domingo, 8 de marzo de 2015

Entrevista a Belén Barroso, autora de "Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre"

Belén Barroso, autora de Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre (Espasa, 2015), es una ciudadana de Madrid aficionada al teatro, a la buena literatura y a los mejores amigos. En la actualidad es la administradora del blog humorístico Lo que me ahorro en psicoanálisis, galardonado con el premio 2010 de Un año en un post, y ha resultado ganadora y finalista en diversos concursos de microrrelatos.
Belén, los lectores que somos habituales de tu blog ya podíamos imaginar que tu primera novela tenía que ser divertidísima pero, ¿por qué ambientada en la época de la Regencia inglesa?

La culpable es Jane Austen y mi admiración por la autora. Hay muchos motivos para admirar a Austen pero voy a recordar que la deuda que tienen los escritores, especialmente los guionistas actuales, con ella es infinita; o bien de una forma explícita o de una forma más indirecta, como en Bridget Jones, Downton Abbey, Clueless...
Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre, ¿es una novela solo para admiradores de Jane Austen?

Espero que no, aunque por supuesto encontrarán guiños especialmente para ellos. Pero lo he escrito con la (loca) idea de que a cualquiera le pueda hacer gracia.

Y en concreto, pienso que puede llamar la atención de todos aquellos a los que gusta el mundo más "british", ya sabes: mayordomos, grandes mansiones, tazas de té...

A veces alcanzo tal grado de delirio que hasta pienso que alguien puede descubrir a Austen, y su finísima ironía, al leer mi humilde libro, aunque solo sea porque incluye algunas citas tan geniales como esta de Mansfield Park:

"- ¿Su propósito es convertirse en una mujer muy rica?
- Sin lugar a dudas ¿No es el de usted? ¿No es el de todos?
"

¿Qué fue lo más complicado a lo que te enfrentaste a la hora de escribir esta novela?

Por una parte, no decepcionar a los muchos aficionados (algunos auténticos expertos) en Austen y, por otra, el plantearme que realmente llegase a ser una novela de humor.

Buscar la risa, o por lo menos la sonrisa, en la mayoría de las páginas sin recurrir a recursos fáciles es algo que no le recomiendo a nadie con un mínimo de sentido común.
¿Cómo fue vivir durante tantos meses en la campiña inglesa de principios del siglo XIX? ¿Qué autores te acompañaron mientras escribías, además de Austen?

Muy agradable y muy agotador, porque -como bien sabes- el mayor enemigo del escritor no profesional es la falta de tiempo, y salir del Metro de Madrid a las siete de la tarde, de vuelta del trabajo, para pasearse por los jardines de Pasley Manors, no ha sido fácil.

Tuve muy buena compañía. Además de mucha documentación en forma de webs y libros, y de la bibliografía de Austen, me han hecho el viaje muy llevadero Mrs. Gaskell, Miss Gibbons, E.M. Delafield y, en general, yo diría que siempre me han acompañado Un grupo de nobles damas, de Thomas Hardy.
¿Tienes algún personaje preferido en tu novela? ¿O alguna escena que recomendarías especialmente?

Mi escena favorita, la que me sigue haciendo reír después de leerla tantas y tantas veces, es en la que Miss Thompson describe su triste vida en una casa saturada de niños. Otro capítulo que aún me hace pensar que no soy del todo inútil para el mundo de la escritura es aquella en que la protagonista habla de su extensa biblioteca, unos cuatro libros, a su amiga, con títulos como La duquesa y el pirata o El caíd y la señorita de compañía.
¿Qué le dirías a un lector que está a punto de abrir Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre?

Que espero que lo pase bien, que sonría y hasta que se ría, porque ese era mi objetivo.
Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre es tu primera novela, ¿cómo has vivido toda la experiencia del proceso editorial?

