lunes, 28 de septiembre de 2015

El tiro por la culata, de Joan Butler

Como cada otoño de su ociosa y aventurera vida, Mr. Jeffrey Dawlish recala su yate en el puerto de las islas Vine para tomar el sol y descansar en el hotel de su viejo amigo Hiram J. Guggenthal. Pero este año su estancia va a ser más movida que de costumbre pues el hotel Baccus está ocupado por lel personal de la Glittero Film Company, una productora cinematográfica que va a rodar una película de piratas en el paradisíaco paisaje de las islas. El tiránico director de la producción, Adolf Huffenbaum controla con mano de hierro todos los detalles y cambia a su antojo la trama, para desesperación del pobre Claudio, escritor de la novela en la que se basa la película. Huffenbaum no solo está dispuesto a introducir una canción con calzador, sino que piensa someter a la protagonista a su hermanito a una persecución por tiburones, leones, gorilas y desalmados piratas. Teniendo en cuenta que el actor infantil que hace de hermanito es tan terrible que hasta los leones le temen y que en las islas desiertas del Pacífico no hay ninguna fauna que se le parezca, Claudio está al borde de la desesperación. Pero cuando la tripulación pirata y su capitán desertan de la filmación y Penélope Barrington, la hermosa y novata actriz principal se niega a ser perseguida por animales peligrosos, Jeffrey Dawslish llega como el héroe salvador que siempre ha sido. Y para sorpresa de todos, incluido él mismo, firma su primer contrato de trabajo y se convierte en el pirata William Black Blood, terror de los mares, de los directores de cine, de los niños malcriados y... bueno, de todos excepto de la hermosa Penélope.

"No señor, no hay leones -gritó Claudio.
-¿Y tigres?
-Tampoco hay tigres.
-Habrá gorilas -dijo Adolf agarrándose a esta esperanza-. Soy acérrimo partidario de los gorilas en el cine.
-Tampoco hay gorilas en las Indias Orientales.
-¿Cómo diablos se le ocurrió escoger un lugar tan triste al escribir su libro, un lugar tan poco favorecido por la Naturaleza, donde no hay leones, ni tigres ni gorilas?
-Todavía no me he decidido a escribir historias de animales -repuso Claudio con frialdad-. El día que lo haga situaré la acción en África, no en las Islas Leard.
-Nada, hemos de tener leones -dijo Adolf- Ya veo como se puede resolver esto. Los piratas dejaron allí a los leones para guardar el tesoro, ¿qué le parece?
-¿Y de qué vivirán los leones? -preguntó Claudio con curiosidad.
-De los gorilas.
-¡No hay gorilas!
-Los hay. Los han traído los piratas."


Joan Butler es el seudónimo del escritor inglés Robert William Alexander (1905-1980) que destacó por sus novelas de humor, entre las que se cuentan títulos como Fastidiando al alimón, Armando la gorda o Un chapuzón con suerte, entre otros. Frecuentemente se le ha comparado con P. G. Wodehouse pero lo cierto es que el humor de Butler es algo más directo y su prosa menos elegante y elaborada, aunque sí es cierto que el héroe de El tiro por la culata, Mr. Jeffrey Dawlish, me ha recordado muchísimo y muy agradablemente al inigualable Joe Vanringham de Luna de Verano.

El tiro por la culata es una novela divertida y perfecta para el verano, refrescante, de diálogos rápidos y muchas veces desternillantes, con ese humor británico que tanto nos gusta. Llena de personajes excéntricos, encantadores o recalcitrantes, según convenga a su alocada trama, esta historia es perfecta para pasar un buen rato sin complicaciones. Además su aire retro y vintage (las ediciones son bastante antiguas, yo solo he podido encontrar una de Plaza & Janés de 1981, de segunda mano, con una traducción que ha soportado mal el paso del tiempo) le aportan un carácter nostálgico de veranos pasados que tiene mucho encanto.

Aprovecho esta reseña para quejarme un poquito a las editoriales más estupendas: ¿para cuándo nuevas ediciones/traducciones en la lengua de Cervantes de libros tan encantadores como los de Joan Butler o la serie de novelas de Kerry Greenwood, Miss Fisher’s Murder Mysteries, que hace poco comentaba la siempre genial administradora del blog Pluma, espada y varita? ¿Por qué Cartas de J.R.R. Tolkien (selección de Carpenter) sigue descatalogado? 

