viernes, 23 de septiembre de 2011

Magia de una noche de verano de Maite Carranza

El verano de Marina promete ser bastante aburrido: mucho calor y poca, poquísima, diversión pues le toca quedarse en casa recuperar algunas asignaturas pendientes. Y es que ella siempre ha sido una sombra descolorida comparada con su simpática, inteligente y guapísima hermana Ángela, quién pasará su verano en Irlanda, disfrutando de las atenciones del soñado Patrick. Pero, de repente, Ángela se ve obligada a guardar cama presa de una extraña enfermedad y su diminuta hada le propone a la sorprendida Marina que ocupe su lugar para realizar una peligrosa misión en el mundo feérico. Es prioritario llegar a Irlanda y solventar el conflicto entre los reyes de los Tuatha de Danann, pese a los malvados pixies y al peligro de acabar prisionera del señor del averno. Marina no sólo deberá digerir la existencia de un mundo mágico y hacerse pasar por su extraordinaria hermana, sino que además deberá lidiar con las extravagancias y el caos de tres compañeros de viaje inesperados.


Con el magnífico telón de fondo del mundo feérico shakesperiano de Sueño de una noche de verano, Maite Carranza se adentra en una comedia entretenida y con chispa, a veces delirante, sobre tres adolescentes muy frikis y una Marina extraordinaria cuyo mayor encanto reside en no saber que lo es. Lejos del cálido, cómplice y exquisito tono de aventura del inicio de El clan de la loba, la autora sorprende con algunos brotes originales y excéntricos, compensando una trama a veces un poco endeble con unos personajes adolescentes frescos, naturales y muy divertidos. Con unos diálogos estupendos y guiños frecuentes a la mitología celta, Magia de una noche de verano encanta al lector por su ligereza y su frescura. Destaca la fina ironía y el sarcasmo de Marina siempre que habla de sus padres y la extraña obsesión que tienen por Ángela, la relación con sus padres filósofos y el mundo paralelo de C.C. o la maldad retorcidamente elaborada de algunos personajes. Sin embargo, después de haber regalado a sus lectores la trilogía de La guerra de las brujas, esta Magia de una noche de verano sabe a poco más que a un pequeño divertimento de la autora.

Lector, si disfrutas con buenos personajes cómicos y enérgicos diálogos cotidianos pasarás un buen rato con esta novela.

3 comentarios :

  1. Me estaba leyendo la sinopsis y no me estaba atrayendo nada, tu reseña me ha sorprendido gratamente, porque parece que contiene más de lo que se podía esperar (o por lo menos de la idea que me había hecho yo)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, digamos que es divertida pero no es ni mucho menos el mejor libro de esta autora. Para lo bien que escribe Maite Carranza, yo me esperaba mucho más. Parece como si fuera la primera novela que hubiese escrito de joven y que hasta ahora (que ya tiene cierto prestigio) no se la han querido publicar. Eso sí, los personajes (adolescentes) y los dialogos no tienen desperdicio, ya quisieran muchos autores tener esa naturalidad y desparpajo.

    ResponderEliminar
  3. Sí, es un poco floja pero al menos te das el gusto de leer una novela con protagonistas adolescentes que no son vampiros ni hombres lobo ni están eternamente enamorados.

    ResponderEliminar