jueves, 18 de febrero de 2016

Hombre sobre una escultura, de Álvaro del Olmo

Hércules Degard, según su propia definición, es un decisor subvenzatario con la sensación de vivir en suspenso. A veces persigue monjas en autobús para que su amigo Cyrille las fotografíe, siempre curioso (¿a dónde irán las monjas? ¿por qué?). Posiblemente enamorado de Sophie, la hermosa y triste mujer del tiempo que aspira a ser actriz, sabe que sigue en peligro cada vez que la desconcertante y carnal Oko se cruza en su camino. Y Oko no parece dispuesta a borrarse del mapa porque, como bien dice Luigi, ellos eran la pareja del año. Pero nada en su vida es tan confuso como la percepción del arte. Hércules, que debe asistir a representaciones y exposiciones e informar al Editor de si estas manifestaciones artísticas son susceptibles de ser subvencionadas o no, delira surrealismos cada vez que intenta comprenderlas; las exposiciones desaparecen a sus espaldas, todo ese arte sin transcendencia, como él, como su vida. Y si cada vez que escucha al violinista del metro sabe con seguridad que es arte, el resto no es más que nebulosa e invento. Un invento que se convierte en negocio clandestino pero también en locura imaginativa o en la misteriosa (y a veces delirante) construcción de realidades.

"Veía a Cyrille abandonando las butacas con la cabeza gacha, y yo pensé que él era así siempre, que desde pequeño llevaba la cámara al cuello y eso le había ido acercando progresivamente la cabeza al suelo. Pero no; Cyrille había experimentado la suspensión como una especie de expulsión de todo el aire sobrante (...)."


Editorial: Rayo Verde
Colección: Rayos Globulares
ISBN: 978-84-15539-75-9
Género: Novela
Publicado en noviembre 2014
440 páginas

Hombre sobre una escultura es la primera novela del joven escritor madrileño Álvaro del Olmo. Sorprende por su complejidad, por su riqueza léxica y por ese fluctuar narrativo que acuna por lo musical de su cadencia. No es, en ningún caso, una novela corriente, una pieza de consumo rápido, sino que se trata de una curiosa exquisitez para lectores en busca de libros complejos, divertidos y distintos. Enamora, sobre todo, el ritmo gramatical y el juego que propone la locura poética de un protagonista, Hércules Degard, que explica en primera persona vivencias y sentimientos mezclados y desordenados con líneas narrativas que no son más que su imaginación desbocada. 

Y si el protagonista mezcla realidad con ficción en su monólogo narrativo —dentro de la ficción de la novela—, abundan en esta curiosa historia continuas referencias culturales (como los diálogos Dostoievski, las reflexiones de Wilde sobre la música, su nombre de detective famoso, las muletas de Dalí, etc.) y una querencia sintomática a rondar el surrealismo ("Nos hemos olvidado de que el objetivo del surrealismo era cambiarlo todo de sitio para descubrir verdades escondidas") tanto por referentes como por escenarios (atención a la locura de Sherezade, los peces).

Los párrafos más hermosos son los que se refieren a Sophie 

"Y aun así verla subirse a un taxi al doblar la esquina hizo que llegara el invierno."

"La tristeza en sordina de Sophie. Se sabe por cómo recorre el norte de manera demasiado vaga, por ese ademán impropio con los dedos al señalar las ciudades. Cuando está concentrada, cuando ha tenido un buen día y tolera su trabajo, apunta a las provincias y las cordilleras con decisión o, incluso, si está muy feliz, define el contorno de las borrascas con el dedo meñique, lentamente y con cuidado, como quitándole las legañas al hijo que no tiene."

y los más desconcertantes siempre corren a cargo de la imaginación suspendida de Hércules. El resto de personajes (Cyrille, Luigi, Oko, Maya) cumplen un papel preciso y precioso en el mosaico de colores y piezas que componen esta extraña y adictiva novela. Cuando cierre este libro, el lector podrá decir muchas cosas de la novela de Álvaro del Olmo pero seguramente lo hará teñido por la sorpresa de lo inesperado de su prosa y de su historia. Hombre sobre una escultura es tan original como su título y tan singular que es fácil imaginarla en el catálogo siempre diferente de Rayo Verde Editorial.

Lector, solo para lectores que huyen de lo predecible y se pierden con humor y curiosidad por entre los párrafos más extravagantes.

También te gustará: La muñeca de Kokoschka

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Hombre sobre una escultura en La Central, Laie y Kobo
Hombre sobre una escultura (para kindle)

16 comentarios :

  1. Parece que el autor se ha estrenado a lo grande. Tiene muy buena pinta la novela que nos traes hoy, así que tomo nota del título.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu reseña. Lo has vendido muy bien. Me gusta el tipo de prosa, de las que suenan bien y me gusta que sea complejo y diferente. Sin embargo la trama no me ha convencido. Creo que lo dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues me apetece mucho leer algo de este estilo así que le daré seguro una oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Cómo me gustar dar con libros raros, como el que acabo de descubrir hoy aquí, Mónica. Obviamente me lo llevo anotado. A ver si lo encuentro por la librería y lo ojeo.

    bsos!

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta. Deberías leer Mayo de Gonzalo Cordero Lorite. Tu reseña me lo ha recordado.

    ResponderEliminar
  6. Preciosos los párrafos que nos has dejado. Pero la historia no me termina de atraer. Creo que esta vez voy a dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No creo que disfrutase con la lectura de este libro ahora mismo
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues este no lo conocía pero lo apunto. Con que lo recomiendes tú me vale porque vamos por gustos muy similares, pero es que además tiene muy buena pinta. Si se presenta la ocasión y con tan estupenda reseña, me pongo con él. ¡Besote!
    MH

    ResponderEliminar
  9. Sara: Es impresionante que sea su primera novela porque tiene un dominio del ritmo narrativo y del monólogo interior del protagonista que hace pensar en un autor más experimentado. Bss

    Norah Bennett: Es que hablar de la historia, de la trama, es muy complicado porque aunque la sinopsis parezca la de una historia más, el monólogo del protagonista y sus invenciones la hacen única y distinta. No te insisto porque esta es una lectura muy peculiar y compleja, aunque también te digo que recompensa con un tesoro al lector que se esfuerce en acercarse a ella. Bss

    Espe: Me das una alegría, es una de esas lecturas que no son sencillas. Pero tiene un misterio, un "run-run" narrativo tan carismático que te atrapa desde el principio. A disfrutarla. Bss

    rossy: Si te dijas, uno de los atractivos de Rayo Verde editorial es que en su catálogo tiene un montón de "libros raros" (como decimos). Son historias distintas, originales, y maneras narrativas que se salen del aburrimiento. No los pierdas de vista. Bss

    ResponderEliminar
  10. Mona Jacinta: Pues no conozco el libro que me recomiendas, me voy a mirar qué tal. Este me ha costado un mes leerlo, no es lectura rápida ni sencilla, pero compensa. Bss

    Margari: Como le decía a Norah Bennett, cuesta mucho hablar de la historia en una reseña sin hacerle justicia porque está escrito de tal manera y las imaginaciones y el humor de Hércules son tan peculiares, que a veces la historia es lo de menos. Un libro singular, sin duda, como su autor. Bss

    Tatty: Es una lectura exigente, así que tienes razón, hay que encontrar el momento. Bss

    Inquilinas Netherfield: Uy, cuidadín porque este se aleja (y mucho) de nuestra querida literatura británica que tanto nos gusta. El autor es español y su léxico, muy rico, genuinamente castellano, huye de cualquier referente inglés. Es una escritura brillante pero de planteamiento alambicado, exigente. Muy distinto a lo que suelo traer por el blog :-))) Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Siempre nos traes libros de lo más interesantes. Éste no lo conocía pero me ha llamado bastante la atención.
    Gracias, Mónica!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Como de costumbre me descubres un libro, aunque esta vez no termina de entusiasmarme mucho, así que de momento no me lo llevo
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Esta vez la trama no me dice mucho aunque lo demás me guste, así que creo que esta vez no me animo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. albanta: Bueno, pero a la próxima te convenzo seguro ;-P

    Ginger: Creo que ha pasado injustamente desapercibido y que merece mucho la pena el tiempo de inversión lectora que merece. Es de esas lecturas exigentes pero generosas. Bss

    Carax: Bueno, es peculiar, no me atrevo a recomendarlo sin que leáis bien sinopsis y comentarios porque no es una lectura al uso. Besotes.

    Dolo: Nada, pues a la próxima ya te convenzo :-) Besos.

    Lesincele: Es verdad que cuesta de reseñar y la trama así a "secas" puede parece un poco sosa, pero de verdad que es una lectura muy diferente y rica, de normal y sosa tiene... ¡nada! Besitos.

    ResponderEliminar