domingo, 28 de diciembre de 2014

Medusa de Alberto Vázquez-Figueroa

Un traductor aspirante a ermitaño, es sorprendido por una virulenta tormenta en medio de las montañas que le han visto crecer y es alcanzado por un rayo. Cuando recupera el conocimiento, consigue arrastrarse hasta su casa y curarse las heridas con un ungüento casero, pero pronto tendrá la certeza de que algo más terrible que las quemaduras ha alterado su organismo. En casa, los móviles y la conexión a internet no funcionan, y cuando se acerca hasta el pueblo más cercano para ponerse en contacto con su esposa, que veranea en la costa, una pequeña debacle tecnológica se desata a su alrededor. Sin televisión, sin internet, sin móviles, la gente sale a la calle aturdida, nerviosa y preocupada al principio. Aunque al cabo de unos días, algunos empiezan a encontrar la ventaja al verse liberados de tanto mundo digital ¿De verdad el mundo contemporáneo puede volver a la era pre-internet? ¿Qué pasaría con las grandes fortunas e imperios económicos si la sociedad dejase de depender de la tecnología?

"Al ver a unos infelices muchachos, la mayoría niños, trabajar doce horas diarias en unos yacimientos (de tantalio) que cuando menos se espera se desplomarán sobre sus cabezas ahorrando a sus explotadores el trabajo de enterrarlos, no cabe por menos que preguntarse qué hemos hecho tan rematadamente mal para que nuestro futuro esté en sus manos.

En la actualidad cuatro mil millones de seres humanos, es decir, más de la mitad de los habitantes del planeta, depende de un modo u otro de un puñado de críos hambrientos. Dentro de unos años, la humanidad no será capaz de desenvolverse sin ellos."



No soy una fan incondicional de Alberto Vázquez-Figueroa, pero reconozco que su trilogía Océano me enamoró completamente; y que El señor de las tinieblas me pareció divertida, ingeniosa y realmente distinta, muy acertada y aguda a la hora de apuntar dilemas morales y disquisiciones existenciales sin perder el optimismo y el sentido del humor. En Medusa, el autor se desliga totalmente de esa prosa poética y terriblemente hermosa de Océano, y se aleja de la prudencia y el equilibrio de El señor de las tinieblas, para lanzarse al vacío sin complejos de una mirada personal y crítica sobre el panorama contemporáneo mundial (no falta de razón, por cierto, y bien fundamentada por informes internacionales).

Con esto quiero decir que Medusa funciona como una reflexión crítica, un resumen global, de la corrupción y podredumbre que asola nuestro mundo. Y como Alberto Vázquez-Figueroa es un consumado optimista, aporta posibles soluciones (utópicas por su condición sobrenatural pero extraordinariamente clarividentes) para poner freno a la desigualdad económica y a la brutal dependencia de una tecnología que no hace más que sustentar la salvaje injusticia del sistema. 

Entre las políticas diseñadas en los últimos años que favorecen a la minoría de ricos, la organización enumera la desregulación y la opacidad financiera, los paraísos fiscales, la reducción de impuestos a las rentas más altas o los recortes de gasto en servicios e inversiones públicas.

En Medusa, la voz firme y sin miedo de Alberto Vázquez-Figueroa habla de injusticia social, de corrupción política (atención a los datos sobre los políticos españoles y la falta de castigo para los ladrones), de explotación de seres humanos, de brecha digital, etc. Pero también de caminos alternativos, de personas que todavía son capaces de escaparse y empezar algo nuevo, e incluso de inventos al servicio de salvar vidas en lugar de esclavizarlas (el alma de inventor de Vázquez-Figueroa). Si bien el lector agradecerá la claridad de sus argumentos y el mensaje de alarma, pero también de esperanza, de Medusa, también es cierto que esta es una lectura que podría haber dado más de si en cuanto a complejidad, trama y final.

Lector, una reflexión sobre la actualidad de nuestra sociedad que propone una apuesta por la buena voluntad humana en contraposición al desastre de la codicia desmedida de unos pocos. Aunque no es un buen ejemplo de la mejor prosa de este autor.

