miércoles, 16 de mayo de 2012

Los cuadernos de la señora Bell de Pilar Alberdi

La señora Elisabeth Bell, viuda de Antonio el del aserradero, o Beautiful para los amigos, escribe incansable en sus cuadernos azules. Escribe sobre la vida, sobre las personas que la rodean y sobre el pueblo al que una vez llegó siendo extranjera y del que pronto partirá siendo una buena amiga para todos sus vecinos. Elisabeth recuerda que el día en el que llegó en tren a aquel hermoso pueblecito perdido en las montañas llovía. La lluvia hacía din, din, din sobre los tejados y dotaba de una hermosa melodía a un paisaje sencillo y especial. Y allí se quedó a vivir, pese a que la nueva carretera no pasaría finalmente por el pueblo, condenándolo al ostracismo y al silencio. Y allí siguió, disfrutando de la compañía de las ardillas y de las mariposas, ofreciendo siempre un té y una palabra amable a todas las personas que, como ella, llegaron hasta allí y se tropezaron con un cerezo, la cabeza de un ciervo apolillado o un cartel de "se buscan camareras" en La última oportunidad. Porque pese a estar lejos de todo, al pueblo a veces llegan gentes de fuera como Vanesa y Clara y María,  otros desertan, como Pepe el de la gasolinera, y otros parten felices como Francisco.


"Muchos pueblos mueren al pie de una carretera olvidada", comenta Pilar Alberdi. Ese es el hogar de Elisabeth Bell, desde donde escribe cuánto le apetece sobre su alma y la de su hogar. Los cuadernos de la señora Bell es una pausada y sencilla crónica de un lugar próximo a Segovia que podría ser perfectamente real, un homenaje de la autora a esos lugares con magia propia y gentes extraordinarias que caen en el olvido. Con una narración coral, pero siempre femenina, y un lenguaje firme y bien hilvanado, Pilar Alberdi desgrana la historia de un hotel llamado La última oportunidad, corazón social de un pueblo que languidece lejos de la nueva carretera pero que ofrece cálido refugio a quién lo necesita. Si bien es cierto que las voces narradoras apenas se diferencian entre si en cuestión de estilo y caracterización, se trata de una historia agradable y evocadora que se lee con ligereza y curiosidad. Contrasta, sin duda, el idílico discurso entre flores y mariposas de la señora Bell con el horror del que escapan Clara y Vanesa, pero este contrapunto no desmerece la narración sino que dota de relieve la isla de paz y de protección que resulta ser ese pueblecito perdido en las montañas. Sin embargo, resulta inevitable que llegado a la última página de esta historia, finalista del Premio de Novela Breve Casino de Lorca 2011, el lector se quede con ganas de más. Y es que se echa en falta saber más de la señora Bell, de Diego, del alcalde nonagenario, de los inviernos cubiertos de nieve, de la fiesta de las ardillas, de Antonio y el aserradero, de la cabeza de ciervo (¿cómo llegó allí?). Pilar Alberdi contrae, sin querer, una deuda con sus lectores: ¿Dónde está el resto de los cuadernos azules y verdes? Es imposible partir de ese pueblecito con tanta ligereza, sin mirar atrás, sin que Beautiful explique mucho, muchísimo más, sin escuchar su voz, sin despedirse de Deliberare.

Lector, entra en La última oportunidad y deja que los lugareños te expliquen sobre el cerezo de la señora Bell y la fiesta de las ardillas. Puede que ninguna carretera principal pase por allí pero la parada merece la pena.


Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en el siguiente enlace:
Los cuadernos de la señora Bell (para Kindle)

20 comentarios:

Tatty dijo...

Qué buena pinta tiene, me había fijado en él porque me encanta la portada pero de esta autora tengo aún pendiente en la estantería Isla de Nam y quiero leer primero ese y luego si me gusta ya seguir con otros títulos
besos

Pilar González dijo...

Yo yambién me había fijado en él, y por lo que dices es una lectura agradable. Quiero leer algo de esta autora, pero no sé todavía cuál. Un beso

Mónica-serendipia dijo...

Tatty: Hace mucho tiempo que quería leer algo de Pilar Alberdi porque había leído muchas reseñas de sus obras en la blogosfera, pero siempre pensé que empezaría por "La isla de Nan". Cuando me tropecé con este título no pude resistir la tentación. Aunque ya te aviso que no es literatura fantástica como "La isla de Nan".

Pilar: Sí, como le comentaba a Tatty, a mí me pasaba como a ti. Estaba decidida por empezar con "La isla de Nan" pero con este título tan evocador, "Los cuadernos de la señora Bell", ¿quién se puede resistir? Bueno, este es muy breve así que si te animas verás que se lee en un suspiro. Besos.

Quadern de mots dijo...

Desconocía a la autora. Parece una lectura plácida, una historia sencilla y bonita. De momento no la apunto que tengo muchas pendientes, pero no la descarto.

Rebeca de Winter dijo...

Pues para iniciarme con Pilar Alberdi prefiero este libro suyo que no conocía porque La isla de Nam no termina de atraerme del todo. Bss.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Yo tampoco he leído nada de esta autora, este libro me podría gustar lo apunto aunque creo que lo dejaré para bastante más adelante. Buen día!

Mónica-serendipia dijo...

Quadern de mots: Sí, es como dices, una lectura muy breve y sencilla pero que te llega. La autora escribe muy bien y eso me anima a mirarme con cariño otros de sus libros.

