jueves, 27 de septiembre de 2012

La evolución de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly

Calpurnia Virginia Tate tiene casi doce años, es la única chica de siete hermanos y vive en Caldwell, condado de Fentress (Texas), en medio de enormes cultivos de algodón y pacanos. Durante el caluroso verano de 1899, en el umbral del nuevo siglo, Calpurnia empieza a hacerse preguntas sobre su entorno, su familia, sobre si misma y sobre el medio natural que la rodea. Curiosa, perspicaz y dotada con un afilado sentido de la observación, comprende que sus inquietudes científicas y personales no van a encontrar respuesta en ninguno de sus hermanos y mucho menos en su madre, obsesionada con la calceta y las labores de "una futura señorita". Cuando Calpurnia supera el respetuoso temor que a todos los miembros de su familia les provoca el abuelo y se atreve a llamar a la puerta de su laboratorio en busca de información sobre El origen de las especies de Charles Darwin, entrará en un mundo extraordinario donde la naturaleza es protagonista y el método deductivo la llave maestra de sus pesquisas. El capitán Walter Tate, respetado superviviente de la guerra de Secesión, estudioso naturalista, inventor de la limpiadora y miembro de una nueva organización de caballeros denominada National Geographic Society, encontrará en su única nieta una fiel compañera de pesquisas y colaboradora en la búsqueda de nuevas especies. Pero la Texas de principios de siglo, pese a la llegada del teléfono, el automóvil y la Coca-Cola, todavía no concibe que la ciencia lo sea todo para una chica y Calpurnia deberá luchar contra calcetines, recetas de cocina, clases de piano y preceptos morales para seguir fiel a si misma.


A través de la voz y los ojos de Calpurnia, una original chica de once años de Fentress a punto de entrar en el nuevo siglo XX, el lector se embarca en un maravilloso viaje por las ilusiones y esperanzas de una pequeña pionera de la ciencia, pero también de un alma curiosa que sabe ver con acierto en los demás. La evolución de Calpurnia Tate es una historia excepcional y brillante, una narración evocadora y única para un público adulto que añora aquel momento perfecto en el que se tumbaba a leer las aventuras de Verne, Defoe o Stevenson con una manzana y un buen trozo de pan de chocolate que duraba toda la tarde. Jacqueline Kelly teje con frescura y calculada inocencia una historia de descubrimiento, de aventura, de una familia- a veces de un pueblo entero- que surge de lo cotidiano y se convierte en pura magia. Calpurnia explica su mundo, reflexiona, se hace preguntas y se convierte en cómplice de un lector al que no le queda más remedio que caer rendido a sus inquietos pies. La autora adapta prosa y estilo al servicio de la voz de su protagonista, con tanta gracia y acierto que la magia se obra desde la primera hasta la última frase. Al estilo de Una temporada para silbar o Cuatro hermanas, Kelly recrea un universo especial y perfecto, tocado por el paisaje, clima, flora y fauna de Texas (en lugar de Montana), con el mismo efecto hipnótico sobre un lector que se sumerge con facilidad y entusiasmo en el peculiar mundo de Calpurnia y participa de sus vivencias. Los amoríos de los hermanos de Calpurnia, la llegada del teléfono al pueblo (ese invento del buen amigo del abuelito, el joven Alex), el descubrimiento de una nueva especie de algarroba o el primer sorbo de coca-cola, son muchas de las historias que hacen grande esta extraordinaria novela de Kelly. Pero sin duda, el hecho de que la historia de Calpurnia transcurra en el último año del siglo XIX, en plena revolución científica y de cambio en todos los sentidos, y su singularidad como niña lejos de los cánones que le impone su sociedad (encarnados en la voluntad de su madre por enseñarle a ser una buena ama de casa) son los dos puntales en los que descansa la arquitectura de la trama y que constituyen el trasfondo crítico y más divertido de la historia. Se trata de una lectura diferente, cálida como una taza de chocolate caliente, rica como la nata montada y evocadora como las notas de la canela. Sencillamente, una pequeña joya de la literatura que despertará muchos recuerdos -y sensaciones- infantiles en el lector más atento.

Lector, no te dejes engañar por la edad de la protagonista porque Calpurnia cuenta mucho más de lo que ella cree. Sólo una mirada adulta disfrutará de todos los detalles de esta estupenda historia ¿Cómo vas a resistirte a conocer a una niña de once años que se muere por leer El origen de las especies y descubre la compresión del tiempo de las zarigüeyas?


Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en los siguientes enlaces:
La evolución de Calpurnia Tate (para Kindle)
La evolución de Calpurnia Tate (en papel)

lunes, 24 de septiembre de 2012

Serendipia participa...

