jueves, 29 de noviembre de 2012

Ébano de Ryszard Kapuscinski

Ryszard Kapuscinski, gran periodista polaco, recoge en este libro algunas de sus vivencias como corresponsal en el continente africano en 1957 y sus diversos viajes de ida y vuelta a algunos países de allí durante más de cuarenta años. Kapuscinski huye del protocolo, de los palacios y las grandes residencias, y prefiere tomar contacto directo con las personas más diversas lejos de los canales administrativos o del poder. A través de su mirada de hombre blanco europeo, el periodista se asoma a los violentos procesos de independencia de los años 60 y 70, y a las realidades de Ghana, Rwanda, Somalia, Etiopía, Eritrea, Zanzíbar, entre otros. Pero siempre desde la perspectiva del ciudadano de a pie, intentado reflejar con exactitud la pobreza de la mayoría, el hambre de casi todos, la tesitura de los clanes, la importancia de la sombra y del agua, la incidencia de la guerra. Pero sobretodo, la sensación de enorme diversidad de un continente tan heterogéneo: "De manera que éste no es un libro sobre África, sino sobre algunas personas de allí, sobre mis encuentros con ellas y el tiempo que pasamos juntos. Este continente es demasiado grande para describirlo. Es todo un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de una riqueza extraordinaria. Sólo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos "África". En la realidad, salvo por el nombre geográfico, África no existe."


Esperar inmóvil es todo un arte en África. El sol, el calor, es diferente al clima que conocemos los europeos, por eso la inmovilidad es importante. Y la solidaridad de los clanes: cuando Kapuscinski le ofrece un caramelo a un niño de una aldea, éste se lo da a la niña más mayor, que se encarga de dividirlo en tantos trozos como pequeños haya, de manera que todos tengan su pedacito de caramelo. Lugares en dónde todo se explica por la contraposición del blanco (omnipotente) y el negro (inferior), el horror de los niños soldado, el problema cíclico de los jóvenes bayaye, los procesos de independencia y el drama de los dictadores asesinos, el caso de Rwanda, el de los tuareg, la locura administrativa de Monrovia, la invención del apartheid de los ex-esclavos de Liberia décadas antes de Pretoria... Kapuscinski recorre África e intenta comprender, sin juzgar, la realidad de un mosaico de culturas diverso, rico, muchas veces caótico y dramático, pero también bello y conmovedor. El lector se sumergirá en una lectura intensa, siempre fluida y con cierto sentido del humor, gracias a la impecable y riquísima prosa de este periodista de la vieja escuela. A través de estas páginas, el lector se acerca a una realidad desconocida y llena de sorpresas pero también a la figura de un periodista genial, un gran escritor apasionado por encontrarse allí dónde está la noticia sin acobardarse ante la posibilidad de poner en riesgo su vida o, como así sucede, su salud. Emboscadas, golpes de Estado, la sed del desierto, la malaria cerebral, serpientes venenosas, elefantes... Kapuscinski asume los riesgos de esta aventura extraordinaria a través de África y sus gentes, con el temple del reportero entusiasta y el pulso firme del observador apasionado.

Lector, no encontrarás mejor manera para asomarte a algunas de las realidades históricas y actuales de África que de la mano Ryszard Kapuscinski. Un libro de experiencias para sorprenderse, para intentar comprender la "otredad".

También te gustará: Viajes con Heródoto; El club de lectura de los oficiales novatos

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Ébano (en papel)
Ébano (para Kindle)

lunes, 26 de noviembre de 2012

Cuéntame una noctalia de Mónica Gutiérrez

Hoy os traigo una novedad que me hace mucha ilusión: Cuéntame una noctalia de Mónica Gutiérrez ¿Os suena la autora? Pues sí, damas y caballeros, la autora es una servidora, que se ha liado la manta a la cabeza y ha decidido lanzarse a la aventura de la autopublicación.


Cuéntame una noctalia es la historia de Grace, una joven que lo tiene todo excepto sentirse como en casa. Con las navidades a la vuelta de la esquina, Grace decide volver a su pueblo natal, Mic-Napoca, una aldea transilvana que no siempre ha salido en todos los mapas. Allí la esperan sus abuelos, su padre y su hermana, pero también todos los excéntricos vecinos que la han visto crecer. Grace se reencontrará con Cesare y su mula, con el mezquino señor Visi, con la hermosa Teresa, con el cotilla del farmacéutico, pero también con algo que no esperaba y que cambiará su vida para siempre.

