viernes, 6 de noviembre de 2015

El paso de la hélice, de Santiago Pajares

David es un editor madrileño al que se le da bien sacar lo mejor de sus escritores y acompañarles o darles un empujoncito cuando lo necesitan. Por eso mismo, porque se le dan bien los autores, su jefe, el dueño de la editorial Khoan, decide que es el candidato perfecto para llevar a cabo una misión de la mayor importancia: encontrar a Thomas Maud, el magistral autor de La hélice y convencerle de que le entregue los dos manuscritos inéditos que faltan para completar la saga de cinco novelas de que consta su afamada obra. Los libros en cuestión han sido récord de ventas y constituyen el pilar de salvación de la pequeña editorial de Khoan. No solo son afamadísimos best seller y han conquistado el corazón de lectores y críticos, sino que además las novelas han sido traducidas a casi todos los idiomas y ya se han vendido los derechos para la película. La dificultad para Khoan reside en que la identidad de Thomas Maud es un misterio, siempre ha sido así, y lleva cuatro años de retraso en la entrega de las dos últimas novelas de la saga. Khoan envía a David a Bredagós, un pequeño pueblo de la Vall d'Aran, a buscar al misterioso escritor pues la única información que ha conseguido recopilar sobre el mismo durante esos años ha sido que probablemente viva allí, que tiene seis dedos en su mano derecha, que es zurdo y que (esto le encantará a Isi) escribe todas sus novelas en una Olympia SG 35/33. David se lanza a la aventura de encontrar a Maud a la vez que intenta salvar su maltrecho matrimonio, descubre algunas verdades incómodas sobre él mismo y la vida que lleva en Madrid, e intenta responder a la pregunta de qué es más importante para la literatura, si el libro o el escritor. 

"Las piernas nos ayudan a andar y los libros a desarrollar nuestra mente. Tan importante es encontrar tu propio paso como los libros que llevas dentro."


Desde el planteamiento de su punto de partida —un prota editor, la búsqueda de un escritor misterioso, un pueblecito perdido en los Pirineos— El paso de la hélice es una novela que tiene muchos puntos para gustar al lector empedernido, para atraparle desde sus primeras páginas. Y así sucede. Pero no solo por este buen argumento de partida o por el carisma que desprenden sus protagonistas, sino sobre todo, por la buena prosa de su autor, Santiago Pajares. Pajares escribe con una sencillez pasmosa, con una sinceridad que hace fácil lo más complicado, con tanta fluidez y tan poco ornamento pretencioso o barroquismos varios (ninguno, de hecho) que hasta al lector se le olvida de que está leyendo en lugar de tomándose una cerveza con un amigo que le está contando una historia.

Pero además de la agradecida prosa del autor, de las luces y sombras de su protagonista, de los tira y afloja con Silvia, su esposa (muy buena la encrucijada vital, real como la vida misma), los encantadores y muchas veces excéntricos secundarios habitantes del pueblecito de Bredagós, el cambio de ritmo de vida en ese rincón idílico de los Pirineos y la aventura detectivesca de encontrar al misterioso Thomas Maud (autor de proporciones míticas), Santiago Pajares sabe compartir un buen puñado de reflexiones sobre literatura y vida (a veces un poquito a lo Eloy Moreno) que salvan las distancias con el lector por habitar lugares comunes de nuestra cultura y condición actuales. En este sentido, quiero destacar el capítulo de los árboles ataúd o las reflexiones de Esteban respecto a su compañera de vida. 

"—Demasiada tristeza en este mundo.
Lo dijo en voz alta, sin apenas darse cuenta.
—Ya sabes algo que mucha gente no llegará a comprender jamás. (...) Puedes llorar con tranquilidad, David. Tenemos una estúpida tendencia a ocultar lo que nos hace más humanos.
—Lo siento, no quería molestar.
—No molestas. La gente llora. Podemos apartar la vista, pero eso no secará las lágrimas."

Personalmente, lo que más me ha encantado de esta novela ha sido la divertida búsqueda de Thomas Maud, por supuesto, y Bredagós, con su ritmo de vida y sus peculiares personajes. Me ha sobrado (aunque advierto que esto es cuestión de gustos, no de calidad literaria, y ya sabéis que soy una blandita) todo el hilo argumental de Fran, Elsa y Marta, sin el cual creo que la novela habría tenido más encanto y fuerza, y la obsesión que parecía rondar a Santiago Pajares de que todos estos personajes acabasen encajando perfectamente entre sí. Agradezco al autor el esfuerzo por no dejar cabos sueltos, pero habría preferido prescindir completamente de algunos de ellos. 

