lunes, 7 de agosto de 2017

Cómo ser un gatete, de Kitty Pusskin

Ser un gatete está muy bien: tienes un montón de tiempo libre para dormir, eres la monada de la casa, puedes practicar a hacer el ocho entre las piernas de tu humano, afilar las uñas con sus mesas y sillas, y calcular el momento exacto en el que necesita levantarse para enroscarte en su regazo. Si tienes alguna duda sobre cómo reaccionar con indiferencia a la ausencia de tu humano (porque no eres un perro), o desobedecer sus órdenes (insisto: no eres un perro), morder cables, competir contra el ordenador o el mejor lugar donde vomitar tus bolas de pelo, este es tu libro.

"Schrödinger es conocido como físico cuántico, pero también era otra cosa: un mal hombre. Un hombre muy malo, en realidad. Créeme, no puede salir nada bueno de un gatete encerrado en una caja que contiene un frasco de veneno, una fuente de radioactividad y un contador Geiger.

Si alguna vez se te acerca un científico, recuerda que el experimento del gato del Schrödinger no es una paradoja: es un motivo para llamar a la protectora de animales. Cualquier situación en la que estés vivo y muerto al mismo tiempo no puede terminar bien."


ISBN: 9788416700592
Colección: No ficción
Páginas: 148
Fecha de publicación: 22-06-2017

Cómo ser un gatete (la guía definitiva para vivir entre humanos y conseguir triunfar siempre) es un libro simpatiquísimo e ingenioso que conquistará a todos los lectores que conviven con gatos y a los que todavía no lo hacen pero les han entrado unas ganas terribles de llevarse uno a casa después de leer estas páginas. Se trata de una lectura divertida, muy feelgood y con mucho encanto, escrita por una gata, Kitty Pusskin, desde su experiencia como felino. Lejos de considerarse una mascota, Kitty reconoce que la mayor virtud de los humanos es que proporcionan comida y protección, pero no escatima ocasiones para animar a sus colegas a desafiarlos, arañarlos o desconcertarlos con su indiferencia natural.

Me lo he pasado en grande con Cómo ser un gatete porque derrocha tanto cuquismo y feelgood como promete su título, su portada y su autora. Que levante la mano el lector que no necesita de vez en cuando olvidarse del mundo humano y disfrutar de la compañía de nuestras pacientes mascotas. Observarnos a través de los ojos de nuestro gato, con nuestras locas costumbres y nuestras estúpidas reacciones, no solo es divertido y simpático sino que también nos ofrece una pequeña guía sobre el cuidado y la psicología de estos animales.

Lector, el adorable equivalente libresco a ver vídeos de gatetes en Youtube.

También te gustará: Mi familia y otras especies en extinción; Todas las criaturas grandes y pequeñas

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Cómo ser un gatete (en papel)
Cómo ser un gatete (para kindle)

20 comentarios :

  1. Los gatos son de los pocos animales que me gustan justo por eso: su personalidad. Y luego parecen tan adorables. Con el jaleo de libros que hay en la lista no sé si caerá pero me parece ideal para regalar a ciertas personas que estarán encantados con esta lectura. Y sí, el físico ese de nombre impronunciable era una mala persona, y punto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Yo tengo en casa un conejo y le hablo como si fuera medio lela, no quiero ni imaginar qué pasaría si tuviese un mamífero más "interactuable", como un gato o un perro, seguramente le leería en voz alta poemas de Keats o algo parecido. Y ahora que lo dices, es cierto que este libro es un regalo estupendo porque es gracioso, simpático y genial. Besos.

      Eliminar
  2. Los gatos no me gustan asi que este libro no es para mi. Lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que yo no tengo gato en casa y después de leer este libro me han entrado unas ganas terribles de ir a adoptar uno... :-))) Un beso.

      Eliminar
  3. Me declaro culpable, yo soy de perros. Siempre lo he sido, siempre lo seré. Desde que se me murió el último ya no he querido tener más (de momento), pero eso, perruna, perruna... ¿hay alguno de perretes? jajaja. No, en serio, que a mí los animales en general me pirran, lo disfrutaría igual aunque no sea de tener un gato en casa :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan los perretes :-))) Pero como vivo en el mini-piso de Pin y Pon solo puedo permitirme un conejito enano, por el que loqueo sinsentido, jajajajaja Ha sido una maldición este libro porque te entran unas ganas terribles de correr a adoptar un gatete.
      Roca editorial tiene un libro muy bonito sobre perros: "La razón de estar contigo". Ya sé que tenemos mucho pendiente pero ahí te lo dejo. Por cierto, hablando de pendientes ¿no te ha pasado que pensabas que este verano le darías una buena paliza a la pila de libros "por leer" y la pila sigue ahí riéndose de ti? A mí sí :-( Besotes.

