lunes, 23 de noviembre de 2015

Elvira, de Rubén Angulo Alba

Bajo un derrumbe de palés que le han dejado momentáneamente atrapado y maltrecho, un funcionario de archivos hila la cadena de acontecimientos, la fatídica historia, que le ha llevado hasta esa surrealista situación que ha puesto en riesgo su vida. Quizás porque por primera vez en todos esos años ha perdido la movilidad de su cuerpo, es su cerebro quien toma las riendas bajo los palés y descubre, despacio y con paciencia, toda la trama de infortunios y desidias que le llevaron a conocer a Elvira, la jefa del Archivo de Administración General de la Consejería, sito en uno de los pabellones de una institución psiquiátrica. Tan siniestro lugar de trabajo es el escenario —pronto se desvelará que le va como anillo al dedo— por el que Elvira despliega su reinado enloquecedor de acoso, misterio e insania. Aunque toda corte de reina loca tiene sus súbditos enfermos.

"La realidad está hecha de la misma sustancia que la pesadilla. Hay veces incluso que los sueños nos informan mejor de la realidad que los rostros hipócritas de las gentes, o al menos así lo veía yo por aquel entonces. Y no os engañéis, que soy consciente de que es propio del desgraciado el creer que todos comparten su desgracia, pero algún consuelo nos ha de quedar, ¿no?"


Rubén Angulo Alba vuelve a presentarnos a un protagonista anti-héroe en sus horas más bajas: un funcionario de archivos ridículo, morboso, pusilánime, cobarde, quejica e infantiloide. Un pobre diablo que no se reconcilia con su propia naturaleza y recupera algo de sensatez hasta que no está a punto de morir bajo una pila de palés. Y es entonces, justo en esa situación desesperada, cuando el personaje recupera su dignidad y su cordura, se reconoce víctima de un acoso sostenido, de una urdimbre de locura, y encuentra el camino para reconciliarse con el respeto del lector. "Yo soy el culpable de todo lo que me sucede".

Elvira es una historia de terror, de suspense psicológico, que provoca escalofríos incluso en el lector más templado. Seguramente porque la mayor parte de la trama sucede en el lugar perfecto para ello, ese pabellón psiquiátrico, pero sobre todo porque cada uno de los personajes que la pueblan tiene una mitad tenebrosa tan inquietante como rabiosamente realista. Y ahí está la clave del misterio, que esta historia podría ser completamente cierta, porque el lector ya sabe que la realidad casi siempre supera con creces a la ficción. El autor no necesita introducir ningún elemento sobrenatural en su trama porque el personaje de Elvira ya resulta lo suficientemente terrorífico por méritos propios.

Además de la buena construcción de sus personajes protagonistas y secundarios, Elvira se disfruta por la fluidez de su prosa (notablemente menos encorsetada que en la anterior novela del autor) y por la potencia de algunas de sus escenas más escabrosas. Probablemente juega en su contra la antipatía del lector por el prologuista y el protagonista, respectivamente, de este libro. Y, aprovechando la mención de este prefacio, añado un detalle que me ha gustado aunque no tenga mucho que ver con la historia: el impecable cambio de registro del escritor entre el prólogo y el resto de la novela. 

Lector, las historias más cotidianas esconden los peores monstruos.

También te gustará: La escritura necesaria

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Elvira

25 comentarios :

  1. Me atrae el argumento. Desde luego para causar terror no hacen falta fantasmas, sólo seres... Humanos?

    ResponderEliminar
  2. Me atrae el argumento. Desde luego para causar terror no hacen falta fantasmas, sólo seres... Humanos?

    ResponderEliminar
  3. No, no, quita, quita... Ya hay bastante locura en la vida cotidiana. Aunque algún día, tal vez... ¿quién sabe? me dé un pronto y lo coja entre las manos, lo empiece a hojear y me diga: "¿Por qué no?"

    ResponderEliminar
  4. La recibí la semana pasada y la voy a leer esta semana. Efectivamente, las personas dan más miedo que los monstruos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. ¿Es necesario hacer personajes tan antipáticos? Solo por eso ya me da pereza y rabia. Pero es que lo demás me atrae irremediablemente. Me gusta el terror y esa ambientación y esas escenas tan tenebrosas. ¿Qué hago?

