viernes, 10 de diciembre de 2010

El mejor lugar del mundo es aquí mismo de Francesc Miralles y Care Santos

La tristeza y la soledad se han mudado a vivir con Iris desde que perdió a sus padres en un trágico accidente de coche. Una tarde de domingo especialmente desoladora, Iris se encuentra de pronto asomada a las vías del tren pensando en la posibilidad de terminar con todo. Pero el azar trastoca los pasos de la chica y sin saber cómo entra en un extraño y acogedor café regentado por un mago: El mejor lugar del mundo es aquí mismo. Allí conoce a Luca, un simpático compañero de viaje que la irá guiando por cada una de las seis mesas del café y mostrándole las propiedades de cada una de ellas. Cuando Iris se relaja y decide abrirle la puerta a lo extraordinario, su vida empezará a cambiar.


Francesc Miralles (el encantador narrador de El círculo ámbar) y Care Santos (la sobrenatural autora de El dueño de las sombras) han unido sus cabecitas fantasiosas para regalar al lector un magnífico mapa de ruta de la felicidad. El mejor lugar del mundo es aquí mismo es un librito brevísimo e intenso que destila ternura y magia por todas y cada una de sus páginas. De escritura concisa, sin florituras ni acrobacias verbales, los autores consiguen hechizar a su público por la misma sencillez del relato porque, al fin y al cabo, el camino hacia la felicidad no tiene por que ser complicado. Los seguidores de Miralles sabrán identificar con facilidad su sensibilidad al plasmar los sentimientos de los protagonistas, y los fans de Care Santos seguirán disfrutando de la magia que aporta su autora favorita. Juntos han conseguido una reflexión con duende sobre la magia de lo cotidiano, los pequeños gestos de cada día, el detalle que mueve las bisagras del universo. Una historia brillante que se lee con una sonrisa en los labios y que reconforta en este invierno como una taza de espeso chocolate caliente.

Lector, haz una pausa entre lecturas y abre este pequeño y sencillo cofre mágico.

P.D.: Para un anticipo de la magia, recomiendo al lector que se pase a tomar un café por www.elmejorlugardelmundo.com


jueves, 25 de noviembre de 2010

Todo es silencio de Manuel Rivas

En Brétema, en una aldea arrullada por el Atlántico, nada ni nadie escapa al dominio de Mariscal. Ni siquiera tres muchachos, Fins, Brinco y Leda, que crecen a la sombra de los manejos de este contrabandista y han aprendido que incluso aquello que el mar devuelve a la tierra ya tiene dueño antes de tocar la orilla. Pasados los años, los tres amigos han tomado caminos distintos para conjurar o rendirse al determinismo terrible de Brétema aunque por eso mismo siguen unidos, porque llevan las palabras y los gestos del cacique tatuados a fuego en cada centímetro de piel. Ninguno de ellos puede ignorar que sus padres, cada uno a su manera, vivieron y murieron marcados por la huella terrible de Mariscal, que su inocencia, su pasado y su presente, su propio pensamiento es el resultado de tanto años de sombra.


Todo es silencio es mucho más que una historia triste de contrabando, una trama de corrupción y narcotraficantes amortiguada por la belleza de una narración sencillamente drámatica e hipnótica. Escrita con el apasionado ritmo de terciopelo clarividente que imprime Manuel Rivas a todas sus palabras, inevitablemente mecida por el Atlántico, se convierte en una historia de pérdida en donde lo que no se dice es protagonista en cada uno de los diálogos. En este sentido, resultan especialmente brillantes las conversaciones del médico y el maestro con sus omisiones intencionadas, las pausas entre las frases lapidarias de Mariscal y la contención de Brinco, ese no tener voz de Sira fuera del compás de algún fado, las ausencias de Fins o el caminar sin ruido de Nove Lúas por la arena de la playa. Algo alejada de la arquitectura de filigrana histórica de Los libros arden mal, pero no por ello menos merecedora, Todo es silencio seduce al lector por su buen ritmo en una historia francamente intrigante, pero también, por la belleza de sus palabras tejiendo escenas de espuma de mar, muchas veces entre la bruma. Como siempre, leer a Rivas es todo un placer.

Impregnada de misterio y encanto resulta la aldea en la que Rivas sitúa a sus protagonistas: A de Meus, en Brétema. Brétema, ese lugar imaginario de Galicia creado por la escritora Marina Mayoral, también significa "niebla" en gallego. Muy apropiado para unas páginas tan llenas de silencio, de sombra, de jirones nebulosos que callan lo que ocultan.

Lector, déjate conmover por esta historia sobre un silencio a gritos en la Galicia atlántica.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Nocturn de Portbou de Jaume Benavente

Una estación de tren es un lugar de paso donde se entrecruzan historias y destinos, ¿pero qué espera allí Daniel si no tiene intención de viajar a ninguna parte? Daniel rememora los recuerdos de una Barcelona de mediados de los ochenta, a veces tenebrosa, donde conoció a Sofía Duran. Ella no era más que un enigma en la consulta de su médico, un interrogante como el nen del guix de aquel grabado de Peter Heym que tanto le fascinaba. El canódromo de Horta, la Avenida de la Luz, el incendio del Maritza, incluso Sofía y su pequeña jugadora de ajedrez, todo se va diluyendo y desaparece entre la niebla. Tiempo después, tras la caída del muro de Berlín, Daniel se traslada a Colera y más tarde a Portbou e inicia una lenta pero definitiva transformación. Reconciliado con sus pinceles, apoyado por su antiguo médico y amigo, y siempre pendiente la intrigante historia de Sofía y Alma, Daniel busca desesperado un sentido a sus inquietudes, a sus anhelos, a la incomodidad de su vida.


Bajo el seductor título de Nocturn de Portbou se despliega toda una novela de misterio, de inquietud y de búsqueda que atrapa al lector como un canto de sirena suave pero insistente. El protagonista, un hombre inseguro, casi gris, y con un pobre concepto de si mismo, se ve arrastrado por la historia fatalmente apasionada, escarlata, de una mujer y su entorno. El contraste evidente entre un tímido Daniel, aquejado de cierta apatía, y el torbellino de destrucción siempre en movimiento de Sofía Duran se convierte en el eje de una acción sencilla pero cautivadora que mantiene siempre en vilo la curiosidad del lector. ¿Por qué Daniel vela en la estación de tren? ¿Cómo ha llegado hasta ese punto? ¿Qué misterio esconde Alma? ¿Qué fue de Ferenc? La intriga sobrevuela siempre esta historia de cruce de caminos con poquísimo diálogo e impecable factura.

Lector, aquí tienes una novela para saborear despacio por su encantador tono intimista pero que te despertará la impaciencia de girar las páginas por sus inquietantes misterios.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Llums a la costa de Jaume Benavente

Cèlia Vidal llega a Lisboa procedente, sin casi saberlo, del naufragio de la vida extrañamente suspendida que lleva en Barcelona. Quizás huyendo de si misma o de sus demonios, quizás a la búsqueda de un sentimiento de pertenencia, Cèlia recorre las calles de una Lisboa al borde del océano capaz de ofrecerle las vistas más hermosas pero también las más tristes. Un día, a pie de calle tropieza con Eusebio Sena, un misterioso isleño del Atlántico tocado por un destino incierto. Pese a su inicial rechazo a involucrarse en su historia, Cèlia acaba hechizada por el diario de Sena, profesor, marinero, aventurero y un sinfín de cosas más pero siempre, siempre, con el recuerdo de su Madeira natal y un exilio forzoso grabado a fuego en el alma



Jaume Benavente ganó el premio Ciutat de Tarragona de novel.la Pin i Soler con Llums a la costa (luces en la costa). Con una paleta de colores agrisados y azules, el autor pinta con precisión y belleza una Lisboa cautivadora para acoger a sus especiales protagonistas y a todo un elenco de secundarios cómplices. Pese al inmenso peso que supone en la narración la voz interior de Cèlia y sus sentimientos, Benavente sabe huir de cualquier artificio pretencioso para obsequiar al lector con un fresco sencillo y nítidamente escrito de las inseguridades e insatisfacciones, de la búsqueda, de su personaje. Pero además del encanto de Lisboa y del tono intimista de su relato, Llums a la costa posee un tesoro escondido extraordinario: el diario de Eusebio Sena. Esta pequeña biografía escrita en primera persona constituye una sorpresa delicada y jugosa, que el lector disfrutará por encima de todo, incluso de la trama principal, provocando su curiosidad hacia este anti-héroe romántico al que irá descubriendo a devagar. Quizás por su rico bagaje en novela juvenil o por su sensibilidad al atrapar las pulsaciones del alma, Jaume Benavente consigue hacer de Llums a la costa una novela llena de magia y de frescura, una ventana iluminada en la literatura.

Lector, atrévete a pasear por las calles de la Lisboa más intimista de la mano de Cèlia y Eusebio a ritmo de fado de Madeira.

jueves, 7 de octubre de 2010

La cajita de lágrimas de Ángeles de Irisarri

La hermosa Colomba, condesa de Haro, llega a Toledo para entrevistarse con la reina Leonor de Castilla. Sabe que es la última oportunidad que le queda de desafiar la orden del rey Alfonso VIII de ingresar en un convento. En un mundo de hombres, donde las damas no pueden elegir marido ni heredar tierras, Colomba desea fervientemente casarse de nuevo y engendrar un vástago que continúe su linaje y se haga cargo de sus haciendas. Pero una maldición persigue a la noble muchacha pues ha enviudado cuatro veces y ningún caballero del reino parece lo suficientemente osado como para desafiar a la suerte y proponerle matrimonio. En vísperas de la cruzada contra el moro, a unos días escasos de la batalla de Navas de Tolosa, el destino parece entretejer sus hilos a toda prisa alrededor de la singular Colomba.


"Cuando doña Colomba, condesa de Haro y sus aldeas, se personó en la ciudad de Toledo con gran compaña, muchos caballos y carros cargados con baúles de aparato, era noche cerrada. La dama llamó a la aldaba del puente de Alcántara y los guardianes le franquearon la puerta y la dejaron pasar sin preguntarle quién era, pues que lo sabían. Sabían quién era y a qué venía. Es más, en la ciudad, toda la población la esperaba". Así empieza este curioso libro de la incomparable Ángeles de Irisarri. A través de la especialísima voz de esta cautivadora narradora, el lector navega por un río fluido y extraordinario en el que las aventuras de Colomba y los sinsabores del caballero Guy de la Verité, a quien se le escapó el alma del cuerpo tras la caída de Montforte y alcanzó a atraparla en una cajita que siempre lleva consigo desde entonces, se entrelazan en una trama llena de maravilla, humor, sorpresa y personajes históricos. El encanto de este libro tiene su secreto en el bien tejido baile de voluntades de los protagonistas, pero sobretodo en el juego hipnótico del lenguaje que marca un ritmo irónico y divertido incluso en los pasajes más oscuros. Colomba de Haro es una heroína atípica entre las mujeres de su época, muy característica del universo de féminas extraordinarias de la autora, a cuyo alrededor la realidad se vuelve mágica, o quizás al revés, y atrapa al lector más despistado. Un poco menos osada que la magistral Las damas del fin del mundo, La cajita de lágrimas resulta cautivadora y refrescante en el género histórico y, en general, en literatura castellana.

Lector, aquí tienes una historia prodigiosa e incisiva que te hará sonreír desde la primera página a la última. Déjate seducir por el encanto de Irrisarri y entra en el peculiar mundo de sus hadas rebeldes.

domingo, 3 de octubre de 2010

El clan de la loba de Maite Carranza

Anaíd vive junto a su madre, la pelirroja y explosiva Selene, en un pueblecito del Pirineo, casi permanentemente aislado por la nieve y el mal tiempo. A punto de cumplir 15 años, se pregunta inquieta por su futuro, la ausencia de su padre, la añoranza de su abuela y su aparente poco desarrollo físico. La llegada al pueblo de una hermosa mujer extranjera revolucionará el pequeño mundo de Anaíd y hará pedazos el cuidadoso tejido protector que Selene tanto empeño ha puesto en conservar. Y es que la pequeña Anaíd es la última descendiente de una larga dinastía de brujas Omar, siempre acechadas por las sanguinarias Odish, sobre la que pesa una extraña profecía.


El clan de la loba es el primer libro de la trilogía La guerra de las brujas, que continúa con El desierto de hielo y concluye con la decepcionante La maldición de Odi. A través de la prosa ágil, sensible y luminosa de Maite Carranza, El clan de la loba ofrece una historia fresca y novedosa sobre dos clanes de brujas enfrentados desde tiempos mitológicos, aderezada con la dosis justa de drama familiar y aventuras peligrosas de una heroína algo atípica, por lo insegura y voluble de su naturaleza, pero sincera y valiente. El arranque de la trilogía es brillante y altamente adictivo, seguramente por el carisma de sus protagonistas y por la excelente ambientación del pueblecito pirenaico y sus habitantes. El lector puede disfrutar con las pinceladas coloristas y livianas de la autora, que consigue modelar entre sus líneas un cuento entretenido y cálido, que fluye con facilidad y despierta la curiosidad. En un momento en el que el mercado literario está saturado de historias, más o menos acertadas, de vampiros y seres sobrenaturales, esta novela aporta una bocanada de aire fresco por su huida de los tópicos, su bien fundada mitología sustentadora y por su magistral combinación de realidad y ficción en el marco de una trama muy amena a buen ritmo. La pena es que, pese a la gran calidad literaria de Carranza, el último libro de la trilogía no está a la altura del inmejorable inicio del periplo.

Lector, aquí tienes una historia que encanta al público juvenil pero que se hace respetar y apreciar por los lectores de todas las edades. Muy entretenida y original.

Si quieres comprar este libro y su continuación en la tienda de Amazon haz clic en los siguientes enlaces: 
El clan de la loba (La guerra de las brujas I)
El desierto de hielo (La guerra de las brujas II)
La maldición de Odi (La guerra de las brujas III)

Elantris de Brandon Sanderson

La hermosa ciudad de Elantris, corazón de Arelon, es el hogar de los dioses. Sus habitantes, seres llenos de luz y magia, sirven a los más humildes curando sus heridas y dándoles alimento y sabiduría. Pero un día, la bendición de ser tocado por la inmortalidad se trasmuta en una terrible enfermedad que convierte a los elantrinos en muertos en vida. El príncipe heredero Raoden, en vísperas de unirse en matrimonio a la hermosa e inteligente Sarene, despierta una mañana tocado por el maleficio de la shaod. Exiliado a Elantris, luchará por sobrevivir mientras en Arelon su prometida se enfrenta al rey y al peligroso clero de fjordell, empeñada en salvar al país de la oscuridad y el terror.


El mayor encanto de esta apasionante novela es que sabe huir de los, a veces aburridos, tópicos de la épica de ciencia ficción y se adentra con frescura y emocionante suspense en los vericuetos de la política, la diplomacia, la organización social y los múltiples matices de una civilización equilibrada. Raoden es el héroe que lucha por construir una sociedad más justa y solidaria gracias a su carisma y su sentido de la justicia. Sarene es la hábil diplomática que aglutina a su alrededor a unos pocos nobles con una escala de valores altruista y se enfrenta a un rey inepto y a una corte idiotizada. Hrathen es el monje con crisis de fe que se debate entre la lógica, la ambición y el control del fanatismo religioso. Estos son los tres ejes de narración de Elantris que Sanderson sabe intercalar con un buen sentido del ritmo y una eficaz resolución de la acción y el suspense. Es fácil quedar atrapado desde las primeras páginas, no sólo por el interés de esta seductora historia, sino porque el autor sabe saltarse con éxito lo que podría ser una pesadísima introducción a un mundo de fantasía (razas, geografía, costumbres, cultura, ect.) y confía en la inteligencia y complicidad de sus lectores para avanzar con fluidez en una trama llena de tensión y sorpresas. No en vano, Brandon Sanderson es uno de los autores más prometedores del panorama literario actual de ciencia ficción y ha sido elegido por la esposa de Robert Jordan para concluir la mítica saga de fantasía épica La rueda del tiempo.

Lector, este libro, atípico entre el género de ciencia ficción, te sumergirá en una trepidante historia sin un sólo instante de descanso para tomar aliento.

martes, 7 de septiembre de 2010

Imprimatur de Rita Monaldi y Francesco Sorti

A finales del siglo XVII, el corazón de Roma vive un pequeño misterio. El caballero Mourai ha muerto inesperadamente en una posada y las alarmas del pueblo y las autoridades se desatan puesto que la peste corre todavía reciente por las calles de la hermosa ciudad. Relegados a una estricta cuarentena sin poder abandonar el hostal, los diez huéspedes que en ella se encuentran cuentan con una baza inesperada: el abate Atto Melani, castrato en la corte de Luis XIV, diplomático y agente secreto del todopoderoso Rey Sol, concentra sus especiales dotes de investigación en descubrir las causas de la muerte del anciano Mourai, ¿ha sido la enfermedad o un oportuno asesinato? Melani se adentra en una trama oscura e intrincada llena de peligrosas conspiraciones y ramificaciones inesperadas.


Imprimatur secretum, veritas mysterium. Unicum... Aunque el secreto se divulgue, la verdad continúa siendo un misterio. Sólo queda... Este es el punto de partida que Monaldi y Sorti han elegido para desentrañar las prodigiosas aventuras del abate Melani en el barroco europeo más apasionante. Cada uno de sus libros lleva por título una de las palabras del mencionado acertijo y en castellano ya tenemos publicados los dos primeros: Imprimatur y Secretum. Ambos libros se caracterizan por una rigurosa ambientación histórica en dónde los protagonistas ficticios interactúan sin rubor y con mucha gracia con personajes reales de la talla de Luis XIV, el Papa Inocencio XI, Richelieu, de Condé y muchas otras personalidades de la época. Los autores consiguen plasmar, en una sólida y trabajada prosa, el día a día de un espía francés en sus correrías por una Europa asediada por los turcos y sostenida por las monarquías absolutas y el equilibrio de poderes dinásticos. Con una monumental labor de documentación e investigación histórica, Monaldi y Sorti consiguen que el lector cruce el umbral histórico de finales del siglo XVII para disfrutar de la apasionante labor detectivesca de unos de los espías más inteligentes del momento. Atto Melani se merece entrar en el salón de la gloria de los grandes aventureros de ficción al más puro estilo histórico de Gordiano el Sabueso o fray Cadfael.

Lector, si disfrutas con la Historia acabarás admirando el prodigioso estilo de Monaldi y Sorti. Si abres este libro, disfrutarás de una sólida novela de detectives lujosamente ambientada (incluso con CD musical para cada capítulo) en el barroco europeo más convulso.

¿Hay alguien ahí fuera? de Marian Keyes

Ana ha vuelto a Dublín, a casa de sus padres, convaleciente de un grave accidente de coche. Siente dolor en partes del cuerpo que ni siquiera sabía que existían, tiene la cara deformada por moratones y puntos, y sufre una terrible desorientación causada por sedantes y delirios febriles. Ana no entiende cómo ha llegado hasta su antigua cama de la niñez, dejando atrás su fabulosa vida en Nueva York como responsable de comunicación de una de las más prestigiosas empresas de cosméticos americana. Sabe que allí ha dejado unos amigos increíbles y un marido, Aidan, del que está perdidamente enamorada. Pero los días se suceden, su cuerpo va sanando lentamente y su mente regresa paso a paso a la realidad ¿Dónde está Aidan? ¿Por qué no responde a sus llamadas?


Este es el punto de partida de la que, a juicio de la crítica, se ha convertido en la más conmovedora novela de Marian Keyes. Muy alejada de la trivialidad y delirante comedia de algunas de sus obras, Keyes ofrece al lector una historia hermosa y triste sobre la pérdida y el desconsuelo pero también sobre la esperanza y la ternura. Con un inicio misterioso que intriga desde las primeras páginas, y unos personajes tragicómicos llenos de carisma, la autora narra con su desenvoltura característica una historia agridulce y sencilla, cuyo secreto mejor guardado es la complicidad de la protagonista con el lector. Keyes consigue mantener la intriga gracias unos saltos temporales magistralmente calculados y salpica de sal (tristeza) y pimienta (humor) sus páginas hasta alcanzar un ritmo casi hipnótico, muy agradable de seguir al compás. En esencia, se trata de uno de los libros más serios de esta autora, algo alejado de la línea más "ligera" a la que nos tiene acostumbrados.

Lector, si desconfías de la prosa de Marian Keyes aprovecha para acercarte a su lado más serio e intimista a través de esta reflexión sobre la soledad y la pérdida.

La última oportunidad de Eoin Colfer

Meg no ha tenido una vida fácil. Hace años que perdió a su madre, apenas la recuerda ya, y su padrastro, un vago indolente con el que vive, la ignora por completo. Sola y desorientada, Meg decide seguirle la corriente al peor y más patético delincuente del barrio y se une a él en sus pequeños hurtos. Un día, huyendo de la casa de un preculiar jubilado tras haberle robado la televisión, los chicos sufren un aparatoso accidente. De pronto, Meg va a parar a un túnel sobrenatural en donde fuerzas opuestas tiran de ella. Y es que esta chica no lo va a tener fácil ni siquiera en la otra vida: ¿dónde ubicar el alma de una muchacha que no acaba de ser ni buena ni mala? Quizás todavía le quede una última oportunidad de enmendar sus errores y decantar la balanza hacia uno de los dos lados.


El genial autor de Artemis Fowl o Futuro Azul sorprende con una novela breve y muy refrescante sobre las peripecias de un fantasma en busca de redención. Sólo la extrema sensibilidad de Colfer hacia el mundo adolescente es capaz de tratar a los personajes de esta original historia con semejante desenfado y ternura. Divertida, sencilla y sin pretensiones, la historia de Meg engancha al lector desde el principio induciéndole a reflexionar sobre la injusticia y las sombras de las apariencias. Algo alejado de los temas de ciencia ficción a los que nos tiene acostumbrados, el autor recoge la idea del túnel de luz al final de la vida y lo convierte en un interesante planteamiento sobre el limbo, ese estado intermedio entre tiniebla y oscuridad en donde es fácil moverse a falta de héroes cotidianos en nuestro mundo actual. Una premisa muy interesante que Eoin Colfer resuelve con brillantez, picardía y mucho humor.

Lector, aquí tienes una historia de fantasmas muy alejada de la mediocridad habitual. La única pena es que se te hará corta.

martes, 27 de julio de 2010

Iacobus de Matilde Asensi

Durante el pontificado de Avignon del Papa Juan XXII, Galcerán de Born, caballero de la Orden Hospitalaria, regresa a la Península Ibérica en busca de un niño perdido. Atrás quedan sus años de servicio a sus hermanos como médico, estudioso y perspicaz investigador. Pero cuando por fin logra encontrar al infante García, convertido en un novicio algo torpe e inocente, sus planes de llevar una vida retirada se ven frustrados por una petición que llega desde la misma Avignon. El Santo Pontífice en persona requiere los servicios de Galcerán de Born para esclarecer las extrañas muertes de Felipe IV de Francia y del Papa Clemente V, a raíz de la maldición lanzada por Jacques de Molay, maestre del Temple, instantes antes de morir en la hoguera. El caballero hospitalario y García no dudarán en embarcarse en tan peligrosa y apasionante aventura que les llevará desde el mismísimo París hasta los misteriosos recodos del camino de Santiago.




Tras los inicios en la narrativa de ficción algo titubeantes de El salón de ámbar, Matilde Asensi alegró las mesillas de noche de los lectores con su estupendo Iacobus. Se trata de una novela histórica ambientada al fin de las cruzadas, en un momento apasionante de cambio de poderes tras la definitiva desaparición de la controvertida Orden del Temple, la doble sede papal de Avignon y la crisis en el trono de Francia. La autora recoge este marco de múltiples posibilidades como escenario para unos personajes entrañables que deben recorrer todo un camino iniciático en busca de respuestas y tesoros. En Iacobus, Matilde Asensi encuentra la facilidad narrativa, los diálogos vibrantes y la eficacia de las atmosferas que tan enérgicamente engancharán al lector en obras posteriores como El último catón o El origen perdido. Una novela de aventuras al más puro estilo del género, con toques de humor, ternura, misterio y esperanza pero, sobretodo, absolutamente entretenida. Lejos de perderse por entre la maraña de libros sobre templarios, merovingios y santos griales que desató El código Da Vinci de Dan Brown, Iacobus destaca por su originalidad y frescura, su falta de pretensiones históricas o místicas y por su total rendición al divertimento de un lector gratamente agradecido.

Siguiendo detenidamente los pasos de los protagonistas de su Iacobus, Matilde Asensi publicó poco después Peregrinatio, un libro profusamente ilustrado y manuscrito que detalla los acertijos y lugares de su primera novela. Este pequeño cuadernillo, un pequeño tesoro cómplice entre la autora y sus personajes, hará las delicias de los lectores más entregados si se acompaña de las páginas del Iacobus.

Lector, ¿qué mejor manera de conmemorar este año Xacobeo acompañando a García en la mayor aventura de su vida por el camino de Santiago? Pero recuerda: cuando abras este libro... tempus fugit.

Radubis de Naguib Mahfuz

A finales del Imperio Antiguo Egipcio (2350 aC - 2190 aC), la hermosa Radubis ha sido reconocida como la cortesana más bella y encantadora de toda la tierra roja. Radubis domina el arte de la conversación, la discreción y diplomacia de la política, la música, el arte y el baile, pero su corazón sigue frío, indiferente a las decenas de pretendientes acaudalados que la agasajan en su palacio. Sin embargo, una calurosa tarde veraniega, el destino de la hermosa mujer cambia para siempre: Menenra II, el nuevo faraón de la VI Dinastía, se presenta de improviso a sus puertas para conocer en persona a aquella de quien hablan todos los poetas. Su encuentro marcará el inicio de una legendaria pasión más allá de cualquier convención de la época.




En 1988, Maguib Mahfur (1911-2006) se convirtió en el único escritor en lengua árabe en ser distinguido con el Premio Nobel de Literatura. Nacido en El Cairo, Mahfur solía escribir principalmente sobre la vida cotidiana y las costumbres de las gentes de su ciudad, aunque también se embarcó en la aventura de la novela histórica egipcia (La maldición de Ra o Akhenaton, el rey hereje, entre otras). Radubis forma parte de este bagaje de ficción histórico aunque también constituye un increíble ventanal a la vida egipcia a finales del III milenio antes de nuestra era. La elección del faraón Menenra II, que únicamente estuvo un año en el poder, como protagonista de la novela tiene cierto encanto decadente, desesperado, trágico. Un hombre solo, con el peso de un imperio sobre los hombros, que encuentra inesperadamente el amor en brazos de una mujer extraordinaria. Radubis vive la pasión por vez primera, la dicha del compañero encontrado, pero también la maldición de la sombra, del secreto, de la marginación y de la culpa. Una línea argumental brillante y apasionada que contrasta acertadamente con un lenguaje preciso y suave, una narración sencilla y magistral que plasma con precisión y delicadeza el color de la tierra, los olores del incienso, la caricia del Nilo, la inspiración de los artistas, la textura del lino blanco recién perfumado.

Lector, entra en los aposentos de la bellísima Radubis y déjate seducir por sus incitantes pasos de baile porque esta historia, que se apoderará de ti desde la primera de sus páginas, está más allá del tiempo y la leyenda.

jueves, 8 de julio de 2010

La boda del poeta de Antonio Skármeta

Alia la bella va a casarse y tiene alborotada a su pequeña isla del Adriático. El dichoso prometido, Jerónimo Frank, es un adinerado ex-banquero austriaco reconvertido en tendero de éxito que empieza a preocuparse por las leyendas locales de infortunio que pesan sobre su almacén. En Europa, el colapso del imperio Austro-Húngaro es inminente y los jóvenes de la isla siguen inquietos las crónicas previas al estallido de la guerra, ávidos por verse libres del yugo austríaco. Esteban Coppeta, descendiente de un héroe mítico de la isla, comparte los ideales de rebeldía de su hermano pero la noticia de la boda de Alia, a quien ama desesperadamente, lo sume en un horror paralizante y agónico. Un amor legendario, una tragedia en ciernes y la amenaza de la guerra se convierten en el preludio de la aventura extraordinaria de los emigrantes que llegaron a Chile a principios del siglo XX.


Después de la deliciosa y encantadora El cartero de Pablo Neruda, Antonio Skármeta regala a sus lectores esta historia prodigiosa de belleza maldita, jóvenes apasionados, isleños excéntricos, inventores entrañables, paisanos ocurrentes y campanas imposibles. A ritmo de realismo mágico, pero también del humor y la ternura de Skármeta, el lector disfrutará de la Historia de la Costa de Malicia, una mítica tierra de héroes griegos y amores imposibles. Pequeñas historias, tan sencillas como sus protagonistas, se van entrelazando inevitablemente (dado el minúsculo territorio de la isla) a través de la voz conductora de un periodista yugoslavo. El resultado es una novela entretenida y original, que se lee con intensidad hasta la última de sus páginas gracias al irónico y fresco estilo de Antonio Skármeta y a su tan grata imaginación.

Lector, si te gustó El cartero de Pablo Neruda, esta novela te hechizará de nuevo con los aires mágicos de Skármeta.

Erec y Enide de Manuel Vázquez Montalbán

En vísperas de Navidad, el afamado profesor medievalista Julio Matasanz vuela a Vigo para recibir un homenaje internacional de colegas y reconocidos expertos. Satisfecho, egoísta y algo pagado de si mismo, Matasanz se sorprenderá rememorando su pasado con cierta nostalgia pero, también, con un arrepentimiento y un anhelo que no esperaba. En Barcelona, le espera su esposa Madrona, quien lucha con denuedo por pasar unas navidades en familia pese a que su ahijado Pedro y su compañera Myriam siguen en Centroamérica como voluntarios de una ONG. La magia de la distancia, el recuerdo y el amor sincero, unirán poco a poco todas las piezas del rompecabezas que constituye la vida de Julio y Madrona. Al fin y al cabo, la madurez no deja de ser un regalo del pensamiento más profundo y sereno, aquel que conduce a darse cuenta que la felicidad ha estado siempre en casa mientras ellos se empeñaban, cada uno a su manera, en ausentarse.


Erec y Enide es una de las últimas obras del gran Vázquez Montalbán, quizás por eso su ritmo es pausado y pensativo, maduro, provisto de niebla, melancolía y colores casi otoñales. El inicio de la historia, el día de San Simón en la sempiterna feérica Galicia, ya constituye un indicio claro del punto de partida de su protagonista, entre cortinas de lluvia, niebla baja sobre la ría, silencio algodonoso... Sin embargo, no deja de ser una narración vibrante y amena, con el nervio acostumbrado del genio de su autor. La curiosidad del título, que coincide con la primera novela del ciclo artúrico de Chrétien de Troyes, supone un punto de partida de contraste entre la magia y el romanticismo del amor más medieval y caballeresco y la distancia gélida que parece envolver a los protagonistas de la novela. Al ir pasando las páginas, siempre intrigado, el lector irá desvelando detenidamente las claves de la evocación de un amor tan remoto para comprender que el camino a veces resulta misterioso y solitario, hasta que se llega a buen puerto.

Lector, aquí tienes una novela inusual en la trayectoria de Manuel Vázquez Montalbán por su temática y tratamiento, a veces tan enternecedor y delicadísimo, de sus personajes. Son páginas para paladear y sorprenderse.

jueves, 17 de junio de 2010

Cartas de J.R.R. Tolkien. Selección de Humphrey Carpenter

Humphrey Carpenter, con la colaboración de Christopher Tolkien, recogió en este volumen parte de la correspondencia escrita por el propio J.R.R. Tolkien. En estas cartas, impregnadas del espíritu y el pensamiento del genial profesor de Oxford, Tolkien comenta con sus hijos, amigos y editores sus experiencias cotidianas, sus opiniones sobre la guerra o la literatura, sus dificultades y alegrías con el proceso de escribir sus novelas y un sinfín de cosas más. A través de estas líneas, el lector comprende cómo fue parte de la vida de Tolkien, cómo sufrió por tener que vivir dos guerras espantosas (en la I Guerra Mundial estuvo combatiendo en la batalla del Somme y perdió a varios amigos, en la II Guerra Mundial colaboraba en la vigilancia durante los bombardeos a Gran Bretaña y tuvo a dos hijos en el frente), su obsesión por revisar constantemente sus escritos, su fascinación por las lenguas y el lenguaje, su relación con alumnos y colegas...

