lunes, 12 de junio de 2017

La dama de la furgoneta, de Alan Bennett

En la década de los años setenta del siglo pasado, cuando Alan Bennett vivía en el barrio de Candem, en una de las casitas victorianas reformadas, ayudó a una señora a empujar su vehículo averiado en un momento de debilidad. Poco podía sospechar que este acto desinteresado le procuraría, durante quince años, dos inquilinas de lo más extravagantes en el jardín trasero de su casa: la furgoneta de Mary Shepherd y Mary Shepherd viviendo en ella. Miss Shepherd es una persona sin hogar y con trastornos mentales, convencida de que es el próximo objetivo del IRA debido a sus panfletos políticos sobre economía y religión, y que suele ver a la Virgen María por Hyde Park. En su juventud fue conductora de ambulancias durante la II Guerra Mundial, concertista de piano y monja, en la actualidad es inventora de gorras alternativas y sigue enamorada de la conducción.

"Miss Sheperd hubiese estado tan poco contenta como yo mismo con el concepto de que Alan Bennet era su cuidador... y no porque "Es un comunista, seguramente". Excepto Dios, no creo que se considerase en deuda con nadie... lo que explica su ingratitud aparente ante cualquier forma de benevolencia; ropa, furgonetas, crème brûlée... todo exigía obligaciones para las cuales ella no tenía tiempo. La única obligación que contaba era el perdón del pecado... de su pecado."


El escritor y guionista Alan Bennett recoge en La dama de la furgoneta algunas reflexiones y anécdotas sobre su convivencia con Mary Sheperd, una anciana sin hogar que aparcó su furgoneta en el jardín trasero de Bennett y se quedó a vivir allí durante quince años. Con el sentido del humor propio de este autor y su visión pragmática de la vida, escribe un pequeño diario en el que va anotando pensamientos y aventuras de la señora Sheperd pero también reflexiones sobre la convivencia, la sociedad o el relativo concepto de normalidad.

Bennett dice que no pretende novelar la vida de miss Sheperd porque para ello tendría que inventar; dice que sus padres le educaron para no mentir y que al estudiar Historia en la universidad se le acentúo esa manía por prescindir de la fantasía, lo que le perjudica en su carrera de guionista y escritor. Sin embargo, en La dama de la furgoneta, la narración en forma de entradas de diario favorece la sensación de inmediatez, de acercarse a la figura de la excéntrica anciana sin trucos de efecto ni sentimentalismos baratos. Adereza esta edición las notas que tomó el autor sobre el rodaje de la película, que tuvo como escenario la casa original y a Maggie Smith como protagonista.

Lector, una historia curiosa y sencilla contada con el encanto inglés de Alan Bennett.

También te gustará: Una lectora nada común; Con lo puesto

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La dama de la furgoneta

23 comentarios :

  1. Pues me ha apetecido más la película que el libro. De este autor no sé por qué todavía no he leído nada y mira que me han recomendado sin descanso "Una lectora nada común", pero ahí estoy, dándole largas. A ver si me estreno. Primero tengo que ir a Arcadia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues entonces ve con cuidado porque (no sé si a ti también te pasa) cuando te recomiendan tanto un libro luego resulta que las expectativas están muy altas y termina defraudando. A mí sí que me gustó la lectora nada común pero es porque me gusta mucho el sentido del humor de Alan Bennett, y sé que hay lectores a los que no les hace ni gracia.
      Tengo ganas de que me cuentes qué tal Arcadia. Bss

      Eliminar
  2. Pues yo no conocía a esta señora tan encantadora, pero no me importaría nada descubrirla a través de este diario.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no tiene mucho de encantadora, es difícil de tratar más bien. Te sorprende la paciencia y la buena voluntad de Alan Bennett, yo no sé si otro la hubiese tenido en su jardín durante quince años. Bss

      Eliminar
  3. No me importaría leer esta novela, leí "Una lectora nada común" y me gustó.
    Me parece interesante conocer a la mujer que se pasó 15 años viviendo en el jardín del autor :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gustó "Una lectora nada común" creo que te gustará este otro libro de Alan Bennett. No es novela, aviso, es más bien una serie de entradas como de diario sobre impresiones y anécdotas de mis Sheperd. Bss

      Eliminar
  4. Esta vez no me lo apunto, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro algo peculiar y si no te gusta Alan Bennett...

