jueves, 11 de febrero de 2016

La pieza que faltaba, de Antonia Romero

Eva es enfermera pero hace meses que con sus contratos precarios apenas gana para pagar el alquiler de su apartamento en Madrid. Cualquier esfuerzo por malvivir es bueno antes que volver a casa de una madre que no la quiere bien. Pero cuando Eva acepta convertirse en la dama de compañía de la anciana y adinerada Carmen Grimaldos no sabe dónde se está metiendo. La riquísima señora Grimaldos no solo es insoportable y antipática sino que además la envía en misión imposible a Barcelona: debe conseguir que Ander Izarra, su hijastro y socio en la cadena hotelera que ha heredado de su difunto marido, abandone el piso de su padre para que ella pueda trasladarse a vivir allí. La historia de odio entre Ander y Carmen es larga, apasionada y misteriosa ¿Qué pinta Eva en medio de ese enfrentamiento de voluntades? Pues ni ella misma lo sabe. Por suerte, una ex-diseñadora de zapatos y su hija adolescente, un ama de llaves, un abogado y el mejor amigo de Ander no van a darle ni un momento de respiro para arrepentirse de su aventura. 

"Me encontré con la felicidad sentada en un chiringuito de la playa. Se parecía a Romy Schneider."


"En realidad, no son los demás los que nos colocan en el sitio en el que estamos (...), somos nosotros."

Para una historiadora, uno de los muchos encantos de leer a Jane Austen son las frecuentes referencias temporales que enmarcan sus novelas. No solo son de un delicado y magnífico costumbrismo de la época Regencia sino que además recrean una sutil habilidad para situar personajes y acción donde corresponde a través de detalles, paisajes y diálogos. En el caso de Orgullo y prejuicio, por ejemplo, me gustan las casacas rojas y las referencias a los movimientos de tropas y destinos de los soldados ingleses movilizados contra Bonaparte; las consecuencias del conflicto internacional para los ingleses en general y para los habitantes de la campiña en particular; la situación socio-económica de la pequeña nobleza de la época; los problemas de una muchacha joven soltera, los entretenimientos, etc.

A estas alturas os estaréis preguntando porqué os estoy dando la brasa con Jane Austen en una reseña sobre una novela de Antonia Romero. A Antonia y a Jane las separan unos cuantos años pero, al igual que la escritora inglesa, Antonia demuestra en La pieza que faltaba su buen pulso a la hora de enmarcar con precisión e ingenio a sus personajes en este momento exacto del siglo XXI: crisis económica, jóvenes profesionales con trabajos precarios, desahucios, hipotecas asesinas, destrucción de empleo, emigrantes forzosos, series televisivas, música contemporánea, redes sociales, referencias literarias... incluso la moda del running. Porque si en tiempos de Austen era "una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa", en la época de Antonia Romero la verdad universalmente reconocida es que la futura esposa tiene una excelente educación y muy pocas probabilidades de encontrar un empleo digno.

Antonia Romero encaja a la perfección en la realidad más cercana una trama con tanto ritmo y complicidad que intriga y convence al lector desde el primer capítulo. Puede que sus personajes se muevan por los motivos ancestrales shakesperianos (celos, amor, envidia, odio, remordimientos...) pero lo hacen con mucho encanto por las costumbres y el marco socio-económico de este siglo. Por eso La pieza que faltaba, además de romántica, es costumbrista, crónica de ficción actual y genial.

"-¿Qué soñaste anoche, Rochester?
-Soñé que me querías."