Nota: Atención a la estupenda contraposición de unos protagonistas amantes de la letra impresa y la escritura a mano vs el mundo tecnológico que nos rodea. En el capítulo cuatro, unos ingenieros entran en casa de los protagonistas en busca de fuentes de energía emisoras de ondas y se encuentran con su enorme biblioteca: 

"Al concluir un somero recorrido durante el que no hallaron mucho que ver, excepto una inmensa cantidad de libros que se amontonaban por todos los rincones, uno de los visitantes se atrevió a comentar en tono jocoso, aunque resultaba evidente que no estaba de buen humor:

-Va a resultar que los libros emiten demasiada energía.
-Tampoco sería de extrañar, ya que han hecho avanzar a la humanidad más que los barcos e incluso las locomotoras.
-¿Los han leído todos?
-Y algunos más.
-¡Qué cosas..!"


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Medusa

14 comentarios :

  1. Yo tampoco soy fan de este escritor, pero la verdad es que lo que has escrito me ha gustado bastante. Y, desde luego, siempre leo en papel. No tengo e-book, pero los libros, todos, están vivos porque están llenos de historias.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada del autor aunque si lo he visto en entrevistas en Cuarto Milenio y me gusta cómo se expresa y lo crítico que es. Aunque ve soluciones, lo que expone es la realidad tal cual y ahora mismo no me anima mucho. Muy buen punto lo de la biblioteca.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. De Vázquez Figueroa, por extraño que parezca, solo he leído un libro, Coltan, y eso que tengo un amigo que es súper fan y siempre me está hablando de ellos. Me pareció un libro fácil de leer, sin demasiados alardes narrativos, pero quizá no elegí el más adecuado (no lo elegí yo, fue mi amigo en realidad, el primero que pilló de su biblioteca).

    En toda la novela había sobre todo crítica hacia este mundo (por cierto, también salía el tantalio y su crítica a lo que dependemos de la tecnología). En este caso, los miembros del consejo de administración de una empresa recibían la amenaza de ir siendo asesinados uno a uno, por considerarlos culpables de varios conflictos bélicos. Un argumento fácil, llamativo, que a mí no me ha dejado ninguna huella porque no me acuerdo de nada más.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. De este autor me gustó más "El señor de las tinieblas" que conseguía hacerte plantear muchos aspectos de la sociedad actual. En este de "Medusa", sin llegar a los niveles relfexivos del anterior sí que se mantiene ese espíritu tan crítico y típico de Vázquez-Figueroa y se mezcla lo fantástico con lo actual. Una novela entretenida con lo que comenta Mayte, sin grandes alardes narrativos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy convencida de que me gustaría esta trilogía, pero estoy últimamente tan rara con las lecturas que no puedo prometerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. A mi si que me gusta este autor y me he leido un monton de libros suyos pero hacer tiempo que no leo nada de el y ya me va apeteciendo. Este no esta mal para retomar su obra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. A mí por lo general me gusta este hombre. Es cierto que tiene bastantes altibajos en su obra y novelas que diría que son menores, pero me ocurre algo con él. Siempre que le leo, incluso en esas historias que cojean, consigo quedarme con algo. Con alguna de sus reflexiones o con alguna de sus ideas, con ese espíritu crítico que plasma siempre en este tipo de novelas.

    Aquí se agradece además si da ese paso más allá a la hora de plantear soluciones. Aunque utópicas, al menos va más allá de ese retrato de la sociedad en la que vivimos.

    Supongo que es de las que leeré si caen en mis manos (o en manos de algún conocido, ja!) :P

    Besines!

    ResponderEliminar
  8. De este autor solo he leído Tuareg, que me gustó mucho, pero no me he animado a leer nada más suyo. Y aunque no pinta mal, no termina de llamarme este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Me parece estupendo que trate los temas que comentas, como las increíbles diferentes sociales que no hacen más que crecer, pero realmente no me siento nada tentada de leer este libro.

    pd. A mí también me han preguntado ¿Te has leído todos los libros de tu casa? como si tuviera la biblioteca de Alejandría y he sentido vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo me acabo de terminar Hambre, que se podría considerar la segunda parte, aparecen los mismos personajes pero se puede leer independientemente. Este libro a mí me gustó mucho porque me recordó a sus novelas de aventuras, si bien es verdad que Vázquez-Figueroa no destaca por su gran prosa lo que hay que reconocerle es que sabe contar historias y enganchar al lector.