Quería contar una historia divertida y conmovedora, original, diferente. Que el lector la disfrutase tanto como yo escribiéndola.

También quiero aprovechar para daros las gracias a todos por el apoyo que me habéis brindado durante todos estos años en Serendipia. Escribir reseñas y comentar lecturas con vosotros me ha animado a seguir escribiendo, a no dejarlo nunca. Entrar en el mundo de los blogs literarios ha sido como cruzar el espejo del país de las maravillas, y atesoro tantas buenas lecturas y amistades blogeras que no sé cómo deciros lo mucho que me habéis acompañado en la aventura de escribir esta novela.

Un beso a tod@s, nos leemos!

No te quedes sin un ejemplar:

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro

Pronto se cumplirán doce años desde que Kath es cuidadora y sabe que su tiempo se acaba. No cabe duda de que es una excelente cuidadora y el sistema se lo agradece dejándole elegir los donantes que quiere tener a su cargo. Kath suele preferir donantes de Hailsham, el internado en dónde se crió. Es fácil recordar aquellos años en los que su infancia y adolescencia transcurrió sin demasiados dramas, en compañía de buenos amigos y atentos custodios. Kath recuerda cómo Tommy aprendió a controlar su ira, cómo Ruth ya era una consumada urdidora de tramas y manipulaciones, cómo la amistad entre los tres se forjó, puso los cimientos, entrelazó sus vidas. Sabían que eran distintos, especiales, que nunca podrían tener una vida normal, ni una profesión o una familia propia, pero la señorita Emily siempre se preocupó por ellos, por mantener en una cómoda nebulosa el destino inevitable que les esperaba a todos y cada uno de ellos.


Nunca me abandones es una novela de suspense, de terror, de horror, de amor, de especulación, de espanto. Pero sobretodo es una historia de incógnitas sobre el alma, sobre la humanidad de las personas y los límites morales y éticos de la ciencia ¿A qué precio se salvan vidas? ¿Dónde está el límite para justificar una vida por encima de otra? Poco más se puede decir en una reseña sin desvelar el misterio angular de esta extraordinaria historia y ganarse la malquerencia de cualquier lector. Y es que Kazuo Ishiguro juega con una extremada dosificación de la información, del suspense, que mantiene en vilo la lectura y va abriendo con calculada maestría la puerta del espanto. Fiel a su prosa peculiar, de frases contundentes y adjetivación muy precisa, vuelve a hipnotizar al lector con sus cuidadas y emocionales (que no emotivas, ni explícitamente dramáticas) atmósferas, como ya hizo en Los restos del día. Sólo un estilo tan sólido y contundente como el este escritor puede soportar con solvencia y seriedad esta novela de ficción y dotarla de tal realismo, convertirla en una realidad pausible Sus tres personajes protagonistas, Kath, Ruth y Tommy, están magníficamente construidos a través de la voz y los recuerdos de Kath y constituyen las piezas claves de un destino espeluznante del que nunca acaban de ser conscientes. Ishiguro sorprende al lector con una historia que toca profundamente su sensibilidad, su compasión, que propina un hipotético golpe brutal a la ética científica de un futuro muy posible y que abre interesantes reflexiones sobre la mensurabilidad del alma.

Lector, aquí tienes una historia estremecedora que te mantendrá en vilo hasta el final de sus páginas. No encontrarás grandes gestos dramáticos en este autor: maestro de la sutilidad y de la atmósfera, la sensibilidad viene entre líneas.

También te gustará: Y si fuera un ángel; El castillo de cristal; La mujer del viajero en el tiempo

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en el siguiente enlace:
Nunca me abandones

domingo, 18 de noviembre de 2012

La detective miope de Rosa Ribas

Irene decide salir del psiquiátrico en el que está internada cuando cae en sus manos el artículo de una revista que habla sobre la teoría de los seis grados de separación. Piensa que si consigue volver a trabajar de detective privada, tan solo necesitará cinco casos para llegar hasta la resolución del único y sexto misterio que le interesa: descubrir quién asesinó a su marido y a su hija. Parecer normal después de haber perdido todo lo que más amaba en el mundo no resulta fácil y sus ojos, afectados por una galopante miopía psicosomática, necesitan de un constante ejercicio de control por su parte. Por suerte, Miguel Marín, fundador de Detectives Marín, en el barrio de Poble Sec, le da trabajo como investigadora e Irene se lanza a resolver sus cinco casos, uno a uno, con paciencia y sin dejar cabos sueltos. Una cantante calva, un director de banca que duda del color de su piel, un ocularista sin cliente, la princesa de Hawai y una ordeñadora de arañas, son algunos de los personajes de sus "seis casos de separación", posibles pistas para encontrar el hilo de la madeja que desea desenredar. No importa no que cueste porque a quién ya no le queda nada no siente ningún temor de perder.


