viernes, 14 de febrero de 2014

Proyecto Isi en febrero: love is in the air (and in my library)

Iba a empezar diciendo que no me gustan las novelas de amor. Pero luego he pensado en Cumbres borrascosas o en Doctor Zhivago o en Anna Karenina o en Orgullo y Prejuicio o... Y he tenido que borrar la frase porque me he dado cuenta de que es mentira. A todos nos gusta encontrar una buena historia de amor en una gran novela.


Como decía una canción (o eso creo), el amor, en realidad, está en todas partes. Y no creo que nuestras estanterías se libren de eso. Incluso en las estanterías del lector más cínico me apuesto lo queráis a que hay alguna historia de amor, aunque pertenezca a un concienzudo tratado de semiología . Así que relacionado con el amor amoroso y la literatura solo os diré que...

Estoy enamorada del peso de un buen libro entre mis manos.

Siento debilidad por algunos autores y autoras.

Me tiemblan las rodillas cuando leo algunas frases, algunos párrafos, algunas páginas.

Siento un cariño muy especial por novelas tan repletas de encanto que me faltan las palabras para describirlas.

Confieso haber jurado amor eterno a los clásicos de la literatura, pese a mis infidelidades.

Nadie me enternece tanto como Saint Exupery, Jean Webster o J.M. Barrie.

He roto y me he reconciliado con la novela histórica en incontables ocasiones.

Hay libros que me siguen pareciendo una declaración de amor por la literatura.

Pensar en separarme de algunas ediciones hace que se me parta el corazón.

Todavía suspiro al volver a leer algunas obras.

Me apasiona leer a los autores más apasionados.

Estoy convencida de que el amor eterno existe entre las dos cubiertas de un libro.

Y sí, lo reconozco, tengo mal de amores con la letra impresa.

20 comentarios :

  1. Bueno, pues una bonita rosa para ti, o mejor dicho para tu amor a los libros, o mejor aún, para tu sensibilidad.

    Que pases un buen día
    Rubén

    ResponderEliminar
  2. Has estado muy acertada, Mónica, al reconocer que la gran historia de amor, la que nunca acaba, la de verdad-verdad, es el amor a los libros.

    Bueno, vale hay otras, pero esta es de las mejores.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Y el mejor regalo es el que me hace cada vez que lo abro, un buen libro. Yo los quiero y ellos se empeñan en quererme, qué le vamos a hacer :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Nunca había leído una entrada de San Valentín tan original. "Estoy convencida de que el amor eterno existe entre las dos cubiertas de un libro". (Mónica-Serendipia) :) Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Di que si eso si que es amor. El libro, el descubrimiento, la re lectura.... Es uno de los amores más grandes, el que se siente por los libros y por la lectura.
    Buena entrada de San Valentín.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón Mónica, yo también pensaba que no me gustaban las novelas amorosas y me has abierto los ojos, la Regenta es una de mis preferidas y también tenemos a Romeo y Julieta... Buena entrada con una sensibilidad especial. Besos y amores.

    ResponderEliminar
  7. Oooh, qué bonita la entrada! Genial, genial y genial!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la entrada y me encanta esa penúltima cita. En ese amor sí que podría llegar a creer, mira tú :P

    Besines!!

    ResponderEliminar
  9. Oh, menos mal que no te gustan las novelas de amor...además eres una tierna. Comparto muchos de tus desvelos, la pasión por los autores apasionados es una de las razones por las que vale luchar cada día con muchas otras cosas. Estoy en las mismas, creo que lo que nos pasa es que no nos gustan los libros de amor descafeinado y que no tengan nada más.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que borraste esa frase, porque si no tendrías que responder a la pregunta de "entonces, ¿qué narices pasa con Grace y Cole?", pero rectificaste a tiempo. El amor ciertamente está en todas las partes, también en el que sienten los escritores por sus protagonistas, no sabes cuánto deseo que algunos personajes que creé hace ya unos años salgan algún día a la luz y la gente los conozca y los ame tanto como yo. Ojalá algún día sean tan reales como la historia de amor de aquel capitán americano y la doctora rumana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Rubén: Gracias, creo que este es un amor que compartimos todos los que nos vemos por aquí.

