jueves, 2 de julio de 2015

Cosas raras que se oyen en las librerías, de Jen Campbell

Jen Campbell se crió en un pueblo del nordeste de Inglaterra. Tras estudiar literatura inglesa en la Universidad de Edimburgo se mudó a Londres, donde trabaja en una librería de viejo(1). Y allí descubrió que los compradores de libros tienen sus particulares rarezas. Campbell recoge en este divertidísimo libro conversaciones reales(2) entre libreros y clientes en la Edinburgh Bookshop, la librería Ripping Yarns y algunas otras. Además, Malpaso editorial ha tenido el detalle y el acierto de enriquecer este bombón de libro con algunas conversaciones entre libreros y clientes autóctonas de este país al final de sus páginas. Un compendio de diálogos enloquecidos y descacharrantes que resultan imposibles leer sin caer en la carcajada.

(1) Fragmento biográfico de la editorial.
(2) Sí, sí, habéis leído bien, he dicho reales como la vida misma.


"¿Tenéis Expiación? Pero no quiero un libro con la imagen de la película en la cubierta, por favor. El cuello de Keira Knightley me pone enfermo."


"CLIENTE: Se dice que mil monos con máquinas de escribir podrían acabar produciendo maravillas... ¿lo sabía?
LIBRERO: Sí.
CLIENTE: ¿Tiene algún libro de esos?
LIBRERO: No."

Muchas más veces de las que nos imaginamos, la realidad supera a la ficción. Este es el caso de los diálogos entre clientes y libreros que ha recogido Jen Campbell en Cosas raras que se oyen en las librerías. Los lectores tendremos la tentación de pensar que no es posible, que nadie puede haber dicho eso... pero lo es.

Tengo una amiga farmacéutica que una vez me dijo "Me matan cuando vienen y me dicen "no recuerdo el nombre del medicamento pero eran unas pastillas redondas, pequeñas y blancas"; y se sorprenden de que no sepa cuál es". Todas las personas que trabajan de cara al público deberían escribir un libro con las anécdotas sobre su trato con los clientes, porque la originalidad de la raza humana nunca dejará de sorprendernos. En el caso de Cosas raras que se oyen en las librerías creo que gusta el triple porque somos lectores, adoramos los libros y nos encantan las librerías. Y creo que después de leerlo miraremos con más cariño (si eso es posible) a nuestros libreros preferidos.

Lector, una lectura para disfrutar y reír. Porque sí, porque tú te la mereces. 

Ah, por cierto, seguramente los Monty Python deben estar muy orgullosos de algunos de los clientes que se pasan por la Ripping Yarns.

Desde aquí, mi más sincera enhorabuena a la magnífica labor editorial de Malpaso y a sus iniciativas, no solo por sus ediciones metaliterarias (me encantó La librería más famosa del mundo) sino también por la calidad de las mismas y por su iniciativa al incluir e-book en la edición física de sus libros. 


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Cosas raras que se oyen en las librerias (en papel)
Cosas raras que se oyen en las librerías (para kindle)

lunes, 29 de junio de 2015

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre, de Pasi Ilmari Jääskeläinen

Ella Milana, profesora de literatura finlandesa, está pasando unos meses en su pueblo natal, en casa de sus padres, mientras realiza una suplencia en el instituto local. Mientras corrige unas redacciones de sus alumnos se queda petrificada al encontrar un trabajo sobre Crimen y castigo que no se ciñe exactamente a la narración original; pero cuando le pide explicaciones al alumno en cuestión este le pasa su ejemplar de la novela de Dostoievski: en sus páginas, Sonja le pega un par de tiros a Raskolnikov porque cree que el mundo será mejor sin él. Cuando Ella se lo muestra a la bibliotecaria de Ojos de Liebre, esta le confiesa que una especie de fiebre librina está contagiando a los libros y cambiándolos por dentro. Sin embargo, la joven profesora no tiene demasiado tiempo para sorprenderse de tamaño despropósito porque al día siguiente se le comunica que Laura Nieves, la celebérrima escritora, la ha elegido para ser el décimo miembro de la misteriosa y selecta Sociedad Literaria Ojos de Liebre. Dicha sociedad, creada por Nieves, está compuesta por nueve escritores más a los que la celebridad tuteló desde la infancia, alentada por las buenas dotes literarias de los niños. Para complicar todavía más la vida de Ella Milana, su padre muere a consecuencia de la paliza de unos trasgos de jardín, Laura Nieves desaparece misteriosamente y los miembros de la Sociedad Literaria Ojos de Liebre están empeñados en desafiarla con un Juego misterioso.