¿Cómo resistirse a leer una novela que ya te cautiva desde sus Dramatis personae? "Miguel Marín: (...) Amante de las sentencias y la ortografía; Rodrigo Carrasco: (...) Hombre de confianza del jefe y superhéroe en sus ratos libres; Félix Caballero: (...) Esconde su belleza sobrenatural detrás de la pantalla del ordenador." Como el lector ya habrá adivinado, el secreto de La detective miope es, sin lugar a dudas, la extraordinaria chispa, el fresco ingenio, de la prosa de su autora, Rosa Ribas. Y es que Ribas no sólo crea una carismática protagonista y todo un plantel de estupendos secundarios, haciendo gala de una imaginación exquisita, sino que además construye una arquitectura —algo delirante a veces— detectivesca llena de sentido del humor y de originalidad dentro de los cánones del género. Si bien es cierto que Irene tiene rasgos de la heroína trágica clásica (un dolor insuperable, un castigo, la búsqueda de venganza), la autora consigue acercarla al lector y diferenciarla del resto de detectives "marcados" gracias a esa narración en primera persona tocada por el desequilibrio del personaje. Irene habla con el lector (le trata de usted) sin filtros: sabe que está enloqueciendo, que nada en su vida o en su comportamiento es normal, y es esa conciencia de saberse anormal lo que le da la capacidad de encontrar el lado humorístico de sus reflexiones y comportamiento, incluso de la conducta de los demás vista desde sus ojos miopes y aterradores. Por eso La detective miope es una novela negra constantemente a caballo entre la sonrisa y las lágrimas, bien enmarcada en las calles de una Barcelona heterogénea en todos los sentidos, original por la estupenda prosa de Rosa Ribas y la bien lograda voz de su protagonista. Pero sobretodo es una novela en donde se disfruta más de los personajes que de los casos o su resolución, en donde el misterio, el ejercicio de investigación, queda supeditado al tragicómico encanto de esta conmovedora Irene y el fantástico estilo de su creadora.

Lector, acércate a esta novela y descubre qué especial es la prosa de Rosa Ribas. No te desalientes si la lógica de Irene se te escapa, pronto comprenderás el método de su locura.

También te gustará: La forma del agua; La juguetería errante; Un problema de tres pipas

Si quieres conseguir un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La detective miope

Este libro llegó a mí gracias a un préstamo de Loquemeahorro ("Este sólo te lo dejo, ¿eh? Luego me lo devuelves, que le tengo mucho cariño a la autora" me dijo). Mil gracias, Loque, descubrir a Rosa Ribas ha sido una grata sorpresa, un placer de lectura. Para todos los que queráis conocer más de la obra de esta escritora y a su detective Cornelia Weber-Tejedor, mucho más convencional como detective que Irene, pasaros por el blog de Alice: Mis detectives favorit@s.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La viola de Tyneford House de Natasha Solomons

Cuando Hitler sube al poder en Alemania, Elise Landau tiene diecinueve años y sigue siendo un poco infantil y golosa, quizás por ser la pequeña de la familia. Su padre Julian, es reputado escritor, su madre, Anna, una prestigiosa soprano codiciada por todas las óperas del mundo, y su hermana Margot brilla con luz propia en el conservatorio de música de Viena, en donde viven desde siempre. Elise no tiene ningún talento especial pero vive feliz y mimada por todos, hasta que las cosas empiezan a ponerse difíciles para las familias judías en Viena. Sus padres deciden que lo mejor para todos es abandonar Austria: ellos quedan a la espera de un visado norteamericano por cortesía de la Ópera de Nueva York, Margot y su marido Robert se trasladan a California, donde él dará clases en la universidad, pero ¿y Elise? ¿Cómo conseguir un pasaporte de salida para Elise? Anna la acompaña hasta correos para que telegrafíe a Inglaterra en busca de trabajo. Sólo recibirán respuesta de Tyneford House, una gran mansión isabelina que precisa de doncella. Elise deberá abandonar a su familia en la inquietante Viena de 1938, a merced del odio racial, y cambiar su cómoda vida de champán, joyas, pasteles y lujo por la cofia y el abrillantador para la plata. Con ella viaja la promesa de su madre de volverse a encontrar pronto en Nueva York y la última novela de su padre, todavía inédita, escondida en una viola de palisandro muy especial.


