lunes, 26 de octubre de 2009

The Relic de Douglas Preston y Lincoln Child

Antes de desaparecer para siempre en la selva amazónica, un grupo de arqueólogos consigue hacer llegar a Nueva York un extraño ídolo indígena. Años después, con ocasión de una exposición del Museo de Historia Natural de la ciudad, la figura sale de nuevo a la luz. Pero esta vez, viene acompañada de unos misteriosos y sangrientos asesinatos que poblarán de oscuridad y terror los pasillos del enorme museo.

Esta es la primera aventura del incomparable Aloisius Pendergast, el peculiar detective creado por Preston y Child y, hasta la fecha, resulta la mejor novela de misterio de estos dos prolíficos autores. La trama es consistente y original, los personajes son creíbles, y el desarrollo de la investigación, así como los espeluznantes asesinatos y el culpable, mantienen el suspense y la sorpresa hasta el final.

Lector, no te dejes engañar, este excelente libro de misterio poco tiene que ver con su lamentable adaptación cinematográfica. Te provocará deliciosos escalofríos.

3 comentarios :

  1. La continuación del libro es casi peor que el primero. Que puto coñazo y eso que yo soy un seguidor fiel del Pendergast.

    ResponderEliminar
  2. Hablando de adaptaciones cinematográficas, curiosa la de esta pelicula, las primeras victimas de la reliquia creo recordar que eran dos niños que se pierden en el museo.

    Desgraciadamente y en una muestra increible de sensibilidad con las minorias etnicas, la primera victima en la pelicula es un vigilante jurado del museo de raza afroamericana (negro para mas señas) que se está fumando un porro en los baños del museo...

    Creo recordar que a partir de ver esta película me di cuenta como subrepticiamente TODA persona que fumaba en una pelicula norteamericana acababa brutalmente asesinada a lo largo de la misma o tenia una muerte ridícula. Si tienes un momento revisa Volcano, o La hora de la araña. Era muy sencillo saber quien era el malo de la peli en las de misterio, era el ÚNICO pavo que fumaba.

    ResponderEliminar
  3. La peli de The Relic sí que era infumable...
    En cambio el libro me gustó mucho, supongo que por las implicaciones arqueológicas, para mí es el mejor de la saga Pendergast. Es cierto que la segunda parte, El relicario, creo, era espantoso.

    ResponderEliminar