Lector, una historia divertida con el encanto de la primera mitad del siglo pasado.


Encontré esta novela gracias a la reseña de Niu de mones de Un chapuzón con suerte, que me despertó curiosidad por este autor. 

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
El tiro por la culata

14 comentarios :

  1. ¡Qué buena pinta! No lo conocía pero me lo apunto. Soy fan total de Wodehouse ;)

    Y me uno a esa petición de traducciones. Sí señor!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota del autor, Mónica, que no he leído nada suyo y algo divertido siempre viene bien. Y totalmente de acuerdo con lo que dices de que hay muchos libros muy buenos que hoy en día casi no se encuentran. Ya sabes que yo tengo y leí el que mencionas de Tolkien, una pedazo de edición que no llegaría a los 3 euros.

    bsos!

    ResponderEliminar
  3. Libro qeu no conocía y que me llevo apuntado, que tiene pinta de lectura ideal para desconectar. Y ¿dónde hay que firmar tu queja?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Me puede valer para esos momentos en los que me parece que estoy leyendo siempre el mismo libro. A ver si lo encuentro.
    Besod

    ResponderEliminar
  5. Con las novelas de humor siempre me cuesta un poco. Me la dejo en reserva

    ResponderEliminar
  6. El fragmento que nos ofreces de la novela ya invita a leerla. Tomo nota. Personajes excéntricos y novela divertida tiene todas las papaletas para pasar un buen rato con ella y, si por encima nos echamos unas risas, mejor que mejor. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ginger: Bueno, no es exactamente un Wodehouse, creo que lo encontrarás algo más "sencillo", pero sí que es divertido y tiene situaciones y diálogos que te recordarán a las novelas de Wodehouse. Sí, la traducción es importantísima para disfrutar más o menos de una novela. Bss

    rossy: Ah, las cartas de Tolkien son una joya, es verdad que lo hemos comentado. No sé qué pasa con algunas novelas que bien se merecen una nueva traducción o reedición, quizás sea un tema de dinero, de derechos de autor. En todo caso, toma nota de este autor porque es ligero y divertido. Bss

    Margari: Lo leí este verano y me lo pasé en grande. Viene muy bien cuando necestas algo divertido, distinto y ligero para desengrasar. Ay, a ver si nos escuchan las editoriales. Yo creo que sí, que cada vez nos escuchan más, sobre todo en las redes sociales :-))) Bss

    Norah Bennett: Exacto, has dado en el clavo. Aunque es una novela ligera y divertida, está lejos de los bestsellers de nuestro siglo porque, precisamente, es de mediados del siglo pasado :-))) a veces merece la pena recuperar joyitas retro como esta. Bss

    albanta: Es cierto, que alguna vez lo hemos comentado que no eres mucho de humor. Pues en este caso, aunque hay algún misterio y un romance, lo cierto es que todo son personajes y situaciones disparatadas de humor, así que...

    Francisco: Ay, es que me reí mucho con el escritor, Claudio, porque el pobre ha adaptado su novela para el cine y se desespera con las libertades que se toma el director y el productor de la peli. Al final, cualquier parecido con su novela...

    ResponderEliminar
  8. Sabes q me encanta el humor inglés y las historias con mucho lío. Me la llevo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Me sumo a tu queja: hay libros estupendos que no son reeditados y que tenemos que disfrutar en ediciones viejunas (si es que los encontramos, porque muchos están descatalogados...) Cualquier libro que prometa dosis de risas me interesa, que siempre está bien tener uno de esos en reserva. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola Monica. Gracias por tu reseña. Libros con humor inglés se agradecen, y más si son un completo hallazgo (para mí) como éste. Gracias de nuevo, y firmo en tu Libro de Quejas 😊

    ResponderEliminar
  11. Personajes excéntricos, humor british, trama alocada... ¡Qué bien suena! :)

    ¡Qué valiente atreviéndote con la traducción de esa edición tan "vintage"! Yo no lo soy tanto (soy una cobarde por eso y porque soy de las que leo las instrucciones de las cosas xD) y, mientras las editoriales no atienden tu llamamiento, me llevo a Joan para leer en versión original.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Creo que me quedo con Wodehouse. ¿Te quejas sólo un poquito a las editoriales? Yo tengo quejas a punta pala :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. A mi la cubierta y la edición me han parecido de lo más pintoresca jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
  14. El amor absurdo me gusta, así que me uno a tu petición editorial.

    ResponderEliminar