lunes, 13 de marzo de 2017

Villa Vitoria, de D.E. Stevenson

Villa Vitoria, a las afueras del pueblecito inglés de Ashbridge, siempre ha sido el hogar de los Dering. Caroline vive allí con sus dos hijas, la egoísta Leda y la siempre genial y optimista Bobby; en pocos meses se les unirá su único hijo, James, que sigue destinado en Malasia. Desde que enviudó, Caroline vuelve a sentirse ella misma, a disfrutar de los pequeños placeres de vivir en el campo, como salir a buscar moras para hacer confitura o charlar con sus amigos. Su casa y su jardín tienen fama de agradables y hospitalarios —pese a que las restricciones bélicas pongan difícil agasajar a los visitantes como se merecen— porque el buen humor de la señora Dering es contagioso. En Ashbridge no hay secretos, todos lo saben todo de todos, como el recién estrenado compromiso de Leda o la llegada de un misterioso forastero al único hostal del pueblo, dos acontecimientos que van a perturbar a Caroline y a su casa como no había ocurrido en mucho tiempo.

"Cuando se es joven, una solo se ocupa de sí misma, no se tiene tiempo para los detalles cotidianos, pero, cuando la juventud queda atrás, se abren los ojos y se ven la magia y el misterio que nos rodea: la magia del vuelo de un pájaro, de la forma de una hoja, del arco orgulloso de un puente contra el cielo, de pasos en la noche y de una voz llamando en la oscuridad; del momento en que va a alzarse el telón en un teatro, del viento en los árboles o (en invierno) una rama de manzano cuajada de nieve pura y blanca, y de los carámbanos que cuelgan de una piedra, salpicados con los colores del arcoíris."


Villa Vitoria, de D.E. Stevenson, es una novela estupenda para explicar qué significó el feelgood a mediados del siglo XX. La historia está ambientada inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Inglaterra todavía sufría graves carencias de alimentos y productos de primera necesidad, y seguían al uso las cartillas de racionamiento y los cupones para ropa; el gobierno regulaba de manera tiránica la producción agraria y gestionaba la escasez con mano de hierro; algunos jóvenes continuaban movilizados, y muchos eran los que habían perdido a sus seres queridos y/o su hogar con los severos bombardeos de la Luftwaffe en territorio británico. Y en este escenario, D.E. Stevenson nos presenta a los habitantes de la tranquila Ashbridge, un pueblecito en la campiña inglesa donde Caroline Dering se empeña en sentirse feliz con muy poquito, con los placeres más sencillos de la vida.

"Las dificultades de Ashbridge se parecían mucho a las del ancho mundo solo que vistas desde el otro lado del telescopio."

Al igual que en las novelas de E.F. Benson, apenas ocurre nada en Villa Vitoria y, sin embargo, sumergirse entre sus páginas es un placer, se lee con una sonrisa en los labios y con un suspiro de anhelo por pasear por la pacífica campiña inglesa. Sencilla y maravillosa, esta novela de D.E. Stevenson no rebosa el sentido del humor de El libro de la señorita Buncle, o la complicidad de Las cuatro Gracias, pero comparte con el resto de obras de la autora ese optimismo brillante pese a la época, la crítica social y el feelgood de sus páginas.

"Lo fundamental no es lo que te pase, sino cómo te lo tomes."

Lector, si necesitas un respiro del mundo, ven a Villa Vitoria; estás invitado a té y bollitos con la encantadora señora Dering.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Villa Vitoria (para Kindle)
Villa Vitoria (en papel)

 Este artículo forma parte de la iniciativa Adopta una autora.


24 comentarios :

  1. Si te digo que ayer mirando mi wishlist lo vi y pensé que era raro que todavía no lo hubieses traído por aquí... y mira por dónde. Apuntadísimo desde que salió, y si hay té y bollitos, ni te cuento :). Sigo con mi idea de releer los dos libros de la señorita Buncle para leer el tercero, que lo tengo pendiente (igual que "Las cuatro gracias").

    Yo ahora estoy con otro Rara Avis, "Mi amada Lydia". Ya contaré qué tal...

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció que esta novela y sus personajes tenían menos chispa, menos ingenio, que la saga de la señorita Buncle. A cambio, es un remanso de paz para el lector. Me ha gustado muchísimo, pero te quería avisar de la diferencia que he encontrado, esta es como más serena, más introspectiva.
      Tengo ganas que me cuentes sobre "Mi amada Lydia" porque no he leído nada de H.E. Bates. Por cierto, siempre me olvido de preguntarte, ¿has leído "Mi impresionante carrera", de Miles Franklin (también rara avis)? Besos

      Eliminar
    2. He estado mirando por si había mucha diferencia entre unos libros y otros y está escrito solo tres años después de "Las cuatro gracias", así que simplemente sería un cambio de registro de la autora (por cierto, qué extensa es la obra de Stevenson. Nunca me había detenido a mirarlo y pensaba que era más breve... queda todavía muchísimo por traducir. Esperemos que Alba poco a poco siga adelante con ella). Bueno, que en cualquier caso, que sea más reflexiva no solo no me importa sino que me llama la atención el cambio. De este verano no pasa que relea lo ya leído y siga con lo que no he leído todavía.

      "Amada Lydia" (que le añadí yo un "mi" de mi cosecha), de momento, aunque he leído unas escasas cien páginas porque llevo unas semanas horrorosas sin tiempo para nada (ni leer, ni apenas escribir reseñas), sí te puedo decir que a pesar de un tono muy mordaz y punzante casi desde la primera página, está escrito con una prosa de esas de leer con cuidado y paciencia. Se detiene en muchas descripciones y lo hace de una manera que no se hace ligero en la lectura. Pero la historia en sí muy interesante de momento :)

      Y sobre "Mi impresionante carrera" no lo he leído porque precisamente sobre este libro no me han llegado opiniones muy entusiastas, sobre todo de una amiga que tiene gustos lectores parecidos a los míos. Le gustó, pero no le "mató", por así decirlo, así que es de los que tengo ahí un poco aparcados. Tengo unos 4 Rara Avis pendientes en la estantería, pero este no es uno de ellos (lo leeré porque quiero leer toda la colección, pero lo tengo un poco ahí en la reserva). Imagino que a ti te gustó mucho, ¿verdad? Voy a mirar a ver si lo reseñaste en su momento.

      Y perdona el tostón, me callo ya. A mí me dan cuerda sobre libros y parezco un loro.

      ¡Besote!

      Eliminar
    3. ¡Jajajaja! Nada de tostón, siempre es un placer hablar contigo.
      Pues de momento, descarto a la Lydia y a la de la carrera, ya veremos más adelante. Los rara avis son magníficos, y esperemos que Alba siga traduciendo la obra de Stevenson porque no puedo vivir sin ella :-) Tiene una novela, "The English air", que me trae loca, a ver si hay suerte y la editan pronto. Si no, tocará atreverse en inglés ¡hay que ser valiente! Besotes.

      Eliminar
  2. Pues voy, que falta me va a hacer con la racha de lecturas terribles que llevo. Me gustó mucho el primero y luego abandoné, intenté leer el del matrimonio y no le cogí el punto, me quedé en la compra de la casa. Pero me apetece un cambio y este me podría venir bien o el de las cuatro gracias, ya veré.
    A ver qué tienen en la biblio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aviso de que este es más sosegado que la saga de la Buncle, tiene menos ingenio, tal vez. Es una lectura que aporta mucha paz y reflexión sobre los pequeños detalles de lo cotidiano y sobre las relaciones que establecemos con las personas que tenemos más cerca. Quizás "Las cuatro Gracias" tenga más movimiento, sea más vivaz. A mí me gustan todos los de D.E. Stevenson, ya lo sabes, a todos les encuentro algo que me enamora :-))) Bss

