martes, 11 de diciembre de 2012

Las brujas de Roald Dahl

Es muy difícil distinguir a las brujas de las personas normales y corrientes porque saben camuflarse muy bien, pero hay algunos detalles que las hacen sospechosas: siempre llevan guantes para disimular sus garras, son calvas y por ello usan peluca, no tienen dedos en los pies y en el fondo de sus ojos puedes ver un pequeño fuego o un bloque de hielo. La abuela, que es noruega, sabe bien todas estas cosas porque es una estudiosa brujeril jubilada y, ahora que cuida de mí, me está convirtiendo en un experto. Si hay algo que odian las brujas es a los niños por eso suelen acabar con uno todas las semanas. Pero lo que menos podríamos imaginar la abuela y yo es que acabaríamos tropezando con toda una asociación de brujas de Inglaterra en nuestro hotel de vacaciones. Si eres un niño, te conviene estar atento a mi experiencia.


Las brujas es un cuento largo de Roald Dahl sobre un niño y su abuela en plena lucha contra las malvadas hechiceras del título. Divertido, ingenioso y escrito desde la perspectiva de un niño de ocho años, Dahl regala al lector de todas las edades una aventura única que se disfruta desde principio a fin y que siempre sabe a poco. La prosa del autor, colorida, sumamente expresiva, enérgica y tan versátil para describir con realismo situaciones mágicas, siempre seduce por su sincera simplicidad y su desbordante imaginación. El eje central de la historia, sin embargo, no es el miedo o el odio de las brujas, sino el hermoso e indestructible vínculo de amor de una abuela y su nieto, capaz incluso de pasar por el cambio de especie. Destaca la facilidad de Dahl para recrear atmóferas y relaciones cálidas y extraordinarias. En definitiva, una historia estupenda narrada con el sello personalísimo de Dahl y totalmente en la línea de su mejor ingenio y encanto británico.

Por si acaso, lector, no fueras a necesitarla, te dejo aquí la receta de la Fórmula número 86: Ratonizador de Acción Retardada:

Un telescopio del revés cocido hasta que esté tierno (porque la mejor manera de hacer pequeño a un niño es verlo a través de un telescopio al revés).
El rabo de 45 ratones pardos fritos en aceite para el pelo hasta que estén crujientes
Los 45 ratones cocidos en jugo de rana
Un despertador asado en el horno hasta que esté crujiente (para conseguir el efecto retardado)
La yema de un huevo de pájaro gruñón 
La garra de un cascacangrejos
El pico de un chismorrero
La trompa de un espurreador
La lengua de un saltagatos
Pasar todo por la batidora

Lector, no importa lo muy adulto que te consideres, abrir este libro es sumergirte en una aventura tan extraordinaria que te hará olvidar los años. 

También te gustará: La última oportunidad; Benny y Omar; Airman

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en los siguientes enlaces:
Las brujas (en papel)  
Las brujas (para Kindle)


19 comentarios :

  1. Todavía no me he estrenado con este autor, ahora mismo no me apetece este tipo de lectura pero supongo que en algún momento tendré que probar
    besos

    ResponderEliminar
  2. Tatty: Cuando vi que Trotalibros proponía leer y reseñar un libro de Roald Dahl antes de finales de año pensé que me apetecía muchísimo. Siempre ha sido uno de mis autores infantiles-juveniles preferidos y de vez en cuando releo algo suyo. Pero tienes razón que es una lectura que precisa de su momento, o mejor dicho, de su momentín porque son cuentos tan cortitos que se leen en un par de horitas, como mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues me quiero apuntar a este reto y uno de los posibles era este de Las brujas, qué graciosa la recetilla de cocina, Roald Dahl es fantástico. La reseña es encantadora. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué mítico!!!!
    De pequeña siempre me encantó la peli, es genial =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este libro!!!!
    Aún la última vez que lo releí consiguió que volviera a tener 8 años
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Estuve dudosa si escoger éste o Agu trot para mi reto. Finalmente me decidí por el segundo, me pareció muy tierno. Espero que sea también una deliciosa lectura...
    Besines,

    ResponderEliminar
  7. Marilú: A mí me gustaba mucho este libro y por eso enseguida me decidí. La semana que viene reseñaré "James y el melocotón gigante", pero "Matilda" también me gusta muchísimo. Sí que es genial Roald Dahl, sí :-) Besos!!