Desde el principio, la trama apuntala bien dos misterios a través de los cuales el lector va a acompañar a Eva, su inocente y agradable protagonista: la historia de odio entre Ander y Carmen, y los mensajes directos de Twitter que se intercambian un hombre (Rochester) y una mujer (Jane) desconocidos. Dos preguntas que se convierten en el poderoso motor de una historia que fluye con elegancia y mucha gracia, que atrapa, interesa y se disfruta. Además de su costumbrismo del siglo XXI y la intriga que plantea, La pieza que faltaba sobresale de entre las novelas de su género por sus sólidos protagonistas: los personajes de Antonia Romero son tan carismáticos, tan brillantes, tan cercanos al lector, tan coherentes, que una entiende a qué se refiere exactamente la autora cuando se etiqueta a sí misma como "una escritora de personajes". A mí me ha sorprendido (aunque ya debería haber estado advertida después de La tumba compartida o Los muertos no aceptan preguntas) la facilidad de conectar con todos ellos, la complicidad de los caracteres y las pocas ganas que tienes de perderlos de vista cuando terminas de leer La pieza que faltaba

Muchos otros son los atractivos de esta estupenda novela pero dejo al lector que los descubra por sí mismo. En esta pequeña reseña he querido comentar los aspectos que más me han gustado de La pieza que faltaba y señalar que además entretenida, divertida, romántica e intrigante, lleva la garantía de la estupenda prosa que caracteriza a su autora. 

Lector, una novela romántica, costumbrista, actual, realista, acogedora, simpática... es decir, unos personajes y una historia donde te mudas a vivir unos días y no quieres que se termine la estancia.

Ah, y tiene Banda Sonora ;-)


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La pieza que faltaba

27 comentarios :

  1. Pues mira, la leería por dos razones: la primera porque leí "Los muertos no aceptan preguntas" y me gustó muchísimo, y la segunda porque me has convencido. Pero si detrás de ella no estuviera Antonia Romero y las recomendaciones no vinieran de donde vienen, juro y perjuro que yo esa portada no la tocaba ni con un palo. Me parece el colmo del horror, si no lo digo reviento...
    ¡Muak!

    ResponderEliminar
  2. Lirililiriliiii no leo tus impresiones, que lo tengo en kindle.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy en un sorteo, y si no hay suerte la compraré en digital, Los muertos no aceptan preguntas me gustó mucho!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo con usted, Serendipia. Ya sabes que me encantó la novela por todos esos aspectos que señalas, por lo bien escrita que está y porque la disfruté muchísimo. Felicidades a Antonia, se lo merece todo, y a ti, por hacer una reseña tan magnífica.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me la acabo de comprar. Me gustó Los muertos no aceptan preguntas, y me ha convencido la narrativa de Antonia Romero. Besos.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que no hacía falta que me convencieras. Los muertos no aceptan preguntas me gustó muchísimo y tengo los dedos cruzados a ver si me toca en el sorteo de Laky. Si no hay suerte pasaré por caja.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. He leído muy buenas críticas de las novelas de la autora, y tengo pendiente descubrirla, que creo que me va a gustar.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Me libro, jeje! Éste no me lo llevo, no me gusta el perfil de la prota y no me cuadra mucho que una enfermera....es igual, que este no me ha convencido aunque la autora me llama la atención.
    Ya tengo en casa el de Bow.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Directamente me apunto la autora, me atrae este y los otros libros que comentas, he leído los comentarios y también hablan muy bien de la autora.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. uf, no te creas que me termina de gustar lo de que se haya puesto de moda que las novelas tengan 'banda sonora'. Prefiero elegir mi propia música. No me importaría leer este libro.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Tiene buena pinta. Quizás más adelante me anime con ella.

    ResponderEliminar
  12. Yo espero rebajar un poco la lista de pendientes para leerla porque estoy convencida de que me va a gustar
    Mara: a mí me encanta la portada jijiji

    ResponderEliminar
  13. Aún tengo otro libro de la autora pendiente, pero está claro que voy a tener que poner en la lista también éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Estoy deseando leerla, todo lo que he leído de la autora me ha gustado mucho y no creo que esta vaya a ser una excepción
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo no leí nada de la autora aún. La verdad es que hay algunos libros suyos que me atraen mucho. A ver si me animo. Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues estoy así, así... la vi hace unos días a muy buen precio en amazon y estaba casi convencida. Quizás cuando tenga menos pendiente la compre.

