martes, 28 de febrero de 2012

La niña que iba en hipopótamo a la escuela de Yoko Ogawa

El primer vehículo en el que llevaron a Tomoko fue un lujoso cochecito de bebé regalo de su tía, el segundo, fue la bicicleta de su padre. Ahora tiene doce años, conserva el cochecito y la bicicleta, pero su padre ha muerto y su madre tiene que irse a estudiar a la ciudad, por lo que la deja al cuidado de su tía. Tomoko sabe que jamás olvidará el año que vivió en la casa de Ashiya, una enorme mansión de estilo occidental cerca del mar y las montañas, con tantas habitaciones como objetos preciosos y los restos de un zoo en el jardín. Una casa acogedora y cálida por el cariño de sus habitantes: los tíos, la abuela Rosa, la señora Yoneda, el señor Kobayashi... Pero sobretodo la prima Mina, ese ser medio feérico, liviana como un suspiro, siempre al borde de una crisis de asma, tan pálida pero tan llena de energía y de vida. Mina, su mejor amiga, su sorprendente secreto, que le enseñó los tesoros más preciados de sus cajas. Esa niña frágil e inteligente, con los bolsillos llenos de cerillas, que iba en hipopótamo a la escuela.


Tras encandilar a los lectores con La fórmula preferida del profesor Yoko Ogawa ha vuelto a retratar con innegable acierto la magia de la amistad y la infancia con esta estupenda novela, La niña que iba en hipopótamo a la escuela. Tierna, luminosa, sencilla, evocadora, la prosa de la autora dibuja con los colores más brillantes y suaves la amistad entre dos niñas que vivieron un año que fue único porque, sencillamente, estaban juntas. Especialista en construir personajes con la rotunda clarividencia de apenas dos líneas, siempre a través de la precisión de sus gestos, sus miradas, sus dones, Ogawa crea toda una galería de deliciosos protagonistas unidos por el amor, el respeto y el cariño, en donde la casa y el hipopótamo Pochiko también tienen su papel. El centro de todo es la amistad de Tomoko y Mina, envuelta en la mirada evocadora del recuerdo y fielmente trasmitida desde los ojos de una niña. Las galletas bolo, los refrescos Fressy, la final de voleibol, el chico de los miércoles, la lluvia de estrellas... Todo un universo infantil lleno de magia y ternura, con la extraordinaria Mina transformando cada instante en algo único como una singular hada de las cerillas. Sin duda, una novela para disfrutar desde su precisa escritura hasta el más pequeño detalle de su encantadora historia y sus inolvidables personajes.

Lector, abre este libro y deja de Yoko Ogawa te hechice con la pureza y la dulzura de una amistad infantil que edificó todo un mundo.

También te gustará: La fórmula preferida del profesor; 35 kilos de esperanza; Lo que perdimos

viernes, 24 de febrero de 2012

El sabor de las pepitas de manzana de Katharina Hagena

Iris vuelve al pueblo de sus veranos de infancia para enterrar a su abuela. Junto a su madre y sus dos tías, tres hermanas unidas por tantas historias inacabadas, se despiden con calma de una anciana desmemoriada que ya habían perdido muchos años atrás. Pero en la lectura del testamento le espera una sorpresa: su abuela le ha dejado la casa familiar. Una enorme casa cruzada por los pasos de cuatro generaciones, llena de las risas de las vacaciones de verano, de los juegos entre hermanas, entre primas, entre amantes, alterada por el paso de dos guerras y tanto amor, tanta tristeza, vencida también por el enorme peso de la memoria, rodeada por dos jardines y un manzano mágico. Iris no sabe si aceptar su herencia, comprende que vivir de nuevo allí conlleva compartir su espacio con fantasmas que lleva tiempo intentado dejar atrás. Pero ninguna bibliotecaria que se precie puede resistirse a una casa llena de libros desordenados, como ninguna muchacha perdida puede negarse a seguir el camino de recuerdos que la lleve de vuelta al hogar.


