jueves, 31 de julio de 2014

¡Abajo el colejio! de Geoffrey Willans, ilustrado por Ronald Searle

Ola, mi nombre es Nigel Molesworth y en este libro os voy a ablar un poco de como es mi colejio, mis profesores y el direztor. Mi colejio se yama san custodio y apenas quedamos un puñado de balientes y agerridos muchachos porque casi todos son unos barbilindos, como mi ermano molesworth-2. Este colejio de San Custodio es un sitio a donde los padres nos lleban para desacerse de nosotros, prebio pago de tope dinero. En lo mas alto de la cadena alimenticia esta el direztor, que solo piensa en como atizarnos bien atizados y en escaquearse todo lo posible mientras recauda fondos entre los padres mas ricachos del colejio. Luego estan los profesores, que suelen ser más o menos pasables dependiendo de sus asijnaturas. Y por ultimo estamos nosotros, los pazientes heroes que sobrebiben dia a dia a esta tortura colejial.

"Mientras tanto se descubrieron los libros y un montón de gente aprendió a leer. Tampoco es que sea para tanto por que asta alguien como molesworth-2 sabe leer, pero ellos pensaron que era fabuloso y eso llebó a una trajedia muy grande: de paso inbentaron el colejio... Tanbién llebó al CONOCIMIENTO."


La siempre extraordinaria Editorial Impedimenta vuelve a deleitar (y sorprender) a los lectores con ¡Abajo el colejio! una estupenda historia con el más genuino humor inglés contada desde el punto de vista de Nigel Molesworth, un alumno de armas tomar. Sarcástico, desesperanzado sobre las posibilidades de San Custodio, pero siempre valiente y demoledoramente sincero a la hora de informar sobre asignaturas y profesores, Nigel ofrece todo un manual de supervivencia para el colegial inglés.

"La historia enpezó mal y desde entonces ha ido a peor. Pasa como cuando a peason y a mi nos descubren cada vez que vamos a fumar al jardín ¡Sienpre caen los mejores onbres! (...) Por último nos machacaron los yankis que tiraron nuestro té en el puerto de boston vestidos de indios. Ese fue el fin de todo." (Sobre la asignatura de Historia).

¡Abajo el colejio! es una lectura divertida e ingeniosa que mantiene la sonrisa del lector de capítulo en capítulo y que resulta muy refrescante por su capacidad de sorprender y noquear a golpe de consejo disparatado. Además, las ilustraciones de Ronald Searle son tan ingeniosas y divertidas como el texto de Willans. Y la magnífica traducción de Jon Bilbao, que tuvo que luchar a brazo partido con su corrector de word y sus diccionarios, hace de esta lectura un placer inesperado.

Lector, para adictos al humor británico de internado inglés.

También te gustará: Y a mi sobrino Albert (...); Doctor en Irlanda; Jovencitos con botines

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
¡Abajo el colejio!

27 comentarios :

  1. Ufff, es que si todo está escrito así, yo con tantas faltas es que no puedo... Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. No digo que esté mal, pero rantas faltas de ortografía me hacen daño a los ojos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me duelen los ojos solo de ver el título.

    ResponderEliminar
  4. Tiene pinta de divertidísimo, pero me sumo al comentario general: esas faltas de ortografía, que seguro encierran el espíritu de la obra, me hacen pupita mental...Aunque supongo que acabaré haciendo de tripas corazón. 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Ya lo había visto reseñado en otro blog pero es un libro que no me llama, el humor no es lo mío y creo que me molestarían mucho las faltas
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Creo que me había topado con él ya en alguna ronda bloguera. Aunque no recordaba que las ilustraciones fuesen tan guays :)

    Soy bastante fan del humor inglés así que creo que es de las que disfrutaría.

    Besines!