      Eliminar
  3. Bueno pues me apunto el de Las cuatro Gracias, que me ha encantado la reseña. Este también, pero no sé si voy a encontrar tiempo... maaaadre.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de "Las cuatro Gracias" es muy divertido, creo que te lo pasarás bien con él y si no has leído nunca a D.E. Stevenson te servirá para hacerte una idea de su prosa y de lo que se entiende por literatura feelgood. Yo soy una rendida fan de la autora. Bss

      Eliminar
  4. Este libro no entra en mis planes de lectura por el momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy una incondicional de D.E. Stevenson, ya lo sabes, y de ella me gustan todos. No me canso de dar las gracias a Alba editorial por editarlos en castellano con tanto acierto, en su colección rara avis. Bss

      Eliminar
  5. Bueno, suena interesante... Eso de que es tranquilo, pero igual te entretiene me llama, creo que hay momentos en que es precisamente eso lo que necesitamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, a veces necesitas olvidarte un poco de todo el ruido que nos rodea. Me estresa la vida tan acelerada que llevamos, todo va demasiado rápido, así que agradezco mucho lecturas tan calmadas y llenas de paz y buen rollo como esta. Bss

      Eliminar
  6. Pues mira no me importaría léerla. Creo que me gustaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gustaría :-))) D.E. Stevenson siempre es una buena idea. Aunque si es la primera vez que vas a leer a la autora, quizás te recomiendo que empieces por "El libro de la señorita Buncle". Bss

      Eliminar
  7. Pues la verdad que suena muy bien este libro, me lo apunto para lecturas futuras. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resérvalo para cuando necesites un poquito de paz, ya verás qué lectura tan agradable. Bss

      Eliminar
  8. Sí que necesito ese respiro de vez en cuando. Tomo nota, por supuesto. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todo va demasiado deprisa y a veces viene bien una lectura que nos aporte paz y buen rollo. Quizás esta novela de la autora es un poco más pausada que las anteriores, con menos sentido del humor, pero la sátira sigue ahí, y la mirada inteligente y el té con bollitos. Bss

      Eliminar
  9. ¡Tengo que leerlo! Pero no tengo tiempo. Ey, pero se busca por donde sea, que no sea por eso.
    Mi primer comentario en tu blog, me ha encantado esta reseña, qué ganas de olvidarse de todo y disfrutar de una lectura tranquila. Ya soy seguidora.
    Por cierto, en mi blog tienes reseñas de dos de tus libros, y también te menciono en entrada sobre libros Feelgood.
    Un beso desde https://librosyrelatos.blogspot.com.es/
    Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gema. Vengo de tu blog, de leer las reseñas de mis dos novelas, ¡muchísimas gracias! Me alegro de que te encuentres a gusto en el género feelgood (sí que tiene mucho de acogedor, es cierto) y de que me hayas concedido un voto de confianza.
      D.E. Stevenson es la autora feelgood por excelencia, uno de sus pilares, casi el más importante, y de mayor quiero escribir como ella :-) Así que te animo a que la conozcas, creo que te gustará. Te recomiendo que empieces por "El libro de la señorita Buncle" o por "Las cuatro Gracias". Ya me contarás. Besos.

      Eliminar
  10. hola! un placer tan lindo que nos damos con tus reseñas, que nos hace suspirar y querer meternos de cabeza en tu blog, nos molestan un pocquitin las alas, lo que son los ojos no nos alcanzan por el asombro. te compartimos felices de haberte visitado. saludosbuhos y buen finde!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Ostras, lo quiero. Te iba leyendo y me iba convenciendo. Además esta colección es garantía en mi caso.
    Apunto para la libre
    Besos y gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? Me gusta mucho la colección rara avis, pero sobre todo me encanta que Alba haya apostado por editar en castellano los libros de D.E. Stevenson, para mí es un lujazo. Ya he avisado por aquí que quizás este título sea algo menos divertido o agudo que los libros de la señorita Buncle, aquí se apuesta más por la paz y el sosiego del lector. Bss

      Eliminar