El sabor de las pepitas de manzana es el primer libro de Katharina Hagena y, quizás por eso, resulta una novela tan luminosa como trémula, casi un poquito renqueante. Hagena ancla su relato, con mucho acierto, a una casa con jardín llena de recuerdos y habitada todavía por las historias dolorosamente abiertas del pasado. Árboles, frutas, arbustos, flores, hierbas,... los aromas del jardín acechan al lector tras cada página y son protagonistas silenciosos de cada momento en la vida de sus moradores. Atenta al pálpito de los habitantes, la casa de los Deelwater es el esqueleto narrativo que abre las puertas de cada habitación para mostrar un fragmento de historia. La autora alterna narración en presente con brillantes flashbacks para mantener el suspense, la inquietud del lector por saber qué fue de aquellas personas, por qué ahora son como son. Sin embargo, aunque el ritmo es bueno y la prosa de Hagena sabe trasmitir con maestría incluso el sabor de las manzanas, la historia presente de Iris queda empalidecida por los protagonistas que compartieron su pasado y la fuerza de sus respectivas historias. De ahí el pulso tembloroso del hilo conductor, aunque en conjunto se trate de una muy buena novela con una puesta en escena muy atrayente (el lector deseará entrar en la casa, pasear por el jardín, dormir la siesta bajo un sauce, bañarse en el río, ponerse los vestidos vintage de los baúles, comer manzanas escondido entre las ramas más altas) y unos personajes poderosamente bien definidos y creíbles.

Lector, si pensabas que sólo la Toscana podía ser escenario de las historias más evocadoras, aquí tienes una novela que te trasladará al más estupendo dolce far niente con acento germánico y aroma de fruta pecaminosa.


Desafío sagas familiares 1/10

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en los siguientes enlaces:
El sabor de las pepitas de manzana (en papel)
El sabor de las pepitas de manzana (para Kindle)

martes, 21 de febrero de 2012

El vendedor de cuentos de Jostein Gaarder

Desde sus primeros días de guardería, Petter comprendió que no era como los demás niños. Él prefería jugar con su desbordante imaginación y alejarse del mundo físico que muchas veces resultaba decepcionante. Le gustaba mirar a las personas pero no conocerlas porque era mejor imaginarse sus vidas y sus historias que conocer las verdaderas. En su cabeza siempre tenían muchas más posibilidades, y todas infinitamente mejores, que las de la realidad. El cerebro de Petter sangra ideas sin parar y él debe vaciarse de tantas voces para no enloquecer, por eso siempre tiene a mano una libreta y un lápiz. Ya de adulto decide que vivirá de su riqueza intelectual y monta un negocio de "ayuda al escritor" para vender sus tramas, ideas, cuentos, aforismos, poemas y demás creaciones a los escritores que lo necesiten. A Petter nunca le faltan buenas historias y sabe que todas tienen un precio. Por muy buen escritor que seas, necesitas tener algo que contar y la mayoría de ellos no son capaces de aportar nada nuevo: "Muchos futuros escritores carecían de algo tan básico como experiencia vital. Es un error postmoderno pensar que se puede escribir primero y vivir después. (....) Primero se vive, y luego, si uno quiere, podrá evaluar si tiene algo que contar, y eso lo decide la vida misma. La escritura es fruto de la vida, y no la vida fruto de la escritura."


El vendedor de cuentos es la extraordinaria historia de Petter el Araña, un pozo de inagotable imaginación que decide inspirar a todos aquellos que carecen de ideas interesantes que aportar al mundo. Petter tiene historias para todos aunque, al final, la peor historia de todas sea la de su propia vida, la que se olvidó de vivir. Jostein Gaarder crea un personaje excepcional que narra en primera persona la historia de su vida con un ritmo tan hipnótico y una prosa tan luminosa que el lector se sumerge en ella con facilidad desde la primera página. Directa, clara, sencilla pero peculiarmente precisa, la voz del protagonista se convierte en un brillante contador de cuentos, en un maestro de ceremonias para guiar al lector por el original mundo de su imaginación. Elegante y muy original, Gaarder sorprende gratamente con este personaje único, no del todo desprovisto de ternura pese a su mordacidad, a través del cual no se abstiene de criticar el mundo editorial, la falta de ideas de algunos escritores que no tienen nada que decir, el ansia de ser famosos a cualquier precio, la pérdida del sentido del pudor con tal de salir en los medios o el estado actual de la cultura, entre otros. Interesantes reflexiones que invitan a pensar sobre el mundo actual y sus voces, muchas de las cuales no son más que gritos sinsentido. Destacan, a modo de pequeños regalos para el lector, algunos cuentos breves que Gaarder intercala en la narración con la voz de Petter y, entre todos, especialmente, el curioso relato sobre los doce mil millones de almas finitas para el Planeta. Sin duda, una novela muy especial que merece ser paladeada con detenimiento porque entre sus páginas se esconden algunas de las más brillantes reflexiones como piedras de colores entre la arena.