    ResponderEliminar
  7. Este me gustaría fijo!!Lo de las faltas considero que serán parte de la gracia del libro, así que a ver si se quiere cruzar conmigo, besotes

    ResponderEliminar
  8. A mí no me termina de convencer, me parece que no es mi tipo de humor. En cuanto a esa forma de escribir me hace gracia, y puedo soportarla, pero hasta cierto punto: ¡no sé si lo aguantaría un libro entero!
    Besos =)

    ResponderEliminar
  9. Si tropiezo con él, le daría una oportunidas. Aunque me dolería tantas faltas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Lo primero que me llamó la atención del libro es lo inclasificable. Hay que ser un lector adulto y maduro para encajar el sarcasmo ortográfico que encierra mientras que el tono perfectamente permitiría colocarlo como infantil o juvenil y el experimento de esta especie de Manolito Gafotas (o Bart Simpson para ser más certeros) es un libro divertido con un toque gamberro francamente genial.
    Y por cierto, que hay que quitarse el sombrero ante el traductor, porque ha debido de ser una tarea casi imposible.
    Un libro fantástico, me encantan tus recomendaciones
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Cris Mandarica: Pues no te lo vas a creer, pero son un plus humorístico para esta lectura (verdad-verdadera). Tienen su qué ;-)) Bss

    Teresa: es que sin esa peculiar ortografía no sería creíble que el narrador es nuestro Nigel Molesworth!!! Ay, yo os lo recomiendo de todo corazón, no tengáis prejuicios por lo del humor ortográfico, please. Bss

    albanta: ¡¡¡jajajaja!!! A mí me llamó la atención precisamente por ese título, es estupendo. Forma parte del encanto de este libro, y de verdad que lo tiene a raudales, aunque os pueda parecer un poco chocante al principio. Bss

    Tizire: Bueno, depende si eres fan del humor inglés más genuino, como me pasa a mí. Impedimenta tiene varios títulos estupendos en ese sentido: las novelas de Gervase de Fer, las de Stella Gibbons,... Me encanta ese tipo de humor. Bss

    Tatty: claro, si no eres muy fan del humor inglés pues entonces no te lo recomiendo. Bueno, no te relajes que a la próxima te convenzo ;-) Bss

    ResponderEliminar
  12. Rober: Ostras, entonces no lo dudes, este libro es para ti. Las ilustraciones molan mucho, pero mucho, ¡son la pera! Y te lo vas a pasar en grande con las crónicas escolares de nuestro Nigel. A disfrutarlo!! Bss

    Susana: ¡Bien dicho! Se trata de humor ortográfico al más puro estilo de colegial inglés de internado ;-) De verdad que te lo pasarás en grande si te gusta el humor inglés más genial. Besotes!!

    Caminante: No, si no te gusta demasiado el humor más british mejor déjalo pasar. Aunque te lo recomiendo para regalar: es divertido, genial, distinto y seguro que aciertas. Bss

    Margari: con las faltas te reirías mucho al principio, luego ya forman parte del encanto de Nigel y casi ni se las tienes en cuenta (aunque parezca mentira, es así), tómalas como un desafío. Creo que te gustaría, por el ingenio que se gasta y el humor inteligente. Bss

    Mientras Leo: Mira, yo no lo hubiese dicho mejor, "sarcasmo ortográfico". Pues justamente eso, muy bien descrito. Sí, también pensé en el pobre traductor, se debía de tirar de los pelos y las batallas que debía tener con su corrector de windows ya ni te cuento... jajajaja

    En fin, un libro estupendo si eres fan del mejor humor british, como bien apuntas. En eso, sé que coincidimos ;-)) Bss

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, pero tras leerte es más que probable que si me cruzo con él lo lea.
    Gracias por tu reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Lo vi hace un tiempo y me causó curiosidad, sobre todo por el tono humorístico. Creo que podría pasarlo muy bien con él. De momento, se mantiene en la lista.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo y creo que va a ser mi próxima lectura, de hecho en un momento de desfallecimiento de Frankenstein (y hubo tantos...) lo empecé.

    Me alegra que merezca la pena ¡Ariba está nobela!