Lector, una novela singular y atractiva, narrada sin florituras y con el poderoso gancho de la búsqueda de un mítico escritor oculto en las brumas del más misterioso anonimato.

No os perdáis la estupenda entrevista que Mientrasleo le hizo al autor:
Entrevista a Santiago Pajares


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
El paso de la hélice (para Kindle)
El paso de la hélice (en papel)

18 comentarios :

  1. Anda, mira, pues igual me topo con el señor Maud, porque por la Vall me pillará este invierno :P

    Curiosa la trama, me la he topado en algún blog más y sí que coincidís en que, desde ese poso metaliterario, parece ir bastante más allá. Tanto la premisa de partida como los vértices hacia los que deriva me gustan a priori ;)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que es raro verte a ti poniendo peros importantes. Que sobren personajes y con ellos su trama me molesta un poco. Me da rabia porque lo habías pintado tan bien que ya estaba apuntando. Cuando te leía pensé sin querer en el de los tronos que por lo visto no hay manera de que ese hombre entregue lo que falta, están sus fans a punto del infarto. Lo de la relación del protagonista con su mujer ya sería la bomba si al final la arreglan y tiran para adelante, ya estoy un poco cansada de que la solución siempre sea empezar una nueva vida cada uno por su lado.
    Hala, vaya rollo que he soltado. Que sí, que cuando pueda le echo la mano aunque con menos prontitud de la que pensaba.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gustó mucho. Fue una novela que me sorprendió bastante y para bien :)

    ResponderEliminar
  4. No lo he leído, ni lo conocía de hecho.
    Pero bueno, indagaré un poco a ver si me llama. Más adelante, ahora mismo estoy saturadísima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo pendiente en casa. la verdad es que tenía bastantes expectativas puestas en él, pero tras leer tu reseña las bajaré un poquito no sea que....
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hummm no lo conocía, pero si incluye descripciones interminables sobre esa Olympia, me lo apunto. :DDD
    Es broma!
    La verdad es que tiene un argumento muy apetitoso para los lectores empedernidos, cierto, con ese escritor misterioso :)
    Eso sí, yo ya sé quién es, claro (SPOILERS jaja): es el Conde Rugen que, después de quedar mortalmente humillado por Íñigo Montoya, se ha dedicado a las letras :P

    ResponderEliminar
  7. Uy, casi ponemos la reseña al mismo tiempo, que tengo la mía a puntito.
    A mí me gustó la trama esa que dices que te sobraba. Luego otra cosa es si está bien o mal metida en la historia, que ya me haces dudar.
    Pero vamos, así de primeras me llevé una buena impresión general del libro, incluso lo recomendé enseguida a mi madre porque poco después de terminarlo me preguntó que qué libro podía leer. Y al final tuve éxito con la recomendación.
    Y ahora que lo dices, ¡también me pareció que se daba cierto aire con Eloy Moreno! No fue un pensamiento muy consciente, pero al leerte me he dado cuenta.

    ResponderEliminar
  8. No me había fijado mucho en esta novela y ahora has conseguido con tu entusiasmo, picarme la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues no tiene mala pinta, me lo apunto para futuras lecturas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo en mi estantería, yupy! Quiero leerlo aunque sé que ahora no es el momento... Pero cuando me decida, espero que me entusiasme tanto como a ti. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Puede que más adelante le haga un hueco. Ahora mismo tengo mucho pendiente.