      Eliminar
  5. Pues no conocía este libro y creo que me gustaría conocer a esta señora.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una señora que tiene tela marinera y te quedarás pasmada con la paciencia y la buena voluntad de Alan Bennett al tenerla en su jardín durante quince años. Pero es una lectura muy curiosa, ya verás. Bss

      Eliminar
  6. Oye pues no tiene mala pinta. Le echaría el ojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piensa que no es novela, son las reflexiones y las entradas de diario de Bennett sobre anécdotas o datos biográficos de miss Sheperd, pero como es un personaje tan excéntrico da muchísimo juego. Bss

      Eliminar
  7. No lo conocía pero no es una lectura que me atraiga así en principio
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alan Bennett tiene un humor peculiar, si no simpatizas mucho con el autor no te lo recomiendo. Además no es novela, así que eso lo hace una lectura más atípica todavía. Bss

      Eliminar
  8. Yo he visto la película y no sabía que existía libro. este me lo apunto porque la película me maravillo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no he visto la peli, pero sabiendo que la protagoniza Maggie Smith me apetece mucho. Eso sí, me da un poco de miedo que la trama esté algo dulcificada, no? Bss

      Eliminar
  9. Apuntadísimo lo tengo desde que leí "Una lectora nada común", que me pone una sonrisa en la boca cada vez que pienso en él (ahora mismo, por ejemplo xD). Este libro lo había visto con otra portada, no sabía que había una edición con Maggie Smith... es que no me gustan las novelas con las cubiertas de la peli, por mucho que adore esta gran dama. Manías lectoras (un día tendría que hacer una entrada sobre esto). Bueno, el caso es que me lo has recordado, así que a ver si me hago prontito con él (¡Y "Con lo puesto"!... Entre este y la furgoneta, ¿cuál recomiendas primero?)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, a mí también me pasa eso de tener manía a las portadas con la imagen de la película, jajajajaja Si puedo evitarlo, nunca compro esa edición. Pero esta vez es que leí el libro en catalán y la portada de Salamandra es esta. Anagrama tiene una edición original, sin película que valga (que, por cierto, todavía no la he visto).
      "Con lo puesto" se nota que es lo primero que publicó Bennett, pero es una novelita bastante simpática (aunque creo que no está a la altura de "Una lectora nada común"). Y esta que os traigo no es novela, son unas entradas de diario sobre las locuras de miss Sheperd y algunas reflexiones sobre la vida y lo que se considera o no normal. En esta edición, además, incluye algunas notas muy simpáticas sobre el rodaje de la película puesto que él fue el guionista y se rodó en su casa. Bss

      Eliminar
  10. Apuntadísimo lotengo desde hace tiempo, y olvidado hasta que ahora me lo has recordado. Me gustan mucho estas historias sencillas y basadas en hechos reales! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces te encantará, aunque creo que es sencilla en apariencia porque es de esos libros que con su lectura consiguen que te hagas ciertas preguntas. Bss

      Eliminar
  11. Creo que este no me lo llevo, no lo termino de ver claro para este momento. Quizás en vacaciones
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alan Bennett es peculiar, y su sentido del humor todavía más. En este caso, sin embargo, no es tanto que congenies con el autor si no que te interese la excéntrica miss Sheperd. Ya me contarás. Bss

      Eliminar
  12. Es ciertamente una historia sencilla, pero sin embargo deja muy buen sabor de boca. La leí hace tiempo pero aún la recuerdo (eso dice mucho).

    Un abrazo

    ResponderEliminar