    ResponderEliminar
  17. La primera parte de la reseña me invita a acercarme a esta autora que todavía no he leído pero luego me he ido desinflando un poco, no sé...

    ResponderEliminar
  18. Pues no me dejas muchas salidas. No sabes que ganas me han entrado de empezar a leer después de ver tu entusiasmo en esta reseña. Sobre todo, me gusta la comparación que haces con Austen, no podría ser mejor propaganda; ¡qué pena no poder leerla dentro de 100 años y saborear ese viaje en el pasado que me concede Austen. Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. No he leído nada de la autora, pero como me fío mucho de ti, voy a apuntarmela, sino, seguramente no habría pasado de la portada
    Besos

    ResponderEliminar
  20. No es mi estilo en absoluto, y lo he leído porque me gustan mucho los personajes que traza Antonia. El resultado es que me encontré una novela para disfrutar. Y, chica, encima con zapatos!
    Besos

    ResponderEliminar
  21. MaraJss: Pues así entre nosotras, y ahora que no nos lee nadie ;-), a mí tampoco me gusta la portada. Pero sobre todo porque creo que no le hace justicia. Con esa portada el lector no espera encontrarse todo lo que hay dentro de esta novela. Creo que puede llevar a engaño en ambas direcciones: lectores de romántica o chick-lit que no encontraran lo que esperaban, y lectores de "ficción costumbrista" o "relismo" que no se acercaran a ella y se la perderán. Por suerte conocemos a Antonia.

    Creo que la autora ha intentado ser sincera y como esta es su novela más romántica (hay varias historias de amor) se ha lanzado feliz a los corazones :-)))

    Buscando mi equilibrio: ¡Así se habla! Jajajaja Disfruta y luego comentamos. Bss

    Irunesa: Suerte, entonces. Si te gustó "Los muertos... verás que esta novela tiene tan buena prosa y estilo como la anterior. La temática es más desenfadada y con historias de amor encantadoras, pero Antonia no baja la guardia en cuanto a calidad literaria. Por eso nos gusta tanto leerla. Bss

    ResponderEliminar
  22. Mayte Esteban: Pues mira que la leí porque era de Antonia, eso ante todo, porque tú ya sabes que no suelo leer romántica, que no me gusta. Pero empecé el primer capítulo y cuando me di cuenta...¡estaba en el décimo! Creo que podría ser un "Orgullo y prejuicio" del siglo XXI. Un besote.

    Francisco: Claro, leer a Antonia siempre es un placer. Verás que esta novela es menos sombría que "Los muertos...", creo que te divertirás con sus personajes y sus tira y afloja. Bss

    Mª Ángeles: Pues mucha suerte, guapísima. La verdad es que además está a buen precio así que, como tú dices, si no toca el sorteo no tenemos por qué quedarnos sin esta encantadora novela. Espero que la disfrutes mucho. Bss

    Sara: A mí de Antonia me gustó muchísimo "La tumba compartida" pero porque soy historiadora y aprecié especialmente el trabajo de documentación de toda la historia. En esta me lo he pasado en grande porque los personajes de Antonia son verdaderamente carismáticos, de esos que no quieres dejar atrás cuando se termina la novela :-) Bss

    Norah Bennett: jajajajaja Me hace gracia eso de ¡me libro! como si fuese una condena, jajajaja. Bueno, este se aparta de nuestro humor british, es verdad, pero compensa mucho encontrarse con autores en castellano tan estupendos como Antonia Romero.
    ¡Disfruta mucho el de Bow y cuéntame pronto! Besotes.