Rebeca de Winter: Bueno este libro es un registro diferente de Pilar Alberdi porque "La isla de Nam" es literatura fantástica. "Los cuadernos de la señora Bell" es el testimonio de una turista que se queda a vivir para siempre en un pueblo del que se enamora. Tiene mucho encanto, sobretodo sus personajes, un universo muy femenino. Besos.

Marilú: Es una lectura que no exige demasiado y se termina antes de que te des cuenta. Un oasis de paz bajo el cerezo de la señora Bell, para que la disfrutes y te olvides del mundanal ruido. Si te animas, ya nos contarás. Besotes

loquemeahorro dijo...

No sé, no sé, creo que mi problema es que ya me espero estar en Montana, como poco, y me parece que este libro no me va a llevar hasta ahí ¿verdad?

Isi dijo...

Tiene buena pinta; lo había visto por ahí, pero no había leído sinopsis no reseñas.
Yo de Pilar Alberdi tengo pendiente Isla de Nam, y después de ese ya decidiré si me gusta y quiero seguir leyendo sus novelas. Hay que decir que las portadas que tiene son preciosas, y ya te dan ganas de tenerlos en la mano!!!

Mónica-serendipia dijo...

Loquemeahorro: Ohhhh, Montana!! No, este libro es encantador pero no tanto como para llevarte hasta Montana. El pueblo perdido, sin nombre, tiene su gracia pero no es Montana. Yo estoy con Isi, debería haber un nuevo género literario: historias que transcurren en Montana.

Isi: Pues creo que yo también me animaré con "La isla de Nam", a ver qué tal. Después de leer esta brevísima historia, creo que Pilar escribe muy bien y será un placer volverme a encontrar con ella en breve. Es verdad que las portadas son preciosas, muchas veces caemos en la tentación de un libro tan solo por su portada!!

Carmen dijo...

Qué portada tan bonita!! Me leí de Pilar Isla de Nam y Alas de mariposa y las dos me gustaron mucho. Lástima que este no esté en papel...
Besos,

Pilar Alberdi dijo...

Gracias por tu reseña. Las novelas cortas como los "haikus", deben decir mucho en pocas palabras; como las fotografías deben recoger un momento especial en la vida de las personas. Cuando lo conseguimos somos felices. "Los cuadernos de la señora Bell" me ha dado ya muchas satisfacciones. Sumo desde ahora, tu reseña.
Quisiera añadir, además, que en el blog de la novela Isla de Nam http://isladenam.blogspot.com están las bases para participar en varios sorteos de ejemplares de Isla de Nam.Si alguien quiere apuntarse será bienvenido.
Te reitero mi agradecimiento por tu reseña que he destacado en mi blog personal y que también subiré al blog de la novela.
Un abrazo.

Mónica-serendipia dijo...

Hola Pilar,

Qué ilusión que te haya gustado la reseña. A mí me ha gustado mucho tu manera de decir tantas cosas en tan pocas páginas, pero ¡me he quedado con ganas de más! Es que el pueblo es muy especial y las voces femeninas tienen mucha riqueza, mucho que contar.

Pues me paso por tus blogs y te sigo leyendo, sin duda. Gracias por añadir la reseña y por informarnos del concurso de "La isla de Nam".

¡Un abrazo!

Mónica-serendipia dijo...

Carmen: Sí, es verdad que este libro de Pilar lo compré en formato Kindle y no lo encontré en papel. Tengo muchas ganas de leer estos dos que comentas tú, sobretodo después de haber abierto apetito con "Los cuadernos...". Besotes.

Pat Casalà dijo...

La verdad es que Pilar tiene un dominio del lenguaje que ayuda a destilar las emociones. ¡Es mágica su escritura! Una gran reseña! A mí también me encantó La Isla de Nam.
¡Besos!

Mónica-serendipia dijo...

Hola Pat,

Pues sí, es un placer leer a Pilar Alberdi, sobretodo cuando trata temas del alma y del corazón. Tengo muchas ganas de ponerme con "La isla de Nam", sobretodo porque todos tenéis muy buenas impresiones de este libro. Muchas gracias. Besotes.

FELIX JAIME dijo...

Muy buena reseña. Siempre me han gustado las novelas que hablan de lugares olvidados, con su decadencia y su toque de nostalgia, pero llenos de humanidad, precisamente tal vez por lo anterior, y por la reseña que haces del libro, intuyo que bastante de eso hay en el libro de Pilar Alberdi, una autora de la que sigo sus magníficos blogs, pero de la que todavía no he leido nada.

Enhorabuena a ti por la reseña, y a Pilar por el libro.

Mónica-serendipia dijo...

Felix Jaime: Muchas gracias, me alegra que te guste la reseña, espero que te anime a leer esta novela breve de Pilar porque merece la pena. Creo que Pilar Alberdi sabe trasmitir muy bien tanto la nostalgia de los lugares olvidados, como bien comentas tú, como la de las personas que han tenido que emigrar y llegan a un lugar nuevo sintiéndose tan extrañas. Un abrazo!!

InesM dijo...

Has hecho una reseña preciosa.
Me ha encantado.
Me quedo por aqui para seguirte la pista.
Te invito a que te pases por mi blog.
inesysuslibros
Besitos

Mónica-serendipia dijo...

Hola Ines, bienvenida a Serendipia. Me alegro que te haya gustado la reseña y espero leerte por aquí pronto. Me paso por tu blog con mucho gusto. Un besote.

Publicar un comentario en la entrada