Son exquisitos retazos de su propia vida, escritos de su puño y letra, con una clarividencia extraordinaria y, pese a las dificultades de la época, trufadas con un gran sentido del humor y una energía contagiosa. Tolkien odiaba Francia y la cocina francesa, disfrutó de la complicidad de C.S. Lewis durante toda su edad adulta, con quien se reía incluso de su médico personal o "inútil curandero", disfrutaba leyendo fragmentos de sus obras preferidas y de sus propios escritos a sus amigos en el T.C.B.S. (iniciales de Tea Club and Barrovian Society, porque se inició tomando el té clandestinamente en la Biblioteca de la Univesidad, aunque estaba prohibido), en el Coalbiter ("comedores de carbón" porque leían junto a la chimenea) o en el posterior Inklings, fumaba en pipa y adoraba los chalecos de colores,...


Este compendio de Carpenter recoge cartas fascinantes como la respuesta de Tolkien a unos editores alemanes que, interesados en traducir El Hobbit a su idioma en el verano de 1938, le piden al profesor que les demuestre su ascendencia aria. Tolkien les dice, que no comprende a qué se refieren porque ni él ni sus antepasados son arios, es decir, que no hablan ni indo-iraní, ni indostano, ni persa, ni gitano, ni ningún otro dialecto afín, "Pero si quieren averiguar si soy de origen judío, sólo puedo responder que lamento no poder afirmar que no tengo antepasados que pertenezcan a ese dotado pueblo". En otra de las cartas, dirigida a sus editores ingleses, les ruega encarecidamente que si la edición americana de El Hobbit precisa de ilustraciones que por favor no sean de "influencia Disney", que tanto aborrece.

Pero sobretodo destacan, por su sensibilidad y encanto, las decenas de misivas que envía a su hijo Christopher cuando éste está fuera del país preparándose como aviador para entrar en combate contra la Alemania nazi. Con él no sólo comparte cariño y preocupación por la guerra, sino que además le confía sus esperanzas y temores en la gestación de su gran obra literaria, El Señor de los Anillos. Christopher ha leído los cuentos y leyendas de su padre desde la infancia, ha crecido con El Señor de los Anillos y El Silmarillion, y Tolkien comprende que las ha escrito para él más que para ningún otro. A su hijo le confía su rechazo a una guerra en la que, pese a estar convencido de que Gran Bretaña está del lado correcto, se está destruyendo la naturaleza con el motor de combustión interna (tala de árboles, contaminación, bombardeos, etc.) y se está combatiendo con unas armas tan nocivas y malvadas como el propio mal que se combate. "Porque estamos intentando conquistar a Sauron con el Anillo. Y (según parece) lo lograremos. Pero el precio es, como sabrás, criar nuevos Saurons y lentamente ir convirtiendo a Hombres y Elfos en Orcos" . Una visión que resultó profética con el lanzamiento de las bombas nucleares y el posterior desarrollo del escenario político mundial.

Lector, cuando un soldado americano se rió del acento de Oxford de J.R.R. Tolkien, éste le contestó que a él le parecía que los americanos hablaban inglés como si pasasen una esponja de agua sucia por su idioma. Después de eso, se fueron a tomar un "inmundo café" y se hicieron bastante amigos. Si El Señor de los Anillos es una de las grandes obras atemporales de la literatura, este compendio de cartas de su autor es una pequeña joya muestra de su ingenio y clarividencia.

J.R.R. Tolkien, una biografía de Humphrey Carpenter

John Ronald Reuel Tolkien nació en Bloemfontein, Sudáfrica, en enero de 1892. A los tres años de edad le picó una tarántula y estuvo corriendo despavorido por el jardín hasta que su niñera consiguió extraerle el veneno, desapareció casi un día entero en el clan de uno de los criados de la casa porque todos querían ver de cerca un bebé blanco, un mono se comía sus baberos y las serpientes acechaban en la leñera mientras aprendía a amar los árboles a fuerza de contemplar cómo sus padres plantaban cada día alguno en las desoladas tierras de aquel extemo del mundo. Tiempo después, las aventuras del pequeño Tolkien habrían de continuar en Inglaterra, de la mano de su hermano menor, con quien compartía juegos y exploraba la campiña, siempre disfrutando de la naturaleza y huyendo los ogros malvados que los perseguían. Quizás fueron las semillas fantásticas que acompañaron siempre al genial profesor hasta su edad adulta, hasta su lugar en Oxford, cuando la página en blanco de un examen que corregía lo llevaron a escribir sobre los hobbits y dio el primer paso hacia el umbral de la inmortal Historia.


Con esta extraordinaria biografía, Humphrey Carpenter consigue un vibrante retrato en tres dimensiones del maestro J.R.R. Tolkien. De prosa ágil, muy amena y provista de un buen sentido del humor, el autor mantiene con facilidad la atención de cualquier lector, incluso de los no avezados en la bibliografía de Tolkien, pues se trata, sin duda, de un relato conmovedor por su sencillez y enorme humanidad. El libro, basado en cartas, diarios, papeles de trabajo y recuerdos de familiares y amigos, repasa la trayectoria vital del profesor Tolkien desde su imaginativa infancia, el triste recuerdo de la muerte de su madre, el primer y único amor, la importancia de su catolicismo en un mundo mayoritariamente anglicano, los primeros amigos y el T.C.B.S., las dos guerras mundiales que le tocó vivir, el amor incondicional por sus hijos, su magnetismo como profesor de lenguas y literatura, el hechizo sobre sus alumnos cuando recitaba Beowulf a voz en grito durante sus clases magistrales... La figura de Tolkien hechiza al lector por su fuerza, por su excentricidad e inteligencia, pero sobretodo porque su trabajo incesante y sus pensamientos traspasan cualquier barrera de tiempo o de papel para invitar con delicadeza a reflexionar sobre la "caída del hombre", la destrucción de nuestro planeta, el horror de la guerra o la importancia de las lenguas.

Lector, aquí tienes una buena oportunidad para disfrutar con la historia de un hombre excepcional. Si conoces la obra de Tolkien, te servirá para comprenderla a un nivel más profundo pero, aunque no te agraden sus libros, seguramente te fascinará la vida del profesor que fundó un Viking Club en la Universidad de Oxford para que sus alumnos fueran a beber cerveza y recitar poemas, epopeyas y canciones épicas de otros tiempos heroicos.

martes, 15 de junio de 2010

En el tiempo de las hogueras de Jeanne Kalogridis

A mediados del siglo XIV, bajo el papado de Inocencio VI, la Inquisición ha acusado a la abadesa Marie Françoise de Carcasona de los cargos de herejía y brujería. A la espera de la celebración del juicio, esta noble mujer espera en prisión a que se decida su suerte pero todavía le queda una última oportunidad: el joven escriba Michel está allí con ella para tomar nota de su declaración. Con cierta reticencia al principio, Michel escucha atentamente la fascinante historia de Marie, una mujer santa y valiente que desafía una época de peste y desconfianza para ayudar a los que más lo necesitan. La abadesa forma parte de una ancestral orden amparada por la Virgen María y dotada de poderes sobrenaturales destinados a obrar el bien en la oscuridad del mundo medieval.


En el tiempo de las hogueras es un libro sorprendente no sólo por su prosa de calidad y excelente adaptación histórica, sino también por su falta de artificio a la hora de combinar hechos verosímiles con magia de una manera que resulta muy natural al lector. Muy bien ubicado en un clima de fanatismos religiosos, persecución de la mujer (como fuente de sabiduría ancestral) y peste en el sur de Francia, Jeanne Kalogridis ofrece en su primera novela de ficción una obra de estupendo suspense y entretenimiento. Sus personajes principales tienen una evolución magistral hasta alcanzar unas proporciones heroicas y la narración siempre mantiene el interés y el encanto de la magia. A través de estas interesantes páginas es posible entrever un pequeño homenaje a las mujeres místicas del medievo europeo como Hildegarda de Bingen y las beguinas, Margarita Porete, Matilde de Magdeburgo o incluso Juana de Arco. El lector que haya hecho alguna incursión en la historia del misticismo femenino de aquellos tiempos, tendrá mejor referencia de la situación y condición femenina en un mundo en donde lo pagano era sistemáticamente perseguido y lo religioso era un monopolio obsesivamente controlado por unas pocas manos (masculinas, por supuesto).

Lector, aquí tienes una novela histórica llena magia y optimismo que te absorberá desde el primer capítulo. Te encantará la compañía de estas páginas en un día lluvioso, en tu sofá favorito y con una buena taza de té.


viernes, 4 de junio de 2010

El jardinero fiel de John Le Carré

Justin Quayle, diplomático británico en la embajada de Nairobi y aficionado a la jardinería, recibe la terrible noticia del asesinato de su esposa Tessa cerca del lago Turkana, en el norte de Kenia. Pese a las grietas de su matrimonio y al distanciamiento, Quayle sigue enamorado de la increíble y hermosa mujer con la que había compartido tan poco, por eso decide embarcarse en la penosa odisea de esclarecer su dramática muerte. Desolado por el recuerdo, por la ausencia, el jardinero paciente va tirando poco a poco del hilo de una investigación que le lleva por tres continentes y diversos gobiernos, ONGs y empresas farmacéuticas. Tessa parecía haber dado con un monstruoso crimen que amenazaba con arruinar a varios gigantes capitalistas.


Leer a John Le Carré, independientemente de la historia que narre, siempre es un placer. Elegante, sobrio y preciso, el estilo de este escritor siempre sorprende por su sólida estructura y su enorme poder de sugestión. En El jardinero fiel, Le Carré no sólo presenta una interesante trama de crimen e investigación, sino que además del thriller político y económico, destaca una linea argumental mucho más delicada y tenue: el conmovedor recuerdo de la persona amada que se ha ido. El protagonista, Justin, trasmite a lo largo de toda la novela tristeza, admiración y amor por una mujer luminosa, entera, pletórica de vida y de belleza a la que no le queda más que llorar por no haber sido capaz de aceptarla tal como era y retenerla a su lado. Tessa está muerta pero sigue tan presente durante todo el libro, tan libre y hermosa, que en un descuido del lector es capaz de diluir la importancia del personaje principal y pasar a protagonizar la historia.

Lector, si disfrutas con John Le Carré este es uno de sus libros más delicadamente evocadores.

En busca del unicornio de Juan Eslava Galán

A finales del siglo XV, Juan de Olid, siguiendo instrucciones precisas del Condestable don Miguel Lucas de Iranzo, llega hasta la corte del rey Enrique IV de Castilla, el Impotente, para ponerse a su servicio. Ese será el inicio de un largo, secreto y arriesgado viaje que le llevará, junto a sus fieles ballesteros y al amor de su vida, hasta las entrañas del continente africano, siempre tras los pasos del cuerno de un unicornio que, según los boticarios reales, servirá para curar la impotencia del monarca. Pero mientras Juan de Olid dedica su vida a tan venturosa empresa, el reino de Castilla se verá inmerso en un proceso de transición que desembocará en la Edad Moderna y cambiará para siempre la tierra y las costumbres que dejó atrás el valiente paladín del rey.