    ResponderEliminar
  11. Hace tiempo que no leo nada del autor, aunque en mis años mozos sí que cayeron varios libros suyos... Tengo alguno en la estantería, pero no sé si lo leeré en breve. Este que reseñas me da que no va a caer a corto plazo, a pesar de tu buena opinión. 1beso!

    ResponderEliminar
  12. amparo puig: Reconozco que me han gustado más otros títulos de este prolífico autor, pero "Medusa" es curioso por sus planteamientos. Bss

    Norah Bennett: como le decía a amparo, no es el título que más me ha gustado de este autor, pero hay que reconocerle que además de ser crítico (como bien dices) sabe proponer soluciones. Me refiero que no se dedica solo a decir lo mal que va el mundo sino que tiene el optimismo y la fuerza necesaria como para proponer cambiarlo a mejor. Es una novela curiosa, pero tampoco de las imprescindibles. Bss

    Mayte: Pues mira, voy a recomendarte una trilogía de Alberto Vázquez Figueroa que creo que está hecha a tu medida, Océano (Océano, Yaiza y Maradentro, creo que son los tres títulos de la colección). Va en una línea muy distinta a "Coltan" y a "Medusa", y creo que te va a encantar. Bss

    Vaxman: Sí, tienes razón, a mí también me gustó mucho más "El señor de las tinieblas", por la originalidad y ese componente reflexivo e inesperado de la historia, sin duda. Coincido contigo en que "Medusa" es entretenido, pero me gustan las soluciones que plantea el autor y su esperanza. Bss

    Kayena: Es original y de rabiosa actualidad. Mira justo unos meses después de su publicación, con todo el tema candente del ébola en Europa, me hizo pensar en el protagonista de "Medusa". Tiene "chicha", ahí lo dejo ;-) Bss

    ResponderEliminar
  13. Neftis: Pues dice la crítica que su última novela, "Hambre", es muy buena. Incluso el propio autor reconoce que está más satisfecho de ella que de otras. Te lo comento porque "Medusa" tampoco es una de sus mejores obras. Bss

    Rober: Pues comparto tu opinión, Rober, es verdad que tiene muchísimas novelas y que algunas son muy flojitas, pero siempre consigue llamarte la atención de una u otra manera. Supongo que es por su forma de escribir, su estilo, su flexibilidad, su ingenio... Siempre resulta original y entretenido, como mínimo.

    Oye, pues no sé si la has leído, pero te recomiendo mucho "El señor de las tinieblas", me pareció distinta y es de las que atrapan. Bss

    Margari: Pues si te apetece probar de nuevo con este autor, te hago la misma recomendación que le hacía a Mayte, la trilogía de "Océano". Es muy especial, sensitiva, casi mágica, algo alejada de esta otra línea de novelas que tiene Vázquez Figueroa. Bss

    Loquemeahorro: ¿A qué es un puntazo muy bueno lo de los libros de casa? Seguro que el autor lo ha incluído porque a él se lo han preguntado más de una vez, como a nosotras, fijo.

    La verdad es que "Medusa" no es lo mejor que tiene, pero da pie a reflexiones interesantes (me gustan las novelas que hacen pensar al lector) y lo que me encanta de él es que siempre intenta aportar soluciones, un punto de vista esperanzador, que no se limita a decir lo mal que está todo y lo mala que es la raza humana.

    Isa: Es verdad, es un autor muy versátil y siempre resulta ameno. No sabía que "Hambre" continuaba a "Medusa", gracias por el apunte. No creo que siga por esta línea de lectura, pero este autor siempre es interesante de leer y de escuchar. Bss

    Tizire: Vázquez Figueroa siempre es garantía de lectura entretenida y además tiene algunos títulos que aportan mucho al lector (este no es el caso, exactamente). Una buena opción para cuando necesitamos "desengrasar". Bss

    ResponderEliminar
  14. Pues no me he estrenado aún con este autor por raro que pueda parecer. Me gustaría estrenarme este año pero todo el mundo me recomienda empezar por Tuareg. Ya veremos.

    Bs.

    ResponderEliminar