    ResponderEliminar
  16. El libro lo tienen en la biblioteca, lleva dos meses en la entantería de novedades. Le eché un vistazo y siempre me ha pasado lo mismo: que (efectivamente) me pone nerviosa esas faltas de ortografía, premeditadas y con espíritu de sumar humor a la lectura, pero se me atraganta. Y cada vez que voy a la biblioteca lo vuelvo a mirar, por si me hago al texto, pero de momento....

    Besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  17. Parece muy interesante... creo que le daré una posibilidad¡¡ Gracias¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Me pongo en la piel del traductor y me dan escalofrios. Menudo trabajo y no me extraña que su nombre aparezca destacado en la portada (que no suele ser habitual, por desgracia). Me lanzo a por él si tengo la oportundiad. Besos (o Vesos, segun te apetezca)

    ResponderEliminar
  19. Apuntadísimo. El humor inglés me encanta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que esta editorial siempre apuesta por titulos muy interesantes. Este no es menos, asi que se viene conmigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Cristina_Roes: Así me gusta, valiente y con ganas de reírte un rato conociendo al pobre Nigel Molesworth ;-)) Bss

    Zazou: Lo recomiendo especialmente si te gusta el humor inglés más genuino, en la mejor línea de Woodehouse, Gibbons, Benson, Bennett, etc. A mí es que me chifla, me ganó desde la primera página ¡Y las ilustraciones son muy divertidas! Bss

    Loquemeahorro: Ah, sí, mira, pues te servirá para quitarte la decepción de Frankenstein (aunque a mí no me engañas, que sé que has apreciado en lo que vale las connotaciones del mito, descripciones aparte). Y aquí estás a salvo de descripciones paisajísticas ;-))) ¡Arriva esta nobela! Bss

    Ana Blasfuemia: ¡jajajajaja! Me imagino a los bibliotecarios observándote y haciendo apuestas a ver si esta vez te lo llevas o no ;-))) Mujer, anímate, que es una forma de humor ortográfico que va muy acorde con el espíritu de Nigel (no es para nada fortuito o grosero, de verdad). Bss

    Francis: Creo que pasarás un buen rato con los sufridos alumnos de San Custodio y sus profesores. Sirve como manual de supervivencia en internados ingleses... Bss

    ResponderEliminar
  22. Xula: Ah, sí, me imagino al pobre Jon Bilbao sudando la tinta gorda (nunca mejor dicho) y luchando como un valiente a brazo partido contra el corrector de word :-) Desde aquí, aprovecho para darle las gracias porque es un libro y una traducción estupendas. Bss

    Lourdes: Has dicho las palabras mágicas, entonces sí que es para ti y te lo pasarás en grande, ya me contarás si no. Bss

    Carax: Reconozco que tengo debilidad por la literatura británica, quizás por eso siempre caigo rendida ante la mayor parte de los títulos de Impedimenta. Si además añadimos su cuidadas ediciones y la simpatía de sus traductores y editores, que lo hacen todo tan sencillo... En fin, que son un amor. Bss

    ResponderEliminar
  23. Me encantó este libro! Me pareció tan divertido y es verdad, el traductor tuvo un duro trabajo. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Jejejeje, me costaba trabajo leer el texto del libro, hasta me daban ganas de sacar el boli rojo y empezar a corregir, deformación profesional, supongo, ;D. Me encanta el humor inglés, así que caerá, caerá. Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. jaja qué divertido! lo de las faltas no lo veo un impedimento (impedimenta ja ja ja, broma cutre...)pero no soy mucho de ese estilo de novelas la verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Marisa G.: Sí que te hace pasar un buen rato (aunque no al pobre Jon Bilbao). Lo recomiendo a los amantes del humor inglés. Bss

    Marisa C.: ¡jajajaja! No, mujer, que en seguida le pillas el puntito de sátira y te haces amiga el pillín de Nigel, ya verás. Bss

    Lesincele: Eso, eso, no le pongamos impedimentos a las lecturas de Impedimenta, que son estupendas ;-)) Un besote.

    ResponderEliminar