miércoles, 25 de enero de 2017

El libro de la madera, de Lars Mytting

En Noruega, Emergencias obliga por ley a todos los hogares a tener una fuente alternativa de energía a la electricidad porque cuando están a 40Cº bajo cero y se va la luz, una estufa de leña puede salvarte la vida. Por supervivencia, por cultura, por tradición, por recursos, cortar madera para leña de consumo doméstico es "tan noruego como el esquí de fondo, el salmón ahumado y el bacalao". La exuberancia de sus bosques, su conciencia de repoblación (árbol cortado es árbol plantado), la tecnología punta en la fabricación de estufas de combustión limpia, pasando por ejercicios para eliminar el estrés o una cuestión de autoestima para los jubilados, el arte de talar, serrar, cortar, desramar y preparar la leña forma parte esencial de la vida noruega. Lars Mytting, en este libro lleno de encanto, de naturalidad y de naturaleza, guía al lector en un placentero y relajante recorrido desde los bosques hasta la chimenea, pasando por las herramientas necesarias, las técnicas de apilado, el secado y todos los secretos de la madera y de quienes la trabajan con paciencia y cariño.

"La pila de leña nunca te gastará una broma. No pierde valor en la Bolsa. No se oxida. No te pedirá el divorcio. Se limita a estar ahí, y siempre hace lo mismo: aguarda el invierno. Es una cuenta de capital que te recuerda el trabajo invertido. Cuando lleguen las gélidas mañanas de enero, los leños te harán evocar esos días de primavera en que cortaste, partiste y apilaste la leña, y te cubriste la espalda para el invierno. Recordarás aquel bulto retorcido que no cedía ante el hacha. Verás el leño que metiste atravesado y que derrumbó la pila entera. Vaya, otra vez tú... pero ha llegado el invierno y te vas a las llamas."


La edición de Alfaguara es preciosa y el texto a dos tintas va acompañado por las fotografías originales de Lars Mytting en color.

El libro de la madera es lo que cuenta su título, un ensayo sobre la madera. Va sobre cortar leña, la mejor manera de hacerlo, las herramientas adecuadas, el arte de apilarla (y que no se caiga la pila), las estufas convenientes, el secado ideal, refranes y dichos sobre la leña (atención chicas solteras, para elegir marido nada más profético que observar cómo maneja su motosierra), tipos de madera, etc. Un libro sobre leña que ha arrasado en Europa con el título de Norwegian wood (Hel Ved en su noruego original), y que en diciembre ya iba por la segunda edición en España (Alfaguara lo publicó en noviembre). Sí, un libro sobre leña.

¿Dónde está el secreto? os preguntareis ¿Por qué tantos miles de lectores han caído fascinados a los pies de este hermoso libro? No es novela, no es ficción, no es una historia, no es trepidante, ni siquiera tiene otro protagonista aparte de la madera. Pues no sé cuál es su secreto, ojalá lo supiese. Lo único que sí sé es lo muchísimo que he disfrutado con esta lectura. Me ha dado paz, tranquilidad, me ha infundido optimismo y me ha hecho olvidar la mezquindad del género humano cada vez que tenía que lidiar con infraseres en las fiestas de Navidad (algunos de vosotros los llamáis cuñados y demás parientes). Este libro ha sido mi Navidad, la mejor lectura de 2016 con diferencia. 

Quizás porque Lars Mytting narra con fluidez, con gracia, con encanto. Quizás porque sus claras y bonitas explicaciones sobre la madera resultan hipnóticas. Quizás porque consigue transportarte a los densos bosques noruegos y finlandeses, acercarte a aquel espíritu de Henry David Thoreau en Walden, te mece suavemente con el acompasado ritmo del hacha al caer, el olor de la savia nueva y la resina, el chisporroteo de la chimenea... 

Sea cual sea el misterio, entiendo que El libro de la madera esté arrasando en ventas en medio mundo (aún está por ver si Spain is different o no) porque el hechizo de la naturaleza, la llamada de los bosques, que tan bien pronuncia Lars Mytting, regala momentos de placentera lectura y pacífica evasión en un tiempo en el que el mundo quizás no fuese mejor pero sí que se respiraba bien en él.

Lector, para curiosos excéntricos en busca de paz.

Nota: El problema, después de leer algo así, es que te quedas triste al cerrar el libro por última vez. Me ha gustado tanto que después me costó que otra lectura me atrapase.
Nota (II): Cuentan en Alfaguara que El libro de la madera ha sido el ganador del British Book Industry Award al Mejor Libro de No Ficción del Año.

Esta lectura me la recomendó Silvia Broome

También te gustará: Un año en los bosques

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
El libro de la madera (en papel)
El libro de la madera (para kindle)

30 comentarios :

  1. Cuando he empezado a leer la reseña he dicho... sí, bonito, pero no, gracias, no es para mí.
    Pero después... ya no sé qué decirte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy raro recomendarle a alguien un libro sobre leña, jajajaja. Pero lo recomiendo super convencida, y creo que a ti te gustaría. Es que hay que leerlo para saber por qué es tan maravilloso. Es lo que trasmite. Bss

      Eliminar
  2. Me pasa como Mara, al principio dije uy no, pero tras leerte me has picado el gusanillo, aunque no es este tipo de lecturas las que suelo leer, lo apunto por si acaso cae
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es una lectura que se escapa de lo habitual. No es ficción, pero es que tampoco ocurre nada, solo es un libro sobre cortar leña. Pero es fantástico, de verdad. Bss

      Eliminar
  3. No lo conocía hasta ayer que Mercedes Mila lo recomendo en El Hormiguero. No me llamaba nada la atención, pero si dices que está bien,habrá que darle una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no vi El Hormiguero, lo leí porque me lo recomendó Silvia Broome y me encantó. Es una lectura diferente, pero creo que te gustará. Bss

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ay, es un libro super cuqui, y feelgood, y seguro que nunca has leído nada igual. Es perfecto para perderte en un mundo aparte, para buscar paz, para olvidarte de todo lo que te rodea. Es un libro-spa!!! Bss

      Eliminar
  5. Supongo que te ha pasado con la madera algo así como a mí con la parte de cetreria de H de halcón, un tema que de mano no te atrae y de repente te agarra y ya estás perdido. Qué gracia lo de los infraseres y muy buena técnica para sobrellevarlos. Tengo que echarle un vistazo aunque sí no hay historia no sé yo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, exacto, tú me entiendes. Me lo compré porque necesitaba hacer un descanso de tanta ficción y sobre todo porque necesitaba una lectura que fuese 100% evasión. Me enamoró desde la primera página. Y es un manual sobre cortar leña, solo eso. Es magia. Te olvidas de todo y te sumerges en la paz de los bosques, de la vida sencilla en contacto con la naturaleza.
      Y sí, te olvidas hasta de los infraseres y su estupidez congénita. Bss

      Eliminar
  6. Me cruce con el hace poco y la verdad es que no me llamo. A lo mejor debería darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que no es novela, ni ficción, ni tiene trama, es solo un manual sobre la madera, sobre cortar leña. Si te gustó el "Walden" de Thoreau, creo que este libro te encantará. Es pura paz y naturaleza, y leyendolo te olvidas de todo. Por algo será super ventas... Bss

      Eliminar
  7. Me resulta curioso que un libro sobre la madera guste tanto así que me ha entrado la curiosidad.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué sí? Yo me imagino a los libreros diciendo "le recomiendo este libro, va de cómo cortar leña" y al lector mirándole convencido de que a su librero se le ha ido la pinza. Pero no, de verdad que es una lectura muy agradable y especial. Bss

      Eliminar
  8. Me ha pasado lo mismo que a Aylavella. Lo vi anoche en la tele y no me sedujo nada de nada y justo llegas hoy con tu reseña y me echas por tierra mi decisión de no hacer caso a Mercedes Milá...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está arrasando en Europa, pero es cierto que nosotros no tenemos esa cultura de los bosques y de las chimeneas, cuestión de clima. Pero pese a ello, no me ha costado nada conectar con Mytting y su libro. Bss

      Eliminar
  9. Lo conocí ayer por Mercedes Milá también y me llamó la atención, pero ahora tú con tu preciosa reseña me has convencido ya totalmente para leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que me ha costado escribir esta reseña. Cuando un libro me gusta tanto como este, cuando disfruto tanto con la lectura, me resulta complicada la reseña, ¡quiero trasmitir tantas cosas y con tanta precisión! Espero que te guste tanto como a mí. Bss

      Eliminar
  10. Me alegra que te haya gustado pero este libro no es para mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que se sale de lo habitual, es algo rarito, y encima cuando te dicen que es un libro sobre cortar leña... Bss

      Eliminar
  11. Pues desde luego tu reseña no puede ser más entusiasta, pero a mi me da que no sabría apreciar esta historia...no sé, me quedo con dudas de si llevármelo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que es entusiasta! Me enamoré de este libro, sin remedio, sin solución. Es un libro spa, de esos en los que te sumerges y te olvidas del mundo, que te aportan paz y te hacen pensar que el mundo, después de todo, no es un lugar tan espantoso como parece. Mira, si dudas, lee primero "Un año en los bosques", de Hubbell, y después hablamos. Bss

      Eliminar
  12. Pues me quedo con curiosidad por este título, aunque no sé si me animaré
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te iría de perlas para relajarte después de un día duro, en serio. Es un libro anti-estrés y anti-malos rollos :-))) Bss

      Eliminar
  13. Este es el típico libro que si no lees una reseña como esta, pasas de largo si te lo encuentras. Y no solo eso, sino que luego encima te sorprende para muy bien. En su país de origen, tal y como tú dices, forma parte de su cultura, pero en un país como el nuestro creo que este tipo de libros necesitan mucho del boca a boca para funcionar. A nadie se le ocurre pensar que un libro sobre la madera pueda ser interesante. Y que digas que ha sido lo mejor de tu 2016 lector ¡con diferencia! me sorprende e intriga a partes iguales (por cierto, entre la gripe y los infraseres, menuda Navidad para recordar has tenido... jajaja).

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es un libro muy atípico, y supongo que como no es ficción ni tiene historia alguna, cuesta que al lector le llame la atención. Creo que yo estaba predispuesta a enamorarme de él porque el verano anterior había leído "Un año en los bosques", de Sue Hubbell (erratanaturae), y ya andaba hechizada por esa llamada de la naturaleza, de que otra vida es posible en medio de la paz y de los bosques.
      Como bien dices, es normal que esté arrasando en los países nórdicos, incluso en Norteamérica, pero lo genial de todo es que está vendiendo muchísimo en toda Europa y aquí ya van por la tercera edición. Creo que es un claro ejemplo de lo necesitados que andamos de paz, incluso los lectores. Bss

      Eliminar
  14. Pese al encanto que desprende esta entrada y la curiosidad que me ha despertado el título, creo que este ensayo no es para mí, aunque no lo descarte del todo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo sí te veo con este libro, querida Meg, porque sé cuánto disfrutaste con las cartas de nuestra pionera, por ejemplo. Mira, te propongo una cosa, lee primero "Un año en los bosques" de Sue Hubbell y después me dices si te apetece este libro de la madera o no ;-))) Bss

      Eliminar
  15. si cortas madera para la estufa cada in vierno lo entiendes mejor, no se si es para culturas urbanitas.

    ResponderEliminar
  16. si cortas madera para la estufa cada in vierno lo entiendes mejor, no se si es para culturas urbanitas.

    ResponderEliminar