    Shorby: Creo que aunque hayamos crecido siempre tendremos un rinconcito para los libros de Roald Dahl, ¿verdad? A mí me gustan sobretodo por el derroche de imaginación. Son únicos!

    Mientrasleo: Es cierto que no importa que te sientas muy mayor, siempre hay algo que te gusta muchísimo de este libro. Quizás por su atmosfera tan british, o por la relación abuela-nieto, o por la maldad de las brujas y los planes para derrotarlas, no sé, pero siempre me encanta. Besos!!

    Carmen: Aish, "Agu Trot" es cierto que es tiernísimo, ya tengo ganas de leer tu reseña. Qué buenos recuerdos. Yo dudé entre este y "Matilda", que es uno de mis favoritos, pero al final me pudo "Las brujas" y, la semana que viene, "James y el melocotón gigante". Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Qué bien me lo pasé con este libro, además compartí la lectura con una de mis hijas (le regalaron el libro a ella) y fue un momento estupendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Este libro no lo he leído, pero lo haré. Y más con las ganas con las que me has dejado con tu reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Antes me leía todos los libros de mis hijos para así compartir lecturas e impresiones, seguramente he leído alguno del autor, aunque ahora no lo recuerdo. La verdad es que leídos ahora han de ser entranyables, otra vez.

    ResponderEliminar
  11. Blanca: Qué suerte compartirla con tu hija, la verdad es que sí. Creo que Roald Dahl gusta tanto a adultos y a pequeños por su desbordante imaginación y por esa ternura a la hora de tratar a los personajes infantiles. Me gusta que sus protagonistas luchen por ser felices, por llevar a buen término sus aventuras.

    Margari: Con Roald Dahl tienes mucho dónde elegir, tiene libros buenísimos: Matilda, Danny el campeón del mundo, Charlie y la fábrica de chocolate, Agu Trot, James y el melocotón gigante... Es muy difícil recomendar sólo uno!! Ya nos contarás. Besos!!

    Quadern de mots: Sí, es cierto que te hacen recordar momentos de tu infancia pero también gustan por esos momentos de puro placer, sin preocupaciones, simplemente con este libro en la mano y la convinción de que esta aventura va a ser estupenda y con buen final. Como decía Blanca, es ideal para compartir con tus hijos. Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Me acabo de acordar que vi la adaptación cinematográfica, con Angelica Huston. Creo que fue muy mala idea, por cierto.


    pd. ¡Ya se me ha vuelto a olvidar comprar lengua de saltagatos otra vez!

    ResponderEliminar
  13. Loquemeahorro: ¿Por qué fue mala idea? Creo que Angelica Huston haría de una bruja sublime. Ya me la imagino en el papel de bruja jefa y todo.

    P.D.: Uf, pues la necesitas para la fórmula nº 86: Ratonizador de acción retardada, sin falta!!

    ResponderEliminar
  14. Roald Dahl es lo más. Yo lo descubrí de adulta y soy una gran fan de sus cuentos.
    Cuando escribe para niños no es nada cursi ni mete moralina a capón, y eso me encanta.
    Felicidades por el blog y el libro, me pasaré por aquí más veces...

    ResponderEliminar
  15. Laesti: ¿Verdad que nunca eres demasiado mayor para los cuentos de Roald Dahl? Yo también lo creo. Es cuestión de imaginación y es cierto lo que comentas sobre la moralina o lo cursi, es fantástico en todos los sentidos. Gracias por tus felicitaciones ;-) y pásate siempre que quieras, aquí estaré!! Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Sí, Angelica Huston lo hacía bien, y sí, era la bruja-jefa, pero la peli así en su conjunto, a mí no me gustó, y no sé, no me parecía de R. Dahl, me parecía... una peli normalucha sin ese encanto especial, no sé... sin lengua de saltagatos!


    ResponderEliminar
  17. Un libro que está muy bien y nos gustó mucho.

    ResponderEliminar
  18. Loquemeahorro: Pues ahora que lo dices, no me apetece nada ver una peli sobre un cuento de Roald Dahl, creo que es muy difícil adaptarlos. Y si no tiene lengua de saltagatos me parece una birria :-)

    Al rico libro: Sí, es muy divertido y tiene detalles que a los peques les encanta como el niño-ratón que no para de comer o lo cochinos que son los cocineros del hotel (aj!!) Es estupendo para compartir.

    ResponderEliminar
  19. yo no e leido este libro pero con esta reseña tuya me lo oi a leer altiro me encaanto <3... monica responde pls

    ResponderEliminar