martes, 26 de febrero de 2013

La esfinge de T.S. Learner

Oliver e Isabella Warnock son un matrimonio europeo establecido en Alenjandría. Él es geólogo y se dedica a las prospecciones petrolíferas, ella es arqueóloga y está obsesionada con la búsqueda de un antiguo astrario. Oliver es un inglés que ha progresado socialmente gracias a su talento y, escudándose en su carácter científico, no cree en ningún dios ni religión, por eso no entiende las supersticiones egipcias de su esposa ni su fe en el extraño artefacto que está buscando. Isabella teme que su investigación vaya contra reloj, que fuerzas rivales quieran arrebatarle los frutos de sus pesquisas, por eso convence a su marido para que la acompañe en una peligrosa inmersión entre los restos del naufragio del que cree que fue el barco en el que viajaba Cleopatra en la batalla de Actium. La arqueóloga está convencida de que el astrario, un poderoso instrumento capaz de predecir acontecimientos astrales, terrestres y marítimos, se encuentra en ese naufragio. Según su teoría, aunque el valioso objeto data de la época de Ramses III o de Nectanebo II, y habría ayudado a Moisés a abrir en dos el Mar Rojo en su huída, estaba en poder de la reina Cleopatra cuando sufrió la derrota de Actium. Pese al escepticismo de Oliver, Isabella encuentra el astrario y le hace responsable de ponerlo a salvo, lejos de hombres poderosos con pocos escrúpulos y ambición sin límite. El momento histórico no podría ser más delicado, el equilibrio de poderes, la amenaza de una guerra, depende de unos pocos hombres: es noviembre de 1977 y Sadat, Beguin y Carter han iniciado un movimiento único de aproximación a la paz entre sus países, una paz que podría afectar al mundo entero. Si el astrario cae en malas manos podría desatar unos poderes incontrolables capaces de sumir el proceso de paz, y al mundo, en una era de tinieblas.


La esfinge es una novela de aventuras y misterios, la odisea de un científico que no cree en el mundo espiritual obligado a proteger y poner a salvo los secretos de los mismos dioses egipcios. Entretenida, aunque con una línea argumental algo repetitiva y un exceso de páginas, mantiene el interés del lector afín a la cultura del antiguo Egipto. Oliver Warnock es un protagonista creíble y carismático, perfecto en su papel de héroe perseguido, que resulta verosímil en su viaje a través del escepticismo, la posibilidad y la creencia.

T.S. Learner escribe con sobriedad y sencillez, una prosa fluida y viva que resulta perfecta para describir escenarios políticos, históricos y físicos de manera concisa. Sus personajes están bien construidos y sus caracteres son manifiestamente distintos entre si (los diálogos consiguen transmitir esa diversidad también en la manera de expresarse), bien contrastados, de manera que su interacción en la trama siempre resulta amena y decisiva. La autora consigue romper el patrón de buenos contra malos incorporando algunos protagonistas bien matizados, con sus propios dilemas morales alejados del simple maniqueísmo.

Una novela de ficción que cuenta con la riqueza de su contexto histórico y geográfico: la Alejandría de 1977. Los personajes de La esfinge pasean por las calles cosmopolitas y heterogéneas de un país que se ha librado del yugo del colonialismo pero que todavía conserva la arquitectura y el espíritu decadente de los europeos que marcaron su Historia más reciente. El presidente Sadat en vísperas de entrar en el parlamento israelí de la mano de Beguin (en 1978 ambos compartieron el Premio Nobel de la paz), los planes de Carter, los últimos descendientes de la aristocracia europea casi arruinada por los planes de nacionalización, la huella de los grandes egiptólogos y sus descubrimientos recientes (Howard Carter, Gardiner, Faulkner, Lauer) o los expertos del British Museum, constituyen un telón de fondo extraordinario para esta novela de suspense, misterio y esoterismo.