En busca del unicornio es una original novela de aventuras, un viaje iniciático a través de un continente misterioso a finales del siglo XV, cuando todo era todavía posible porque poco aparecía en los mapas y menos en los libros de Historia. Juan Eslava Galán se ciñe escrupulosamente a una ambientación histórica precisa y cuidada, y dota a su relato del tono arcaico del castellano antiguo, solemne, pero dinámico y trufado de buen humor y sorpresas. El resultado es una auténtica filigrana lingüística al servicio de una historia apasionante donde se entrelazan la aventura, el amor, lo fantástico, el drama y lo humorístico. Sus personajes tienen una fuerza y un carisma que traspasan el papel y su protagonista, Juan de Olid, resulta un narrador cómplice y el mejor de los compañeros de este venturoso viaje. Juan Eslava Galán fue el ganador del Premio Planeta 1987 con esta joya de la literatura castellana.

Lector, aquí tienes una aventura a la vieja usanza para desgranar despacio y con calma. Te sorprenderá que las páginas que vuelves con tanta concentración no tengan el tono amarillento de las cenizas del tiempo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Esperadme en el cielo de Maruja Torres

Maruja despierta en el cielo rodeada por sus dos grandes amigos y maestros Terenci Moix y Manuel Vázquez Montalbán. Un poco asustada al principio, aunque feliz por el reencuentro, la escritora intenta comprender por qué ha sido llamada tan perentoriamente junto a sus añorados colegas si todavía sigue con vida. Terenci y Manolo la guiarán por ese fantástico cielo inventado, lleno de recuerdos y de deseos compartidos desde que la juventud los unió a los tres a puertas de un Raval que siempre llevarían dentro. Maruja se deja hechizar por ese par de geniales prestidigitadores y les acompaña en un viaje evocador sobre una alfombra voladora, tejida en la mismísima Meca del Cine, que pasa por el Hollywood de los años dorados, las arenas de Alejandría, Casa Leopoldo o la oficina del inmortal Carvalho, entre otros muchos paraísos reales o inventados.


Maruja Torres, ganadora del Premio Nadal 2009 por este libro genialmente divertido, se convierte en un hada tejedora de historias mágicas para ofrecer al lector una gozosa aventura del recuerdo. A veces enferma de nostalgia, casi siempre llena de añoranza por los dos escritores y amigos perdidos, la autora recorre con dedos ágiles las cuentas del collar multicolor en el que se ha convertido su memoria junto a ellos. Se trata de un cuento lúdico, muy original y sin estructura definida porque la imaginación y el ejercicio de evocar lo desbordan todo. Leer la prosa tan característica y flexible de Maruja Torres resulta un placer literario que conlleva la sorpresa en el párrafo más inesperado, precisamente por ese flirteo que la autora sabe mantener en el juego de la palabra.

Lector, atrévete a recordar cinematográfica y literariamente con Maruja, Terenci y Manolo, y brinda con ellos, con champán francés de la posguerra, por La Rambla, la Boqueria, los callos de Can Leopoldo, los niños que no quieren crecer y las chafarderas de Tebas.

jueves, 6 de mayo de 2010

A pie por la Costa da Morte de Josep Mª Espinàs

De entre todos los libros de viaje de Josep Mª Espinàs, A pie por la Costa da Morte es uno de los más intimistas, mágicos y especiales. Quizás por sus paisajes de leyenda, por sus románticos acantilados, por sus peculiares gentes, por su acento, o quizás por el momento en el que el escritor pisa sus caminos (2004, poco después de la tragedia del chapapote), la narración del viajero se vuelve más acariciadora, cálida y próxima que nunca para transportarnos desde Laxe hasta Finisterre pasando por Camelle, Camariñas, Muxia, Lires y Corcubión. De talante paciente y con un sano sentido del humor, Espinàs disfruta de una tierra única, a veces olvidada, mientras dialoga con sus habitantes y sus acontecimientos.


Josep Mª Espinàs nos regala una pequeña joya de incalculable valor en los mapas del viajero. Con su acostumbrada prosa cuidada, evocadora y plástica, el autor consigue mantenernos como compañeros de itinerario mientras recorre, casi siempre a pie, senderos y caminos extraordinarios de un paraje tan único como es la costa gallega noroccidental. El lector que haya estado allí, disfrutará doblemente con este mágico relato de secretos compartidos, tesoros escondidos y héroes cotidianos, aunque también detectará, inevitablemente, un ligero poso de tristeza en el eco final de cada capítulo. Y es que Espinàs recoge con paciencia y meticulosidad las palabras, los recuerdos y el entorno de quienes viven al borde de un mar casi siempre embravecido, casi siempre océano, que todo les ha dado y en donde, demasiadas veces, todo lo han perdido.

Lector, abrir este libro es adentrarse en una Galicia mágica, intacta por el tiempo, derramada a pies de un mar rugiente a expensas de la acogedora bienvenida de sus protagonistas.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Rabos de lagartija de Juan Marsé

En la Barcelona de la posguerra un niño que está por nacer habla quedamente con su madre, su hermano y su perro. David, el hermano mayor, intuye su voz mientras sobrevive a la ausencia de un padre libertario, cuida a su manera de la hermosa pelirroja embarazada y comparte intimidades con un aviador de la RAF que le escucha desde un poster en la pared de su habitación. La infancia de la posguerra, pese a la delicada atención del inspector Galván, pierde con rapidez la inocencia en un entorno de represión política y corrupción moral, donde las relaciones sólo son sencillas en apariencia y el aire que se respira a veces quema como la vida misma.


Rabos de lagartija es una novela coral donde las distintas voces, algunas tan frágiles como la del bebé nonato, se entrelazan y superponen como capas de una realidad que acepta múltiples lecturas, casi todas tristes y desesperanzadas. Con una prosa privilegiada como la de Marsé, las líneas tejen con delicadeza velos y gasas tenues que componen un argumento contundente, a veces crudo pese a la dulzura, para desgranar la angustia y la tristeza de los protagonistas, porque en la España franquista no hay vencedores, tan sólo víctimas. El autor mide con precisión los ingredientes de una novela equilibrada y con solera, tan bien escrita y pensada como una sola pieza que su rotundidad golpea a lector. Las descripciones de un mediodía caluroso del verano de Barcelona escenario de juegos de dos niños perdidos, el horror gris y húmedo de las comisarías de la época, las tardes en el cine de posguerra, o el exquisito retrato, delicadísimo, de la hermosa pelirroja embarazada, constituyen algunos de los tesoros que guarda este cofre de buena madera que es Rabos de lagartija.

Lector, siente el olor de las sábanas de algodón recién lavadas, todavía húmedas, tendidas al sol. Si te asomas entre ellas y las apartas un poquito, alcanzarás a ver la delicada melena roja, la suave curva de la futura madre, la belleza tristemente tranquila que ha hechizado al inspector.

Paisaje con mentiras de Peter Watson

Isobel Sadler decide consultar con un experto en arte y antigüedades cuando un misterioso ladrón casi consigue robarle un cuadro de su familia, Paisaje con mentiras, que ella siempre ha creído de escaso valor. Michael Whiting, el propietario de la galería de arte al que acude Isobel, le garantiza que se trata de una pintura sin demasiado interés pero se ofrece a realizar una pequeña investigación para confirmarlo. Inesperadamente, la pintura resulta ser un mapa icónico que conduce a nueve reliquias de gran valor que fueron escondidas para su salvaguardia durante la disolución de los monasterios bajo el reinado de Enrique VIII. Isobel y Michael se embarcan en la tarea de desentrañar tan fascinante misterio pero pronto descubrirán que no son los únicos interesados en el tesoro.


Paisaje con mentiras es la primera obra de ficción del intelectual e historiador británico Peter Watson, una novela de suspense y misterio ambientada en el mundo del arte, las antigüedades y los tesoros históricos. Autor de libros tan interesantes como Ideas: Historia intelectual de la humanidad, The Medici conspiracy o Historia intelectual del siglo XX, Watson consigue en su primera incursión novelística mantener el interés y el encanto que es habitual en sus argumentos implicando al lector en la investigación de sus dos carismáticos protagonistas y manteniendo la intriga hasta el final. Uno de los puntos más destacables de este libro es el personaje de Michael Whiting, un autentico englishmen de los de club, pipa y acento londinense, que facilmente puede imaginarse apostando con otros caballeros sobre la propuesta de Phileas Fogg de realizar la vuelta al mundo en 80 días. Watson, que se infiltró como marchante y descubrió varias redes ilegales de tráfico de arte cuando trabajaba para The Sunday Times, conoce bien el tema de las antigüedades, las galerías de arte y las obsesiones de los coleccionistas, lo que dota a toda la novela de una sólida firmeza argumental y buena credibilidad en la historia.

Lector, déjate seducir por el encanto del Londres más tranquilo, escondido y tradicional mientras disfrutas de esta caza del tesoro junto a Isobel y Michael. Presta atención al interesante lenguaje gestual y pictórico con el que juega Peter Watson, te gustará.

Baudolino de Umberto Eco

El historiador Nicetas Coniates contempla desolado como la cruzada cristiana de 1204 destruye la hermosa Constantinopla. Atrapado junto a su familia en medio de la vorágine, consigue salvar la vida gracias a Baudolino, un pintoresco personaje que dice haber nacido con dos únicos dones: el don de lenguas y el don de la mentira. Curioso, Nicetas le pide a su salvador que le explique su historia desde la infancia, cuando tropieza por casualidad con Federico I "Barabarroja", emperador del sacro imperio romano, y se convierte en su hijo adoptivo. Baudolino evoca su pasado extraordinario que irá desplegando sus alas desde el momento en el que inventa la carta del preste Juan, prometiendo al emperador el Santo Grial como muestra de amistad si visita su fabuloso país ajeno a todos los mapas conocidos.


Esta extraordinaria novela, una nueva invitación del maestro Eco al juego, abre sus páginas a un mundo de maravilla y delirante aventura histórica en donde ficción y realidad se entrelazan alegremente y sin complejos. Umberto Eco crea un personaje excepcional, mentiroso cronista y "hacedor de Historia", con una verborrea imparable y una inventiva desaforada para conducirnos hasta un mundo en donde lo mejor siempre es el camino para llegar hasta allí. Baudolino es un libro de aventuras lingüísticas, si es que ese género existe, una agradable trampa para el lector despistado que disfrutará cayendo en las fantásticas redes de la narrativa de su autor. Como ocurre con otras novelas de ficción de Eco (La misteriosa llama de la reina Loana o La isla del día de antes), la aventura no sólo está en la historia que nos explica porque el lenguaje también es uno de los protagonistas.

Lector, si abres este libro te embarcarás en una delirante aventura por la Europa de finales del siglo XII de la mano de un guía fantásticamente mentiroso, donde todo es posible porque la Historia aún está por escribir.

jueves, 29 de abril de 2010

El libro de los hechizos de Katherine Howe

Connie Goodwin, prometedora historiadora colonial, recibe la aprobación del tribunal académico de Harvard de la escuela de graduados para empezar su tesis. Connie promete elegir el tema de su tesis durante el verano pero sus planes se ven alterados cuando, a petición de su madre, se ve obligada a instalarse en casa de su abuela y prepararla para la venta. La joven historiadora se traslada a Marblehead e inicia la limpieza del antiguo caserón, pero su curiosidad topa con un misterio: una llave del pasado con el nombre escrito de Deliverance Dane. Guiada por sus dotes de investigadora académica, Connie no tarda en descubrir que Deliverance, pese a que no aparece en los anales de los historiadores coloniales, fue una de las brujas de Salem juzgadas a finales del siglo XVII. Emocionada con el descubrimiento de una fuente primaria para su tesis, la joven irá tirando del hilo del pasado para recuperar una estirpe entera de mujeres excepcionales asediadas por la intolerancia de su época.


El gran encanto de este estupendo libro es que su autora, Katherine Howe, descendiente de dos de las brujas acusadas de Salem, es una estudiante de Historia de Nueva Inglaterra de Harvard que está escribiendo su tesis. Que la protagonista de la novela tenga tanto en común con la escritora que le da vida dota a toda la trama de investigación histórica de una emoción real y vibrante. Y es que este libro, pese al despiste que pueda ocasionar su título, trata sobre una apasionante documentación histórica de toda una línea mujeres y de su legado. Howe consigue que el proceso de búsqueda de información de su protagonista se convierta en una trama muy interesante y amena para el lector, evitándole los tecnicismos más oscuros e incorporando personajes vívidos como fuentes de la investigación. La magia y el toque sobrenatural también están presentes en estas páginas y aportan un contrapunto muy agradable al racionalismo de la compilación académica, al estilo del suspense que mantenía tan magistralmente Elisabeth Kostova en La Historiadora. El resultado es una novela bien pautada y de estructura sólida, sin trampas argumentales, que es muy difícil dejar de leer una vez se empieza. Katherine Howe escribe con precisión y alegría, en un lenguaje cuidado y sin floritura que resulta contundente, una prosa de gran calidad y exactitud, muy adictiva. Sus personajes son carismáticos, encantadores, y el misterio y suspense que los rodea intriga y atrae al lector. La atmosfera tan bien descrita del Salem de finales del siglo XVII, de la antigua casa de la abuela o de los mismos pasillos, bibliotecas y salones del Harvard actual son un aliciente más para saborear despacio y con calma esta estupenda novela.

Lector, si disfrutas con la Historia y los misterios que siempre plantea, aquí encontrarás un buen libro que te mantendrá en vilo hasta el final.

miércoles, 14 de abril de 2010

Aurora boreal de Åsa Larsson

En una pequeña población del norte de Suecia, un famoso predicador y escritor espiritual aparece asesinado brutalmente en su iglesia. La inspectora de policía Anna-Maria Mella está a punto de dar a luz y se ha retirado a hacer trabajo de oficina, pero su segundo al cargo cuenta con ella para investigar este complicado y sangriento caso. Cuando un fiscal con ánimo de protagonismo y pocas luces decide acusar a la hermana de la víctima como la autora del crimen, Rebecka, una abogada de Estocolmo y amiga de la infancia de la inculpada, se ve obligada a volver a su pueblo natal y enfrentarse a los fantasmas de su pasado. Implicada en la investigación en contra de su voluntad, Rebecka teme que la situación se vuelva cada vez más peligrosa pues todos los miembros de la congregación religiosa de la víctima tienen turbios secretos que mantener ocultos.


Åsa Larsson es una magnífica narradora que consigue modelar con facilidad su historia y conducir al lector por los caminos previstos para sorprenderle a cada recodo. De prosa fluida y precisa, Aurora Boreal es una novela negra entretenida y original que mantiene la intriga y el suspense desde el primer capítulo. Con precisas y breves pinceladas, Larsson construye a unos personajes vívidos y coherentes. La autora demuestra un talento especial para dotar a su novela de protagonistas bien definidos, por sus actos y sus palabras, que se ganan con rapidez la simpatía o la aversión del lector por su carisma y realismo, que son de agradecer en el caso de las novelas de ficción. Quizás esta naturalidad en su escritura y personajes se deba a que Larsson escribe sobre cosas familiares, no en vano se crió en Kiruna (localidad donde ocurren los hechos de Aurora Boreal), ejerció de abogada como su protagonista Rebecka Martinsson y dice inspirarse en las historias violentas de la Biblia de sus lecturas infantiles para recrear sus tramas policiacas. Pese a que seguramente la moda sueca abierta por Millennium y Henning Mankell en nuestro país le haya facilitado su publicación, hay que reconocer el talento de Åsa Larsson como una estupenda contadora de historias. Aurora Boreal ha sido premiada con el galardón de la Asociación de Escritores Suecos de Novela Negra a la mejor primera novela y en España ya se ha publicado su segundo libro, Sangre Derramada.

Lector, si abres este libro disfrutarás de una buena novela negra muy bien escrita, con unos personajes que te conmoverán.

Papaíto piernas largas de Jean Webster

Jerusha Abbot es una huérfana de 17 años que vive en la institución John Grier para niños sin hogar. Llena de optimismo e imaginación, Jerusha sabe que ha llegado el momento de decidir qué hacer con el resto de su vida pese a que las salidas que se le ofrecen no son demasiado halagüeñas. Todo cambiará cuando reciba una beca para estudiar en una de las mejores universidades del país gracias a un misterioso benefactor al que no llega a conocer más que por su tremendamente alargada sombra. A cambio de la beca, solamente debe cumplir una promesa: escribir puntualmente a su mecenas explicándole sus progresos. Jerusha, llena de entusiasmo y amor por la literatura, no tardará en hacer nuevos amigos y empezar a caminar, con paso tembloroso al principio, por entre las experiencias y las sorpresas de su nueva vida.


Jean Webster publicó Papaíto piernas largas (Daddy-Long-Legs) en 1912, como una historia dulcificada sobre las oportunidades de las chicas estadounidenses procedentes de orfanatos o casas de caridad. Webster, criada en un ambiente matriarcal y rodeada de mujeres interesadas en la lucha por los derechos humanos y la literatura (su madre era sobrina de Mark Twain), estudió en la universidad de Vassar, donde se identificó con los grupos de ayuda a las familias más desfavorecidas de Nueva York. Quizás para huir de esa tristeza, inventó a su huérfana Cenicienta, Abbot, a quien dotó de una beca, de nuevos amigos y de un amor divertidísimo y misterioso gracias a la complicidad con el lector. La primera parte de la novela es muy breve, apenas una introducción de la increíble protagonista, su cambio de suerte y la encantadora y mágica explicación del original título. La segunda parte es toda la correspondencia de Jerusha, o Judy, como prefiere que la llamen, contando con sus propias y extraordinarias palabras, su recién estrenada piel a su velado benefactor. Carta a carta, el lector corre el peligro de irse enamorando de la protagonista irremediablemente. Y es que la prosa fresca, sorprendente y divertida de Webster resulta tan deliciosa como los primeros fresones de temporada. En definitiva, y pese a estar escrito hace casi un siglo, Papaíto piernas largas es un pequeño clásico de la literatura más dulce y optimista. Por cierto, en 1955 la historia fue llevada al cine por el director Jean Negulesco, con Fred Astaire y Leslie Caron de protagonistas.

Lector, si te gusta el género epistolar más original, desgarbado y divertido, disfrutarás con las cartas de esta increíble huérfana mientras te sumerges en aquel joven e ingenuo país que eran todavía los Estados Unidos de Theodore Roosevelt.

sábado, 10 de abril de 2010

El salón de ámbar de Matilde Asensi

Ana María Galdeano, una tratante de arte y antigüedades de métodos poco ortodoxos, topa por casualidad con una complicada trama urdida cincuenta años atrás para esconder uno de los mayores tesoros de la Historia. En 1941, dirigentes de la cúpula nazi sepultaron en un lugar secreto parte del patrimonio expoliado a distintas naciones europeas, entre otros tesoros, una cámara del siglo XVIII construida enteramente en ámbar del Báltico. Ahora, se ha disparado la cuenta atrás para recuperar el tesoro y Galdeano, con ayuda de su hija Amalia, una experta en nuevas tecnologías, debe ser la primera en llegar hasta él.


Matilde Asensi consigue de nuevo embarcar al lector en una trepidante y divertida aventura al más puro estilo histórico-tecnológico de su entretenidisíma novela El origen perdido. Con una redacción impecable, aunque algo rígida, pocos pasajes contemplativos o intimistas y mucha acción, Asensi logra un libro muy ameno y entretenido que se lee con facilidad y gusto, gracias a su nada tramposa trama y a unos diálogos frescos, muchas veces ocurrentes, y nada artificiosos. Aunque su mejor novela, hasta la fecha, siga siendo El último catón, la autora defiende con eficacia una historia de ladrones de arte original y sencilla. Con el antecedente del thriller histórico y las leyendas culturales heredadas, El salón de ámbar consigue un presente creíble en el que sus protagonistas, extraordinarios, desentrañan las misteriosas pistas encontradas y se lanzan valientemente a la caza del tesoro.

Lector, si te gustó El origen perdido, no te pierdas esta nueva aventura de la siempre entretenida Matilde Asensi.

Marina de Carlos Ruíz Zafón

Óscar Drai vuelve a su Barcelona natal cansado de huir de unos recuerdos que marcaron su vida para siempre. Lejos de olvidar, Marina siempre ha habitado en su pensamiento, desde aquel septiembre de 1979 cuando la vio por primera vez en la decrépita mansión de su padre, envuelta en un halo de misterio y delicado celofán. Tenía 15 años y estaba a punto de vivir la aventura más escalofriante de su vida por entre los palacios abandonados y tristes de la ciudad condal de aquellos años. Siempre de la mano de Marina, Óscar recorre el laberinto del misterio sorteando los peligros y comprendiendo, casi al final, que además del horror y el miedo, también se encuentra ante una historia de amor.