    Loquemeahorro: Quería hacer algo distinto para el proyecto amoroso de Isi y al final vi lo obvio, que todos estamos enamorados de la literatura. Bss

    Angela: Me gusta eso de que "y ellos se empeñan en quererme". Me encanta ese amor correspondido.

    Mandarica: Gracias, de eso se trataba, de desmarcarse un poco y encontrar un amor universal. Creo que en este coincidimos todos, ¿verdad? Biquiños ;-)

    Mariuca: A mí me ha encantado tu entrada del proyecto Isi, no sabía cómo ibas a relacionar el tema amoroso con... ¡"El pasaje"! Y ahí está.

    ResponderEliminar
  12. Emma: Es cierto, es que a veces estamos pensando en novela de amoretes y no nos damos cuenta de que las grandes historias de amor se han narrado precisamente en las grandes obras de la literatura. Bss

    Margari: Me alegra haberos sorprendido un poquito. La culpa la tiene Isi con sus proyectos. Bss

    Rober: Ah, así que he convencido a un escéptico :-) Eso sienta bien. Hay muchos tipos de amor, y algunos son inmortales.

    Norah Bennett: Ah, sí, ya me conoces, soy una tierna de cuidado. Pero sí, a eso me refería precisamente a que los grandes libros de la literatura contienen grandes historias de amor y que por eso no podemos decir que no nos gustan "los libros con historias de amor", estaríamos mintiendo. Bss

    JAP Vidal: Pues sacas a relucir algo muy importante y que yo me he dejado en el tintero: el amor del escritor por sus personajes. Totalmente cierto. Mientras los creas, mientras escribes, vives con ellos, les coges cariño, les amas, y es uno de esos amores eternos. Como el de Cole y Grace, por supuesto. Ay, qué te voy a contar ;-) Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Qué preciosidad de entrada, creo que he caído fulminada por el mismo tipo de enamoramiento :) plas plas plas, magnífica de verdad Mónica.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. El amor es cosa de dos, me enseñaron a mi. Y luego llego un señor y me demostró que podía enamorarme no una sino mil veces y compartir ese amor con otras tantas personas. El culpable de mi infidelidad, pues soy fiel o infiel simultáneamente porque cada uno de mis amores se lleva todo mi amor y es único, aunque luego exista otro igual de único que él?
    El culpable es un alemán llamado Gutenberg. Él ha sido quien me ha llevado a enamorarme de palabras.
    Besos, preciosa entrada

    ResponderEliminar
  15. Ji, ji. No he podido evitar reirme cuando leía el principio de tu entrada; algo por el estilo me pasa a mí.
    comaparto contigo no solo el no gustarme las novelas románticas (a pesar de lo cual adoro Orgullo y prejuicio) sino también el enamoramiento por la letra impresa.

    me ha gustado mucho tu entrada :)

    ResponderEliminar
  16. Marilú: Ah, a veces creo que es un amor universal, ¿no os pasa a vosotros? ¿No os sorprendéis muchísimo cuando alguien os dice "ah, no, es que yo no leo"? Bss

    Mientras Leo: Gutenberg el seductor ;-) Me gusta tu reflexión sobre fiel/infiel, a todos los lectores nos pasa un poquito. Bss

    Lammermoor: ¿verdad? Es que todas las grandes novelas tienen una estupenda historia de amor, o más de una si contamos la del lector enamorado ;-) Gracias!!

    ResponderEliminar
  17. Es que la definición de amor es muy amplia.

    ResponderEliminar
  18. Hola;
    Bueno, ¿que te voy a decir? Has conseguido una entrada de lo mas original y cargada de verdad verdadera ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Ohh Mónica, me ha encantado :D
    Yo me he quedado prendada de tus palabras sobre el amor.
    Muak!!

    ResponderEliminar
  20. Pensaba como tú, que no me gustaban las novelas de amor, pero he reflexionado gracias a tus palabras, y he de decir que sí, aunque me siguen sin gustar las pastelosas.
    Un grandísima entrada.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar