martes, 2 de febrero de 2010

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll

El frío invierno ha llegado y Alicia juega con sus gatitos en el salón de su casa. Algo aburrida por la poca colaboración de los mininos, la niña decide atravesar el espejo del salón para ir al mundo del otro lado, donde todo parece estar del revés. La inquieta Alicia aterriza en medio de una multitudinaria partida de ajedrez y como peón de la Reina Blanca inicia un trepidante viaje lleno de aventuras por el tablero.

La segunda parte de las aventuras de Alicia comparte algunos de los personajes del primer libro, como el Sombrerero Loco o el conejo blanco, y guarda cierto paralelismo con alguno de sus puntos de partida. Algunos críticos literarios sugieren que si en Alicia en el país de las maravillas la niña protagonista se adentraba en el insensato mundo de los adultos, en A través del espejo, Alicia cruza definitivamente al otro lado dejando atrás la línea de su niñez y participando activamente en la vida de los adultos (la partida de ajedrez). Con metáfora o sin ella, esta segunda parte es tan vibrante y original como la primera, si no más, y su baile de excéntricos personajes y juegos de palabras son brillantísimos.

Lector, ésta será la partida de ajedrez más surrealista de tu vida pero quedas advertido: no confíes en Humpty Dumpty y no dejes que Tweedledum y Tweedledee te confundan o...¡Que les corten la cabeza!

No hay comentarios :

Publicar un comentario