Serendipia participa en la estupenda iniciativa del blog de Kayena: La reseña del mes. Kayena ha tenido la estupenda idea de ofrecer a todos los bloggers la oportunidad de votar la que ellos consideren la mejor reseña literaria de todos los blogs que se presenten a concurso. Desde aquí os animo a participar en el concurso del mes que viene (el de agosto está ya cerrado y en plena votación) y, por supuesto, a que votéis mi reseña... si os gustó, claro.

No os perdáis la iniciativa de Kayena aquí: La Reseña del mes

Y si queréis leer la reseña con la que participa Serendipia: Los Buddenbrook

Pero eso no es todo, Serendipia también participa en Premios Bitácoras 2012, su octava edición, en la categoría de Mejor Blog Cultural. 

Si te apetece votar a Serendipia, no tienes más que hacer clic sobre la imagen a continuación o en el banner con el mismo icono que encontrarás a la derecha ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!

Votar en los Premios Bitacoras.com

Recordad que para poder votar debéis registraros en Bitácoras.com. Pero no os preocupéis porque no os enviarán spam. Gracias!!!

jueves, 20 de septiembre de 2012

El taller de escritura de Jincy Willet

Amy Gallup es, según sus propias palabras, "Una mujer mayor, fría y antipática que vive en Escondido, California, que pasa sus días editando textos ilegibles y las noches dando clases en lugar de escribir". Solitaria y poco sociable, Amy se dispone a empezar un nuevo curso de escritura de extensión universitaria. Aunque es su medio de vida, lo encuentra tedioso y cansado, sin embargo desde el primer día de este nuevo taller se da cuenta que la clase de trece personas esta vez va a ser diferente. Amy conoce a todos los tipos de aspirante a escritor que han pasado por sus clases: el competente, el engreído, el inseguro, el tonto con pretensiones, el talentoso... Pero no está preparada para tratar con "el francotirador", un peligroso desequilibrado capaz de las bromas más crueles y con una inteligencia aguda y peligrosa en busca de emociones cada vez más fuertes. Pese a los sorprendentes vínculos que se están creando entre los alumnos de la clase y ella, Amy cree que deberían suspender el taller por miedo a las cada vez más atrevidas agresiones del francotirador, ahora sin duda uno de ellos ¿Quién es el misterioso alumno perturbado? ¿Qué pretende con sus amenazas y bromas morbosas? ¿Sus vidas corren verdadero peligro?


Amy Gallup es una protagonista poco habitual para cualquier lector: antipática, anti-social, maniática, miedosa, triste, amargada... La autora dice de ella: "Amy era una persona fría y peculiar, consciente en todo momento de su frialdad y su peculiaridad, pero rara vez eso la molestaba. Se sentía cómoda en su miseria". Quizás es esa falta de autocompasión del personaje, esa valentía, o quizás la fragilidad que muestra en su incongruencia de ser una persona solitaria que tiene miedo a la soledad, lo que consigue atraer la simpatía del lector hacia ella desde las primeras páginas de la novela. Con una protagonista de semejante calibre la historia ya tiene un punto de partida original e interesante, y es que El taller de escritura es, por encima de todo, un thriller inesperado y atípico por muchas razones. Cada capítulo es una clase de escritura de Amy, en donde se tratan cuestiones técnicas y narrativas de los textos de sus alumnos y de sus habilidades escritoras. Dar protagonismo a la dinámica de la clase, al aprendizaje y a los textos de los alumnos, crea un ritmo divertido e ingenioso muy original. Cualquier lector amante de las novelas encontrará muy curioso asomarse a los entresijos del aprendizaje de los escritores noveles y de los recursos y críticas de una escritora "jubilada". El riquísimo personaje de Amy Gallup junto con la evolución de su relación con sus alumnos (Jincy Willet tiene un gran talento para crear unos protagonistas divertidos, ingeniosos, terribles, alocados, en fin, reales como la vida misma) es tan interesante que ya merece la pena leer esta historia, independientemente de la curiosa trama de "el francotirador" y todo el suspense que conlleva. Jincy Willet escribe extraordinariamente bien (atención a la inesperada e impactante adjetivación de la autora y a su buen sentido del humor) y la caracterización de sus personajes es magistral, y aunque en la traducción se pierden muchos de los juegos de palabras (además del terrible "laismo" de la traductora de la edición de La Factoría de Ideas) el lector podrá disfrutar de una ingeniosa, divertida y excéntrica historia bien aderezada por un original e inquietante suspense. 

Lector, apúntate al taller de escritura de Amy Gallup y prepárate para pasar un buen rato con una lectura original y unos personajes algo desquiciados, a medio camino entre la crueldad y la ternura.