      Eliminar
  4. Pues sí, parece una lectura simpática y ligera, perfecta para el calor que esta haciendo. No es un libro que me compraría, pero si lo leería en caso de encontrarlo en la biblioteca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es genial y muy divertida. Viene muy bien para cuando necesitas un respiro entre lecturas pesadas, o simplemente para pasarlo en grande. Y, como decía Norah al principio, es perfecto para regalar.

      Eliminar
  5. Ay me encantan los gatos... ya sabes que tengo uno en casa (hace un par de años eran dos...) y lo que cuenta la sinopsis es totalmente veridico... eso de tumbarse encima de ti en cuanto tienes intención de levantarte... hacer el ocho entre tus piernas, etc... jeje... seguro que lo acabaré leyendo... aunque no sé cuándo podré hacerme con él. Y sobre todo me vendría genial para mi reto de literigatos... jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces este libro es para ti, seguro-seguro :-) No sabía que hacías el reto literigatos, quizás te sea útil este post de Ana González Duque sobre novelas con gatos: https://www.anagonzalezduque.com/novelas-sobre-gatos-para-amantes-de/
      Un besote.

      Eliminar
  6. Es mi asignatura pendiente, adoptar uno. Sé que Enzo es compatible, pero tengo problemas de alergia que me hacen dudar. De hecho, Enzo convivió con un adorable conejito que tuvo que mudarse a casa de una amiga por mi alergia. En fin, que es una tentación fuerte que me ronda, pero no es algo que se pueda hacer a la ligera.El libro, por supuesto, me lo anoto. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un conejito y estoy atontada con él. Lo adopté un poco como experimento, a ver qué tal se me daba eso de tener mascota en casa y jamás pensé que me encariñaría tanto con él. Estoy pensando en un gato o perro, pero al Ingeniero le pasa como tú, que tiene un poquito de alergia, así que de momento seremos prudentes. El veterinario nos dijo que el conejito haría buenas migas con un perrete, como Enzo :-))) Un besote.

      Eliminar
  7. ¡No me gustan los gatos! Y ellos, los muy cabritos (ah, no, los muy gatitos) nada más verme se me empiezan a frotar en las piernas como diciendo "anda, venga, hazme una caricia, qué más te da...". Me da que ni ese libro, aunque sea feelgood, me va a cambiar de opinión.
    Y tampoco es que me entusiasmen los perros (aunque tengo uno al que saludo educadamente por las mañanas).
    Hay una novela de perros de Elizabeth Von Arnim, "Todos los perros de mi vida", que no está mal (para aquellos a los que le gusten los perros).
    Realmente a mí quienes me gustan son los humanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos son así, querida Jane, ya ves. Pero si lo piensas, algunas personas también son así. Este es un buen libro para regalar a personas con gatos, seguro que aciertas con ellas. No conozco el libro de los perros de von Arnim pero me lo anoto, tengo en la mesilla de noche su jardín alemán y todavía no lo he leído (la nueva edición de Lumen es preciosa).
      A mí los humanos me gustan... algunos. Un besote.

      Eliminar
  8. ¡Ja ja! Me encantan el título y el concepto... aunque dudo de que los gatetes necesiten un libro de instrucciones sobre cómo ser gatetes. ¡La cosa les sale sin ayuda! :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, jajajaja, son muy suyos. Es un libro muy simpático y es perfecto para regalar a los hechizados por los gatetes ;-)

      Eliminar
  9. hola! hermosa lectura de los hermosos gatetes, yo tengo uno que me trae de los pelos, se va a hacer su vida gatuna y viene hecho polvo! gracias y saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, los gatetes aventureros... Cuída mucho del tuyo, seguro que esta lectura te gusta. Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡Hola de nuevo!
    Tengo que reconocer que el libro no me atrae... pero básicamente porque va de gatos, y no les tengo especial devoción jaja. Me parecen muy cuquis, pero siempre que los vea de lejos, los que he conocido me parecen algo traicioneros jaja y eso que parece que los atraigo, porque se me acercan sin yo esperarlo y poco más que me piden mimitos con esos ojos grandes. Los mimitos que yo les daría a los perros, que son los animales de compañía por los que siento más debilidad.
    Me ha resultado un libro curioso, a pesar de todo, espero que lo hayas disfrutado. Espero verte por UnMundoDeVerdad
    Un besote, ¡nos leemos pronto!

    ResponderEliminar