"Leía más de lo que era saludable; cientos de libros al año. Algunos los leía dos o incluso más veces antes de devolverlos. Muchos de ellos los volvía a tomar prestados después de un breve descanso para digerir lo leído. Por aquel entonces ya opinaba que uno realmente disfrutaba de un texto cuando lo leía por segunda o tercera vez."


En la contraportada de esta novela se puede leer "Asombrosa. Una novela donde Twin Peaks se une a los hermanos Grimm." Creo que sería más acertado cambiar esa frase por esta otra "La novela que habría escrito J.J. Abrams". Y con eso, lectores míos, quedáis advertidos.

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre es una novela plagada de misterios con una protagonista, Ella Milana, a la que le encanta resolver rompecabezas. Con esta premisa resulta del todo natural que Ella, ya desde los primeros capítulos, se convierta en una tenaz investigadora. Bien, ¿y dónde está el problema? Pues que los misterios son tantos, tan variados y tan sorprendentes, y se van acumulando a tal ritmo, que la protagonista no tiene más remedio que pasar por alto la mayoría de ellos si no quiere volverse loca (que muy cuerda ya no está). 

Principales misterios en esta novela
Un padre muerto en extrañas circunstancias
Una Sociedad Literaria con muchos secretos
Una escritora desaparecida
La peste librina
Nueve escritores rarísimos
Un niño que murió
El Juego y sus reglas
Un fantasma que atrae a los perros

Sin embargo, y pese a la acumulación de cosas raritas e inquietantes, la novela funciona y funciona bien. Es cierto que podría haber funcionado como un libro de misterio más pero el autor, presa de una desbordante imaginación y su personalísimo estilo, le añade el toque surrealista de la desaparición de Laura Nieves (no voy a contar cómo para no estropearle la sorpresa al lector), los sueños de la protagonista (algunos de ellos un bonito homenaje a A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll), el Juego y la peste librina. El ingrediente metaliterario, como ya promete su título y su sinopsis, está muy presente durante toda la trama pero siempre en la figura de los escritores, sus procesos de creación y los libros (ficticios) que les rodean. En este sentido, que el lector no espere reflexiones literarias o guiños a autores reales y sus obras.

"Cuando miraba a lo lejos, veía que el mundo estaba lleno de personas que querían morir porque no soportaban el peso de sus pensamientos. Al principio pensar podía ser divertido y también adictivo; incluso en los colegios y en algunos deportes animaban a la gente a pensar. Pero al fin y al cabo acababa por hacerte sentir miserable."

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre es una novela original y curiosa, divertida, que reflexiona con cierta agudeza sobre temas como la felicidad, los complejos, el proceso de creación narrativa de los escritores (atención a algunos personajes novelistas en el supermercado a la caza de diálogos y situaciones para sus novelas) y la definición de locura. Es cierto que las relaciones entre los personajes son tan frías como un cubito de hielo en el Polo Norte (incluso entre los personajes que se aman), quizás porque el carácter finlandés es lo que tiene, y que la protagonista no se plantea hasta la página 263 la pregunta que todo lector lleva haciéndose desde doscientas páginas atrás; pero pese a todo, se trata de una historia diferente y rocambolesca que resulta entretenida y divertida de leer, precisamente por lo inesperado de su historia.

Lector, acuérdate de lo que te he dicho al principio de J.J. Abrams. Y no, casi ninguno de los misterios que he puesto en la lista se resuelven.

Nota: Mis agradecimientos más cariñosos a los traductores del finés de esta edición de Duomo Ediciones, Tomás González Ahola y Tuula Ahola Rissanen, por la adaptación al castellano de todos los nombres y apellidos de los personajes de la novela, de los topónimos del pueblo y de la misma Sociedad Literaria. Confieso que al principio me descolocó tanta traducción de topónimos y apellidos, pero se me pasó en seguida, curiosamente justo cuando intenté pronunciar en voz alta el apellido del autor.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La Sociedad Literaria Ojos de Liebre

viernes, 26 de junio de 2015

Ganadoras del sorteo fresquito

Y las ganadoras son...