El hechicero autor de La sombra del viento, El principe de la niebla o Luces de septiembre, entre otras estupendas novelas, nos regala en Marina una gótica y romántica novela de misterio y aventura, en la que la Barcelona de finales de los años 70 y su arquitectura se convierten en uno de los personajes más fascinantes del libro. Seguir el ritmo que Carlos Ruiz Zafón imprime a sus historias es siempre un ejercicio casi hipnótico que sabe entreabrir la puerta de una invitación a lo desconocido, a lo fantástico. Marina se lee con fruición, casi conteniendo la respiración a la vuelta de cada página, y con el recuerdo polvoriento de la decadencia modernista flotando en las inquietantes sombras que tan bien sabe distribuir el autor. Una historia llena de emociones y de suspense, que evoca, casi sin querer, una atmosfera apasionadamente trágica, al estilo de Mary Shelley o incluso Lord Byron, que arrastra a los protagonistas con el peso eterno de un amor atemporal y único. Y es que el señor Zafón es, sobre todas las cosas, un extraordinario tejedor de historias, prestigitador de las palabras.

Lector, atrévete a traspasar el umbral de los palacios olvidados de una ciudad triste, recoge la rosa sobre la tumba, escucha atentamente las palabras de Kafka y comprende que "sólo recordamos lo que nunca sucedió".

viernes, 9 de abril de 2010

Un haiku para Alicia de Francesc Miralles

Genís, un chico de 17 años que ha suspendido algunas asignaturas, sabe que le espera un largo y aburrido verano de asistir a clases de recuperación para poder hacer los exámenes de selectividad en septiembre. Hastiado de los estudios, vulnerable ante la tristeza de su madre por la reciente ruptura de su matrimonio, desorientado, no sospecha el vuelco que va a dar su vida. Y es que a Genís, el verano va a sorprenderle con algunos cambios extraordinarios: un profesor especial, una sonrisa nueva para su madre, un primer trabajo, unos amigos especiales...


Francesc Miralles consigue relatar, con una sensibilidad luminosa, un momento crucial en la vida de un adolescente a punto de dejar de serlo. Genís, en el umbral del mundo adulto, descubre que la felicidad está en los detalles más brillantes de la vida cotidiana y, gracias a una guía especial, despierta a nueva manera de pensar, de sentir, de comprender, que le acompañará por el resto de veranos de su vida. Con un lenguaje ágil, tierno, a veces incluso deslumbrante, Miralles regala al lector algunas frases extraordinarias y una historia sencilla pero rotunda sobre felicidad cotidiana. Esa es la magia de un autor que, al igual que Alfonso Cuarón en el cine, sabe entrar en el mundo adolescente con delicadeza, intuición y mucha sensibilidad.

Lector, esta es una historia fresca y muy optimista que te pintará una sonrisa en el corazón y te hará recordar aquel verano especial que aquel año viviste.

domingo, 4 de abril de 2010

35 kilos de esperanza de Anna Gavalda

Gregori tiene 12 años, es flacucho y bajito y odia el colegio. Pese a los amigos y a su profesora preferida, sabe que lo tiene muy difícil para disfrutar de las clases. En casa, sus padres siempre están de mal humor y no comprenden tantos suspensos en sus boletines de notas. A veces, están tan enfadados con él que no sabe si volver a casa es mejor que quedarse en el colegio. Pero Gregori tiene un don: es un verdadero manitas. Construir, diseñar, inventar y arreglar cosas es lo único que lo mantiene vivo de verdad, además de las visitas a su abuelo, el único que parece comprender su frustración. Cuando un día le expulsan de la prestigiosa escuela privada a la que va y todo se convierte en un desastre, Gregori comprende que si se es valiente y despierto, siempre se puede encontrar una alternativa para mejorar tu vida y mantener la esperanza.


35 kilos de esperanza es un breve cuento infantil de la siempre refrescante Anna Gavalda que se lee con verdadero placer sea cual sea la edad que se tenga. Con un estilo ágil y descriptivo, lleno de humor y de colores diversos, Gavalda consigue trasmitir la desesperación y la tristeza de un niño atrapado en un callejón sin salida que consigue cambiar el ritmo de su vida cuando todo parece perdido y oscuro. En un momento en el que la literatura fantástica copa casi todo el mercado del libro infantil y juvenil, la historia de Gregori es un soplo de aire fresco, sencillo, cotidiano, sin magia y directo al corazón.

Lector, abre la puerta al optimismo y deja que Gregori te enseñe a burlar las garras codiciosas de la tristeza que, siempre tramposas, te engañarán para que creas que no puedes cambiar las cosas.

El anticuario de Julián Sánchez

Artur Aiguader, un prestigioso anticuario y erudito de Barcelona, consigue hacerse con un misterioso legado del siglo XIV en el que se menciona la existencia de un poderoso objeto. Cuando Aiguader aparece asesinado y su tienda con signos evidentes de haber sido registrada, su hijo adoptivo, el escritor Enrique Alonso, decide volver a Barcelona para investigar lo sucedido. Con la ayuda de un amigo detective y una experta en lenguas clásicas irá desentrañando poco a poco el horror del asesinato de su padre y la grandeza de sus descubrimientos.


El anticuario es una curiosa novela difícil de encasillar en un solo género. Con elementos de thriller, de novela histórica, de aventuras, de crimen, policíaca y drama, su autor consigue un equilibrio perfecto en lo que podría haberse convertido en una miscelánea poco coherente. El transcurrir de la acción es lento, a veces tanto que resulta desesperante, pero la ambientación del mundo brocanter y de la Barcelona más hermosa (bibliotecas, universidades, iglesias, catedrales, etc.) deleitan al lector con una mirada a través de la lupa decrepita de un mundo perdido y añorado en cada piedra, con olor a incienso y color de papel amarillento. Julián Sánchez le dedica tiempo al carácter de sus personajes, se recrea en el paisaje y respeta el espacio en el que se mueven, aunque para todo ello utiliza frases larguísimas, a veces cojeantes, con el peligro de caer en un lenguaje artificioso, sobretodo en sus diálogos. Sin lugar a dudas, la joya indiscutible de esta novela es la supuesta transcripción del diario de un maestro constructor de la Barcelona de finales del siglo XIV: escrito en primera persona y con una delicadeza dolorosa, plasma con concreción y desgarradora tristeza, la vivencia de un hombre bueno en un mundo acechado por la peste, la codicia y la ignorancia.

Lector, si eres paciente y te gusta la lectura reposada, con pocos sobresaltos y escasas sorpresas, te gustará desgranar lentamente estas agradables páginas.

lunes, 22 de marzo de 2010

El viajero de John Twelve Hawks

El mundo está controlado por la Gran Máquina, una red informatizada que vigila a todos los ciudadanos de cada país con la excusa de la seguridad nacional ante el terrorismo. Una organización llamada la Tabula tiene acceso al sistema y lo utiliza para neutralizar a los Viajeros, personas capaces de escapar del control y predicar una verdad alternativa. A punto de ser exterminados, los Viajeros sólo cuentan con la protección incondicional de los Arlequines, temibles asesinos que han prometido luchar contra la Tabula. Maya, hija de un importante Arlequín, está cansada de la batalla y sólo aspira a una vida tranquila dentro de la Red pero sabe que dos hermanos, los últimos Viajeros que existen, no podrán sobrevivir sin ayuda.

El misterioso John Twelve inicia con El viajero su trilogía sobre la batalla entre la libertad de elección y el control tecno-estatal. Se trata de un thriller con tenues tintes de ciencia ficción, en el que los protagonistas son peligrosos por su visión profética en una sociedad gris y homogénea, donde la información está controlada por la Gran Máquina. Plantea ideas interesantes, como la obsesión de "los malos" por reproducir el Panóptico de Jeremy Bentham (s. XVIII) a escala mundial, o el convencimiento aplicado de que "con la tecnología adecuada, el control social es posible". Lejos de ser una copia de 1984 de George Orwell, El Viajero destaca más por su trama entretenida y repleta de acción que no por sus dilemas éticos, que quedan diluidos en un desarrollo poco complejo en general. Twelve utiliza un lenguaje directo y comercial porque la calidad literaria está supeditada a la eficacia narrativa, y algunos capítulos, estructurados según las necesidades de la acción, están escritos en un lenguaje casi cinematográfico. En conjunto, es una novela amena, interesante, fresca y original, aunque pierde la oportunidad a sacar provecho de un planteamiento argumental que podría haber dado mucho más de si.

Lector, aquí tienes un sólido thriller que promete mucha acción y entretenimiento, de un autor que vive fuera de la Red.

1984 de George Orwell

En una sociedad controlada totalmente por un Superestado que "todo lo ve", Winston Smith, funcionario del Departamento de Registro del Ministerio de la Verdad, empieza a cuestionarse la validez del sistema. Winston se da cuenta de que vive cada día en la mentira, inundado por una información manipulada y censurada por el férreo control del gobierno, en donde sus compañeros más críticos desaparecen sin dejar rastro. Pero las preguntas que empieza a plantearse tienen respuestas peligrosas en el mundo en el que vive. La libertad de pensamiento y de opinión y sus vehículos, como los libros de librepensadores, hace tiempo que son perseguidos y exterminados, incluso existe un diccionario de "neolengua", porque el Partido sabe bien que quien controla el lenguaje controla el pensamiento.


George Orwell publicó 1984 cuatro años después de la finalización de la II Guerra Mundial, con un referente claro a la dictadura comunista de la Unión Soviética de Stalin. Orwell, destacado periodista y pilar cultural de la Gran Bretaña del siglo XX, escribe esta novela desencantado por la traición del comunismo a sus propios ideales e indignado por la censura y el control de la información del régimen stalinista. Para un hombre que defendía ante todo la libertad de expresión (llegó a dimitir de la BBC por su censura), una sociedad en la que el Estado controlaba cualquier movimiento de los ciudadanos resultaba aterradora. En definitiva, una obra maestra que invita a reflexionar sobre el poder de la información, la maraña estatal contra el ciudadano y el odio fomentado hacia todo lo extranjero, a lo que no es del partido.

Lector, aquí tienes una excelente invitación a tomar el té con Orwell para reflexionar sobre la libertad del hombre que vive en sociedad. Una novela atemporal y terroríficamente vigente en nuestro siglo.

domingo, 21 de marzo de 2010

La tumba de Tutankhamón de Howard Carter

Desde los 17 años, Howard Carter (1873-1939) trabajaba en las investigaciones arqueológicas patrocinadas en Egipto por el gobierno británico. En 1907, colaborando con lord Carnarvon, se inició como supervisor de unas excavaciones en el Valle de los Reyes obsesionado con dar con una tumba intacta. En 1922, perdida ya toda esperanza, Carter hace un último esfuerzo e inicia una nueva prospección que cambiará su vida y grabará su nombre en las páginas de la Historia: el descubrimiento de la tumba del rey Tutankhamón.


