martes, 27 de julio de 2010

Iacobus de Matilde Asensi

Durante el pontificado de Avignon del Papa Juan XXII, Galcerán de Born, caballero de la Orden Hospitalaria, regresa a la Península Ibérica en busca de un niño perdido. Atrás quedan sus años de servicio a sus hermanos como médico, estudioso y perspicaz investigador. Pero cuando por fin logra encontrar al infante García, convertido en un novicio algo torpe e inocente, sus planes de llevar una vida retirada se ven frustrados por una petición que llega desde la misma Avignon. El Santo Pontífice en persona requiere los servicios de Galcerán de Born para esclarecer las extrañas muertes de Felipe IV de Francia y del Papa Clemente V, a raíz de la maldición lanzada por Jacques de Molay, maestre del Temple, instantes antes de morir en la hoguera. El caballero hospitalario y García no dudarán en embarcarse en tan peligrosa y apasionante aventura que les llevará desde el mismísimo París hasta los misteriosos recodos del camino de Santiago.




Tras los inicios en la narrativa de ficción algo titubeantes de El salón de ámbar, Matilde Asensi alegró las mesillas de noche de los lectores con su estupendo Iacobus. Se trata de una novela histórica ambientada al fin de las cruzadas, en un momento apasionante de cambio de poderes tras la definitiva desaparición de la controvertida Orden del Temple, la doble sede papal de Avignon y la crisis en el trono de Francia. La autora recoge este marco de múltiples posibilidades como escenario para unos personajes entrañables que deben recorrer todo un camino iniciático en busca de respuestas y tesoros. En Iacobus, Matilde Asensi encuentra la facilidad narrativa, los diálogos vibrantes y la eficacia de las atmosferas que tan enérgicamente engancharán al lector en obras posteriores como El último catón o El origen perdido. Una novela de aventuras al más puro estilo del género, con toques de humor, ternura, misterio y esperanza pero, sobretodo, absolutamente entretenida. Lejos de perderse por entre la maraña de libros sobre templarios, merovingios y santos griales que desató El código Da Vinci de Dan Brown, Iacobus destaca por su originalidad y frescura, su falta de pretensiones históricas o místicas y por su total rendición al divertimento de un lector gratamente agradecido.

Siguiendo detenidamente los pasos de los protagonistas de su Iacobus, Matilde Asensi publicó poco después Peregrinatio, un libro profusamente ilustrado y manuscrito que detalla los acertijos y lugares de su primera novela. Este pequeño cuadernillo, un pequeño tesoro cómplice entre la autora y sus personajes, hará las delicias de los lectores más entregados si se acompaña de las páginas del Iacobus.

Lector, ¿qué mejor manera de conmemorar este año Xacobeo acompañando a García en la mayor aventura de su vida por el camino de Santiago? Pero recuerda: cuando abras este libro... tempus fugit.

2 comentarios :

  1. es el mejor libro que leí en mi vida..que grande es Matilde Asensi..realmente Iacobus es imprecionante porque una vez que empesas a leerlo no podes parar mas..jaja

    ResponderEliminar
  2. Pues te aconsejo El último Catón de la misma autora. Es genial!! Excepto, quizás, el final. Me pareció muy flojito teniendo en cuenta el gran trabajo que realizó la autora en esta novela.

    ResponderEliminar