Isla
La isla de las mil palabras

Margari
Margari

Muchas felicidades a ambas ganadoras, espero que disfrutéis muchísimo de estas lecturas ligeras y veraniegas. Enviadme por favor un correo a serendipia.monica@gmail.com con vuestros datos postales y el título que preferís (en este caso, si coincidís en elegir el mismo título tendrá preferencia La Isla de las Mil Palabras porque su número salió primero).

Gracias a todos por participar.

jueves, 25 de junio de 2015

Lista de participantes en el Sorteo Fresquito

Ayer terminó el plazo para participar en el Sorteo Fresquito de Serendipia, así que os dejo la lista de los futuros afortunados y los puntos y números asignados. Avisadme, por favor, en caso de que detectéis algún error. Mañana viernes procederé a sortear con random.org y recordad que será el primer número ganador el que podrá elegir título. 

¡Mucha suerte!

Begoña Aos Llorens (1-3)
Mayte Esteban (4-6)
Mar Lago (7-9)
Alicia (10-12)
Isa (13-15)
Loquemeahorro (16-18)
Kelika (19-21)
Kakoytroy (22-24)
Jane Jubilada (25-27)
Jéssica Rodrigo (28-30)
Clarita 2102 (31-33)
M. Mercè (34-36)
Juliet Jones (37-39)
Ana Bolox (40-42)
Cristina Roes (43-45)
Cazoleando (46-48)
Margari (49-51)
Elenusqui (52-54)
Caminante (55-57)
Narayani (58-60)
Saramaga (61-63)
Porlomenix (64-66)
Mª Ángeles (67-69)
Marina Collazo (70)
Ángeles Arca (71-73)
Tamara López (74-76)
Julia (77-79)
Mara JSS (80-82)
La isla de las mil palabras (83-85)
Marisa C. (86-88)
Zulema (89-91)
Jesús (92-94)
Isaura (95-97)
Norah Bennett (98-100)
Laky (101-103)
Tatty (104-106)
Tizire (107-109)
Marina Cordoba (110-112)
C.F. Durà (113)
Rosa Cortina (114)
Ángela León (115-117)
Marisa G. (118-120)
Marga Ramon (121-123)

martes, 23 de junio de 2015

Cuentos para gente impaciente, de Javier de Ríos Briz

Recuerdos de infancia en el pueblo, esos exploradores inocentes en busca de la aventura que encuentran una momia inesperada, como la de las películas viejas que se pasan en la plaza durante las noches de verano. Niños misteriosos que desaparecen con un bocata de jamón o niños que relativizan incluso la verdad de las matemáticas y contagian a su abuelo el escepticismo de quien sabe ver más allá de los números. La historia de una mujer maltratada que teme que todo se repita a través de su hija; el tiempo detenido de un boxeador y un inspector de policía estupefacto; el erotismo de los perdedores o los secretos familiares... Cuentos para gente impaciente es una antología de 14 relatos escritos por Javier de Ríos que contienen todas estas historias, y muchas más, para disfrute del lector (sí, incluso del lector apresurado).

"No todo el mundo duerme esta noche en un pequeño pueblo de la llanura castellana. Un pequeño pueblo de cuyo nombre da igual que te acuerdes o no, porque es imposible completar el juego de las siete diferencias con el pueblo de al lado, clónicos uno del otro, como gotas sucias de agua, con las mismas miserias, las mismas calles sin asfaltar, los mismos orgullos, la misma fuente del pueblo aunque menos concurrida que antes, porque acaban de poner agua corriente, las mismas tradiciones."


Javier de Ríos, community manager editorial, escritor y bloguero (es administrador de La viga en mi ojo y Guía de concursos), no podría haber titulado mejor su libro de relatos; Cuentos para gente impaciente es justamente una serie de historias cortas que van directamente al grano, sin rodeo, al meollo de la cuestión. Sorprendente, divertido y contundente, Javier de Ríos encanta al lector con estas brillantes historias pobladas de personajes peculiares y situaciones de todos los colores.

