lunes, 5 de octubre de 2009

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey de M.A. Shaffer

En 1946, en medio de un Londres devastado por los bombardeos de la aviación alemana, la escritora Juliet Ashton está perdida. No encuentra un argumento que la convenza para su nuevo libro y la tristeza por la pérdida de la guerra la rodea donde quiera que vaya. Un día recibe la carta de un habitante de la isla de Guernsey que le recuerda que el amor por los libros podría haber salvado algunas vidas.

Mary Ann Shaffer desgrana su novela en un género epistolar vibrante y fresco, que engancha al lector desde la primera página y mantiene el suspense de manera magistral durante toda la historia. En primera persona, en la voz de una escritora recién salida del cataclismo que supuso la II Guerra Mundial, sus palabras nos resultan entrañables, divertidas, estrafalarias y llenas de esperanza. A través de sus personajes y de las múltiples referencias a la literatura, la autora consigue una emocionante complicidad con los lectores convencidos porque, en sus propias palabras, "leer buenos libros no te deja disfrutar de los malos libros".

Lector, si eres un amante sincero de los libros, esta historia está dedicada a ti. Así que no te la pierdas.

2 comentarios :

  1. Había leído muchas, muchísimas reseñas sobre este libro y en consecuencia, pensé que no me iba a gustar. No sé... no podía ser tan bueno.

    Pero me lo he merendado en apenas dos días, y no parado de llorar y de decir "qué bonito" así que sí, si podía ser tan bueno.

    Solo he tardado 5 años en dejar este comentario, no está mal ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Oh, gracias por el comentario!!! Como ves fue una de las primeras lecturas que reseñé en mi, por aquel entonces, recién estrenado blog. Y ya ves que solo me leía yo misma.

    Me alegro mucho de que te haya gustado tanto, este es uno de mis libros cucos favoritos de todos los tiempos. Como soy un poco cursi, no me atrevo mucho a recomendarlo por si los demás lectores lo encuentran una cursilada, pero ahora que veo que te ha gustado y emocionado y hecho llorar, veo que no es así.

    La pena es que Mary Ann Shaffer murió poco después de publicar este maravilloso libro y nos hemos quedado sin una de las autoras más encantadoras de todos los tiempos :-((

    ResponderEliminar