También te gustará: La librería; Penélope y las doce criadas; La juguetería errante

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en el siguiente enlace:
El taller de escritura (para Kindle)
El taller de escritura (en papel)

domingo, 16 de septiembre de 2012

Un año en Provenza de Peter Mayle

Peter Mayle y su esposa pasan todos los veranos en Provenza y están enamorados de sus gentes, gastronomía, paisajes... En fin, están tan auténticamente enamorados de Provenza que un día se encuentran comprando una casa y trasladándose a vivir allí para siempre, lejos de su Londres lluvioso y gris. Este es el diario de Peter Mayle sobre su primer año en su recién comprada villa provenzal y las aventuras de iniciar una vida en un país extranjero con sus propias costumbres y misterioso clima. Les anglaises, como serán conocidos desde entonces por sus vecinos, adoptarán con placer las costumbres locales pero las dificultades de aprendizaje, desde el idioma hasta la burocracia imposible, dan para doce capítulos (uno por cada mes de ese primer año) divertidísimos y un sinfín de excéntricos personajes: yeseros artesanales con su propia concepción del universo, vendedores de alfombras, viticultores hiperactivos, visitas plomazo, conductores kamikazes...


Un año en Provenza es el simpático diario de Peter Mayle sobre sus inicios como vecino de una villa en el corazón de la Provenza. Escrito con desenfado y dotado de cierto toque de la ironía británica más suave, Mayle se ríe de sus propias dificultades con el papeleo, el idioma, las obras de la casa y las vistas gorronas que le llegan desde Inglaterra siempre que empieza en buen tiempo. Amantes de la tranquilidad y la buena mesa, los Mayle encuentran el paraíso en su nueva patria adoptiva y soportan estoicamente las inevitables dificultades que conllevan todos los principios. El lector disfrutará de las descripciones del autor de paisajes y gastronomía, pero sobretodo, de manías, costumbres y personajes como, por ejemplo, Monsieur Menicucci, un fontanero que cree que cada vez soplan vientos más fríos en invierno porque la Tierra se está aplanando y eso facilita la llegada de aires siberianos; o el vecino Massot, un campesino con miles de historias que contar, que tiene la mejor receta para cocinar zorra (¿los ingleses sólo la cazan?¿No se la comen?) y sueña con vender su casa por un millón de francos, pese a reconocer que en los mejores días de invierno se respira tanto silencio "que se puede oir el pedo de una ardilla". A medio camino entre una crónica periodística y un relato autobiográfico, Un año en Provenza es un testimonio entretenido y simpático que debe entenderse desde el punto de vista de un inglés (sobretodo en lo que se refiere a la sorpresa y maravilla que le reporta al protagonista la gastronomía del lugar) y cuyo mayor punto fuerte es la aparición de los excéntricos personajes que entran y salen de la nueva villa de los Mayle.

Lector, aquí tienes doce simpáticos episodios sobre las tribulaciones de un matrimonio inglés y sus dos perros en la Provenza más rural y peculiar de finales del siglo pasado. No apto para los que estén haciendo dieta.

También te gustará: A pie por la Costa da Morte; L'auberge. Un hostal en los Pirineos

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en el siguiente enlace:
Un año en Provenza

jueves, 13 de septiembre de 2012

Tea & Sympathy: Semana British (II)

Siguiendo con la Semana British, aquí va la segunda parte de las recomendaciones de Serendipia para leer en la mejor de las compañías: un estupendo té y los mejores autores británicos que han pasado por el blog hasta la fecha.

Que los disfrutéis.

Tea & Sympathy

English breakfast & Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll

Un té clásico para uno de los clásicos británicos de todos los tiempos ¿Qué té estaría tomando el Sombrerero Loco?

Lady Grey & La juguetería errante de Edmund Crispin

La novela más alocada e investigación más trepidante de Crispin bien se merece las originales y frescas notas de la bergamota con el frescor de los cítricos de este estupendo té.

Traditional Afternoon & La hija de Robert Poste de Stella Gibbons

Una escogida mezcla de Ceylán, Kenia y Assam para un té tan apasionante y matizado como la rica prosa de Stella Gibbons y su genial e inteligente sentido del humor.

Organic Blend & El mayor Pettigrew se enamora de Helen Simonson

Una mezcla orgánica de té negro con un sabor natural y muy nuevo, perfecto para leer esta fresca, estimulante y divertidísima historia al más puro estilo british. Seguro que al Mayor Pettigrew le encantaría una buena taza de este té.

Lapsang Souchong & Cumbres borrascosas de Emily Brontë

Un sabor lleno de pasión y todo un clásico procedente de los antiguos enclaves más orientales de la Commonwealth más victoriana es el té perfecto para adentrarse en las misteriosas, románticas y atormentadas brumas de Cumbres Borrascosas.