Relatos narrados con una estupenda voz infantil que rememora sus tiempos de libertad en un entorno rural y entrañable (La momia, El arte de contar); relatos con cierto humor negro y desenlace inesperado (El buen hijo, La matanza, Mi capitán); historias cortísimas llenas de ingenio y con su puntito excéntrico y encantadoramente inverosímil (El genio, El desaparecido); cuentos que podrían convertirse en novelas enteras por su excelente planteamiento y sus personajes llenos de sombras y de luces (La perfección de los surcos, Monólogo para un sonotone, La vida sigue, papá). La prosa de Javier de Ríos se caracteriza por su espontaneidad y su frescura, por su buen uso de un lenguaje directo y bien estructurado que demuestra, como muchos otros escritores contemporáneos, que las buenas historias no tienen por qué estar amparadas en una gramática de tremenda complicación. El fondo de sus relatos -heterogéneos e ingeniosos- presume de un oportuno sentido de la sorpresa y de un humor personal y contenido que agasaja y desarma al lector desprevenido.

"Siguió al hombre con la mirada. Bajito, calvo, le recordaba vagamente a Woody Allen. Llevaba dos pantalones colgando del brazo, y dio un rodeo exagerado a las figuras de plástico, como si temiera que le pegaran."

Recomiendo por igual todos los relatos de Cuentos para gente impaciente por su originalidad y su capacidad para interesar al lector, pero no puedo resistirme a señalar alguno de mis preferidos como La vida sigue, papá donde el autor trama con mucho acierto la urdimbre triste de una memoria que se desdice en lo cotidiano (los pequeños gestos de la rutina son los detalles del universo); o Monólogo para un sonotone donde una historia enorme (de hecho la historia de un país entero) se cuenta como si fuese tan pequeña como una disculpa en un banco, en un atardecer cualquiera, sin importancia. 

Lector, relatos para dejarse sorprender y disfrutar de voces nuevas.

El blog del autor: La viga en mi ojo


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Cuentos para gente impaciente

viernes, 19 de junio de 2015

Verano Galdós

No, no nos hemos olvidado de nuestras lecturas compartidas de Los Episodios Nacionales de don Benito Pérez Galdós. Pero sí que es cierto que han ido pasando los meses y, por diversos motivos (todos estupendos), Isi, Loquemeahorro y una servidora hemos ido posponiendo la propuesta de su lectura. Que no cunda el pánico ni el desánimo, aquí está Verano Galdós.

gf005gk1-887

La propuesta de Verano Galdós es leer los dos Episodios Nacionales que nos tocan (Gerona y Cádiz) y reseñarlos en nuestros respectivos blogs durante los tres meses de la estación veraniega. Por lo tanto, las fechas de lectura y de reseñas irían desde el 21 de junio al 22 de septiembre, ambas incluidas.

Los participantes pueden leer y reseñar a su propio ritmo dentro de las fechas propuestas. Podemos comentar en Twitter, si os apetece, con los hashtags #Gerona y #Cádiz a medida que vayamos avanzando en nuestras lecturas.

También os podéis llevar la foto de esta entrada a vuestros blogs como banner si os apetece.

¿Os animáis? Estáis todos invitados a pasar un verano con don Benito.

miércoles, 17 de junio de 2015

Sorteo fresquito

Ahora que las vacaciones de verano están tan cerca parece que apetecen lecturas ligeras y fresquitas, de esas que vienen bien para desengrasar y para pasar un rato agradable. Y como tengo un par de libros que se ajustan bien a esos requisitos ¿os apetece un sorteo de verano?

Se sortean dos libros para dos ganadores. El primer afortunado elige título y las novelas son estas:

Los bosques de Whitethorn, de Maeve Binchy. Os dejo AQUÍ la reseña que le hizo Tizire en El lado frío de mi almohada.


Las cenas de los martes, de Monika Peetz. AQUÍ mi reseña. De este título ya tenemos una segunda parte, Las amigas de los martes en el balneario.



El sorteo es muy sencillito y rápido:

Para participar, el único requisito es ser seguidor de Serendipia, por eso debéis anotarme el perfil de blogger para que pueda verificarlo.

Solo hace falta dejar un comentario en esta entrada (con el perfil) diciendo que participáis.

+3 puntos para los seguidores antiguos (hasta Noemí, ella incluida)
+1 punto para los seguidores nuevos 

Y nada más. No hay puntos extras, es un sorteo fresquito de verano, así entre nosotros, en petit comité.

Podéis participar desde ahora mismo ya hasta el 24 de junio. 

¡Suerte!