lunes, 8 de febrero de 2016

Bienvenida a este mundo, pequeña de Fannie Flagg

"Elmwood Springs, Missouri, no alcanza en absoluto la perfección, pero en comparación con los demás pueblos podría decirse, sin ponerse sentimentales ni inventar mentiras, que se aproxima a ella." La vecina Dottie emite un programa radiofónico diario desde la sala de estar de su casa, en donde siempre hay pasteles y galletas recién horneadas para todos; la pobre Tot ha rehecho su vida, los Nordstrom preparan las mejores comidas caseras, el correo se reparte en bicicleta, las noches templadas los vecinos se saludan desde sus porches mientras toman limonada... Una vida sencilla y sincera de quienes se sienten satisfechos con ellos mismos y los lazos de su comunidad. Muy lejos de la vida desordenada y estresante en el Nueva York de los años 70 de la estrella emergente de la televisión Dena Nordstrom. Dena, una joven originaria de Elmwood Springs que hace años que no ha vuelto por el pueblecito natal de su padre, lidia con una úlcera de estómago mientras sus escrúpulos y su integridad entran en conflicto creciente con su ambición de conseguir presentar el telediario de máxima audiencia de Norteamérica. Su vida, a años luz de sus parientes de Elmwood, ha entrado en una peligrosa espiral de mentiras y de bloqueo emocional parece empeorar a medida que aumenta su éxito profesional.

"Si no fuese porque tiene la inscripción WDOT en letras doradas y negras en la ventana delantera, el órgano en el cuarto de estar, la antena de radio en el jardín, y también porque es una parada de autobús interurbano y alberga un parvulario en el porche trasero, y porque en ella vive una perra que todos los años recibe una felicitación del presidente de Estados Unidos, podría decirse que es una casa normal y corriente."


Los lectores que conocen a Fannie Flagg (Alabama, 1944) por ser la autora de Tomates verdes fritos en el Café de Whistle Stop, novela que fue llevaba al cine por Jon Avnet con el título de Tomates verdes fritos, no se sorprenderán si les digo que Bienvenida a este mundo, pequeña tiene todo el encanto sureño de los pueblecitos idílicos de los años 40 y 50 en Norteamérica. Aunque esta vez, Flagg contrapone los valores de la entrañable comunidad de Elmwood Springs, Missouri, al despiadado mundo de los medios de comunicación de Nueva York en los años 70, cuando el caso Watergate fue la punta de lanza del cambio periodístico que estaba experimentando el llamado país de la libertad. Y en esta comparación tan brutal y desigual, crece la historia de Dena Nordstrom, una mujer totalmente incapacitada emocionalmente, pese a su increíble escala de valores, que debe reconciliarse con su pasado para afrontar cualquier futuro. Aunque lo cierto es que los personajes rurales de Flagg (como la tía Elner, Dottie, Macky y Norma, entre otros), porque son genuinos y únicos, ganan por la mano el interés y la simpatía del lector hasta el punto de deslucir y dejar en segundo plano a la -a veces algo insoportable- Dena protagonista. 

Al igual que ocurría con Tomates verdes fritos en el Café de Whistle Stop las principales bazas de esta historia son los personajes sureños: excéntricos, encantadores, fuertes, de moralidad intachable y espíritu indomable. Flagg vuelve a construir un pueblo, una comunidad, a la que el lector tiene ganas de mudarse después de un día duro en la jungla de asfalto. Sin duda, las novelas feelgood no son un invento de este siglo y las historias y los personajes de Fannie Flagg, con sus tartas caseras, sus galletas recién horneadas, sus cafés en buena compañía, sus porches acogedores, sus familias adorables y sus mujeres extraordinarias, es un buen ejemplo de la calidez acogedora que pueden albergar ese género de novelas.

Lector, una lectura agradable que emociona con la calidez de otros tiempos y pueblecitos sureños.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Bienvenida a este mundo, pequeña

14 comentarios :

  1. No me sonaba de nada. Y me has conquistado por completo. Y como nunca me fallas, me lo llebo bien apuntadito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo conocía pero me ha gustado. Viene bien leer libros buenrollistas como éste de vez en cuando.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ya estás enredándome la lista, hay que ver. Me gustaba mucho la peli y luego cayó la novela, pero ahí se quedó la cosa. Estos libros tienen un problema para mí, que me dan muchísimas ganas de merendar galletas caseras y dulces mientras los leo y ahora que se venden tantas cosas de esas por ahí ( si las tengo que hacer yo, voy lista).. Me pasaba también con los libros de Rosamunde Pilcher.
    Por lo demás estos personajes me gustan, se me hacen memorables y la ambientación. Apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Leí Tomates verdes fritos y me gustó y esta no la conocía pero me la anoto, tiene buena pinta
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Margari: Es de la autora de "Tomates verdes fritos" y no es tan entrañable y simpático como ese pero se acerca bastante. Vuelve a retratar la vida apacible y feelgood de un pueblecito sureño. Bss