456 Páginas
Rústica Hilo
I.S.B.N.: 978-84-206-0887-7
Octubre 2012

La viola de Tyneford House está inspirada en la vida de la tía abuela de Natasha Solomons, Gabi Landau, y es ese halo de realismo histórico el que hace que esta novela resulte tan conmovedora en ocasiones. A diferencia de la mayoría de novelas de ficción sobre la realidad judía durante la Segunda Guerra Mundial, esta historia no contempla escenarios como los guetos o los campos de concentración sino que se centra en las personas que lograron huir de los territorios nazis de manera legal, es decir, con pasaportes especiales o visados de trabajo. Una realidad igualmente desconcertante para personas que en sus países de origen eran intelectuales, ingenieros, burgueses, etc. y que en Inglaterra se empleaban como mano de obra barata: criados, doncellas, ama de llaves, limpiabotas, obreros fabriles... Un día pertenecían a la élite cultural y económica de su sociedad y al siguiente estaban sirviendo el té a las ladies británicas. Elise Landau, la protagonista de La viola de Tyneford House, vive este desconcertante cambio en su vida con fortaleza y sin remilgos, pero siempre ansiosa y triste por el destino de sus padres, totalmente sola en un país extraño, con un idioma distinto, sin nadie que realmente se preocupe de ella. En este sentido, el episodio de la entrada por la puerta de servicio en la agencia de colocación londinense es un ejemplo brutal del maltrato que sufrieron estos emigrantes forzosos incluso en sus países de acogida, países que por otra parte condenaban el discurso racista de Hitler y entraron en guerra contra el nazismo.

Natasha Solomons escribe con soltura y mucho encanto, deteniéndose con notable placer, en la descripción de un entorno natural —del que se nota que está profundamente enamorada— extraordinario y protagonista: un rincón rural junto al mar. Bosques, flores, jardines, playas, acantilados... Solomons sitúa con maestría a sus personajes en un paisaje que es a su vez protagonista por dar consuelo y constituir un elemento esencial en los sentimientos de Elise y de los Rivers. Además de esta belleza, la autora destaca por saber captar con precisión la esencia de las relaciones entre criados y señores, la melancólica decadencia de las mansiones británicas de esa época, el horror y la pérdida personal de una guerra, y la delicada y hermosa transformación de Elise en adulta. Son todos estos pequeños detalles los que hacen grande a la estupenda historia de La viola de Tyneford House.

Lector, en este libro encontrarás una experiencia vital conmovedora, una aventura inesperada, los ecos magníficos de las mansiones del pasado, pero también una parte de la Historia que a veces nos apresuramos a olvidar... Y a repetir.


Este libro llegó a mí gracias al sorteo organizado por Rosalía del blog Loqueleo por cortesía de Alianza Editorial ¡Muchas gracias, Rosalía! Un libro estupendo.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Trafalgar: la reseña de Loquemeahorro

Introducción: Érase que se era una lectora (bella, por qué no decirlo) que deseaba dar a conocer al mundo al más grande escritor de todos los tiempos: Benito Pérez Galdós.

Pero todos sus intentos chocaban con un muro de "pues a mí me obligaron a leer Marianella/Trafalgar en el colegio, y me pareció un rollo".

Hasta que un día conoció a otras dos lectoras (aún más bellas, por qué no decirlo) que se llamaban Mónica-Serendipia e Isi que en vez de hundirla en el fango de la desesperación le dijeron "organicemos una lectura conjunta".

Bueno, la organizadora fue Isi, pero muchas gracias a las dos por el apoyo, la organización, el hospedaje de la reseña y sobre todo aguantarme el rollo.

Y ahora sí que va la reseña de Loque

"Me voy a leer Los Episodios Nacionales" ¿A que dicho así suena a que se te va a caer una librería repleta de unos volúmenes pesadísimos, y en más de un aspecto?

Pues nada más lejos de la realidad, por lo menos el comienzo de la serie, Trafalgar, resulta una agradable sorpresa. Agradable y sobre todo ligera, muy ligera, porque es una novela que se lee en pocos días: primero por lo que engancha y segundo porque es un libro realmente corto.

En concreto 238 páginas en la edición de Cátedra que yo he leído  (ISBN 978-84-376-0419-0), que en la práctica se queda en menos de 200, porque tras el aprovechable prólogo y la bibliografía, el texto en sí comienza en la página 70.

Voy a insistir en este punto de lo breve de la obra (además de porque soy una pesada) porque es importante saber que la intención de Galdós era crear una serie de novelas populares, es decir, al alcance de todos.

Y aquí viene a cuento recordar que hace no tantos años, cuando se pretendía escribir para todos los públicos, lo normal era publicar volúmenes poco abultados. Ahora, sin embargo, cualquier aspirante a best seller tiene que contar, por lo menos, con 500 páginas.

Claro que esto hace que a veces sobre, tranquilamente, más de 150 páginas. Y esas son muchas páginas, sobre todo cuando en ese espacio, más o menos, se puede empaquetar una novela tan completa como Trafalgar.


Con este sutil guiño mi gata os invita a que os unáis a la Revolución Galdós


Y volviendo al tema de la "novela popular" diré que no falta de nada para llevar al lector de la mano a la batalla naval que se va a contar, y llevarle muy contento.

En ese sentido, la primera parte es magistral, sobre todo porque con mucho sentido del humor nos va poniendo en situación sobre los antecedentes de la batalla: la desastrosa alianza naval de España con Francia y el lamentable gobierno de Godoy, el favorito del rey Carlos IV, cuyo único mérito es (según el texto) el saber bailar de 20 formas diferentes el baile de moda.

Esto se presenta en un divertidísimo diálogo en el que brilla la sin par Doña Francisca, la voz de la razón, que "pedía al Cielo (...) el aniquilamiento de todas las escuadras europeas" como único medio posible para retener a su lado a su marido Don Alonso, un veterano de guerra, que "no tenía miedo a cosa alguna creada por Dios mas que a su bendita mujer".

El enfrentamiento entre la citada Doña Francisca, su marido, y otro aguerrido marino llamado, con toda la intención del mundo, "Marcial", es realmente gracioso y esclarecedor: por una parte, los marinos insisten en las bondades de la guerra, tanto que hasta el propio marido invita a su esposa a contemplar la batalla que se avecina con un alegre "Ven a verlo, es cosa bonita". Y por otra, la juiciosa  esposa, que después de enumerar las derrotas de la armada española, les dice bien a las claras "me parece que ya os han derrotado bastantes veces ¿queréis otra?"

Después llega la batalla, narrada de una forma apasionante que, sin embargo, da algún respiro al lector, una vez más en forma de humor, sobre todo concentrado en el peculiar idioma de Marcial, llamado "medio hombre" por tener más de la mitad de su anatomía compuesta ya de piezas de madera.

Se va alternando a continuación la reconstrucción histórica de la batalla y sus consecuencias, con los avatares de Gabriel, el protagonista ficticio de toda la primera serie de los Episodios, así como más momentos trágicos con otros humorísticos, como las divertidísimas mentiras de un tal Malespina, dignas del Barón de Munchausen, entre las que aparece alguna verdad sorprendente.

Tanto que no voy a desvelarla, con la intención de incitaros a leer el libro y, si ya lo habéis hecho, a continuar con esta serie de novelas que, yo por lo menos, estoy deseando continuar.

Por cierto, si queréis ver más reseñas pinchad aquí

miércoles, 7 de noviembre de 2012

La abadía de Northanger de Jane Austen

La joven Catherine Morland está pasando una temporada de vacaciones en Bath gracias a la generosidad del matrimonio Allen, unos buenos amigos de su familia en Fullerton. La fortuna de los Morland es discreta y la casa paterna rebosa de hermanos y hermanas, por lo que Catherine agradece enormemente el poder acompañar a Mr. y Mrs. Allen a un lugar de ocio tan distinguido como Bath. Allí, Catherine conocerá a Henry Tilney, un apuesto y original joven de quien se quedará totalmente prendada. Pero su romántica aventura se verá sumamente complicada con la llegada de los Thorpe y las maquinaciones y coqueteos de Isabella y su hermano John. La cándida y honesta Catherine, que solo aspira a vivir una aventura como la del Udolfo (la novela de Ann Radcliffe, un romance gótico muy de moda en 1794), y suspirar platónicamente por Mr. Tilney, se verá arrastrada a un vaivén de emociones, malentendidos y relaciones engañosas que pondrán a prueba su bondad y su felicidad.