Me sorprende no haberme cruzado todavía con Antonio Resines, lo que sería la confirmación de que todo ha sido un sueño. De verdad que aún no acabo de creérmelo, no es posible que yo haya escrito un libro y me lo haya publicado Espasa.

Aunque lo más increíble es tener la editora que tengo. De verdad que cuando leía en algunos agradecimientos, o entrega de premios, algo del tipo "Y quiero darle las gracias a mi editora por su incansable apoyo y su generosa entrega y aquella vez que me dejó tres dólares con setenta y cinco centavos para pagar el café." Yo siempre pensaba "Bueno, bueno, ya estamos como siempre". Y resulta que no, que puede ser verdad.
Disfruta mucho del éxito de esta estupenda novela, Belén. Por cierto, ¿vas a seguir escribiendo? ¿tienes pensado el argumento de la próxima?

Muchas gracias. ¡Sí! Yo voy a seguir escribiendo, como no he dejado de hacer en mi blog hace años, mientras nadie me quite el teclado de las manos, yo pienso seguir dando la lata.

Alguna idea me ronda la cabeza, pero de momento no es más que eso, ideas. Pero seguiré trabajando en ellas, ten en cuenta que el mundo no se va a dominar solo.

Lector, no te pierdas la entrevista que le hace Isi a miss Edwina, destinataria de las cartas de Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre: AQUÍ

16 comentarios :

  1. Gracias, porque no conocía ni el blog, ni a la autora, ni la novela, y me has picado la curiosidad. Tiene una pinta estupenda. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el título!! Seguro que hace pasar un rato muy divertido. Y lo de la editora también me ha gustado ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Si ya tu reseña me dejó con ganas de leer Confesiones de una heredera... ahora con la entrevista me has dejado con muchas más ganas. Me ha caído muy bien su autora.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. jajaja eso, el mundo no se va a dominar solo y tienes que seguir alimentando a tus huestes a base de humor :))
    Me ha encantado la entrevista!!

    ResponderEliminar
  5. jaja Me ha encantado; Belén no deja pasar una sola oportunidad de meter entre sus palabras un poquito de humor... También me ha llamado la atención lo de la editora. Besos!

    ResponderEliminar
  6. Al blog ya me he sumado y su novela espero leerla muy pronto porque, entre otras cosas, Espasa no edita a cualquiera.

    ResponderEliminar
  7. Una entrevista muy interesante. Al final se me pasó apuntarme al sorteo.

    ResponderEliminar
  8. La entrevista está muy bien, la entrevistada... bueno, por lo menos nos ha dicho cuánto cuesta un café en el Starbucks!

    Gracias guapa!

    ResponderEliminar
  9. Como le decía a Isi, me han encantado vuestras entrevistas. Si ya tenía ganas de leer el libro, ahora no puedo esperar. Si me hago con él a tiempo me apunto a la lectura.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Jane Austen... madre mía cuánto ha dejado tras de sí...

    Gracias por la entrevista. Me gusta Austen pero tampoco soy fan fan, la verdad, aunque tengo que volver a leerla. En principio directamente a ella, luego alrededores...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo en casa y espero poder leerlo muy pronto. Besos.

    ResponderEliminar
  12. No me sorprende que la gente esté encantada de descubrir a Belén, yo ya la conocía (es verdad que no hace mucho) por lo que me alegro de que llegue a conseguir la dominación mundial.

    ResponderEliminar
  13. Cada vez me apetece más este libro... Gracias por acercarnos a la autora
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo ya lo terminé y me ha encantado. Decirle a la autora que ha conseguido su objetivo: hacer reír. Y a tí, Mónica, gracias por la entrevista, ha sido genial.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  15. ¡me ha encantado la entrevista! y me alegro que tenga una editora a la cual le pueda dar las gracias cuando gane premios :D ¡se lo merece! digo, quien va a dominar al mundo, tiene que tener un buen editor al lado ;) jijiji.
    Y el precio del starbucks es un robo
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar