martes, 12 de mayo de 2015

Haz algo diferente, de Marcos Martínez

Una de las definiciones de la locura es repetir una y otra vez las mismas cosas esperando que suceda algo distinto. Marcos Martínez propone en este libro, Haz algo diferente. 50 retos para potenciar tu pensamiento lateral, toda una serie de ejercicios prácticos para entrenarnos en el proceso de pensar de manera distinta, de encontrar alternativas al corsé cognitivo que llevamos puesto, de ejercitar el pensamiento lateral.

"El pensamiento lateral es el uso de canales diferentes a los actuales para llegar a una divergencia de conclusiones que puedan o no solucionar el problema que te acompaña. No es un método para resolver problemas, es un modo de pensar."


Avisa Marcos Martínez de dos premisas importantes antes de leer la totalidad de este singular libro, el primero del Proyecto Eureka: este no es un libro de autoayuda y no es necesario leerlo por orden ni en su totalidad porque, a diferencia de la mayoría de libros sobre el concepto de pensamiento lateral (originalmente formulado por Edward de Bono en 1967), este es un compendio de ejercicios prácticos que suponen un reto para el lector que realmente desee cambiar algunas cosas en su vida y, sobre todo, en sus rutinas más estériles.

"Por supuesto aviso que en el transcurso de su escritura me he vuelto loco varias veces, y es posible que vosotros padezcáis síntomas similares. De ser así, no os asustéis: hay locos que han vivido vidas buenas."

Practicar la discusión, buscar soluciones alternativas aunque resulten absurdas, cambiar el punto de vista, equivocarse, excusarse, inventar, enseñar, decir que no... Haz algo diferente propone sobre todo echar mano de la imaginación que todos llevamos dentro (algunos muy dentro), desempolvarla y utilizarla de manera útil para practicar un pensamiento no convencional. No importa lo absurdo que nos resulte al principio, si el lector sigue las instrucciones y las razones de Marcos Martínez estos ejercicios le resultarán de provecho. En este sentido, recomiendo que elija aquellos que más le guste o que más crea que necesite, no hace falta seguirlos uno por uno y de manera ordenada, esto no es una novela.

Personalmente, recomiendo muchísimo los ejercicios de Marcos Martínez a los escritores de ficción. Sobre todo aquellas propuestas relacionadas con el lenguaje, el juego de palabras, la invención de relatos, etc. El pensamiento es lenguaje, ese es el punto de partida del autor, pero además el lenguaje es construcción de ficciones y los ejercicios de Haz algo diferente para estimular el cambio de punto de vista me parecen excelentes para abrir la puerta al ingenio y a la versatilidad de cualquier escritor.

Lector, ya conoces las reglas, ahora rómpelas.

Puedes conocer al autor en su blog: www.pensamientolateral.org

Este libro llegó a mí gracias al sorteo que organizaron las encantadoras Cris Mandarica y Ana Bolox ¡Muchas gracias, hadas madrinas!

Haz algo diferente está disponible en papel y en digital a un precio muy atractivo:
Haz algo diferente (digital)
Haz algo diferente (papel)

16 comentarios :

  1. Creo que es un planteamiento muy interesante. Me apunto el libro.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de que te haya gustado, yo también lo disfruté. Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. Hola Mónica :-)

    Yo también lo disfruté. Me pareció un libro curioso y, desde luego, un texto que te abre caminos seductores que te apetece probar.

    Besotes :-)

    ResponderEliminar
  4. Voy a dejar de venir por aquí ¡siempre me lías! Que ya te iba a decir que no creo en estas cosas, que en los libros de autoayuda todo parece muy fácil y posible y que venden humo. Y ahora vas y me lías con la recomendación para los que pretendemos escribir. Hay que ver...Ya lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Seguramente resulte una lectura interesante y práctica pero a mí ahora mismo no me llama demasiado
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No soy mucho de estos libros pero esta vez si que me atrae, me parece muy interesante y práctico.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues, aunque sea algo que no suelo decir por aquí, esta vez no. No me gustan este tipo de lecturas, porque no suelo aprovecharlas
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, hola!
    Muchas gracias por el texto, me ha hecho mucha ilusión mientras viajaba en mi metro-móvil.

