viernes, 18 de septiembre de 2009

El cuento número trece de Diane Setterfield

Margaret es una tímida amante de los libros, hija de un librero coleccionista, que recibe la oferta de escribir la biografía de una misteriosa autora retirada. El encargo, que al principio acepta con recelo y extrañeza, le abre las puertas de una mansión decimonónica plagada de personajes perturbadoramente sombríos, inquietantes y obsesionados.

El cuento número trece es una buena novela de suspense, incluso de terror, de esas que deberíamos leer arropaditos en la cama en una inquietante noche de tormenta. La urdimbre de la trama, un poco tramposilla a veces, se va desenredando entre escalofriantes descubrimientos.

Lector, si te apetece pasar un poco de miedo atrévete a traspasar el umbral de Angelfield de la mano de las gemelas.

3 comentarios :

  1. Creo que me atrevo, pero espero que no sea muy tramposilla.

    ResponderEliminar
  2. loquemeahorro: hace años que la leí pero recuerdo que me gustó por el ambiente de novela gótica decimonónica y por las escenas inquietantes (que no truculentas). Settefield tiene buen pulso y casi me la creo si me dices que escribía en el siglo XIX en lugar de en el XXI ;-)

    ResponderEliminar
  3. Disfruté mucho este libro, que leí después de haberme devorado "El hombre que perseguía al tiempo", de la misma autora. Ambos, para mí, son de esos libros que no quiero soltar hasta haberlos terminado.

    ResponderEliminar