Lector, aquí tienes una gran historia sobre el oficio de escribir por el autor de El mundo de Sofía. Entra y conoce al inigualable Petter el Araña, ¿serás capaz de ver al hombrecillo del bastón de bambú?

También te gustará: La ladrona de libros; La elegancia del erizo

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
El vendedor de cuentos

sábado, 18 de febrero de 2012

La sombra del águila de Arturo Pérez-Reverte

1812, las tropas napoleónicas están librando una encarnizada batalla contra el ejército ruso a las puertas de la pequeña ciudad de Sbodonovo. La campaña rusa está siendo más dura de lo esperado y Napoleón Bonaparte mantiene el tipo como puede frente a su estado mayor, mientras mira a través de un catalejo el desarrollo de los combates. De pronto, por entre los despojos del casi aniquilado flanco derecho francés, aparece un batallón de valientes que, en perfecta formación de cuadro, avanza sin dudar hacia los cañones enemigos. Bonaparte manda a un mensajero para averiguar quiénes son esos héroes patriotas que se lanzan con tanto arrojo por amor a la France y a su general. Cuando el ordenanza vuelve con la noticia nadie puede creerse lo que cuenta: los valientes que tan arrojadamente avanzan bajo fuego infernal ruso, y sobre los cadáveres franceses que en su momento fueron el flanco derecho, son, nada más y nada menos, que el 326 batallón de Infantería de Línea; es decir, los españoles. Al grito de "togegos, togegos", Napoleón envía a su jefe de caballería a apoyar a estos valientes, conmovido por la furia española y decidido a evitar que aquello acabe en un hermoso suicidio. Cuando el 326 de Línea ve aparecer a Murat al galope ven como sus planes se truncan. Y es que el 326 no tenía intención de pasar a la gloria como los valientes de Sbodonovo, precisamente.


La sombra del águila es un estupendo relato de ficción, basado en hechos reales, de Arturo Pérez-Reverte. El autor confiesa que lo pensó, en vísperas de irse a cubrir la guerra de Bosnia, como un folletín ligero e informal que el diario El País iba a publicar por entregas. Sin importar su formato, se trata de un estupendo ejercicio de humor y sarcasmo sobre la condición humana y la guerra, sobre el carácter de los españoles y sobre la azarosa escritura de la Historia. Divertido y trágico a la vez, engancha al lector desde la primera de sus páginas por su vertiginoso ritmo, su estupenda prosa y la casi cinematográfica fuerza de sus escenas de batalla. Se nota la experiencia como reportero de guerra de Arturo Pérez-Reverte en la magistral puesta en escena, en la nitidez del horror que le provoca el conflicto y en el punto de vista profundamente humano de los protagonistas. Sin duda, un relato para disfrutar con una sonrisa pero también para acercarse, desde otro punto de vista, al trágico coste humano de los sueños de grandeza de cualquier general con ambiciones de emperador. Y, por supuesto, que la Historia la escriben los ganadores, que nunca son soldados.

Lector, aquí tienes una historia para disfrutar, un divertimento cortesía del maestro (en literatura) Pérez-Reverte. Sencillamente genial.

También te gustará: La tabla de Flandes; La piel del tambor; Sangre joven

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en los siguientes enlaces:
La sombra del águila (tapa blanda)
La sombra del águila (tapa dura)

miércoles, 15 de febrero de 2012

La forma del agua de Andrea Camilleri

El ingeniero Luparello aparece muerto en su coche, con los pantalones bajados, en un arrabal de mala muerte donde se dan cita cada noche la prostitución y el tráfico de drogas. El cadáver lo encuentran un par de topógrafos reconvertidos a basureros que, bien disciplinados por las fuerzas corruptas, se apresuran a avisar a la mano de derecha del político, el abogado Rizzo. Cuando éste se desentiende sospechosamente del asunto, los basureros saben que en Vigàta, Sicilia, sólo hay un hombre que cuando se trata de entender, entiende. El comisario Salvo Montalbano tiene 45 años, una casa junto al mar, una novia en Génova y un profundo conocimiento de la tierra que pisa. Pese a que la muerte del ingeniero se confirma por causas naturales, ante los ojos de Montalbano se va dibujando el mapa de un peligroso juego político de desprestigio, pasiones y venganzas.


Es una grata sorpresa leer por primera vez una novela de Andrea Camilleri sobre el comisario Montalbano. Es sorprendente porque la prosa del autor es estupenda y peculiar, y es grata porque sin duda es una novela que te hace sentir en paz con el mundo. La originalidad narrativa de Camilleri reside en descartar por completo cualquier descripción física de su protagonista, en realidad de casi todos los personajes que aparecen en la historia, y minimizar la de los objetos y paisajes con los que interactúa. Camilleri aplica la máxima bíblica de "se os conocerá por vuestros actos", a la que él añade "y por vuestra manera de hablar". Por eso a Salvo Montalbano se le conoce, en esta primera novela de su serie, por lo que hace: instruido, interesado en el arte y la gastronomía, observador, leal, flexible con las normas, con su propio sentido de la justicia poética, etc. El lector tiene el placer de ir recogiendo las piezas que Camilleri le ofrece para ir montando, por su propia cuenta (de ahí el encanto añadido), el puzle del carismático comisario. De esta manera, el escritor consigue establecer un agradable entendimiento con su lector, creando un espacio particular en el que conocer/dar a conocer al protagonista es cosa de dos. Camilleri sigue el juego de omitir las descripciones con el resto de personajes de La forma del agua, a los que caracteriza a través de su manera de hablar: el artificioso y barroco abogado Rizzo, el cotilla forense, el anticuado jefe de policía, el impetuoso y verborreico periodista, ... Todos se retratan a través de sus palabras en unos diálogos precisos y extraordinariamente bien tramados.

La forma del agua es una salida a escena brillante y enérgica de uno de los detectives más famosos de la costa mediterránea. El lector se sumerge poco a poco en el universo Montalbano y se familiariza con el pueblo siciliano en el que vive, el carácter de sus gentes, la filosofía de vida, el telón de fondo de la mafia siciliana, la corrupción de nuestros días... Un paisaje agradable, una Sicilia a través de la mirada de Camilleri, que le acompaña en una investigación entretenida y nueva.

Lector, después de un paseo por la Marinella siéntate un ratito en la terraza de San Calogero y da cuenta de unos pulpitos fritos. Quizás tengas la suerte de oír gritar al comisario porque han vuelto a cortarle las ruedas al coche oficial.

También te gustará: Rabos de lagartija; Eperadme en el cielo

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
La forma del agua

lunes, 13 de febrero de 2012

El café de los corazones rotos de Penelope Stokes

En el pequeño pueblo de Chulahatchie, Misisipí, nadie tiene secretos y si alguien cree que los tiene es que va listo. Por eso, cuando Dell Haley entra en el salón de belleza de DiDi Sturgins para cortarse el pelo y todas las señoras se quedan calladas de repente, comprende que algo pasa. Dell sospecha que su marido tiene una aventura y las miradas compasivas de sus vecinas le dan la razón. Pero el cabeza hueca de su marido no sólo le está poniendo los cuernos sino que además tiene la desfachatez de morirse repentinamente y dejarla sola con un montón de deudas. Dell tiene 51 años y cree que no sabe hacer nada. Excepto cocinar. Perseguida por el banco y la tristeza, víctima de una traición que le impide confiar en nadie, Dell comprende que pese a que se acabe el mundo la gente sigue comiendo.

"Mi madre solía decir que el amor nunca se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas.
-  Déjalo salir a raudales - decía-. Abre tu corazón y no tengas miedo de que te lo rompan. Los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos acaban convertidos en piedra."

El lector que abra El café de los corazones rotos esperando encontrar una novela romántica se llevará una pequeña decepción porque, si bien esta historia trata de amor, no se refiere al amor romántico, de pareja, sino al amor por uno mismo y al que desborda por la mirada de quién sabe ver a los demás con cariño y confianza. Hasta la fecha, este es el único libro de Penelope Stokes traducido al castellano y se trata de una novela amable y simpática, de escritura cálida y mensaje sencillo. Lo mejor de su argumento es que casi todos los personajes son personas que han llegado a la madurez y que tienen mucho que ofrecerse unos a otros. Y que Dell, la encantadora protagonista, comprende que lleva tiempo llena de oscuridad, que no escucha a sus amigos, y que debe deshacerse primero de algún lastre nocivo para poder confiar en los demás. El valor de la metáfora es que Dell no se cambia de peinado, pierde peso y se compra un par de vestidos nuevos (como suele pasar con las heroínas tristes de la literatura romántica) sino que decide cambiar desde dentro, buscando el origen de su miedo y su rabia. Esta falta de pretensiones, la ausencia de artificio, es lo que convierte a los personajes y al mismo argumento en una lectura simpática y amena, sin trampas de ninguna clase. Y las recetas de Dell, incluidas en las últimas páginas de la novela, son un toque de color muy dulce.

Al estilo de la simpática y ligera película La fuerza del amor de Natalie Portman, El café de los corazones rotos es la historia de una segunda oportunidad para ser feliz rodeado de gente que te ama porque son tus amigos y no esperan nada a cambio. El lector disfrutará de esta historia sin complicaciones y se sentirá a gusto entre la buena gente de Chulahatchie mientras se le hace la boca agua con las estupendas recetas de Dell. Penelope Stokes escribe con fluidez y gracia, y sabe sacar buen partido emocional a las buenas frases de la madre de Dell. Sin duda, una entretenida historia con olor a canela y vainilla que tan bien viene, por su calidez, en estos momentos tan fríos de invierno.

Lector, entra en el Heartbreak Cafe y comparte unas empanadillas de manzana con Cuesco y Boone, quizás tengas la suerte de que Scratch te prepare sus famosos sándwiches de bajón o que Purdy se marque un bailecito. Dista mucho de ser el apasionante y ajetreado Rick's, por supuesto, pero se está calentito y uno se siente bienvenido.

También te gustará: El club de lectura Jane Austen; L'auberge, un hostal en los Pirineos; El club de los viernes

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
El café de los corazones rotos

viernes, 10 de febrero de 2012

El temor de un hombre sabio de Patrick Rothfuss

Cae un silencio triple sobre la posada Roca de Guía. El dueño del tercer silencio, el más profundo de todos, se levanta tras haber dormido muy poco y empieza sus tareas cotidianas de posadero. Cronista y Bast no tardarán en bajar, hoy es día de siega. Pero no para Kvothe. Él se quedará de nuevo inmóvil, con la mirada perdida, narrando a Cronista la historia de su vida por segundo día consecutivo, con la resignada aceptación de quién sabe que su destino quedó marcado trágicamente para siempre desde el instante en el que los Chandrian asesinaron a sus padres. Siempre atento y escrupuloso con la verdad, Kvothe separa el mito y la leyenda de su experiencia, pero sus vivencias son demasiado extraordinarias incluso hasta para el pobre Bast. El Edena Ruh que entró en la Universidad, el músico que hipnotizó a Felurian, el guerrero que llegó hasta Amre, el héroe que rescató a las muchachas y ajustició a los bandidos, el sabio que desentrañó mil acertijos... Esta es la historia del arcanista que supo hacer suyo el nombre del viento.


Kvothe le dijo a Cronista que le contaría toda la verdad sobre su vida en tres días y El temor de un hombre sabio es la narración del segundo día de esas memorias. En este segundo libro de la saga iniciada por El nombre del viento, la tristeza y el cansancio de Kvothe, así como la desesperación de Bast porque recuerde quién es, se hacen más patentes. Rothfuss sigue escribiendo impecablemente bien y mantiene el ritmo, el encanto y la calidad de su prosa de principio a fin, sin acusar cansancio o dejadez ni en una sola coma durante la impresionante cantidad de 1.190 páginas de este segundo libro. El autor pone su estilo sobrio y cálido al servicio de la creación de una leyenda de proporciones épicas, centrando en la figura de su héroe el vórtice de una trama grandiosa y llena de fantásticas aventuras. El lector tiene la sensación de ser el afortunado espectador de la forja de un personaje legendario, más grande que el propio Táborlin, y disfruta de las entretenidas peripecias de este singular héroe con cada giro argumental. Un protagonista que no sólo tiene el encanto romántico de los grandes héroes sino que, además, mantiene el misterio y la tristeza de un destino fatal inevitable que el lector todavía no conoce pero que intuye a través de su peligrosa obsesión por encontrar a los demonios que asesinaron a sus padres (los Chandrian) y a los únicos guerreros capaces de detenerlos (los Amir). La Universidad, Severeen, el reino fata, Amre... Los escenarios se suceden con más generosidad que en la novela anterior para salvar del estancamiento a una trama, que a veces corre el peligro de hacerse pesada, y potenciar la variedad de pruebas que el invencible Kvothe supera con su genio y figura legendarios. Rothfuss mantiene el pulso firme en esta segunda entrega de su trilogía y asegura a sus lectores que la última novela de la saga no será tan larga.

Lector, esta es una novela de aventuras sobre la verdad detrás de la leyenda, escrita con una prosa admirable y un ritmo original. Disfrutarás con la épica historia del Asesino de Reyes.

También te gustará: El nombre del viento; Elantris; El último deseo

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en los siguientes enlaces:
El temor de un hombre sabio (en papel)
El temor de un hombre sabio (para Kindle)

jueves, 9 de febrero de 2012

Sant Jordi bloguero en Kayena: negro sobre blanco

En el blog de Kayena: negro sobre blanco, podéis encontrar una estupenda iniciativa para celebrar la Diada de Sant Jordi de una manera particular. Si queréis echarle un ojo, aquí la tenéis:

Sant Jordi Bloguero

Serendipia participa con un libro que me parece muy especial: El señor de las tinieblas de Alberto Vázquez-Figueroa. Y, por supuesto, con una estupenda rosa muy original.

Felicidades a Kayena por su genial idea y a compartir libros, rosas e ilusión ¡Qué ganas de que llegue el 23 de abril!

miércoles, 8 de febrero de 2012

La amaba de Anna Gavalda

¿Cómo seguir adelante cuando descubres que vivías una mentira? ¿Que su amor era mentira? ¿Que nunca te amó lo suficiente? Chloé llora desconsolada su abandono, levemente sujeta al mundo tan sólo por la punta de los diminutos dedos de dos niñas rubias. Confusa por el reciente impacto, acepta sin pensar la mano firme que le tiende su suegro: "confía en mí, Chloé", le dice, y se la lleva a ella y a las niñas a la vieja casona de campo de sus veranos. Pierre Dippel, el viejo cretino, el juez implacable y distante, el hombre amargado y gruñón, tan frío, siempre ausente hasta de su propia familia, se sienta a cenar junto a Chloé y le abre el baúl de sus más amargos secretos. Pierre, el viejo cretino, que de repente no puede soportar la idea de perder a su nuera, esa princesa extraordinaria capaz de transformar el mundo con su sonrisa mientras cuida distraída del rosal muslo de ninfa conmovida.

La amaba es un breve e intenso instante en la vida de dos personas que se confiesan inesperadamente para rescatarse mutuamente del borde del abismo en el que se encuentran. Chloé se sorprende al conocer a un Pierre totalmente diferente, un Pierre que está decidido a acompañarla en su legítimo dolor sin dejar de repetirle lo increíble que es, la manera tan auténtica que tiene de asir la vida. A través de ese tête à tête intenso entre suegro y nuera, se despliega toda una historia de pasiones y mentiras, de cobardía y juego, de pérdidas irreparables, que mantiene implacablemente el interés y la intriga del lector. Con unos diálogos magistrales, tan característicos del brillante estilo de la autora, y unos silencios igualmente reveladores, Anna Gavalda recrea un momento único entre dos personas que cambiarán sus vidas para siempre. El lector disfrutará especialmente de la delicadeza con la que Gavalda trasmite los diferentes matices de la tristeza y del dolor, pero también de una narración original y vibrante, llena de colores intensos y esperanza implícita, en una prosa flexible y seductora.

Lector, aquí tienes una Gavalda algo más seria, algo más madura, algo más triste, algo más experimentada, pero tan brillante y sensible como siempre. Abre este libro y dale una oportunidad a Pierre, quizás se la merezca.

También te gustará: El consuelo; Erec y Enide

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
La amaba

lunes, 6 de febrero de 2012

Siete historias de Àngels Om

El mundo de Irina es su familia y se mide por padres, hermanos y perro. Irina tiene unos padres maravillosos con una agencia propia de publicidad, una arisca hermana mayor que se llama Natalia, los trillizos duracell que casi se pueden llamar como una sola persona si se pronuncia rápido (José, Luís y Julián), su pequeña y adorable hermanita Carmen y su perro Nikon. Por primera vez se han quedado solos en casa, sin adultos, a cargo de la malhumorada Natalia, cuando los trillizos abren accidentalmente un agujero en una de las paredes del comedor. Al otro lado de la pared hay una extraña habitación en donde sólo los que son capaces de usar la imaginación pueden disfrutar de su comodidad. Cuando una simpática televisión les propone un reto, Irina comprende que su mundo está a punto de cambiar para siempre.