    Aunque hecho en falta alguna queja. No sé, por igualar un poco las cosas.
    Alguna crítica constructiva, o incluso destructiva y demoledor a :P

    ResponderEliminar
  9. Pensamiento es lenguaje. Cierto. Lo mismo que la no comunicación es comunicación. No me aventuro a este texto por sobresaturación. Quiero decir, que por trabajo no me queda otra que empaparme de este tipo de textos, así que si cae será en otra faceta a la que busco como lectora ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No veo este libro mucho para mí. Besos

    ResponderEliminar
  11. Agniezska: ¿A qué sí? Son propuestas para sacarnos de nuestras rutinas a la hora de pensar, pero incluso de cosas que hacemos por inercia y que quizás puedan ser vistas desde otro punto de vista que nos haga recapacitar. Bss

    Cris: Muchas gracias por todo, Cris. No solo por el sorteo sino también por el cariño con el que me hiciste llegar el libro :-) Es un libro distinto que a partir de ahora voy a recomendar mucho, sobre todo a la gente que va escasa de imaginación, para que la ejerciten. Bss

    Ana Bolox: A mí me sorprendió al principio porque muchos de los ejercicios relacionados con el lenguaje (inventar historias, inventar un juego, etc.) ya los voy practicando en alguna de sus variantes. Me pareció estupendo para los escritores de ficción: ¡La imaginación tiene que ser ejercitada! Bss

    Norah Bennett: No es de autoayuda, te lo prometo. No me gustan nada los libros de autoayuda, creo que nunca les haría una reseña :-))) Es un libro de ejercicios para explicarle a tu cerebro (sobre todo si está algo dormido por la rutina) que hay maneras distintas de pensar, de imaginar, que hay que ejercitar la imaginación. Espero que te sea útil, porque las personas que escribimos ya le damos fuerte a eso de imaginar. Bss

    Tatty: No es para leer de tirón como una novela, ni siquiera para leer en orden. Tiene un índice de ejercicios y tú vas eligiendo cuál te apetece hacer ese día (si te apetece). Yo todavía no los he hecho todos. Bss

    ResponderEliminar
  12. Lesincele: Como ya advierte el autor en el prólogo, es mejor que le eches una ojeada y decidas si tiene ejercicios que puedan interesarte. No hace falta leerlo en orden ni de cabo a rabo sino mejor ir eligiendo aquellos ejercicios que nos convengan más. Bss

    Mientras Leo: En eso coincidimos, soy bastante reacia este tipo de lecturas pero en este caso eché un ojo a los ejercicios propuestos por Marcos Martínez y me dí cuenta de que muchos me venían de perlas para ejercitar mi alocada imaginación y ponerle un poco de sentido :-))) No es de autoayuda, es para espabilar las neuronas. Bss

    Marcos Martínez: Es que es complicado hacerte críticas (destructivas o no) porque escribes (bien) en un campo que resulta original y sorprende. Mi crítica, muy personal, personalísima, es que algunos de los ejercicios ya los hacía por mi cuenta y me parece que me has plagiado, ¡jajajajajaja! Por supuesto, es broma, a no ser que sepas leer las mentes a distancia. Enhorabuena por el primero de Proyecto Eureka, a ver cómo nos vuelves a sorprender. Bss

    Ana Blasfuemia: Claro, no se trata de una novela ni una lectura de evasión, es más bien todo lo contrario: una lectura para trabajar, para ejercitar las neuronas. La frase del lenguaje se me ocurrió porque estos ejercicios me parecen muy buenos para los escritores. Bss

    albanta: es una propuesta muy distinta a lo que suelo traer por el blog, pero es que me pareció tan curiosa y útil que no pude resistirme a comentarla con vosotros. Bss

    ResponderEliminar
  13. Yo intento sacarle partido a estas lecturas aunue te confieso que han caído en mis manos muy pocas. Conozco a una amiga que le encantan así que seguro que se lo recomiendo. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Este sí me lo llevo, me vendría genial fomentar mi pensamiento lateral, que lo tengo abanonado... Y si encima se puede leer un poco a salto de mata, mejor para mi despiste crónico. 1beso!

    ResponderEliminar
  15. Marisa G.: Pues mira, yo no soy nada de lecturas de estas, soy bastante escéptica, y esta se me hubiese pasado desapercibida de no ser por las reseñas de Cris Mandarica y Ana Bolox. Me convencieron. Y luego, cuando empecé con los ejercicios, me encantaron porque se trata de ejercitar algo que solemos tener algo oxidado: la imaginación. No es autoayuda, ¿eh? Bss

    Tizire: Yo me lo he pasado muy bien con algunos de los ejercicios. No tienes por qué hacerlos todos, ni siquiera en orden, sino elegir aquellos que mejor nos vayan a ayudar. Son estupendos para ejercitar la imaginación y además los libros están a un precio genial. Bss

    ResponderEliminar
  16. No voy a negar que sea original, pero ahora mismo no es una lectura que me apetezca
    Besos

    ResponderEliminar