Howard Carter narra en primera persona el hallazgo y posterior traslado y clasificación de los tesoros y la tumba de Tutankhamón, y lo hace con una voz tan apasionada y vibrante que consigue trasmitir su admiración y entusiasmo desde las primeras páginas. Con una escritura apasionada, fresca, sencilla pero muy descriptiva y cercana, el arqueólogo consigue llegar sin problemas hasta el lector del siglo XXI para relatar la aventura de la búsqueda, la emoción del descubrimiento, el asombro de los tesoros, las dificultades de su traslado, el misterio de su maldición y la gloria de su memoria. Sin embargo, es importante comprender que Tutankhamón no fue más que un rey menor de la XVIII Dinastía, yerno de Akenatón, que murió joven y sin ningún gesto definitorio de su mediocre gobierno. Su trascendencia se debe a que su tumba fue hallada intacta y esto resultó de extraordinario valor para los historiadores y arqueólogos, que pudieron reconstruir ritos funerarios, costumbres y ajuar con mayor fidelidad que en otros sepulcros saqueados. Su tumba era modesta y sencilla, nada comparable a los tesoros y maravillas de faraones de la talla de Ramsés II el Grande, Seti I, Hatsepshut, etc.

Lector, ajústate el salacot, coge las herramientas y adéntrate en la aventura del descubrimiento de tumbas y momias, junto a Howard "Indiana" Carter. Te apasionará.

Airman de Eoin Colfer

Conor Broeckhart nació en el cielo, a bordo de un globo último modelo de la exposición universal de París de 1878. Desde entonces, su destino, su pasión y su vida entera es volar. Hijo de un comandante de las islas Saltee y de una importante científica, Conor crece feliz junto a la princesa Isabella, su íntima amiga. Sin embargo, una traición inesperada trunca su juventud y su infancia, consignándolo a la peor de las prisiones y al olvido. De pronto, la posibilidad de volar se convierte en una necesidad acuciante para salvarse a si mismo, a su familia y a sus amigos del horror y la muerte.


Airman es una estupenda novela de aventuras con reminiscencias clásicas. El héroe, traicionado y atormentado, lucha contra el mal más absoluto para salvar a los suyos, un planteamiento que podría resultar demasiado plano si no fuese por la excelente ambientación de las Saltee, su gobierno y sus tradiciones. Colfer, autor de novelas tan interesantes como Futuro azul, Última oportunidad o la saga de Artemis Fowl, prescinde esta vez de los elementos sobrenaturales para centrarse en la pericia de un hombre y sus conocimientos científicos. Para los lectores que han crecido entre las páginas de La isla del tesoro o El conde de Montecristo, Airman les resultará grata y evocadora, con personajes épicos, como Victor Vigny, o patéticamente divertidos, como Pike.

Lector, aquí tienes una aventura a la vieja usanza que te resultará gratamente simpática y entretenida, pero que sobretodo te recordará a la época en la que merendabas pan con mantequilla mientras girabas las páginas de otro viaje trepidante, con tanto cuidado de no mancharlas...

sábado, 13 de marzo de 2010

Sangre joven de Simon Scarrow

En Ajacio, la humilde familia formada por Carlo Buonaparte y Letizia Ramolino vive preocupada por el futuro de sus ocho hijos. Descendiente de una antigua y prestigiosa dinastía corsa de mujeres sabias, Letizia, atenta a las noticias que vienen del mar, comprende que el destino del mundo pronto va a regirse desde Francia y por ello decide enviar a sus dos hijos varones a educarse allí. En Gran Bretaña, Arthur Wellesley es el tercer hijo del conde de Mornington. Enfermizo y con poca determinación, su padre le compra un puesto de alférez en las tropas Su Majestad.


Esta es la historia novelada del nacimiento, infancia y juventud de Napoleón Bonaparte y el Duque de Wellington, los dos grandes rivales en la guerra que cambió la Europa de principios del siglo XIX. Simon Scarrow alterna con mucho acierto los capítulos dedicados a sus dos grandes protagonistas, de manera que el lector sigue con interés la vida casi paralela de las dos jóvenes promesas (ambos nacieron en 1769). Con un ritmo sostenido, anécdotas curiosas y una narración ágil e interesante, Scarrow consigue una novela histórica muy entretenida, casi brillante. Su descripción de los dos protagonistas y el trabajo que hace de la forja de sus caracteres y circunstancias personales los humaniza y dota de vida propia fuera del papel. Aunque no resulta del todo conveniente comparar al mediocre duque Wellington con una figura de la talla de Napoleón -Bonaparte fue un genio militar, gran estadista, carismático dirigente, brillante pensador de la Revolución Francesa, e incansable legislador (entre otras muchas cosas impuso la alfabetización obligatoria para todos los niños franceses y el, todavía vigente, Codex napoleónico)- se trata de una obra original y amena, con guiños muy divertidos, como la coincidencia de los dos jóvenes en una academia militar durante un intercambio de reclutas franceses y británicos. Parece ser que Scarrow continuará la saga con un par de novelas más.

Lector, si te gusta la novela histórica y te seducen los años en los que la Revolución Francesa cambió Europa (y Norteamérica), te divertirá seguir las primeras correrías de los pequeños Bonaparte y Wellesley.

Los libros arden mal de Manuel Rivas

Acabada la guerra civil, la dictadura inicia en España sus primeros movimientos contra la posibilidad de pensamiento. La larga noche del fascismo ha caído sobre la tierra de los hombres que poco poseen aparte de la magia de sus ideas. La oscuridad se llena de hogueras en donde arde toda palabra escrita que alguna vez trajo luz al mundo. Los sentidos se saturan de humo y sollozos, el horror destruye con rapidez cualquier línea, cualquier minúscula partícula de papel esperanzado. Qué queda sino pensar en silencio, callar, soñar sin hacer ruido, vivir en voz baja...


En agosto de 1936, Franco ordenó la quema de libros en algunos territorios españoles. Ese es el punto de partida del maestro Manuel Rivas que en esta espléndida novela, llena de voces entretejidas, deleita con una historia de héroes supervivientes a los totalitarismos. Un coleccionista enfermizo, una lavandera que escucha el lenguaje del río, un boxeador enfermo de libertad,... Todos ellos enhebran sus agujas y van tejiendo este hermoso tapiz multicolor y plural en el que los protagonistas no son los libros, pese a todo. Una novela hermosa y terrible, para disfrutar a grandes sorbos y sin miedo, escrita con el cuidado y el dominio extraordinario de las palabras al que nos tiene acostumbrados Manuel Rivas (¿de verdad escribimos en la misma lengua?). Y es que por algo se dice de este poeta, periodista y escritor que ha demostrado ser capaz de tocar todos los géneros de manera brillante. Qué difícil encontrar palabras para sus manos preñadas de esa saudade que nos cuenta.

Lector, aquí tienes una novela compleja y rica para hundirte hasta las rodillas en su río de voces originales. Atrévete a entrar en la Rosa Taquigráfica, conoce a Luis Terranova y tómate unos vinos con Curtis, por los viejos tiempos.

martes, 9 de marzo de 2010

Desde mi cielo (The lovely bones) de Alice Sebold

Susie Salmon tiene catorce años cuando es asesinada al volver del colegio. Su alma, desorientada, llena de rabia y horror, viaja hasta el cielo, un lugar peculiar construido según sus deseos e ideas de lo que podría ser el más allá. Desde ese nuevo mundo, lleno de color y de texturas acariciadoras, Susie se asoma inquieta al mundo de los vivos. Echa muchísimo de menos a su familia, no puede dejarlos atrás por más que lo intenta. Su amor se ha convertido en un ancla poderosa y tangible que la mantiene inmóvil y no la deja avanzar.


El primer capítulo de esta novela describe un horror tan palpitante, provoca una pena y una rabia tan reales, que es fácil que el lector decida cerrar el libro y olvidarse de lo que puede considerar un morboso y terrorífico intento de Alice Sebold de traernos hasta el sillón de casa la maldad humana. Pero la voz de Susie es poderosa y brillante, y nos invita a continuar pese al dolor y la tristeza porque sus gritos de ensordecedora nostalgia nos recuerdan todo el amor que todavía es capaz de trasmitir. Con una narración contundentemente descriptiva y ágil, la protagonista nos conduce fácilmente por su cielo, por su vida y por su alma eternamente infantil. Los ágiles saltos en el tiempo y en el espacio constituyen uno de los mayores aciertos de la novela y la dotan de un ritmo tan fluido que resulta difícil dejar de leer. Aunque, sin duda, el hilo argumental más conmovedor es el transcurrir de cada uno de los miembros de la familia de Susie desde que ella ya no está: la orfandad de su hermano pequeño, el amor incondicional de su padre, la valentía de su hermana, la sorpresa de una abuela perdida que regresa, el detective desconsolado, los amigos marcados... Ninguno de ellos volverá a ser igual, ni a retomar su vida anterior, porque por siempre les faltará Susie.

El genial Peter Jackson estrenó el mes pasado su film del mismo título, The lovely bones, basado en la novela de Alice Sebold pero parece que la crítica ha sido cruel con él. Pese a su impresionante elenco actoral (Mark Wahlberg, Susan Sarandon, Rachel Weisz, Stanley Tucci) y a sus nominaciones a los Bafta, a los Oscars y al Sindicato de Actores, el film ha sido acogido con interés muy desigual entre el público y con frialdad en la industria cinematográfica. Quizás Susie precise de la intimidad de la palabra escrita para trasmitir toda la trágica belleza de su cielo.

Lector, si eres capaz de superar el horror y la pena de las primeras páginas, tendrás la recompensa de disfrutar de una historia sobre el amor y la nostalgia de nuestros seres queridos.

lunes, 22 de febrero de 2010

El consuelo de Anna Gavalda

Charles Balanda, un arquitecto de éxito con una esposa remota y una hijastra adolescente y vulnerable, sabe que su vida se ha vuelto tan gris, extraña y fría como las salas de espera de los aeropuertos que tanto frecuenta. Sumido en una tristeza inquieta, recibe un día la noticia de la muerte de Anouk, la madre de su mejor amigo. La hermosa e incomparable Anouk, que llenó de color, risas e imaginación su infancia, que le despertó los sentidos en la adolescencia y le enamoró perdidamente en la juventud. El contraste entre su presente insensible y los recuerdos apasionados, le hacen emprender un viaje de búsqueda que le depara un destino sorprendente y lleno de color.

Esta segunda novela larga de Anna Gavalda posee un ritmo algo más pausado que Juntos, nada más, sin embargo no deja de hacernos sonreír, pensar y llorar al ir pasando sus estupendas páginas. Aunque la primera mitad del libro resulta un ejercicio algo triste y la acción parece embarrancarse en la apatía del propio protagonista, la segunda mitad compensa al lector con una explosión de color y alegría que contrasta enormemente con el gris anterior. Vale la pena hacer el esfuerzo de conocer a fondo a Balanda porque su búsqueda, su esperanza y su valentía son música para el alma. Resulta enternecedor y clarividente el tratamiento que Gavalda hace de los niños y los adolescentes, y todavía más cautivador, el guiño a sus lectores cuando hace aparecer brevemente al protagonista de su anterior novela con restaurante incluido.

Lector, esta es una novela para los que creen en el amor y en la esperanza, en que vale la pena seguir buscando y no conformarse con la comodidad, a veces tan desgastada y gris, de lo cotidiano.