    ResponderEliminar
  23. Nube Cleyra: Si no has leído nada de Antonia, te recomiendo que empieces por este porque te lo pasarás bien y así ves lo bien que escribe. Además está muy bien de precio y seguramente la autora pronto hará la edición en papel. Bss

    Azalea Real: Uy, he dado una idea equivocada, disculpa. Me refería a que en la novela aparecen un par de canciones clave que te ayudan a entender el caracter de los personajes y a evocar la situación que están viviendo en ese momento. Besos.

    albanta: Leí hace poco una entrevista que le hacía Laky a la autora y me quedé con la frase de "soy una escritora de personajes". Creo que realmente es así, que sus historias brillan mucho más por sus buenos personajes. Te lo comento para que te hagas una idea de lo qué te puedes encontrar. Bss

    Laky: Pues ya te advierto que es adictiva, es de esas novelas que no puedes dejar hasta el final y luego encima te sabe mal cuando se termina.
    Yo estoy con Mara, no me gusta la portada :-) Besitos.

    Margari: Yo te recomiendo que empieces por este, creo que te lo vas a pasar muy bien y te vas a divertir con las idas y venidas de estos personajes. Ya me contarás si te animas. Bss

    ResponderEliminar
  24. Tatty: A mí me parece que es tan buena como "Los muertos no aceptan preguntas" (y menciono esta porque es la última que autopublicó) pero con un carácter más romántico y menos sombrío, más luminoso y optimista. Bss

    Marisa G.: Si te apetece algo de misterio egipcio, no dudes en escoger "La tumba compartida"; pero si te apetece algo animado, con historia de amor, con buenos personajes y un retrato de la situación socio-económica actual, no te pierdas "La pieza que faltaba". Bss

    Alejandra: Viene muy bien para pasarlo en grande, para dejarse llevar por personajes atractivos y por un contexto tan cercano a nosotros que te lo puede imaginar sin esfuerzo. Es de esos libros que empiezas y que cuando te das cuentas ya vas por la mitad. Bss

    Isa: Es una historia muy entretenida, muy cercana al lector porque está muy bien ambientada en nuestros días, con mucha fuerza y carisma. Los personajes son estupendos. Bss

    Marisa C.: ¡Exactamente a eso me refería! A Jane Austen la apreciamos muchísimo más por ese costumbrismo de la época Regencia, tiene el encanto de tiempos pasados y estimula nuestra curiosidad. Antonia enmarca su novela en un ahora inmediato, con lo que se gana la complicidad y el entendimiento de su lector contemporáneo al momento pero quizás el encanto añadido histórico de Austen le venga dentro de 100 años :-))) Yo casi me imagino a Antonia como la Austen del s. XXI en el sentido de su bien hallado costumbrismo. Bss

    ResponderEliminar
  25. Carax: Sí, eso estábamos comentando Mara y yo, que la portada no nos gusta y que hubiésemos pasado de largo si no fuera porque conocemos a la autora. Yo no suelo leer romántica ni chick-lit y eso es en lo que me hace pensar la portada. "La pieza que faltaba" es una historia romántica, por supuesto, de hecho tiene varias historias de amor entrelazadas, pero también es costumbrista, una ficción optimista, un realismo de rabiosa actualidad, cierto suspense... En fin, que tiene mucho más de lo que podría sugerir la portada. Bss

    Mientras Leo: ¡Claro! ¡La diseñadora de zapatos! Te lo habrás pasado en grande imaginando los modelos de Conchi, jajajaja. Ese personaje y su hija dan mucho juego. Me gustan muchísimo esos secundarios de lujo y los hilos narrativos que se entecruzan.
    Me pasa lo mismo, que no suelo leer romántica pero como era de Antonia ya sabía que me lo iba a pasar bien. No sé, cuando conoces al autor es como un seguro, es como leer con red: te gustará más o menos la novela pero sabes que como mínimo es buena. Bss.

    ResponderEliminar
  26. A mí la literatura romántica (contemporánea, sobre todo) no me suele gustar (en el blog este tipo de reseñas siempre serán de MB), así que me cuesta darle una oportunidad a según qué libros. Pero veo que te ha gustado mucho, así que si alguna vez cae en mis manos, todo es ponerse.

    ¡Besote!
    MH

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar