lunes, 5 de diciembre de 2011

Agua para elefantes de Sara Gruen

Jacob Jankowski tiene noventa años, o noventa y tres, y vive recluido en una residencia de ancianos en donde pasa los días anhelando la comida de verdad y un poco de independencia. Pero este fin de semana es distinto porque el circo ha llegado al otro lado de la calle y el domingo su familia le llevará a ver la función. Jacob sabe mucho del circo, una vez, hace muchos años, lo fue todo en su vida. Estados Unidos sufría el crack de la bolsa del 29 y él estaba a punto de licenciarse en Cornell, como veterinario, cuando una llamada telefónica puso patas arriba toda su apacible existencia. Perdido, desolado, sin hogar, sin trabajo, Jacob se cuela inesperadamente en el tren del Espectáculo más Deslumbrante del Mundo de los Hermanos Benzini donde tío Al le concede un lugar como veterinario. Rodeado del cariñoso orangután Bobo, la peculiar elefanta Rosie, los increíbles caballos de Marlena, fieras desdentadas y un elenco de artistas y peones desesperados, el joven Jankowski descubrirá las miserias y las maravillas del circo de la época, pero también, de qué está hecho realmente el material huidizo de su propia alma.

En Agua para elefantes, Sara Gruen regala al lector una interesantísima mirada al mundo circense de finales de los años veinte en Norteamérica. Basada en un sólido estudio y documentación de la época (como se detalla en Nota de la autora), esta novela conmueve por el maltrato, a veces gratuito, que sufrían personas y animales siempre en aras del espectáculo. Sin duda, lo más interesante de esta historia acaba siendo la relación del protagonista con sus bestias de circo, pero también el cambio que se opera en un muchacho obligado a elegir caminos que nunca antes habría soñado siquiera que pudiesen estar a su alcance. Bien escrita, amable, sencilla, la prosa de Gruen invita al lector a adentrarse en un mundo fascinante y peculiar que históricamente existió para delicia y desgracia de muchos. Más allá de una historia de amor que queda algo desdibujada por el brillante entorno, destaca la mirada profundamente cautivadora y tierna de la autora sobre los animales del circo y sus relaciones con los humanos.

Lector, si tienes curiosidad por conocer cómo vivía la elefanta Rosie y el payaso Walter en el Espectáculo más Deslumbrante del Mundo, acércate a Jacob y te contará su historia.

También te gustará: El legado ; Baudolino

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
Agua para elefantes

6 comentarios :

  1. Me encantó este libro, por la historia y por la maravillosa ambientación en el mundo del circo, el personaje de Jacob anciano es entrañable, se le coge mucho cariño
    besos

    ResponderEliminar
  2. A mí también me ha dejado esa sensación de entrañable, tienes razón. Es un libro muy cálido e interesante porque nunca habría imaginado que la vida en el circo de aquella época fuese así.
    ¿Viste la película? Yo no. Es que el Pattinson ese me da un poco de grima.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gustó mucho el libro, sobre todo la parte de Jacob ancianito, que me hizo soltar alguna lagrimilla, la verdad...
    En cuanto a la historia de amor, me pareció la parte más flojilla del libro, y por eso le di un 4/5, pero me gustó mucho la historia en general.
    Yo sí vi la peli, y la verdad es que no me gustó tanto... Ya de primeras Jacob-anciano apenas sale un minutillo, y todo está centrado el romance. El malo está muy bien, eso sí.

    ResponderEliminar
  4. En eso coincidimos, Isi, la historia de amor es un poco lo de menos, en el libro. De hecho, me pareció un poco apresurada y artificial. Pero me encantó el detalle del orangután y de Rosie. Y la sorpresa del final!! Hay que reconocer que Sara Gruen se documentó muy bien para poder reflejar de manera tan auténtica la vida del circo en esa época.

    ResponderEliminar
  5. Por lo que veo, la película le ha hecho un flaco favor a este libro al que poco menos que han hecho parecer una novela romanticona, claro que el "actor" ayuda poco, el muchacho.

    Respecto a que el guión y el argumento real del libro no se parezcan: Yo no sé por qué todos los guionistas (o directores, o productores, o quiénes tomen estas decisiones), deciden que lo que más va a importar al público siempre son las historias de amor.

    Aunque lo mejor es decir

    - Umm, me ha encantado este libro sobre la vida de los sherpas en el Tíbet, y su apasionante trabajo, así que vamos a hacer una película en la que no se cuente prácticamente nada de esto!!

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, coincido contigo. Además, si son libros que funcionan tan bien, ¿por qué los cambian? En este caso, darle tanto protagonismo a la historia de amor humana es muy forzado.
    Ei, qué bueno, a lo mejor te copian la idea y hacen una peli de sherpas... enamorados!!!

    ResponderEliminar