    ResponderEliminar
  6. Me llama mucho la atención, me lo llevo apuntado porque me gustan este tipo de historias, a ver cuanto me hace sufrir ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues fíjate que tenía mis dudas con esta novela y me acabas de convencer!!! Me apetece leerla.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. A pesar de lo que te ha gustado, me quedo en duda, mucho pendiente y muy poco tiempo..
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Mónica.
    Primero de todo gracias por la lectura y la reseña.
    Creo que es la quinta reseña, más o menos... Cierto que las reseñas vienen de diferentes blogs. Algunos lectores prefieren la novela romántica, otros la ciencia-ficción, o la novela de género negro... Pero todos han disfrutado la novela. Por lo general se les ha hecho demasiado corta, cosa que me agrada. Por nada del mundo añadiría un adjetivo más.

    Ya sabes que estoy muy orgulloso de Elvira y que es lo mejor que he escrito por el momento. No sé si pasa lo mismo con los best-seller, que cada lector aporta su conclusión diferenciada. A veces pasa que lees la reseña de un mismo libro en diferentes blogs y no hay grandes variaciones. Prefiero no dar ejemplos.

    En fin, que tú hablas de terror y hasta el momento nadie había ido por ese camino. Pues sí, desde luego que es una historia terrorífica. No hay que buscar sucesos extraordinarios para llegar a asustarse de las cosas que suceden por ahí...

    Lectores especializados en asuntos escabrosos como violencia doméstica, mobbin, esquizofrenia,... me han apuntado que puede ser muy útil para determinados sectores. Yo no sé..., es un tema complicado ese el de la utilidad de la literatura.

    Desde luego que creo que esta novela da que pensar. No es una novela al uso.
    Me pena porque considero que llegaría lejos con una distribución adecuada.
    Quién sabe en un futuro, y con más novelas a las espaldas... porque Elvira no tiene ningún elemnto que pase de moda. No trata de otra cosa que de la locura, la madurez, la redencion, la culpa...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me acaba de llegar así que ya te contaré qué sensaciones me da. La anterior me gustó aunque era una lectura fuera de lo común. Ésta apunta maneras :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  11. Hay elementos que me llaman la atención, creo que sobre todo por como tú la has leído. Desde luego que la realidad puede producir muchísimo miedo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me acuerdo de cuando "La escritura necesaria" empezó a circular por los blogs, me llamó la atención. La había olvidado hasta que he visto la portada en el enlace que has incluido.
    Y por lo que cuentas esta segunda novela del autor tampoco tiene mala pinta. La llevo viendo un tiempo por los blogs pero hasta ahora no había relacionado ambas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Se ve muy interesante. tiene una buena idea.

    ResponderEliminar
  14. Pues no sé, no sé. El terror no es lo mío pero hay otros elementos que sí me gustan. Ya veremos...
    Besos

    ResponderEliminar
  15. La tengo ya poblando la estantería, será de mis próximas lecturas en cuanto liquide un par de pendientes urgentes :)

    Ya me gustó bastante Rubén en su primera novela, aquí ya intuía que la cosa va por otros derroteros, pero incluso esos cambios preveo que me pueden gustar más. Lo de los personajes antipáticos no sé, pero los personajes con sombras acentuadas me gustan, así que "Elvira" y compañía prometen. A ver qué tal.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. No me sonaba. Y si me hubiera encontrado este libro no le hubiera hecho caso, pero ahora me has picado la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. amparo puig: Exacto, compañera, a eso me refiero. No hay elementos sobrenaturales pero todo es tan posible que te pone los pelos de punta: violencia sexista, terror psicológico, maltrato, acoso laboral... Real como la vida misma. Bss

    Jane jubilada: Sí, esto estaría en las antípodas de nuestro feliz club de humor británico, sin duda, muy mal rollito. Pero por eso me parece que el autor hace un buen trabajo, porque sabe trasmitir muy bien esa maldad, esa condición miserable del ser humano, esa relación de depredador y víctimas. Bss

    Margaramon: Además es una novela que te resultará muy curiosa por su realismo y porque reflexiona sobre muchos otros temas cotidianos, los convierte casi en filosofía. Tuve un poco la misma sensación de cuando leía "¿A qué llamas tú amor?" de Pilar Muñoz Álamo porque ambas novelas tratan temas de acoso y violencia de género. Ya comentaremos cuando la termines. Bss