Lavender Earl Grey & La librería de Penelope Fitzgerald

La encantadora protagonista de "La librería" se merece el aroma de la Lavanda silvestre, una estupenda y delicada nota floral para una historia que se lee bajo la calidez de una buena manta y el aroma del mejor té.

Yunnan & La gente corriente de Irlanda de Flann O'Brien

Suave pero con el toque picante que le otorga un suave recuerdo a nuez moscada, ideal para acompañar la lectura de la incisiva y sarcástica prosa de Flann O'Brien. Su mirada crítica pero siempre divertida y esperanzada combina muy bien con este té.

Jasmine pearls & A la caza del amor de Nancy Mitford

El más delicado de los tés con el aroma más mágico y sensual para esta historia llena de ternura y excéntricos personajes. La Gran Bretaña de entreguerras, con una buena taza de té de jazmín, es un marco especial para la infancia y adolescencia de la siempre estupenda Nancy Mitford y su alocada familia.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Lectura conjunta de Trafalgar de Benito Pérez Galdós

Los que ya conocéis a Loquemeahorro y sus planes de dominación mundial quizás ya sepáis que es toda una admiradora de Don Benito Pérez Galdós. Pues ni corta ni perezosa, nos ha embarcado a Isi y a una servidora en la aventura de una lectura conjunta de Trafalgar, el primero de Los Episodios Nacionales de este gran escritor.

Mirad que banner más estupendo nos ha preparado el genio de Mork


Para más detalles de la Lectura Conjunta de Trafalgar, podéis consultar la entrada de Isi, en donde compartiremos nuestras impresiones y centralizaremos este augusto evento. 

Si todavía no os habéis animado a participar en esta Lectura Conjunta, os lanzo unas cuantas razones por las que leer a Galdós siempre es una buena idea:

1. Porque es literatura de la buena, puro delicatessen

2. Porque el maestro nunca es aburrido

3. Porque es un autor anti-crisis: en Kindle lo tienes gratis y en papel lo vas a encontrar en cualquier biblioteca. La mejor literatura a 0 euros, sin que te afecte la subida del IVA, ya ves.

4. Porque los clásicos siempre son una apuesta segura

5. Porque te ayudará a ligar

Bueno, lo dejo ya. Ánimo y apuntaos, recordad que podéis seguir este evento en casa de Isi y aquí mismo.

Nos leemos.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Tea & Sympathy: Semana British (I)

Ya está aquí la Semana British que organizó Carmen en junio en su blog Carmen y amig@s. Carmen propone celebrar esta semana (del 10 al 16 de septiembre) participando con una o más entradas de temática británica en nuestros blogs. Por su parte, ella comentará cada día de esta semana una novela de autor británico.


Serendipia se estrena en esta Semana British con Tea & Sympathy: un pequeño compendio de las novelas de autores británicos que más me han gustado junto con la recomendación de un té ideal para acompañar su lectura. Espero que os guste.

Tea & Sympathy

Darjeeling & Peter Pan y Wendy de J.M. Barry

El entrañable clásico de este autor escocés con la suavidad y ligereza del té Darjeeling. Tan ligero como las alas de Campanilla.

Chai & Cartas de Papa Noel de J.R.R. Tolkien

Notas de canela, clavo y jengibre para acompañar la lectura más cálida del magistral profesor Tolkien.

Assam & Orgullo y prejuicio de Jane Austen

El eco de la malta y un imperecedero sabor clásico para una de las grandes obras de Austen. Sobriedad con un toque de atrevimiento y frescura.

Ceylon silver white tea & Doctor en Irlanda de Patrick Taylor

Un té blanco, muy cremoso, que mezcla muy bien con leche y un toque dulce. Perfecto para esta novela divertidísima y llena de ternura en paisajes invernales de mucho frío.

Rooibos & El cuento número trece de Diane Setterfield

El delicado aroma del rooibos combina muy bien con esta historia de misterio inquietante y de trama tan bien urdida como exquisita.

Green tea & La última oportunidad de Eoin Colfer

Colfer es tan refrescante, original y buen acompañamiento como el té verde. Las notas jóvenes y cítricas de este té son estupendas para enmarcar esta historia.

Gunpowder green tea & ¿Hay alguien ahí fuera? de Marian Keyes

Este té debe su nombre a la forma de bolita que toman sus hojas cuando se secan, pero también a la pequeña explosión de sabor que se siente cuando se toma un sorbo. Tan explosivo y sorprendente como esta historia de Marian Keyes.

Earl Grey & La tumba de Tutankhamón de Howard Carter

Las notas de bergamota en este tradicional té por excelencia, son estupendas para acompañar al arqueólogo y la maldición de la momia. Con el salacot puesto, por supuesto.