domingo, 17 de marzo de 2013

El lado oscuro de la red de Misha Glenny

El uso y la expansión de las nuevas tecnologías, Internet y las redes sociales suponen multitud de beneficios para la humanidad pero, a la vez, también una forma nueva de delincuencia totalmente organizada: pishing, carding, malware, robos de identidad, etc. son palabras que, desgraciadamente, resultan cada vez más familiares.

El lado oscuro de la red nos introduce en un nuevo submundo criminal que crece al amparo de Internet donde todo tipo de negocios oscuros y muy lucrativos tienen cabida. Desde lugares tan lejanos como Ucrania, Rusia y Turquía principalmente, se mueven todo tipo de especímenes en la red deseando acceder a nuestros datos bancarios, a nuestras tarjetas de crédito y, en general, a todo tipo de información relativa a nuestra vida cotidiana.

Organizados en foros y aprovechando los diferentes vacíos legales que tiene la legislación de cada país en materia de Internet, El lado oscuro de la red nos explica cómo funcionan estas nuevas redes delictivas y cómo los organismos de seguridad gubernamentales luchan por apresar y poner a buen recaudo a este nuevo tipo de delincuentes denominados cibercriminales.

Durante años el FBI, el Servicio Secreto norteamericano, la SOCA (Serious Organised Crime Agency) de Reino Unido y demás fuerzas gubernamentales de multitud de países intentan trabajar conjuntamente para reunir el mayor número de pruebas de cada uno de los delitos tecnológicos cometidos pero cuando consiguen cerrar un foro o detener a un ciberdelincuente, en alguna otra parte del mundo se abre una nueva red y aparecen más personajes ávidos de conocimiento y de explicar cómo clonar tarjetas de crédito, qué cajeros son los más indicados para colocar las clonadoras, qué vendedor es más confiable, etc.

A medio camino entre una novela policíaca y un documental, el autor, el periodista de la BBC Misha Glenny, tras años de investigación consigue reunir en un mismo libro a todos los integrantes de esta nueva industria del crimen. Después de recorrer medio mundo y entrevistarse con policías, agentes del FBI, criminales, expertos en seguridad, periodistas, hackers, etc. plantea serios interrogantes sobre la forma de actuar de las entidades bancarias ante el fraude online y cómo se intentan defender los gobiernos de los diferentes países.

Una lectura muy recomendable para conocer con más detalle todos los entresijos acerca de los diferentes delitos tecnológicos existentes y para concienciar y descubrir los peligros que el lado oscuro de Internet conlleva. Para los expertos en materia de seguridad informática se trata de un libro incisivo y muy actual, pero también los lectores inexpertos en este tema encontraran una lectura curiosa, amena y entretenida, con personajes extraordinarios como Cha0, JiLsi, Cron o Lord Cyric; y capítulos cortos muy atractivos e interesantes de título tentador haciendo referencia a películas como Matrix o al personaje creado por Stieg Larsson, Lisbeth Salander, en la trilogía de las novelas policíacas Millennium. Glenny escribe con fluidez y gancho periodístico, utilizando sin complejos técnicas del periodismo más sensacionalista para ganarse la atención del lector y darle un ritmo trepidante, muy atractivo, a una obra de no ficción.

La parte negativa de esta lectura ha sido la traducción. A pesar de estar escrita en un perfecto lenguaje se nota que el traductor es una persona neófita en esto de las nuevas tecnologías y aparecen demasiadas palabras y acrónimos cuya traducción es más que dudosa y que provocan que haya que releer alguno de los episodios para comprender realmente cuál era la idea del autor original. Por ejemplo, el acrónimo RPV referido a Redes Privadas Virtuales cuyas siglas en inglés, VPN, son tan archiconocidas que no necesitan traducción.

Muchas gracias a editorial Destino por el envío del ejemplar.

Lector, aquí tienes un interesante reportaje novelado sobre lo último en cibercrimen. No importa tu grado de conocimiento sobre el tema, disfrutarás por igual de la intensa investigación de Glenny.

Esta reseña ha sido publicada originalmente en el blog de Momentos de Silencio Compartido como colaboración en la iniciativa de Equipo de Redactores.

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en los siguientes enlaces:

El lado oscuro de la red (para kindle)
El lado oscuro de la red (en papel)

22 comentarios :

  1. Vaya pues la novela me había llamado la atención porque el tema me parece muy interesante, pero lo de la traducción es una pena y más en un libro como este en que los términos son tan importantes
    besos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que todos los avances de la web 2.0 son muy útiles, pero a veces también inquietan: es una manera muy eficiente de tener controlada a la gente y poder gastarle malas pasadas. El libro parece interesante, aunque lo que comentas de la traducción me echa muchísimo para atrás... 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Me parece una interesante lectura gracias a tu reseña. Tengo ganas de ver los detalles de la misma, en este tipo de documentos-novela denuncia siempre me pregunto cuanta de la información es curiosa o práctica de forma positiva y a cuantos va dar la idea de como cometer alguna ilegalidad.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno bueno archiconocidas igual para ti, que para mí eso de las redes privadas es una cosa totalmente nueva.
    Yo no puedo leer estas cosas, que luego me dan ganas de ir a una isla desierta con mi tarjeta de crédito, por si alguien maligno me la intenta piratear :))
    En serio, no sabía que había redes criminales organizadas para piratear y clonar y encima que saben las leyes de cada país para poder hacerlo sin apenas consecuencias. Me da miedito!!!

    ResponderEliminar
  5. No me llama como para leerlo, aunque sique es un tema que me interesa y da que pensar. Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Tatty: Bueno si eres una lectora profana del tema, como es mi caso, simplemente los términos te confunden pero para los expertos y los profesionales debe ser todo un fastidio. De todas formas es un libro muy interesante y el autor sabe darle ese toque "sensacionalista" que atrapa sin remedio. Pero aviso, no es novela, es una investigación, un documental sobre la recopilación de un muchos años de pesquisas en ese mundo del periodista Misha Glenny. Besos.

    Tizire: Bueno, depende de lo mucho que conozcas del tema. Yo como no sabía casi nada me he quedado boquiabierta. Pese al fallo de traducción (se debería haber recurrido a un experto en el tema), se trata de una invesigación apasionante. Muy recomendable. Besos.

    Mariuca: Muy agudo lo que comentas, es cierto. Aunque me parece que Misha Glenny no entra en detalles técnicos, para que no se convierta en un manual de "los malvados". Se trata de operaciones complejas, muy interesantes. Besos.

    Isi: jajajaja!! Bueno, resiste al impulso de exiliarte con tu targeta de crédito pero sí que es cierto que debemos ser cuidadosos y estar atentos a la seguridad que nos ofrecen las pasarelas de pago. Creo que es un poquito de sentido común.
    Lo de los términos "archiconocidos" me lo han chivado ;-) of course!! Besos.

    Meg: Es una buena investigación y Glenny sabe sacarle partido al libro haciéndolo interesante para todos los públicos, no sólo para los expertos. Seguro que no te aburres!! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Controvertido y delicado tema. Hace ya unos años hice un breve curso sobre protección jurídica del internauta en el que vimos algunas de las trampas y las estafas más comunes y que más proliferan en la red. Es tremendo lo que podemos llegar a encontrarnos si no andamos ojo avizor.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Más que dedicarme a leer un libro sobre este temas, prefiero asistir a la proyección de algún documental. En literatura busco otras cosas. Gracias, de todos modos, por el descubrimiento. Un beso,

    ResponderEliminar
  9. albanta: Es un buena investigación, muy a fondo y bastante espectacular. Pero si el tema no interesa...

    Rober: Es cierto, debemos ser cuidadosos y vigilar bien la seguridad de las páginas en las que introducimos nuestros datos. Aunque también es cierto que a veces es culpa de fallos de seguridad del sistema, como cuando los hackers entran en archivos públicos. No se invierte lo necesario en seguridad, hasta que no pasa un desastre no se toman medidas, nada de prevención. Al menos en este país. Besos!!