Sin duda, esta es una de las novelas más divertidas de Jane Austen. Repleta de buenos e ingeniosos diálogos, desesperantes malentendidos, originales intercambios de impresiones, personajes estrafalarios, cómicas situaciones y alguna que otra sátira de la autora, La abadía de Northanger es una lectura vibrante, con buenos giros argumentales y estupendas sorpresas. En esta gran novela, la prosa de Jane Austen destaca más ingeniosa que nunca y sus personajes femeninos vuelven a encandilar por su bien retratada psicología y su pizca de rebeldía en el marco de la época y la sociedad en la que viven. Austen satiriza la mala literatura de terror, se ríe del cliché de las heroínas románticas y divierte al lector con una sutil guerra de sexos en el intercambio de impresiones entre la pareja protagonista (al estilo de Mr. Darcy vs Mrs. Bennet). La autora hace gala de su envidiable dominio del lenguaje en estupendos juegos de palabras, equívocas expresiones y mentiras delirantes para mantener una interesante trama de malentendidos y malvadas maquinaciones en contra de los deseos de la simpática Catherine.

Destaca en estas páginas la aguerrida crítica que hace Jane Austen en contra de todos los que desprecian a los novelistas, y a sus lectores, por considerarlos autores de un género menor y sin calidad alguna. "Representamos a un grupo literario injusta y cruelmente denigrado, aún cuando es el que mayores goces ha procurado a la humanidad", dice Austen en favor de la novela y los novelistas. La autora defiende que más vale escribir una novela para ser leída y disfrutada por muchos, que no un compendio de saber tan intrincado y grandilocuente que no pueda ser leído, y soportado, más que por unos pocos amigos. Graciosísimo el comentario sobre los historiadores, a quiénes la protagonista mira con mucha pena puesto que "sólo escriben para atormentar a los niños", y las analogías de Mr. Tilney entre tormento y educación. Por todos estos detalles críticos, por su magnífica reflexión sobre los hombres y mujeres de la alta sociedad británica de la época, y sus costumbres culturales y morales, por su estupenda prosa y mil razones más, La abadía de Northanger es una novela que se disfruta con gran placer y mayor diversión. Recomendada incluso para los que no se consideran admiradores de Jane Austen.

Lector, conoce a esta heroína de Austen y tómate unas divertidas y emocionantes vacaciones en el Bath de finales del siglo XVIII. Pero no te sorprendas cuando la autora se dirija a ti directamente y te sacuda a traición con un par de críticas veloces y certeras.

También te gustará: Orgullo y prejuicio; El club de lectura Jane Austen

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La abadía de Northanger (para Kindle)
La abadía de Northanger (en papel)

Aunque sin duda mi obra preferida de esta autora sigue siendo Orgullo y prejuicio, elegí este título para el Club Jane Austen, una estupenda iniciativa de Carmen y amig@s. Y ha sido una grata sorpresa que he disfrutado muchísimo. Os animo a acercaros al Club y descubrir todas las reseñas que de las obras de Jane Austen aparecerán en la blogosfera hasta el 16 de diciembre, fecha del nacimiento de la autora, por cortesía de la organizadora:

lunes, 5 de noviembre de 2012

Trafalgar de Benito Pérez Galdós

En su vejez, Gabriel recuerda los años en los que era un niño huérfano malviviendo en las calles de Cádiz. Feliz e inocente, pasaba las horas con sus amigos jugando a las batallas navales mientras imaginaban las naciones que se disputaban los rincones del mundo. A los catorce años, tiene la suerte de entrar al servicio del capitán de navío retirado Don Alonso Gutiérrez de Cisniega. Pero corre el año 1805 y en Cádiz la armada combinada de españoles y franceses, según las órdenes de Bonaparte, se prepara para salir al encuentro de los barcos británicos del almirante Nelson. En casa de los Cisniega no hay paz posible. El capitán Alonso, alentado por las arengas de Marcial, un marinero experimentado con vocabulario propio y mucho carisma, desea unirse a la escuadra. Su esposa, doña Francisca, no quiere ni oír hablar del tema de volver a entrar en combate: "¿es que no os han derrotado ya bastantes veces?". Y Rosita, la hija de los señores del joven Gabriel, anda en amores con el apuesto oficial Malespina, de probado valor pero con un padre mentiroso, farolero e insufrible. Gabriel tiene clara una cosa, si su amo y Marcial embarcan, él no se va a quedar atrás. Y el 18 de octubre sale la escuadra de Cádiz, una impresionante entente de grandes navíos, solemnes y hermosos como catedrales góticas, al encuentro de su terrible destino.