    Norah Bennett: Lo cierto es que a mí me pasa que cuando el prota o la prota me caen mal, ya no leo a gusto, a veces les daría un par de sopapos. Pero en este caso, hay que decir que el chico se redime de sus pecados casi al principio de la novela. No hay nada sobrenatural, te aviso, el terror es por la maldad humana pura y dura, y no está ni mucho menos exagerado. Que raro que yo traiga mal rollito por estos lares, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  18. Nube Cleyra: Sí que sufres, sí, pero también piensas y ves con claridad. Una novela que casi podría ser verídica, muy realista. Bss

    Mª Ángeles: Es que ni la portada, ni el título ni la sinopsis te preparan para lo que te vas a encontrar. Pero no lo digo como algo negativo, es que es una novela que toca muchas teclas. Bss

    Carax: Ah, eso sí, no se puede llegar a todo. Estoy intentando hacer huevo a nuestro Doctor Hyde porque quiero leerlo a gusto. A ver si va bajando la pila de pendientes. Bss

    Rubén: Pues lo que cuento aquí lo hago con total sinceridad, de verdad que es una historia inquietante y terrorífica. Pero no solo por la atmosfera y ese psiquiátrico, sino también por la relación de acoso y de depredadores y víctimas que se establece entre los protagonistas. No solo es inquietante sino que da mal rollo.

    Mientras leía "Elvira" pensaba en la novela de Pilar Muñoz Álamo, "¿A qué llamas tú amor?" porque me parece que tiene mucho en común. También trata en profundidad la violencia de género y las relaciones tóxicas, y también me pareció que lo tendría difícil a la hora de encontrarse con sus lectores. En ambos casos, son novelas que tratan temas muy actuales y realistas, y se merecen una buena distribución, pero ambas tienen la barrera de la desinformación y el despiste. Te deseo mucha suerte, Rubén.

    ResponderEliminar
  19. Angela León: A mí me ha gustado más esta última que la anterior. Me ha parecido que el autor estaba "más suelto", que escribía con más fluidez. Ya comentaremos. Bss

    Marilú: Justo me comentaba el autor que era la primera reseña que hacía mención del "terror". Me sorprende, porque de verdad que su realismo es algo escalofriante. No solo por la ambientación en un psiquiátrico sino también por las relaciones enfermizas que se establecen entre los protagonistas. Mucha oscuridad en estos personajes. Bss

    Caminante: "La escritura necesaria" sí que tenía un componente sobrenatural pero "Elvira" no lo tiene, y de las dos, es esta última la más inquietante. Me quedo con "Elvira" porque me ha gustado la seguridad que demuestra el autor en esta segunda novela. Bss

    Brayan: Sí, lo es. Sobre todo porque los personajes son reales como la vida misma y plantean muchas situaciones de las que se desprenden conceptos sobre los que pensar. Bss

    Laky: Me dice el autor que soy la primera que habla de terror. No sé si seré una miedica, pero de verdad que a mí estos personajes con problemas mentales y haciendo mobbing, me parecen de lo más insano e inquietante :-)))

    Rober: Anda, pues creo que esta te va a gustar, sí señor. No tiene los elementos sobrenaturales de "La escritura necesaria" pero a mí me parece más escalofriante todavía. Seguramente porque la maldad y la locura de los vivos da mucho más miedo que los fantasmas de los muertos. Bss

    Margari: A ver, no es de los imprescindibles, y está lejos de lo que suelo leer habitualmente, pero resulta una novela interesante y distinta que merece la pena leer si cae en tus manos. Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Me la llevo anotada, porque me puede gustar muchísimo!
    gracias por traerla, besitos.

    ResponderEliminar
  21. La portada es muy interesante... Entiendo que el terror del que hablas en esta novela no es el de, digamos, King, que es casi un terror más terrible (por asi decir), el que surge de dentro y de nuestros propios miedos. Parece un libro curioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Me apetee leerlo. Y tendría que llegarme.

    ResponderEliminar
  23. Esta estoy segura de que sí me gustará. Tiene una combinación de elementos que me atrae un montón. La he visto en varios blogs y me resulta muy tentadora. Besos.

    ResponderEliminar
  24. una reseña muy diferente a la mía, pero me ha encantado ver otro punto de vista :)

    un beso!

    ResponderEliminar
  25. La portada me parece preciosa... Pero si dices que es de miedito, creo que no es un libro para mí! 1beso!

    ResponderEliminar