    Narayani: Sí, es muy buenrollista, como dices :-) Sobre todo las escenas y los personajes del pequeño pueblo de Missouri en los años 50. Las líneas temporales dan mucho juego y la emisora de radio te encantará. Bss

    Norah Bennett: A mí también me pasa, por no hablar de las tazas de té y de chocolate caliente, y los bollos de canela y... En fin, que son libros de invierno, mantita y perdición, jajaja. Me gustó más "Tomates verdes fritos", por eso, pero en esta novela resulta muy interesante la narración a tres hilos temporales y el contraste entre los medios de comunicación y la paz del pueblecito de Missouri.

    Es verdad, Pilcher es otra de las autoras que consiguen ese mini-clima tan cálido de perdición. Besos.

    Tatty: Yo tampoco la conocía porque supongo que todos recordamos más la película de "tomates verdes fritos" que no la novela y el nombre de su autora. Pero tropecé con ella en la biblio y me la llevé. Es una lectura muy agradable y con líneas argumentales inteligentes y agudas. Bss

    ResponderEliminar
  6. Este tampoco lo conozco.. chica, me descubres cada título...
    BEsos

    ResponderEliminar
  7. Asomarse aquí es descubrir una literatura diferente. Siempre nos sorprendes con libros para mí muy poco conocidos y muy apetecibles. ¡Qué gustazo, hija! Besos

    ResponderEliminar
  8. La conocía por recomendaciones y bueno, que me la llevo porque tiene muy buena pinta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Ains, qué bien huele la reseña de hoy! No me sonaba demasiado el libro, aunque Tomates verdes fritos es uno de esos que siempre he querido leer... Esos ingredientes sureños dispuestos con la intención de hacerte sentir bien me atraen muchísimo, me lo llevo! 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Buscando mi equilibrio: Jajajaja Me alegro. Una de las cosas que más me gusta de los blogs literarios es descubrir títulos que no conocía. Bss

    Marisa G.: Ah, muchas gracias, amiga mía, es lo más bonito que podrías decirme porque siempre intento traer al blog lecturas distintas, alejadas de las listas de los más vendidos. A ver, que me gustan los más vendidos como al que más pero sobre todo me apasionan los libros raritos y excéntricos, ya lo sabéis. Besotes.

    Lesincele: Me gustó más "Tomates verdes fritos" pero hay que reconocerle a esta autora que tiene un talento especial para construir personajes y atmósferas envolventes. Bss

    Tizire: Pues si no has leído "Tomates verdes fritos", te aconsejo que lo leas primero que este. Creo que lo disfrutarás mucho y así tomas contacto con esta autora. Besos.

    ResponderEliminar
  11. ya me sonaba a mi el nombre de la autora... no he visto ni la peli, pero me llama más la atención de aquel archiconocido libro que esta, la verdad.

    besos.

    ResponderEliminar
  12. De Tomates verdes fritos tengo un buen recuerdo de la película, no he leído el libro, y lo que cuentas de este me atrae, sobre todo, la parte de la cocina.

    ResponderEliminar
  13. Tengo problemas para encontrar Tomates verdes fritos que llevo persiguiendo desde hace tiempo... Este no lo conocía, pero me puede gustar
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Azalea real: A mí me gustó más "Tomates verdes fritos" pero esta novela también aporta un universo muy rico en matices, sobre todo en lo que a las pequeñas comunidades de pueblecitos sureños se refiere. Una buena aproximación a la autora si no la conoces. Bss

    Isa: Fannie Flagg pone en contraposición el despiadado e inmoral mundo de los medios de comunicación de los años 70 de Nueva York con la paz y la cooperación de una pequeña comunidad sureña de Misouri. Si conoces "Tomates verdes fritos" ya te imaginarás cómo son los habitantes y el pueblecido :-) Bss

    Carax: Yo tengo en casa una edición muy cutre que vendían junto con un diario los domingos, pero no recuerdo exactamente, tendría que mirarlo, y es de hace muchos años. Fannie Flagg es una de esas autoras que se merece una buena reedición en castellano. Bss

    ResponderEliminar