Con un punto de partida al más puro estilo C.S. Lewis, Àngels Om da un valiente paso adelante en la literatura castellana de fantasía para debutar en el mundo editorial con una historia llena de historias que brillan a la cálida luz del divertimento más desenfadado e inocente. El encanto de Siete historias es, sin duda, su frescura y sinceridad pero también la originalidad de un planteamiento que pocas veces se encuentra fuera de la tradición anglosajona de la literatura fantástica. La diversión y el humor corren a cargo de la dinámica trama y de sus ¡siete! protagonistas, a quiénes la autora sabe dar una voz propia y definida que los diferencia para el lector con diálogos ágiles y nada artificiosos. Cada niño tiene su propio don, su propia habilidad, y ese individualismo teje el espíritu de cada una de las historias, aunque al final lo que cuenta es lo muy unidos que están. Retrato de un trabajo en equipo que hace las delicias del público más joven pero que consigue las sonrisas más espontaneas, por inesperadas, del adulto que se asome a estas páginas. Àngels Om es una buena contadora de historias, confesa de su amor por las palabras, que sabe cuidar la magia de un buen regalo desde su envoltura (encantadora portada) hasta su corazón más escondido. 

Lector, aquí tienes una ópera prima fantástica (en todos los sentidos del término) y valiente que te recordará lo muy oxidada que puede quedarse la imaginación si no se usa con regularidad.

También te gustará: Peter Pan y Wendy; El principito; Cartas de Papá Noel

Conocí este libro a través de la estupenda reseña de Isi

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
Siete Historias

miércoles, 1 de febrero de 2012

La gente corriente de Irlanda de Flann O'Brien

Una sociedad inventada propone a los ricos zoquetes un servicio de "usado de libros" para que sus magníficas y suntuosas bibliotecas parezcan haber sido leídas. De esta manera, pueden impresionar a sus, igual de vanas y ricas, visitas. En la parada del autobús uno puede saber todo lo que ocurre alrededor del hermano, ese ser misterioso que cura enfermedades y no puede alejarse demasiado de Dublín por si la inteligencia del país precisara consultarle respecto a la guerra. Un sinfín de anécdotas, inventos, dibujos, clichés, críticas y demás sobre la gente corriente de Irlanda, esos tipos coloradotes y campechanos que beben cerveza negra en el pub y no dejan de hablar en gaélico, con sus más de 400.000 palabras.
La gente corriente de Irlanda es una selección de las mejores ediciones de la columna Cruiskeen Lawn que Flann O'Brien publicó durante unos 26 años en The Irish Times. Flann O'Brien, a veces también Myles na gCopaleen, es el seudónimo de Brian O'Nolan, escritor irlandés que no siempre pudo firmar con su nombre debido a sus funciones en la administración pública de su país. Su columna es, sobretodo, satírica y punzante aunque a través de esa mirada tan crítica el lector se asoma con facilidad y buen humor a la sociedad irlandesa de los años 1935 hasta la postguerra. La incisiva e inteligente prosa de O'Nolan tiene la peculiaridad de la precisión y, en estas columnas, la destina a la broma más sutil para describir a fanfarrones irlandeses, situaciones sociales, injusticias económicas, carencias de infraestructuras, absurdos políticos, etc. Sin embargo, por encima de toda la burla y del humor, el autor deja entrever su profundo amor por el gaélico, la cultura irlandesa y sus compatriotas, sin desmerecer por ello la concisa precisión que le plantea el inglés. Alabado por Samuel Beckett, Graham Greene y James Joyce (a quién considera el mejor escritor irlandés de todos los tiempos), entre otros, Brian O'Nolan es un gran autor que se disfruta incluso a través de una traducción.

Lector, aquí tienes una buena oportunidad de acercarte a los irlandeses a través de una voz potente y peculiar. Su visión del país es la más nítida que pueda conseguirse a través de la literatura.

También te gustará: La conjura de los necios; Cartas de J.R.R. Tolkien

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz click en el siguiente enlace:
La gente corriente de Irlanda