Imagen por ingenio y cortesía de Isi

Título: Trafalgar
Autor: Benito Pérez Galdós
Editorial Cátedra
Páginas: 256
I.S.B.N.: 978-84-376-0419-0
Precio: 9,70

"Mi relato no será tan bello como debiera, pero haré todo lo posible para que sea verdadero". Ese es el propósito del anciano Gabriel, que promete al lector explicarle sus vivencias, su experiencia en la Historia, desde 1805 hasta 1834. Trafalgar es el primer libro de las aventuras de Gabriel, el primero de Los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, y narra las vivencias personales de su protagonista en los dramáticos sucesos de octubre de 1805 en el país. Galdós tiene muy claro que está escribiendo para un lector y que quiere que le preste toda su atención, que se quede enganchado a la trama y a los personajes, quiere seducirle. Por eso, desde el principio utiliza el recurso de hablarle directamente ("Me permitirá el lector describir...") y despertar su curiosidad aventurando un buen relato de la intensa vida de un huérfano iletrado de Cádiz que llega a escribir con tanta pericia sus trepidantes experiencias. Galdós no escribe un tratado histórico, un compendio erudito de lo que sucedió en Trafalgar, sino un relato intenso, vibrante, descriptivo y ardientemente vivo que rinde, y deja sin aliento en alguno de sus pasajes, a cualquier lector que se aventure en sus páginas.

Sus personajes, algunos históricos y otros de ficción, están bien construidos, retratados con breves y concisos apuntes sobre su persona pero sobretodo por su característica manera de hablar -en el caso del sublime Marcial- o de exponer sus ideas -doña Francisca, o Churruca, entre otros-. La prosa de Benito Pérez Galdós es extraordinaria, magistral, pero en Trafalgar además se torna trepidante por momentos. La descripción de los combates, la lucha titánica (uno contra siete), la muerte trágica de los héroes, el coraje guerrero, la tristeza terrible de la guerra... Todo lo recoge este imperecedero autor con un brío y una plasticidad que resulta casi cinematográfica. La brillantez y claridad de sus breves descripciones consiguen poner en antecedentes a cualquier lector, incluso a uno del siglo XXI (la flota era hermosa y sublime como catedrales góticas, los oficiales esclavos de la moda empolvados por sus pajes, etc.). Una novela magnífica sobre los acontecimientos históricos del 21 de octubre de 1805, que toca temas tan candentes como la idea de patriotismo, la injusticia de cualquier guerra (destaca la hermosa reflexión del joven Gabriel), las críticas a un rey que no paga a sus soldados y los manda a morir, un ministro (Godoy) sin estudios y mediocre que hace política de pacotilla condenando al país al desastre (¡qué tema tan actual!), una corte que se queda todo el dinero del Estado, los precios que suben para el pueblo, la ausencia de pensiones para los mutilados de guerra, etc. Abrir las páginas de Trafalgar es embarcarse en una lectura adictiva y sublime que, como ocurre con todos los grandes de la literatura, conmoverá al lector de cualquier tiempo.

Lector, acércate a este gran escritor por tierra o por mar. En ningún caso quedarás decepcionado.

También te gustará: Sangre joven; El hijo del cónsul; La sombra del águila

Si quieres comprar este libro en la tienda de Amazon haz clic en los siguientes enlaces:
Trafalgar (para Kindle)
Trafalgar (en papel)

Y así ponemos punto final a la estupenda Lectura Conjunta de Trafalgar que nos ha acompañado durante el pasado mes de octubre. Una novela que hemos disfrutado muchísimo y que hemos comentado con mucho humor, admiración y sorpresa. No os perdáis las estupendas reseñas que irán apareciendo estos próximos días, Isi, nuestra estupenda anfitriona y genial organizadora, tiene un índice de lujo en su blog para que las encontréis fácilmente aquí: Reseñas de Trafalgar