    Offuscatio: hoy no traigo una novela, por eso entiendo que no sea tan atractiva, pero los reportajes de investigación, si están escritos por un buen periodista, siempre aportan mucho. Ahora me viene a la mente "A sangre fría" de Truman Capote, por ejemplo. Pero entiendo lo que quieres decir. Besos.

    ResponderEliminar
  10. No me acaba de tentar lo suficiente como para hacerme con él.... De momento lo dejo pasar. Muchas gracias por tu reseña! Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues mira, me parece interesantísimo y de lo más actual. Son cosas que hay que tener en cuenta en el mundo que nos movemos hoy en día
    Me lo apunto
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Una temática interesante. Una pena lo de los fallos de traducción. Pero me parece que si tropiezo con este libro, le daré una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Pues el tema parce interesante, pero no me priva, además no te percibo entusiasmada y no suele ser habitual decir aquí: me lo salto, así que me viene bien, jejeje. Gracias Mónica. Besos

    ResponderEliminar
  14. Cristina_Roes: Muy bien! Seguro que al próximo te convenzo ;-) ya verás...

    mientrasleo: Sí que resulta muy actual y aunque no esté en nuestras manos hacer casi nada por prevenirlo, resulta muy interesante comprender qué pasa con el cibercrimen. Son los nuevos Al Capone de las redes, muy curioso!!

    Margari: Verás que está escrito de manera muy amena y atractiva, se nota que Glenny es un periodista acostumbrado a "vender" bien sus reportajes y que quiere alcanzar a todos los públicos, no sólo a los expertos en el tema. Besos.

    Marilú: lo cierto es que me puse con él porque necesitaba un descansito entre tanta novela y tanta ficción, quería algo tipo reportaje de investigación pero que no fuese espeluznante o dramático (para eso tengo el telediario) y este libro me hizo pasar un buen rato. Tenía miedo de que me resultase pesado o un poco difícil de entender, pero Glenny se explica genial. Bueno, como le decía a Cristina, del próximo no te libras ;-))

    ResponderEliminar
  15. No me llama mucho el argumento, pero creo que es un tema que está muy de actualidad. Desgraciadamente cuanta más facilidad tengamos todos para acceder a nuestros datos personales, más facilidad damos a los cibercriminales para que nos roben.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Narayani: Sí, tienes razón, además no vale sólo con ser prudentes a la hora de dar nuestros datos es que las administraciones públicas deberían ponerse las pilas con esto de la seguridad porque tienen todos nuestros datos y no siempre los protegen como debieran. Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Espero que vengan jugosos ejemplos de hackers de esos que se hacen pasar por muchachas llamadas Tatiana que buscan un buen hombre con el que fundar una familia.

    Ya sabes que a mí me gustan los problemas de esas pobres (e inexistentes) chicas con los traductores automáticos.

    ResponderEliminar
  18. Tema muy de actualidad pero sobre el que ahora mismo no me apetece mucho leer.
    Besos, Mónica!

    ResponderEliminar
  19. Loquemeahorro: jajajajaja!! Ya me acuerdo ya... No, de esos ejemplos no hay (ya sabes que prefieren buscar en tu blog en vez de en el de Misha Glenny) pero tiene un par de anécdotas bastante divertidas. Besos.

    Carmen: A mí me apetecía un poquito descansar de tanta novela y tanta ficción, y me ha resultado muy entrenido e interesante, pero entiendo que es un tema que tiene que apetecer, por supuesto. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Pues me parece muy interesante este libro, Mónica, y no lo conocía. ¡Anotado me lo llevo!

    bsos!

    ResponderEliminar
  21. Rosalía: Te llevarás una sorpresa, es un buen reportaje de actualidad y además está contado con mucha garra (un pelín sensacionalista a veces)y engancha, ya verás, ya... Y así te distraes del reto erótico ;-)) Besos!!

    ResponderEliminar