lunes, 18 de junio de 2012

Vacaciones con papá de Dora Heldt

Christine y Dorothea, dos amigas de cuarenta y tantos años, han decidido pasar un par de semanas de vacaciones en la isla de Norderney, en el Mar del Norte, para ayudar a Marleen, una amiga común, con sus planes de remodelar la antigua tasca de la pensión de huéspedes que allí regenta. Pero los planes de Christine de pasar unos días de relax, sol, playa y buena camaradería se van al traste cuando su madre la llama por teléfono para comunicarle una noticia bomba: debe permanecer un par de semanas ingresada en el hospital por una operación de rodilla y cree que lo mejor es que Christine se lleve a su padre de vacaciones para no dejarle solo en casa. Heinz, que así se llama el padre, tiene los ojos de Terence Hill y el humor de rantanplán, es daltónico, maniático con las comidas, se conoce la letra de todas las canciones populares alemanas y está convencido de que lo sabe todo de cualquier cosa. Las chicas acaban por ceder y desembarcan en Norderney con un jubilado mandón y un montón de maletas. La idea es que Heinz ayude con las obras del nuevo lounge, pero, para desesperación de su hija y sus amigas, su naturaleza imprevisible complica todo allí por dónde pasa. Y es que, además de ganar a la causa a su amigo Kalli y al electricista Onno, Heinz se dedicará a reinventar planos, recolocar muebles, comprobar antecedentes de hombres sospechosos, ejercer de canguro de las gemelas Berg e incluso organizar un dispositivo de espionaje para detener a un peligroso cazafortunas.


Vacaciones con papá es una novela muy divertida sobre las relaciones entre padres e hijas, y una importante reivindicación sobre el protagonismo de la tercera edad en la literatura. La mayoría de personajes principales tiene más de 65 años y su entendimiento del mundo choca caóticamente, y con mucho sentido humor, con la vida cotidiana de las tres amigas de cuarenta y pico. Este juego generacional y el fuerte instinto protector de los padres respecto a sus niñas, por muy mayores que estas sean, crea una serie de equívocos diálogos y estrambóticas situaciones que lograrán la sonrisa del lector en más de una ocasión. El centro de toda la aventura es Heinz, un jubilado que siembra el caos a su paso, cabezota, delirantemente imaginativo, enérgico y muy tierno, que no puede dejar de preocuparse por su hija mientras soluciona los problemas del mundo. Dora Heldt escribe con soltura y mucho sentido del humor, segura del éxito de su protagonista como eje central de toda una trama que, si bien no es trepidante, sí que resulta original, tiene un estupendo ritmo y mantiene el interés a lo largo de todos los capítulos. Su prosa resulta sencilla, fresca y sin pretensiones, aunque, quizás por culpa de la traducción del original en alemán, algunos de los diálogos y expresiones resultan algo forzados. En conjunto se trata de un libro ideal para disfrutar este verano bajo la sombrilla, por la originalidad de sus protagonistas y el bien orquestado equilibrio de un juego brillante entre la desesperación y la ternura que a Christine le provoca pasar las vacaciones con su peculiar padre.

Lector, si creías que los escritores alemanes no tenían sentido del humor, tienes que conocer a Heinz. Con un padre como él es imposible aburrirse en vacaciones.


Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en el siguiente enlace: 
Vacaciones con papá (en papel)
Vacaciones con papá (para Kindle)

14 comentarios :

  1. qué libro más curioso, pues sí que me despiertas la curiosidad, además como bien dices los mayores están muy relegados en la literatura y más con cierta clave de humor, me lo apunto sin pensar. Gracias Mónica. Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo había visto reseñado en algún blog y ya me había llamado la atención, pero desde luego que apuntado queda, tiene muy buena pinta
    besos

    ResponderEliminar
  3. ¿Libro mono para el día siguiente a haber acabado unos exámenes (por ejemplo), o algo más?

    ResponderEliminar
  4. Marilú: Creo que es una historia estupenda para leer ahora en vacaciones, muy divertida, para olvidarte de preocupaciones. Y también tierna, para hacernos pensar un poco en lo despistados que pueden estar a veces nuestros padres. Besos.

    Tatty: Es divertida y diferente. Es que leo a muy pocos autores alemanes, aparte de los clásicos de toda la vida, y pensé que estaría bien echar un ojo a los "nuevos" escritores de aquel país. No pensaba que tuvieran tanto sentido del humor ;-) Besitos.

    Loquemeahorro: Buenooooo, no es mono estrictamente hablando, es divertido. Dejémoslo para cuando has tenido un día de perros y necesitas que alguien te haga reír. Lo destaco especialmente por la ternura hacia la figura paterna entrada en años (a veces no nos damos cuenta de que pueden estar muy perdidos) y porque no hay protagonistas guapas, jóvenes y ricas, que a veces viene bien variar. Es decir, que lo destaco por su singularidad pero no como un libro imprescindible, por supuesto. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Parece una lectura divertida, pero si hay demasiados elementos cómicos creo que no me gustará demasiado. No sé, de momento la dejaré aparcada.

    No está muy bien decirlo pero parece el guión de una película típicamente americana, de esas de los sábados por la tarde.

    ResponderEliminar
  6. Esta apuntadísimo!! Libro ideal para este verano...
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Quadern de mots: Lo cierto es que es una novela divertida pero yo no diría "de carcajadas". Piensa que la autora es alemana y suelen ser escritores muy comedidos respecto al dramatismo. Aunque, ahora que lo dices, sí que podría ser una peli muy entretenida, no de esas típicas americanas pero apañadita.

    Carmen: Yo me lo imagino como el típico libro para leer bajo la sombrilla y pasar un rato divertido, sin complicaciones.

    ResponderEliminar
  8. Me da la impresión de que últimamente se están trayendo muchas novelas alemanas, no crees?
    Hace tiempo que tengo ganas de leer este libro y supongo que algún día caerá. Lástima de traducción!

    ResponderEliminar
  9. Pues he visto un par de opiniones en la misma línea asíq ue igual para lectura veraniega...
    Veremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía pero parece una lectura divertida para este veranita. Lo apunto!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Laky: Sí, es verdad. Es que esto va por modas. Seguro que te acuerdas que fue triunfar Stieg Larsson con "Los hombres que no amaban a las mujeres" y se inundó el mercado con autores suecos policíacos, ¿verdad? Ahora parece que vienen bastantes novelas alemanas.
    Lo de las traducciones es sangrante. Y cuando son de editoriales importantes me parece inaceptable.

    Mientrasleo: Es divertido y se sale de la típica novelita amena y graciosa de chicas jóvenes pasando las vacaciones. Me gustó que los protagonistas aportasen la experiencia de su edad. Besos.

    Margaramon: Sí, es divertida, justo ahora para las vacaciones. Heinz es todo un personaje, tienes que conocerlo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hace tiempo que lo tengo apuntado entre los libros que quiero leer, a ver cuándo puedo hacerlo ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  13. Rosalía: Bueno, no es un libro imprescindible aunque es divertido y ameno, ideal para relajarse y pasar un buen rato en vacaciones sin darle vueltas a la mollera, que el calor nos vence!! Ya me contarás qué tal. Bss.

    ResponderEliminar