Lector, La esfinge es la búsqueda física y espiritual del astrario de Isis (para variar de santos griales) con el trasfondo político, económico y social de un Egipto en el que todavía se decidía el destino de medio mundo. Un poco lastrada por una extensión algo excesiva y menos trepidante de lo que promete la contraportada.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La esfinge

Reseña escrita originalmente para el blog Momentos de Silencio Compartido (19/02/13)

28 comentarios :

  1. Me apetece leer algo relacionado con Egipto, pero no sé si leer este, los 70 me dan algo de pereza! ^^

    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Yo y la temática egipcia estamos gravemente enemistados... Así que nada, lo dejo pasar. 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues me parece que será una de las pocas ocasiones en la que me sienta menos tentada, no por tu reseña, siempre estupenda, sino por algunas de las piedrecitas que señalas. Por ahora lo dejo aparcado. Un beso tamaño pirámide, que es lo que pega.

    ResponderEliminar
  4. Bueno a pesar de esos pequeños detalles que señalas no tan positivos me atrae mucho esta novela por la mezcla de géneros y la temática que aborda
    besos

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Bien está que de vez en cuando dejen las reliquias bíblicas en paz un ratito, pero también puede no aparecer Cleopatra en todos y cada uno de los libros que hablen de Egipto.

    ResponderEliminar
  7. Nube: No, este déjalo pasar. Aunque a mí me gustó la trama política de los años 70 y la decadencia del colonialismo, lo cierto es que es un tanto aburridote. No te lo recomiendo. Besos.

    Tizire: En este caso no es porque sea de temática egipcia es más bien porque es un tanto lento. Me tentó por el tema aventurero pero al final lo que más me gustó fue el clima de tensión política e histórica real, que está muy bien reflejada en el libro aunque sólo sea como telón de fondo. Bss.

    Marilú: Aish, sí, no lo recomiendo demasiado. Tiene cosas muy interesantes pero en general saldría beneficiado si tuviese la mitad de las páginas. Haces bien en dejarlo pasar, pero me ha encantado el besote tamaño pirámide :-)

    Tatty: Sé que te gusta mucho la temática egipcia y en este caso creo que la disfrutarías, pero quizás sea un tanto lento y no tan trepidante como te dicen en la contraportada. Eso sí, el telón de fondo político e histórico es estupendo, de verdad. Besos.

    Loquemeahorro: Anda, pues sí que aparece Cleopatra, pero muy brevemente y no tiene nada de protagonismo. Aquí el prota es un faraón poco conocido, Nectanebo II, y su sacerdotisa. Lo que más me gustó es el momento histórico en Alejandría, esos años decisivos en política internacional en Oriente Medio. No costaba nada imaginarse a Agatha Christie y sus amigos tomando el té en el hotel de cinco estrellas y hablando de la mala gestión local :-)

    ResponderEliminar
  8. Pues mira, a mi me ha gustado que sea un libro sobre Egipto que no caiga en lo de siempre. Supongo que soy rara, pero creo que merece una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mí esta temática no me atrae demasiado. Supongo que es mera cuestión de gustos. Besos,

    ResponderEliminar
  10. Mira que me gusta leer sobre Egipto, pero no me termina de llamar este libro. Los peros que señalas me pesan... Y los pendientes que tengo en la estantería esperando también...
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. Me atrae el periodo histórico, pero trama repetitiva y exceso de páginas me hacen descartarla en especial porque cogí un empacho de Egipto con El secreto del Nilo, una buena novela pero que me dejó exhausta.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. No me acaba de llamar la atención. Me lo ofreció la editorial pero a pesar de que me encanta Egipto tiene algo que no me llama :)

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  13. Entre griales e Isis, tampoco te creas que hay tanta diferencia, y si no me apetecen unos, tampoco los otros

    ResponderEliminar
  14. Demasiada aventura para mi en este momento. Parece una lectura adecuada para momentos de relax.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Me gustan los misterios del antiguo Egipto y el telón de fondo de esa época, los pequeños peros que le pones me dejan un poco indecisa. Como tengo mucha lectura pendiente lo apuntaré para no olvidarlo en la lista de reservas.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Mientrasleo: Sí, tienes razón en su originalidad, es de agradecer. Tiene muchas cosas interesantes, es cierto, aunque hubiese agradecido menos páginas (casi la mitad de los capítulos son repeticiones de la misma información), quizás por eso no me atrevo a recomendarlo. Besos.

    Offuscatio: tampoco a mí me agrada especialmente, pero a veces me apetece leer algo de misterio, de aventura. Depende también de tu estado de ánimo y de lo "espesa" que tengas la cabeza, de lo mucho que necesites distraerte sin pensar demasiado, ¿verdad?

    Margari: Si te gusta el antiguo Egipto tienes un montón de títulos más divertidos que este, tienes razón. Aunque si te apetece saber sobre Nectanebo II, ya sabes. Besos.

    Norah Bennett: Ah, no he leído "El secreto del Nilo" pero vi tu reseña y me pareció interesante, lo tengo apuntado. Mejor te "desempachas" un poquito de tanto Egipto, ¿verda? Aunque sí, el período histórico de los años 70 en Alejandría me ha parecido muy intenso e interesante. Bss.

    ResponderEliminar
  17. shaka lectora: a mí me apetecía uno de misterio para el mes de novela negra, policiaca y de misterio de Kayena, por eso lo elegí. Pero mira, la parte del misterio es la que menos me ha gustado de toda la trama :-(

    Pedro: Por eso precisamente he puesto el aviso, porque creo que si no te gustan los temas de misterios de templarios y griales, tampoco te gustará este libro. El mensaje claro!! Besos.

    Mariuca: Sí, es justo como dices, una lectura para relajarse y no pensar demasiado. Perfecta para alternar con lecturas más densas, sin duda. Besos.

    Jara: en mi opinión, puedes encontrar lecturas misteriosas sobre Egipto más divertidas que esta que os comento, pero sí que es cierto que el período histórico y el faraón están poco explotados en la literaruta de este tipo. Bss.

    ResponderEliminar
  18. A mí me encanta Egipcio y todos sus misterios. Pero esos contras de los que te haces eco creo que me echan un poco para atrás con esta historia. También lo agradezco a veces. O, más bien, mi pila de pendientes lo agradece.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  19. Genial reseña! Pero el libro no me tienta lo suficiente como para añadirla a la lista y hacerle hueco... La dejo pasar.
    Muchas gracias por tu estupenda reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Rober: Es verdad, hemos llegado a un punto de acumulación de lecturas pendientes que cuando no nos convence una reseña ¡¡nos alegramos!! Mira que somos, eh? Besos

    Cristina_Roes: Gracias, me alegro que te haya gustado, creo que se nota que he disfrutado mucho la parte histórica y política de la novela, ¿verdad? Besos

    ResponderEliminar
  21. A mí Egipto no me apasiona, pero me está esperando un libro, La tumba compartida de Antonia Romero que me atrae un poco más que este.

    Besos, Mónica.

    ResponderEliminar
  22. Mayte: Yo también tengo pendiente el libro de Antonia!!! Hace tanto tiempo que lo tengo esperando que ya hasta se me había olvidado... Ya comentaremos.
    Este libro que traigo hoy tiene su gracia, pero más que en el antiguo Egipto, es en el de los años 70, una época decisiva para la configuración geopolítica actual. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Pues este no me apetece mucho, la verdad.
    Estoy como Roberto con lo de los pendientes, jejeje.

    ResponderEliminar
  24. Isi: Es verdad, tenemos unas listas que dan miedo... De todas formas, este no es de los mejores, aunque tiene sus cosillas interesantes. Además está bien variar un poco del Egipto de Christian Jacq, verdad? Besos.

    ResponderEliminar
  25. A pesar de que el mundo egipcio me llama mucho la atención, este libro no me acaba de agradar, así que lo dejo pasar que tengo mucho pendiente y parece que nunca se va a acabar...

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Normalmente el trasfondo egipcio suele tentarme, pero también es verdad que se abusa mucho del escenario y una acaba agobiada con tanto libro que siempre persigue lo mismo. Sin embargo, me atrae la trama política, pero si tal como señalas es lenta, casi que la dejaré pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Kristineta!: Sí, es verdad que no es de los imprescindibles y con la lista tan laaaarga que tenemos, ya me dirás. Besos

    Kayena: Hombre, no es precisamente trepidante (como indican en la contraportada) así que... Eso sí, es original por el contexto histórico y la elección de faraón. Besos!!

    ResponderEliminar
  28. Esta sí que no no me la anoto. "Repetitiva y con exceso de páginas" ya me dice bastante. Gracias, Mónica!
    Besos,

    ResponderEliminar