del blog Serendipia. Con esto ya tienes 1 punto para participar.

Si eres seguidor antiguo (hasta Daniel Barabino), tienes 3 puntos en lugar de 1.

El sorteo es nacional.

Puntos adicionales:

+5 Por seguir a Ana González Duque en su canal de Youtube.

+2 Por publicitar el sorteo en las redes sociales (2 puntos por cada red social, no os olvidéis de copiarme los enlaces). En Twitter, Ana utiliza el hashtag #LasTierrasOscuras

El sorteo está activo desde hoy jueves 5 de mayo hasta el lunes 16 de mayo. 

En la entrada de los ganadores del sorteo incluiré una lista para que os podáis apuntar todos aquellos que queráis participar en la lectura conjunta de Las Tierras Oscuras.

Ah, y si queréis tener otra oportunidad de ganar el libro, Ana González Duque sortea otros dos ejemplares en papel (nacional e internacional) en su canal de Youtube. Puedes consultar las bases del sorteo de Ana AQUÍ

¿Os venís a Las Tierras Oscuras?

Os dejo reseña de Leyendas de la Tierra Límite. Las Tierras Blancas AQUÍ

domingo, 1 de mayo de 2016

La línea divisoria, de Carlos Laredo

En un prestigioso bufete de abogados de Madrid, el letrado Félix Bermúdez le pide a su sobrino, el detective Julio César Santos, que investigue la posible participación en actividades criminales del futuro socio de uno de sus clientes. El objetivo a investigar es nada más y nada menos que el todopoderoso y muy bien relacionado Manuel Vilacova, un empresario gallego enormemente rico que quiere expandir sus negocios. Cuando César se desplaza a Villagarcía de Arosa, Rías Baixas gallegas, para llevar a cabo sus delicadas pesquisas y se reencuentra con su buen amigo José Souto, pronto queda patente que ambos tienen objetivos comunes: en Corcubión, el cabo Holmes investiga la muerte de un hombre a bordo del barco Ariadne, cuyo propietario es Manuel Vilacova. Pese a la experiencia de Souto y a su conocimiento de las gentes y costumbres locales, el caso pronto toma tintes peligrosos y oscuros, pues el poder del sospechoso parece estar incluso por encima de la justicia.

"El sol se ponía en el horizonte y marcaba de rojo una línea divisoria entre el mar y el cielo, que parecían tocarse. La vista desde lo alto del monte era como un inmenso cuadro cuya belleza no necesitaba marco alguno. Mirando aquella línea, entre la ría y el cielo, José Souto respiró hondo y pensó en otra, que dividía su mundo y el de los poderosos. Era la línea divisoria sobre la que se movía."


Título: La línea divisoria
Autor: Carlos Laredo
Editorial: Sinerrata
Colección: Sinrastro
Género: Policíaca
Año: marzo 2016
ISBM: 9788415521273 ePub 9788415521280 mobi 9788415521297 IBD
Descárgate AQUÍ el primer capítulo

Cuarta entrega de la saga del cabo de la guardia civil del puesto de Corcubión (Rías Baixas, Galicia) José Souto, Holmes. Carlos Laredo retoma el espíritu más auténtico de los dos primeros casos de Holmes y pasea con soltura a su protagonista por los paisajes bellísimos de la Costa da Morte. Una historia policíaca bien tramada y de ritmo sostenido que se disfruta muchísimo por el carisma de su protagonista y sus rompecabezas pero también por el humor de fondo, su candente actualidad y, sobre todo, por el color local: si encuentras un gallego a mitad de una escalera nunca sabrás si sube o si baja, las historias de contrabandistas, el buen marisco, la lluvia constante, la omnipresencia del océano...

Laredo sigue destacando por su buena prosa (atención a la naturalidad de los diálogos pero también a la belleza descriptiva de los paisajes) y por su dominio en la dosificación de la información que le proporciona al lector, siempre libre de trampas y capaz de mantener la tensión hasta el final. Al atractivo innegable de su cabo Holmes y sus procesos mentales, se le une el carisma de César Santos, personaje que ya aparecía en los libros anteriores, y la presencia de unos secundarios, también viejos conocidos del lector, que dan mucho juego. En La línea divisoria me ha gustado especialmente el capitán Corredoira, por su inteligente templanza, su sabia discreción y frases tan brillantes como esta:

"¿Sabe qué le digo, cabo? No sé si la corrupción en nuestro país alcanzará a los jueces, pero lo que sí sé es que a los poderosos no les alcanza la justicia."

Lector, una novela policíaca auténtica y cercana que te gustará tanto (o más) como las anteriores del cabo Holmes.


Puedes hacerte con un ejemplar, en papel o en ebook, AQUÍ