    ResponderEliminar
  12. Pues no la conocía pero puede estar bien.
    Gracias Mónica ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Rober: Uy, entonces sería gracioso que te llevases el libro por esas tierras :-) Lo cierto es que lo que más me ha gustado ha sido ese pueblecito, sus habitantes y las cuitas del pobre David buscando al mítico escritor. Bss

    Norah Bennett: Anda, pues es verdad que el autor al que busca David tiene eso en común con "el de los tronos" :-))) Mira que se hacen de rogar... Yo ando loca esperando el tercero de Patrick Rothfuss, el desenlace de "El nombre del viento", y va el tío y se pone a publicar un tochazo enorme que solo es un spin off de uno de los personajes secundarios. Le hubiese dicho un par de cosas XD

    Bueno, a ver, que la parte de David y la mujer en el pueblecito buscando al escritor de los seis dedos, está genial. Qué pasa entre ellos no te lo digo por no hacer spoiler. Y el resto de las tramas... pues a mí no me gustan, pero para gustos colores. Bss

    Marina: Pues la conocí gracias a la reseña de Mientrasleo pero sobre todo a la entrevista que le hizo en su blog al autor, Santiago Pajares. Me sorprendió sus vinculaciones al cine y me picó la curiosidad. La verdad es que mientras la leía me parecía ver la película :-)

    Buscando mi equilibrio: Quizás no sea uno de esos títulos imprescindibles, pero me parece que si le das una oportunidad te enganchará y te gustará. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Cristina Roes: Bueno, ya sabes que yo solo reseño lo que me gusta, así que de entrada ya te imaginas que me gustó :-) Pero sobre todo por la trama de David en Bredagós, ese pequeño pueblecito de la Vall d'Aran y todos los personajes que allí viven, cargados de excentricidades y encanto. Bss

    Isi: ¡Jajajajaja! No lo había pensado pero es verdad!!! Es el conde Rugen!!! Pues esa parte de los seis dedos es un poco alucinante porque resulta que casi la mitad de los habitantes del pueblecito tienen seis dedos porque llevan siglos casándose entre las mismas familias. Y, al final, para mi desencanto, la Olympia no tiene todo el protagonismo que se merece :-( Bss

    Caminante: Ay, que bien coincidir con las reseñas, tengo ganas de leer la tuya. Uno de los grandes placeres de leer es poder comentar con otros lectores el mismo libro ¿a qué sí? Claro, lo de las otras tramas es cuestión de gustos, me pareció que el autor se esforzaba demasiado para que todo encajara y no hacía falta, quiero decir que la novela ya funcionaba bien, no hacía falta que todo fuese tan perfecto. Que gracia lo de Eloy Moreno :-))) Te leo pronto y comentamos. Bss

    Margari: Me llamó la atención cuando lo vi en casa de Mientrasleo y es de esos libros que te atrapa desde el principio. Espero que te guste. Bss

    Neftis: Yo estaré atenta a este autor porque me parece que tiene un estilo muy agrable y una prosa muy sencilla, muy agradable. Bss

    Tizire: pues cuando te animes, comentamos. Creo que te gustará toda la parte del escritor y del pueblecito y de sus habitantes y de las historias que cuenta... Bueno, no te digo más :-))) Bss

    albanta: Creo que te gustaría, es una historia distinta y original, muy agradable de leer. Bss

    Ginger: Es una novela que te atrapa desde el principio por toda la trama de la editorial y de David y su esposa buscando al super autor misterioso :-))) Bss

    ResponderEliminar
  15. Me encantó, la escena del bosque por ejemplo, me pareció de una sensibilidad tremenda. Me gusta como escribe Pajares, es una lectura francamente amable
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Leí este libro hace años, me dejó muy buena impresión, es verdad (lo he recordado) esa trama como ligeramente deslavazada, pero no me disgustó, quizá más bien no está bien encajada y eso da la sensación de que es innecesaria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Mientras Leo: ¡Sí! Los árboles ataúd son una de las mejores escenas de la novela, también me pareció estupenda. Disfruté mucho con el pueblo y sus habitantes, y sobre todo con la búsqueda del escritor. Y es verdad, Pajares escribe con una sencillez pasmosa y dice mucho con muy poco. Bss

    Ana Blasfuemia: Sí, es verdad, ahora que lo dices, Santiago Pajares publicó hace varios años este libro y tuvo una suerte algo irregular hasta su reedición con Destino. Lo que me recuerda a la trama de la novela :-))) Yo creo que se esfuerza demasiado por que todo encaje a la perfección y no era necesario, ya funcionaba bien sin tanto rompecabezas. Bss

    ResponderEliminar
  18. El argumento tiene buena pinta y, si encima, el autor "sabe" escribir, ¿qué más se puede pedir?

    ResponderEliminar